Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 34, tiempo total: 0.003 segundos rss2

Nicanor el secador

Considero que debemos inculcar y hacer amar la literatura desde las edades más tempranas. Tenemos la responsabilidad de enseñar a los niños la poesía, para hacer de este, un mundo mejor y de más calidad.

Soy Nicanor el secador
Y el pelo de las princesas
bien seco yo.
Voy en busca de la tortuga Tomasa
que vive sola en su casa.

Pum, Pum ¿quien es?
soy Nicanor el secador
¿las tortugas tienen pelo?

Pues yo soy Tomasa
la tortuga que vive sola en su casa
y no tengo pelo
pero... ¡ pasa, pasa !

No que tengo prisa
pues viene, sube y baja
del fondo del mar, la brisa Marisa.

Le preguntaré al señor conejo
que viene desde muy lejos.
Hola señor conejo soy Nicanor el secador
Y yo Bermejo el conejo que viene de lejos
¿Necesitas que te seque el pelo?
ya me lo secó mi abuelo
con ayuda de los espejos.

Hola amiga Tigresa la princesa
¿necesitas que te seque el pelo?
Si pues me llega hasta el suelo.
Pues has dado con Nicanor el secador
que el pelo de las princesas
Bien seco yo.


Fdo.: Alfonso J Paredes
derechos reservados de autor
S.C./Copyright.
Imagen tomada de internet, cuya fuente es: previews.123rf.com/images/irinastrel123/irinastrel1231605/irinastrel12
20
14comentarios 107 lecturas versolibre karma: 111

Bosque del Recuerdo - 11M

Once lágrimas en Marzo
pintan negro el calendario
Una, dos, tres explosiones...
y recuerdas el horror.
No hay cariño suficiente
abrazando al corazón.

Sigue una cuarta... una quinta.
Criminal iniciativa,
organización abyecta
de mochilas infernales.
Un sexto estallido llega;
no debió ser lo bastante.
Fueron ocho, nueve... diez.
El total de la tragedia;
una suma de dolor.

Pesado silencio roto
por los móviles perdidos
de llamadas sin respuesta.
Frente al dantesco escenario;
estación en blanco y negro,
faltan manos, sobran lágrimas
atadas en la garganta

Un Bosque para el Recuerdo
donde niños que lo fueron,
lloran hoy por sus ausentes.




Publicado en la Asociación Solidaria Cinco Palabras:
cincopalabras.com/2019/03/10/escribe-tu-relato-de-marzo-ii-corina-cris
18
18comentarios 144 lecturas versoclasico karma: 108

El tiempo de los ángeles

En las callejuelas vacías
Veo corretear los ángeles
Juegan en la tierra
Con sus cándidas miradas
Cuajadas de risa
Sus inocentes manos
Vacías de maldad.
Juegan a la vida…
Juegan mientras evaden
La fría realidad que los circunda.
Los ángeles ríen…
Y sus risas inundan la oscura vecindad…
Llenan el infinito con las cálidas notas
De sus voces.
El mal siempre acecha…
Está a la vuelta de la esquina
Pero, los ángeles
No saben de maldad.
En sus puros corazones
No cabe el odio, el hambre, el dolor
Ni la guerra…
Los hombres perdieron el don
Ya en sus corazones habita
El gen de la guerra,
El dolor les ha vuelto inmunes
A las miradas de estos
Pequeños ángeles .
Nada les conmueve…
Ni los cuerpos lacerados
Ni las almas mutiladas
Consecuencia de las guerras…
Pero, en una oscura vecindad
En una ciudad, en un país,
En un continente cualquiera…
Existe un remanso,
Un claro de luz…
Un oasis de paz…
Iluminado por cánticos y risas
Dulces voces
De muchos pequeños ángeles.
leer más   
6
5comentarios 53 lecturas versolibre karma: 78

Resistir

Puedo resistir
el hierro ardiente de la incertidumbre,
la hoguera voraz del misterio,
las calles desoladas y convulsas sin dirección.

Puedo resistir el día rasando el despojo,
el llanto de la serpiente emplumada,
el guiño del tercer ojo,
el descuido,
la esquivez,
la carne desgarrada por el acoso,
el ego mal vestido,
la piedad del despiadado,
la injuria y la lujuria...

Puedo resistir la burla del bufón
y hasta el beso herido del traidor...

Puedo resistir la daga,
la sangre y el ardor...
el luto del pezón estéril,
la ira del Dios castrado.

Jamás el injusto pecado de los niños...
ni la condena de su sonrisa,
ni su aliento fallido,
ni su cercenado derecho a romper el silencio de una pedrada.

Puedo resistir la noche,
pero no el eclipse.
leer más   
4
2comentarios 38 lecturas prosapoetica karma: 66

"Por una Infancia Feliz"

Si viéramos la infancia
con ojos de dulzura
si fuera de relevancia
brindarles ternura

tendríamos sonrisas
de múltiples colores
albergando sueños
no tantos temores.

Si viéramos la infancia
con los ojos de un niño
no habría intolerancia
ni un feroz descariño

tendríamos en Ellos
esperanzas florecidas
y un cielo de destellos
brillando en sus vidas

que un rostro infantil
nunca ilumine tristeza
que no se vuelva hostil
su sonriente belleza.

Que su camino en la vida
tenga estelas de ilusiones
y no pasen desapercibida
sus nacientes acciones.

Sembremos semillas
de paz, tolerancia y
hagámosles cosquillas
traviesas a la infancia…




Clementina Bravo Rivera
Cleme_Eternamente
25 de enero de 2019
Arica - Chile

Derechos Reservados.
leer más   
13
23comentarios 116 lecturas versoclasico karma: 95

Dibujos de aprender, aprendiendo

Dibujos de sueños,
de aprender, aprendiendo
y también, de poder,
realizarlos despierto.

Dibujando y creando,
e imaginando,
colorear, coloreando,
y sin hambre pintarlos.

Ignorante, ignorando,
te dejan de lado,
excluir, excluyendo,
tú no eres de palo.

Escribir, escribiendo,
tu nombre completo,
sumar y sumando,
dignidad más respeto.

Incluir, incluyendo
colorear, coloreando,
sumar y sumando,
aprender, aprendiendo,
leer más   
16
6comentarios 60 lecturas concursobac karma: 101

Pequeño de pies descalzos

Pequeño de pies descalzos,
de cara y mocos colgando,
vistiéndo con sucios harapos,
comida andabas buscando.

Cariño de una sonrisa,
aún que, no llene tu barriga,
esperas con tus ojos tristes,
que alguien recuerde tu vida.

Sufriendo los crudos inviernos,
abrigándote con lo puesto,
soñando con las frazadas,
de los que las tienen guardadas.

Viviendo en las calles sombrías,
tú solo, cuidado tú vida,
preguntándote si algún día,
estadística ya no serías.

Pequeño de pies descalzos,
tú eres también un humano,
yo te tenderé mi mano,
para darle valor a tu vida.
12
6comentarios 96 lecturas concursobac karma: 125

En la risas de los niños

En las risas de los niños,
fué engendrada mi vida,
escondiéndonos en rincones,
Jugando a las escondidas.

Soñando con ser señores,
de mil casas con cartones,
haciéndonos los raspones,
por jugar a toda prisa.

Jugamos a la rayuela,
y a los castillos de arena,
nos pintamos corazones,
estrellas y nuestros nombres.

Perdimos a la mancha,
y a la pelota en la cancha,
jugamos juegos de mesa,
para saber usar la cabeza.

En las risas de los niños,
fué engendrada mi vida,
entre juegos y sonrisas
entre vida y más vida.
12
12comentarios 111 lecturas versolibre karma: 102

"Mi Profesión" (Jotabé decasílabo)

Mi profesión es Educadora
siempre por mis niños luchadora

con gran amor, paciencia y cariño
de conocimientos siempre tiño
las esperanzas de cada niño
con los cuales siempre me encariño

por su dar tan incondicional…
muchas veces muy trascendental.

Con todos mis peques protectora
por ellos la tristeza le aliño
y les dejo una risa ¡genial!






Clementina Bravo Rivera
Cleme_Eternamente
05 de diciembre de 2018
Arica – Chile.
leer más   
15
22comentarios 117 lecturas versoclasico karma: 105

"Trilogía de animales" (3 jotabéjo) Para niñ@s

“El león”

Con su gran melena estaba el león
muy serio, enojado en un gran sillón

¿Estás molesto? ..... le dijo el conejo
Si lo deseas te daré un consejo
en los consejos muy bien me manejo
el león dijo ¡me siento muy viejo!

Dándole al conejo un feroz rugido
sin pensarlo, ¡pum! se quedó dormido

Muy serio, enojado en un gran sillón
el león dijo ¡me siento muy viejo!
sin pensarlo, ¡pum! se quedó dormido.




“La jirafa”

Comiendo hojas estaban las jirafas
mientras observaban con bellas gafas

Como una perdiz para ellas bailaba
y dulcemente a la vez les cantaba
una de ella muy asustada miraba
todo lo que a su alrededor pasaba.

Ese susto se volvió algarabía
la jirafa danzó con alegría

Mientras observaban con bellas gafas
todo lo que a su alrededor pasaba
la jirafa danzó con alegría.




“La vaca”

Estaba la vaca feliz mugiendo
mientras por los campos iba comiendo

se tropezó con el caballo y el gallo.
El gallo probaba un tierno zapallo
mientras que su fiel amigo caballo
un maduro y muy delicioso tallo

juntos los tres hablaban de comida
la vaca de comer cayó rendida

Mientras por los campos iba comiendo
un maduro y muy delicioso tallo
La vaca de comer cayó rendida
leer más   
15
15comentarios 133 lecturas versoclasico karma: 145

"Simplemente Yo"

Simplemente yo, simplemente Cleme
Una súper heroína que a nada le teme
Que lucha contra las adversidades de
Las inquebrantables e imperecederas
desigualdades

Una súper heroína que no usa capa, ni
varita mágica, solo su traje color verde
que engalana con bellas flores de encaje
Su título es Educadora y su lema es ser
Siempre una soñadora

Esta heroína tiene pequeños escuderos
Que esgrimen como armaduras, sus
Más dulces travesuras, también tienen
Un gran lema que es siempre soñar sin
tener barreras

Esta heroína es sin duda la tía Cleme
Que pone chispitas de imaginación
Y turrones de fantasías a los cuentos
Que les narra cada día y como arte de
Magia cobran singular vida
leer más   
14
19comentarios 131 lecturas versolibre karma: 122

A Clementina

Entre diez caritas hermosas,
andan tus poemas chilenos,
catorce amapolas traviesas,
entre veinte infantes tiernos.

¡Sopla, grita el más pequeño!
¡Que llegue a un madrileño!

Y allende los mares cruzando,
parten los pétalos jugando.

Pero piensa un pétalo arribando,
¡yo me viro a mi Chile nadando!.

Y en mis manos multicolor,
deja este pétalo un dolor,
allende los mares gozando,
aquí queda Andrés llorando.





Para ti, amiga @Cleme_Eternamente, por leerme. (Permíteme este pequeño juguete poético)

@Inmalitia, Andrés García. ©
Foto: Párvula chilena en un campo de amapolas.
leer más   
13
11comentarios 107 lecturas versolibre karma: 110

Tiempos de Infancia

Infancia tiempos de hermosas instancias
de verdes campos dulcemente embellecidos
Donde se acrecientan las mejores fragancias
De sublimes sueños fugazmente florecidos

Infancia carrusel de constantes emociones,
de torbellinos incesantes, de risas perdurables
como el cariño que mezclado con ilusiones
nos transportan hacia mundos inimaginables

Infancia tiempos de quimeras, enlazadas en
cintas tejidas en dulces sedas de franelas,
que con tibias caricias sentidas al atardecer,
nos mueven hacia portales de infinito placer

Infancia nubes bordados de canela y dulce miel que
viajan por sendas de imperecederas travesuras
que cuando llega la inesperada y no invitada adultez
miramos nuestra niñez con nostálgica hermosura
leer más   
17
14comentarios 118 lecturas versolibre karma: 119

Sin refugio

En caballos de espuma
navegaba mi niño.
En caballos de agua
con las crines heladas.
Nadie viene a arroparlo.
Nadie le enciende un cirio.
Otros niños vendrán
frescos como los lirios
cabalgando en la espuma
removiendo las almas
a la luz de la luna.
leer más   
17
4comentarios 434 lecturas versoclasico karma: 44

No puedo entenderlo

Hoy no, por favor,
se me ha perdido el alma
y no puedo.

Decían no se qué
de niños o flores en basureros…
casi no lo recuerdo.

De niñas de Laos…
algo de azucenas rotas y mercados.
¡No sé qué cuentos!
Es que se me ha perdido el alma
y no puedo.

Recuerdo algo, sí,
de unos niños hambrientos.
Hablaban no se qué cosas,
de vientres hinchados
y campos sedientos.
Pero se me ha perdido el alma
Y no puedo entenderlo.

Hablaban de guerras…
y crisantemos de fuego
destruyendo casas
y rompiendo cuerpos.
Algo así como de dalias rojas
brotando por todos los muertos.

Se me ha perdido el alma,
Y no puedo entenderlo.

Derechos reservados
leer más   
7
2comentarios 98 lecturas versolibre karma: 53

Juega

Soy como los niños pequeños
que no saben dibujar
pero disfrutan haciéndolo.

Lo mismo me pasa con cantar,
desearía tener una voz bonita
que quebrase el alma
de cualquiera que la escuche.

Tampoco sé bailar
pero disfruto del proceso,
aunque por la pista
pise algún pie
o empuje algún cuerpo.

No todo en la vida
es hacer lo que se te da bien,
a veces solo necesitas
realizar lo que te gusta,
sin importar la técnica
o la armonía.

Disfrutar como un niño
cuando se sale de la línea,
porque ve un mundo mas allá
de los limites y las cadenas,
siendo el resultado
lo que menos le interesa.

Juega a ser la mente
de ese pequeño,
que vivió en ti sin saber
lo que era un desacierto.
7
4comentarios 124 lecturas versolibre karma: 68

Ni una más

De agua clara y cristalina
es su sonrisa.
Y son sus ojos de brillo intenso;
allí,
donde transluce la inocencia.

Niñas, que inocentes crecen.
Y que para dejar atrás su infancia,
arrebatan y cortan su carne
con dolor y con su sangre.

Que dejar de ser niñas
no debería de doler.
Que ser mujer completa y sin cortes,
su derecho es.

Triunfe pues el amor,
por encima
del sufrimiento infringido.

Y que la humanidad del Hombre;
sea.
Y se siembre, y se extienda
sobre la faz de la tierra.

No más dolor... no más sangre.
Por amor... no más niñas cortadas.




Publicado en www.cincopalabras.com
Causa: Lucha contra la mutilación genital femenina en Kenia
8
sin comentarios 32 lecturas versolibre karma: 59

Soneto a Gloria Fuertes

Sublime poetisa de los niños,
de las rimas llenas de fantasía,
sabor a golosinas de sandía,
del regaliz con que haces tus aliños.

Quintales de ilusión y de cariños,
dulcifican Gloria tu poesía,
y son como una amable melodía,
la belleza y ternura de tus guiños.

Atiborras las letras de sabores,
y me cantas con voz ronca al oído
el cuento que me duerme y que me arrulla.

Tu verso es un Arco Iris de colores,
que chispea en un cielo compungido,
porque sin ti, el gato…ya no maúlla.
14
6comentarios 190 lecturas versoclasico karma: 67

Silencios

En noches oscuras, de silencios espesos
vivo, siento y pienso, en silencio,
en silencio oigo como me hablan las palabras
palabras rotas, ahogadas, clavadas
con mil alfileres, que aguijonean mi cabeza
un silencio oscuro, un silencio sordo,
son mis propias palabras que me punzan
y me hablan de guerra, racismo y odio
nacionalismos, sangre, furia y violencia.

Me hablan de la vieja Europa
de sus hijos, que como niños pervertidos,
esclavizan con las sobras de sus mesas,
a los hijos del tercer mundo.
Me hablan del sonido de las monedas
que caen y marchitan las almas de los hombres.

Me hablan en un silencio agudo
en el silencio de silencios
en el silencio de las víctimas, sí victimas,
ahogadas, sí bajas, en la arena tiradas
de niños gaseados, cuerpos mutilados,
los Sirios velan y penan las difuntas almas
de sus bajas, en silencio, me avergüenzo.

Inmundos gobernantes, se reparten
las sobras de un bufete lleno de lágrimas
dragones azules estrellas amarillas
de sus bocas sólo esputos amargos
que sacrifican a los pueblos hundiéndolos
en terribles abismos, infiernos de dolor
en orgías de miedo carne y sangre.
Gobernantes que mienten,
nacionalismos que someten
hombres que despojan
a otros hombres de su humanidad,
un día los silencios se conviertiran
en gritos, en chillidos, chillidos de LIBERTAD.
leer más   
12
5comentarios 202 lecturas versolibre karma: 66

Cuando éramos niños (colaboración @MiguelAdame & @_Sejmet_)

El pie del niño aún no sabe que es pie,
y quiere ser mariposa o manzana.

Pablo Neruda.

Cuando era niño
solía sentarme en la tierra negra,
era húmedo su olor a hierba
que nace en su esplendor.

Cuando era niño
amaba la sombra de ese árbol,
no comprendía su grandeza,
su voz me aturdía cuando
el viento agitaba su fulgor.

Cuando era niño
dejaba pasar las horas
hasta que el sol me aturdía la razón,
no importaba en lo absoluto,
pues eran las risas el mejor remedio
para matar el aburrimiento del calor.

Cuando era niño
la montaña era mi cómplice de todos
esos sueños que mi corta memoria imaginó.

Cuando era niño
no podía contar todas las estrellas
que se reunían ante nosotros a escuchar tu voz,
ignoraba que el silencio
era más que palabras tristes con secretos.

Mi infancia se fue con el fin del fruto del huerto,
solo quedó un recuerdo a la orilla del río
que sin el agua se secó.

Cuando era niña,
solía sentarme en la tierra yerma
de un sur caliente
que, a duras penas, llora.

Cuando era niña,
me embelesaban sombreritos de bellotas,
hojas secas de algarroba,
los jazmines que la casa de mi abuela
perfumaban.

Cuando era niña ,
lanzaba espigas a la espalda
de mi padre
intentando hacer diana,
esperando su sonrisa en un giro
de cabeza,
caminando por el campo.

Cuando era niña,
contemplaba la sierra a lo lejos
y tan cerca de mi casa,
rozando casi la luna
sirviendo de escondite al sol
en decadencia.

Cuando era niña,
y, cuando no lo era tanto,
yo también erré en la suma
de los astros,
no podía concentrarme
admirando otros luceros
disfrutando del sosiego de dos bocas
en silencio.

Mi infancia no se fue
se guarece del invierno que trae la madurez
pero, a veces, aparece,
sobre todo, en primavera,
corre, salta y vocifera como loca.
leer más   
19
22comentarios 201 lecturas versolibre karma: 94
« anterior12