Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 23, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Hoja Blanca

Hoja en blanco
Falta de colores
Entre las cumbres de esos
Lejanas montañas
El celeste en falta

El sol pintado de tiza
La luz en su mirada se segó
Por alguna razón
La luna se siente ajena
Mas le pintaron ojos de sirena
Un camino echo de ceniza
Los sueños se hicieron triza
Al no contemplar su gran belleza

La falta que le hace a este dibujo
Es sentimientos que llenen el vació
Los colores que le den belleza
Y brillo a las lúgubres
Luceros que abundan,
Y están todos
Apagados.

Los niños jugaban
Muy tranquilos y vieron como la hoja
lentamente se posaba
Sobre las rugosas manos de la arena

Una vez que detuvo su vuelo
La miraron atentamente
Se dieron cuenta
Lo que le hacia tanta
Falta

Rápidamente salieron disparados
A sus casa a traer distintos marcadores
De diferentes
Colores.

Al paisaje le pintaron de rojo, azul para las casas
Para que no se sintieran tan solitarias
Las calles les colocaron niños jugando
Muy cordialmente entre sus veredas para que no se viera tan vacía.

Le dieron amarillo al sol
Y gris pálida para la luna
pintaron a su alrededor celeste el cielo
Para que no se viera nostálgico.

Ellos vieron mas allá del dibujo
Le colorearon
Porque sintieron
Que estaba sumergido
en la soledad
en la pena
y la melancolía

Borraron el gris
Para darle otro significado
Al ya olvidado dibujo.
leer más   
12
11comentarios 90 lecturas versolibre karma: 128

Ojos tristes

Hoy ha salido con los ojos tristes;
deja caer sus lágrimas
sobre el fondo del mar cristalino,
como cristalinos fueron sus ojos
antes de la guerra.

Ahora todo se llena de polvo,
el cielo ha perdido a todas sus estrellas
y se tapiza la oscuridad
con el matiz de una claridad
que más que aclarar, nos ensombrece.

Nada acompaña a la noche;
y vaga con la eterna soledad,
dada de la mano, cálida
del mito de unos dioses
que le prometieron el cielo.

Hoy ha salido con los ojos tristes,
un velo cubre sus párpados,
las nubes callan lo que el sol esconde,
las estrellas titilan en otro firmamento
y la luna cierra los ojos, y espera un nuevo día.
leer más   
5
1comentarios 32 lecturas versolibre karma: 67

Acrostico amor

Hacer amor, es creer en ti.
Amar los amaneceres de tu pecho y
Las montañas de tu espalda
Los momentos efímeros,
Atardeceres en el ocaso,
En un sin cesar de amor,
La vida es amar
Sin buscar
El porque,
Razón

Así que ama
Mientras vivas
Olvidando el miedo,
Ríe y empieza de nuevo.

El amor crece desde el interior, así que amemosnos, conociendonos y construyendonos desde el amor.
leer más   
16
8comentarios 93 lecturas versolibre karma: 112

Baile de máscaras

La chica sin rostro o la chica invisible, esa que leemos muchas veces en la literatura. Ese cliché tan usado en las historias juveniles que tanto les gusta a los adolescentes, porque de momento le colocan un amor de película, una “mala o varias” que le hacen la vida imposible… lo dicho, tan cliché.
Aunque en ese momento de mi vida me hubiera gustado ser una chica invisible, no por el romance y esas tonterías, sino por haber estado tranquila y nadie me hubiera molestado, demasiado. Eso habría sido bastante divertido, no habría perdido mi sonrisa, ni me habría tenido que esconder de la gente.
No de forma literal, no soy un ermitaño en su cueva, sino metafóricamente hablando.
Ocultarme tras una máscara veneciana par que nadie viera realmente como soy. ¿Qué tan malo puede ser vivir en un baile de máscaras?
Bailando entre la gente que te conoce y gente que aún no. Con tu máscara que eternamente porta una sonrisa, te vuelves una sonrisa a la que nadie reconoce. Mientras que la luz de la luna contamina la noche, creando feas sombras de la gente que baila a tu alrededor. Implantando una pesadilla que rompe el sueño en miles de cristales que se clavan en los pies, creando arañazos bajo ellos.
Quiero puertas abiertas por donde bailar con mi dolor, quiero sombras y oscuridad donde refugiarme hasta que acabe la tormenta que ruge en mi interior y quiere liberarse. Quiero caminar por una ciudad de papel, donde perderme entre las mil y una historias que cuentan las letras plasmadas en sus edificios.
Quiero bailar en la plaza en un día de lluvia mientras el agua se lleva los edificios llenos de vidas e historias pasadas. Quiero bailar cuando tras la tormenta llega la calma. Quiero perderme en ese baile de máscaras.
leer más   
8
sin comentarios 121 lecturas relato karma: 104

Describiendo I

Eran los portazos, los gritos, esas faltas de respeto y de argumentos los que nos llevaron a un circo del que nunca encontrábamos la estructura.
Y me podréis decir que como se mantiene algo que desde el principio son escombros, pues es sencillo, cuando después los escombros se utilizaban como abono para un jardín precioso, sólo a la luz del sol.
Era algo así como una pecera muy bien decorada, pero sin peces.
Era difícil. No por ello menos bonito, ya que después de cada estampida siempre encontrábamos un equilibrio. Algo que nos mantuviese cuerdos, con ganas. Aunque sedientos de paz.
Me arrollaba tu dificultad para enfrentarte a tus monstruos. Me arrollaba a mi, a la chica que afronta las tempestades con un par de cojones, aunque a veces me costase dar el primer paso.
Aún me cuesta describir la realidad, esa que sí fue nuestra, de los dos.
Pero no por ello voy a permitir que se me achiquen los sentidos, las ganas. No voy a permitir que se me acople la soledad al bajo de la falda, como lo hicieron tus miedos.
Lo que sí es real, es que por el momento, debo seguir lamiendo mis heridas, curarlas y observar que poco a poco las cicatrices solo me recuerdan batallas que debo intentar no volver a pisar.



Final alternativo solo para soñadores:
, aunque el destino sea más caprichoso que yo.
leer más   
13
5comentarios 103 lecturas relato karma: 116

Eres arte

Eres arte de museo
perdido en las calles de una ciudad
que nunca apreció la belleza.
Eres mármol de Carrara
y pinceladas desganadas
de un maestro enamorado,
de un pintor con corazón desgarrado
y una musa cruel.
Fuimos arte, puro arte,
una noche estrellada
que se derrite en la locura,
un instante de tragedia
plasmado para la eternidad
en colores que nunca se desvanecen,
subastado a la suerte y la duda
de quién nunca pudo entenderte.
Ahora tú sigues siendo arte,
una obra maestra de contornos delicados;
un rostro difuminado te mira,
el despojo de alguien que amó demasiado.
leer más   
12
sin comentarios 498 lecturas versolibre karma: 62

'Que el para siempre nos pille confesados'

Ya que conocemos los tics de nuestros vicios,
las treguas entre nuestros humos,
la rendición de la carne,
la declaración de la renta de besos
abiertos en canal
y la redención in nomine patris,
que aquí en la tierra como en el cielo,
nos va a dar igual.

Vengo a decirte que estas sábanas
piden barricadas en la pasión.

Y tengo las manos alistadas
en el pelotón de combate.

No valen excusas,
sé mi capitán en el avance.

Debo un torniquete a cada grieta del hogar,
un seguro a terceros que cubra la luna
los días de aniversario,
inventar un rosario donde los pezones
sean las primeras cuentas que rezar,
poner a tiro de vacuna los cariños
en vía de garganta del ahorcado.

La rutina no ocupa lugar
si consta en acta
que los orgasmos son partidarios.
Como la burocracia cuando termina relegada
a las crayolas de un infante a rienda suelta.

Vuelvo a decirte que,
a mis endorfinas pongo por testigos,
la felicidad se pone digna cuando hablo de ti.

Y no eres ausencia.

Quiero un cuerpo a tierra en la alcoba
donde dar por buena mi candidatura a refugio,
una adrenalina fuera de serie
con andares de killer,
mientras un para siempre en ciernes
cuelga el cartel
nunca
de fuera de servicio.

Vengo a decirte que soy tu ofrenda,
sin complejo de sierva.
La vena que hay que encontrar a tientas
para saber qué esconde este alma
que no te suelta.

Y, mi vida, puedo ser todo lo que te pasa,
pero que siempre se queda.

~María Donoso~
leer más   
9
3comentarios 104 lecturas versolibre karma: 62

Cocinámame

~

Hazme la comida,
mientras yo preparo el amor.
Te espero en la cocina,
con hambre de tu corazón.

Rima el azúcar de mis labios
con el picante de tu mirada,
para hacer versos traviesos,
poemándonos a cucharadas.

Calentemos nuestras ganas
en una olla a presión,
que explote cada mañana
degustándonos sobre el colchón.

Cocinámame a fuego lento,
probándome a cada instante
y recuerda que tus besos
dejan mi piel humeante.

El arte de cocinar con amor y de amarse en la cocina siempre han ido de la mano.
leer más   
10
7comentarios 79 lecturas versolibre karma: 65

Pasé la noche contigo

Pasé la noche contando las estrellas que nacen en tus ojos. Derritiendo los soles de mi boca en los mares de tu pelo. Asiendome de las dunas de tu piel para llegar a todos tus oasis. Descifrando los laberintos que me llevan de tu ombligo, a ese punto entre tus muslos, centro del universo cuando estoy contigo.

Pasé la noche conociéndome a mi mismo, en las verdades de tus besos. En las fantásticas quimeras de todas tus realidades. Perdiendo todas las batallas, indefenso ante todos tus contraataques, pero ganando nuestra guerra. Filosofando al filo de lo infilosofable, sin lógicos argumentos, perdiendo mis fundamentos.

Pasé la noche encendiendo todos nuestros incendios, sin alarmas, sin extinguidores; con la carcajada demente de Nerón viendo Roma arder, a la parrilla, a fuego lento. Desatando nudos marinos, mareando nuestras mareas; ahogando mis tritones en los maremotos de tus sirenas. En el vértigo de nuestros vertiginosos huracanes, atormentando nuestras tormentas tropicales.

Pasé la noche, recorriendo tus algoritmos, resolviendo nuestros logaritmos; sincronizando nuestros ritmos. Cabalgando nuestros corceles, tú encaramada en mi Pegaso. Eclipsandónos las lunas. Crispando la chispa del big bang de nuestros orgasmos, en nuestro regazo.


@SolitarioAmmte
v-2017
leer más   
14
17comentarios 277 lecturas prosapoetica karma: 69

Poémame

Poémame,
sí,
poémame en tu silencio,
en tus caricias.
Poémame en tu indiferencia,
poémame infeliz, en tus recuerdos.
en tu alegría compartida,
sí, hazme poema,
en las canciones que pedía que escuchases,
recuerda...
en los autores que ahora están prohibidos.
Poémame en tus besos, peregrinos,
aunque tus labios no sean míos,
ni tu lengua me descubra pozos de miel,
poémame tu raíz hundida,
aunque siembres en otra piel.
leer más   
13
5comentarios 104 lecturas versolibre karma: 91

Se rompió

Se rompió la cadena que ataba el reloj a las horas,
escucho en la radio a Extremoduro,
y a la vez escucho tu voz en el extrarradio
perdiéndose entre la Marea y el desidio.

Se rompió el eco del guardián de las palabras,
y ahora enmudecen hasta las mismas flores
con el paso embravecido del viento en su oleaje
por el inmenso mar del atardecer sombrío.

Se rompió el amor que profesaba a tu persona,
y mi corazón esperaba encontrarte al día nuevo,
pero, ¿qué voy a encontrar allá en nueva ventura?
Más que cenizas, polvo, mar y sueño.
leer más   
20
6comentarios 120 lecturas versolibre karma: 102

Los poemas

Insisten con su soplo de vida
en la máquina del mundo. Puedes oírles
respirar bajo las capas de cartón.

Igual te piden cosas que ya has abandonado...

A mí siempre me piden un cigarrillo
y los más raros un poco de café;
pero lo que en verdad quieren
es darle un sorbo al espíritu del vino
directamente de las reservas de tu corazón.

Siéntate con uno de ellos,
y no hagas nada. Olvida toda idea
de que están hechos con materiales
ideales para débiles.

Porque son como las historias
de los vagabundos:
ya te entren bien o te entren mal
nunca te dejan indiferente.
14
4comentarios 96 lecturas versolibre karma: 94

¿Por qué?

No soy poeta por aderezar las palabras
con ungüentos y hiervas, por ponerles sal y pimienta
por endulzarlas con miel para que las leas.
No soy poeta por usar metáforas, hipérbaton,
hipérboles o sinalefas, no, no soy poeta.

Soy poeta porque el mundo me pesa,
porque me duelen las guerras, las muertes,
la injusticia, la gente indefensa.
Porque llevo en el alma, una herida abierta
porque la sangre no cesa, porque se abren mis carnes,
por tanta violencia.

Porque sueño con cantarle a la luna
bajo un el manto de estrellas
por ser viento, para susurrarle a la primavera
quiero ser sol para abrazarte las pecas.

Porque tus labios sabor a cereza calman mi esencia
porque tus ojos color esmeralda mis miradas despiertan
porque mi piel y la tuya se besan, tu perfume embelesa
porque tu sexo es perfecto, y solo con tu mirada
tapas el dolor de mi carne, mi corazón y mi alma.

Si soy poeta porque he sufrido, porque el alcohol
me ha consumido, porque he visto a la muerte de cerca
y no me parece tan fea, porque vivo en un trágico sainete
vida de opereta, en la vida hay cosas malas y buenas
y yo las he vivido, por eso soy poeta.

Camaleontoledo*
leer más   
13
7comentarios 99 lecturas versoclasico karma: 74

Luz

La sonrisa es lo último que debes perder.
Es tu arma.
La calma que desprendes mientras oyes,
cantas,
bailas,
hablas.
La seguridad en ti misma,
cuando nadie daba un duro por ti,
y ahí estabas tú.
Como el viento en Otoño,
repiqueteando las persianas
de una habitación
de cualquier adolescente.
Recordándole que aunque hubiesen vendavales,
tormentas tropicales,
cataclismos
o lluvias torrenciales
el Sol siempre estaba al otro lado de eso.

Y siempre era el que más ileso salía.
Por que el que brilla,
es sencillo,
da luz.
Y eso es lo que tú eres.
Luz.
leer más   
6
sin comentarios 80 lecturas versolibre karma: 80

Metáfora

Mis labios arden cada vez que te beso....
3
sin comentarios 20 lecturas versolibre karma: 37

Fuego

Incendiado en un llanto,
ahogado en palabras,
a menudo ahorcado
por un nudo en la garganta.

Atascado en la duda,
más llamas surgen de mí,
echándome la culpa,
ya solo he de bullir.

Me hierve la sangre,
no por el calor
que de mi ser parte,
sino por presión.

Me carcome tanto pensar
en candentes problemas,
¿y por qué será
que hacerlo me quema?

De tanta náusea y ardor,
mi alma ya inflamada,
grita de escozor,
quiere ser incinerada.

Quedan más que brasas,
cenizas de lo que espera,
no se apagó, no basta,
solo mi queja resta.

Estoy ya tan perdido
entre fuego y combustión,
que un favor te pido:
ten piedad, compasión.
3
sin comentarios 34 lecturas versoclasico karma: 39

El tiempo perdido entre metáforas y otras cosas de estas

¿Sabes cariño,
que a veces,
de pronto,
se me clava en el estómago
unas ganas tremendas de verte?
¿Que se me cuela
por una esquina del corazón
una sonrisa
pasada
que me despierta el recuerdo de tu boca?
¿Y que las cosquillas
de la imaginación
acarician
hasta la penúltima célula de mi memoria
que desea tenerte
muy cerca
ahora?

Hay instantes
que duran
eternidades,
y momentos que horadan el tiempo sin saber quedarse quietos.
Yo me paro,
en
uno
de
ellos,
en el que te tengo.
Y por más que lo atrapo no se repite eterno.
Te recuerdo,
cada vez
que por el mundo
te huelo.
Te sueño,
cada vez
que en el horizonte
cierro los ojos.
Y te veo.
Mas no te tengo.
Mas tenerte anhelo.

Sabes cariño,
que intento
escribirte
en tu ausencia,
que te busco
en palabras
que dibujan tu presencia
(lo intentan),
en un mar abierto
de besos,
perdidos,
palabras susurradas
y miradas
cercanas,
con tus manos
sobre mi piel
acariciando
la luna
de una
noche
eterna.

Tu noche.
Mi luna.

Llegará un día, cariño,
en el que la poesía
sólo me hable
de ti en primera persona,
y mis letras
sólo sepan escribir
de orgasmos
que recuperan
el tiempo
perdido
entre metáforas
y otras
cosas
de estas.

Nuria Sobrino
@nuria_sobrino
4
2comentarios 100 lecturas versolibre karma: 47
« anterior12