Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 303, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Estrella Que Iluminas Mis Noches

Eres la estrella
Que conforma
El cielo nocturno
Con su estela

Eres el norte
Y el sur
Cuando el caminó
Ha perdido su luz

Y cada vez
Que llega la noche
Y de apoco
Comienza a oscurecer

Y el cielo comience
Hacer invadido
Por un mar de estrellas
Te vuelvo a encontrar
Entre todas ellas

Eres la única
Que mira desde el cielo
Hacia el suelo
Esperando verme
Llegar
Y poder estar
Juntos
Hasta que llegue el amanecer
Y hasta que tengas que partir
Pero se que te podre volver
Al llegar la noche
leer más   
4
3comentarios 17 lecturas versoclasico karma: 68

Piano de medianoche

Piano de medianoche

*
Afortunadamente, puedo sentir, pero afortunadamente puedo escuchar; una música de piano de medianoche, al revivir en mi espíritu.

Una persona se acercó a mí en las sombras.
Un hombre sin cuerpo no puede ser bloqueado.
Pero él tiene la capacidad de pulir mi alma.
Estaba tan avergonzado de ver mis manos sucias.

Una persona se me acercó, no tengo tiempo para evitarla.
Como si tuviera tiempo para evitar mi juventud.
En la canción de piano de medianoche, lamí tus.
labios agrietados, despertando tus deseos olvidados.
Recuerdo una gran cantidad de música ruidosa y escenas de baile.
La canción de piano de esta noche no está acompañada por nadie. Es misteriosa, triste, hablando consigo misma.

El viento fuera de la ventana se detuvo, debe haber un águila
volando cerca de los picos nevados, debe de haber un pavo real. Inspirado por el sueño, abro la ventana debajo de las estrellas.
Y me puse de pie como un girasol en el medio de la noche.
Pregúntate quién se llevará mi vida pasada.
Una persona se acercó a mí.
Nos enfrentamos cara a cara, reconocimiento mutuo.
Escuché a alguien aplaudir en la distancia.
Una canción de piano de medianoche se silencia.
Sí, este es el caso: una persona se me acercó.
Vaciló por un momento, luego titubeó.
Regreso a la sombra ilimitada a la que pertenece.
Mira las montañas y los ríos bajo la puesta de sol.
Mira hacia arriba.
Estamos lejos de las personas en la distancia.
Es una leyenda lejana, como un caballo en la luz,
así el nácar esparce su quietud y deleite, y el sonido
del piano se alarga, las cosas adquieren una limpieza
fresca y expectante, algo maravillosamente violeta, el
sonido de una muchacha, un sonido, sus piernas, sus
tobillos, las uvas del sexo, los himnos pluviales que nacen
de su boca.

Es la desaparición de nuestro destino,
solo flores preciosas en la distancia.
Ramas florecientes, llevando memoria y sueños.
Una música de piano de medianoche revive mi espíritu.
Como el joven Fausto seducido por Mefistófeles al
inclinarse sobre tu cuerpo, al besar, al encender tus senos
como faros de Alejandría.

www.youtube.com/watch?v=iRffQthqs8E

Che-Bazán.España.
leer más   
9
6comentarios 62 lecturas versolibre karma: 99

Azul Berlín

Me abres el hambre
como el cielo en una ciudad
de poemas silentes,
en un Berlín inundado
de amorosa pornografía.

Sombras y volúmenes
proyectados en paredes
que soportan cada envite,
cada verbo insolente.

En el azul de la noche
descubrimos todos los caminos abiertos
como si fuéramos dueños de toda válvula
y palabra secreta.

Excediéndonos delicadamente
los contornos sin límite,
a través de una invasión
que no entiende de avisos
ni consentimientos,
como glorioso mendigo de su reino
luminoso delirio de cuarzos ruborizados.
3
sin comentarios 24 lecturas versolibre karma: 55

Ardiente Melibea

Senos generosos,
volcán de anhelos ,
su cuerpo envuelto
sedosos velos.

Ninfas jóvenes,
desinhibido pudor,
cráteras llenas,
permisivo licor.

Bebedizos que embriagan,
lujurioso amor,
atmósfera embrujada,
hasta que salga el sol

Concupiscentes bajezas,
quemazón de corazones,
eternidad de tristeza,
irrompibles rejas de prisiones

Incombustibles lágrimas resbalan,
por la tibia piel de las despedidas,
incisivas penas que afligen,
removiendo las heridas

El faro de la noche,
ha apagado ya su luz,
naufraga el barco en la marea,
ojos grises ya olvidados,
de la ardiente Melibea.

Nightdriver (Vs) Dreamerpoetry 2019
leer más   
10
8comentarios 76 lecturas versolibre karma: 96

El señor de la noche

El vaivén secuestra su paso,
yace ante la sombra del embalaje.
dilatado mirar, "espejo negro que humea"
irradia un sol desnudo,
el telar de las estrellas lo arropa.

Con siniestro encanto se desliza entre los barrotes…
Desciende.

La selva, reverencia su paso,
humedece,
le corresponde, ante la sensación de caricia,
palpita entre sus garras, como tierra fértil.
Ofrenda el aroma de la presa.

“Animal de fuego” asecha,
le besa el cuello, la posee.
Sacia el deseo voraz del “señor de la noche.”

Eclipsa la bóveda celeste sobre “el corazón de la montaña”
El telón de sus ojos se levanta,
Pasa por el ruido del abandono y la desesperanza.
De una selva agonizante hacia los barrotes de un:

Dios Maya.

Dios Azteca.

Dios Olmeca.

Dios Zapoteca.

Dios Jaguar.


Casi extinto…

En el olvido.
20
4comentarios 182 lecturas concursobac karma: 66

"Aquella noche, aquel funeral"

Y un día la noche se dejó caer
en las entrañas de su alma
como queriendo beber
la sustancia de su calma

y se le agrieta la impaciencia
tras el tic – tac de aquel reloj
que con tan poca prudencia
le avisa que va contrarreloj

por los senderos de la vida
llena de bruma fría y espesa
semejando murallas sin salida
sintiéndose totalmente presa

presa de la sucia inconciencia
que agoniza despavorida
necesita pronta asistencia
para su karma adolorida

no existe ya cura posible
sube el ritmo de inflexibilidad
se afiebra, ya no es admisible
ha llegado el tiempo de caducidad.

La inconciencia ha fallecido
y ha nacido la consciencia
tras un difícil parto asistido
por la prudencia y la paciencia...



Hoy se realizarán los funerales de la inconciencia
Si no tiene consciencia, se ruega su asistencia...






Clementina Bravo Rivera
Cleme_Eternamente
22 de enero de 2019
Arica – Chile.
leer más   
16
17comentarios 80 lecturas versoclasico karma: 95

Mi aura

.
Esa tarde se alejó el sol llevándose de mi cada pensamiento
malo o bueno, dejándome desnuda observar como partía
y a mi lado sólo y en piel viva cada sentimiento que quería vivir
de nuevo en mi…

Partió el día, y me hizo ocaso a solas conmigo
hablándome muda, sin miedos esperando a la luna
pero llena de preguntas y de dudas, esperando
las respuestas para dejar a mi corazón y sentimientos
ponerse de acuerdo, y dormirnos en paz…

Caminó mi alma buscando en la noche reparo
de los pensamientos de una razón que no cesaba
con sus miedos, conteniendo el llanto, con sus culpas
con sus razones egoístas de existir, y no dije nada…


Caminó mi cuerpo desnudo
en el frío de una noche donde la luna nueva
por no distraer mis pensamientos, no quiso salir…

Caminé, me alejé de todo
se escapó mi instinto, me rendí agotada
escuchando a mi corazón con mi alma ponerse de acuerdo
y enfrentar juntas, de la mano a la razón…

No recuerdo cuando, ni como
despertó aturdido mi escondido inconsciente
y mi piel bañada de un sol que sonriente y lejano
regresaba a buscarme, ya libre de la oscuridad
de la noche, y de miedos despojada
para cubrir mi nueva aura de fuego naranja…


soundcloud.com/lola-bracco/esa-tarde-se-alejo (Lola)

..
14
4comentarios 101 lecturas versolibre karma: 88

Siempre deja una luz encendida

Mamaaaá! el grito aterrador de su hija llegó hasta la habitación de Eva
despertando de golpe y con el corazón latiendo tan fuerte que pareciera se le salía del pecho
el miedo se apoderó de ella, gritó desde la misma cama mientras apresurada se levantaba
poniéndose sus pantuflas y bata
_ ¿Que tienes hija? ¡ya voy! ¿Que pasa?
gritaba mientras se encaminaba a toda prisa a la habitación de Marie quién la compartía
con su hermana más pequeña, Fanny de tres años cinco años más pequeña que ella.

Al llegar encendió la luz y enseguida, abrazó a su hija preguntando al mismo tiempo
que había sucedido porque había gritado de tal manera.
La niña le señalaba hacia la pared de enfrente donde había colgados unos cuadros
y la luz débil apenas si iluminaba una parte
con fotografías de ellas y el de su abuela Mine.

- ¡Allí mami! ¡allí! allí se metió!
- Que se metió hija?
- La sombra que quería ahogarme
- De que sombra de que me hablas?
- Mamá, estaba dormida, de pronto me desperté sentí que algo me miraba
desperté y el techo se empezó a abrir y esa sombra salió de allí, bajó y quería ahogarme,
cuando te grité se fue hacia la pared y se metió atrás de la foto de mi abuela.

Eva escuchó asustada, pero aparentando una tranquilidad inexistente
ella siempre había sido miedosa, desde niña sentía temor a la oscuridad,
a esas historias de terror que contaba la gente.

Recordó que siempre su madre le decía que nunca debía dormir a oscuras totalmente
que las sombras de la noche aprovechan la oscuridad para hacer de las suyas y curiosamente
ese espectro fantasmal se había metido justo en la parte de atrás de la foto de su madre
donde la luz del pasillo no daba.

Marie continuaba diciendo
- Es la primera vez que algo así me quiere hacer daño
nadie lo hace.
¿Nadie lo hace? en su mente se preguntaba que estaba pasando, desde cuando estaba sucediendo
y ella no se enteraba, Marie continuaba diciendo; ayer que retirabas la ropa seca del tendero,
atrás de las sábanas estaba un muchacho; ¿no lo viste mami?

Eva tratando de ser fuerte y con una tranquilidad fingida le contesta.

- No hija, y dime ¿tiene mucho que los ves?
- Mami, uno se esconde atrás de la cortina, lo he visto
pero esta mojado escurre agua por su cara y cuerpo,.
.¿Es joven? ¿no le has preguntado que quiere? ¿porque te busca?

- Si es un muchacho quiere que haga una oración por él.

Recordó que hacía unos días las lluvias abundantes de la región desbordó dos ríos
e inundó poblados y hubo desaparecidos que la corriente se llevó,
ese muchacho que su hija veía podría ser el fantasma de alguno de ellos.
No, no que tontería, que cosas tan inverosímil estaba pensando.
Salió de sus pensamientos y le siguió preguntando

-¿Y la hiciste?
- Si mami ¿tu no los ves?
- No hija yo no.

Señalando Marie con su dedo el tocador que se encontraba justo frente a su cama
mientras le decía a su mamá; ayer por la noche antes de dormir por la orilla del tocador
pasaron como flotando muchos angelitos y al llegar al final de la orilla se elevaban desaparecían
el último angelito era Danny iba muy sonriente y me decía con su mano adiós y desapareció igual que los otros.
- ¿Danny?
- si el sobrino de tu amiga Ethel, no recuerdas ayer que estaban en el jardín te estaba platicando
que se murió Danny ; luego yo le pregunté ¿lo vistieron con un saco azul y su pantalón claro?
y la señora Ethel me preguntó que como sabía?
Tú continuaste platicando con ella y me fui a jugar, pero sabes mamá yo lo sabía porque lo ví vestido
con esa ropa cuando se despidió junto con los demás angelitos.
Eva la abrazó
- ¡Calla hija calla! en eso se percató que en la cama de a lado estaba durmiendo la pequeña Fanny
dime Mía ¿ Fanny ha visto o se da cuenta de lo que ves?
- No mami, ella duerme
- vamos hija descansa
¿quieres dormir en mi cama? no tienes miedo?
ella seguía temblando por dentro.
- No mami no me dan miedo, solo ese el que se escondió detrás del cuadro de mi abuela.

Al día siguiente cuando ya las niñas se encontraban en su colegio, Eva recordó que años atrás
le habían regalado un libro de metafísica donde en alguna parte había leído como ahuyentar almas,
espíritus, fantasmas o cosas así.

Fue a buscar el libro y al abrirlo no tardo en encontrar lo que buscaba, no supo como dominó el miedo
y dirigió al cuarto de las niñas y de pronto se escuchó así misma con voz imperativa, enojada y en voz alta leer al mismo tiempo
que caminaba por ella ...
¡Fuera, fuera de esta casa!
¡Fuera de aquí !
¡Como osan perturbar la paz de una pequeña!
¡Fuera en nombre del todo poderoso!
¡dejen en paz a mi hija!
¡Fuera ! Fuera!
y siguió leyendo con firmeza, y caminando por la habitación hasta que terminó la lectura.

Dos días después tomaba café con su madre mientras le platicaba lo sucedido.
- Y allí lo leí mamá en el libro que me regaló hace más de 15 años la tía lo hice y lo dije tal y como dice allí
deja te traigo el libro.
Ya de regreso empezó a buscar la lectura, y no la encontró buscó hoja por hoja y nunca aparecieron esas páginas
que leyó en voz alta en la recámara de las niñas

Aún después de varios años vuelve a tomar el libro para seguir buscando línea por línea
y nunca jamás han vuelto a encontrarlas, nunca más.
Mía no volvió a ver a ese espectro,
ni ningún ser de esos volvió a asustar a la niña.
Mía siguió viendo gente que ya no estaba en este plano a veces no puede distinguir
si estaban vivos o muertos pues parecieran como cualquier gente.
Eva sigue sintiendo miedo, que se esfuma cuando los que ama requieren ayuda
y tratando de encontrar una explicación a una lectura que no existía.

Nunca duermen a oscuras siempre dejan alguna luz tenue encendida.

MMM
Malu Mora

Imagen tomada de internet
leer más   
16
17comentarios 113 lecturas relato karma: 109

Evocación nocturna

Me llevo a los labios tu nombre ligero;
una balada de piano a tu recuerdo
juega a las escondidas con el silencio:
eres azul te soñaré, azul misterio,
regazo tierno de luciérnagas, noche.

De Arrullos de estrellas, 2014
leer más   
11
sin comentarios 41 lecturas versolibre karma: 108

sin luna

noche nueva:
llega a fuego
y a grillos

L
leer más   
11
3comentarios 73 lecturas japonesa karma: 88

Delineando tu boca

Esta noche quiero sentirte
y miro como la luna
disimula tus desvelos.
Y juntos con la negra noche
estimulo mis dedos
cual espada afilada
como rosas sin espinas
pasan por tu bajo vientre.

Te sorprendes que el árbol de naranjo
que colinda con tu ventana
sus hojas aviva
pues sabe que la pasión
ha entrado a tu estancia
y el fuego lo consume.

Froto tu capullo escondido
rosado,abierto y acuoso
paso los dedos delineando
tu eco susurrante
y me dices con voz sensual
-Acércate...Mucho más
¿Te acaricio tus dedos?.

Ya melosos y húmedos
dedos nervudos
dedos membrudos que se incitan
y pasan por tu boca
como la escena de Robert de Niro
en Cape Fear.

Y acaricio, si...Acaricio
tu boca roja frutal
despintando suavemente
el intenso rojo de tus comisuras
como hermosos lagos ardiendo.

Y mis dedos flotando con tu aliento
y tú, sorprendida en delirio...
Cuando toco tus granizados senos
como témpanos de hielo henchidos.
leer más   
21
14comentarios 92 lecturas versolibre karma: 90

gritos sordos

Un día más de tantos, en los que aunque haga sol, hay tormenta.
Una noche más de tantas, en las que la luna sale pero no entra el sueño.
Mi único abrigo una manta, confío en su magia. Ella me abraza, me oye: pero no juzga.
Me da calor, me da consuelo.

Pero el ruido no se calla, el miedo lo alimenta, este crece y crece. Me grita, me acecha y me azota...
Me ha hecho prisionera en mi.

Mi garganta quema y se cierra, mis palabras ya no tienen sentido, aún menos para quien no las escucha. Pero no importa ya no las uso .. Quién sí escucha es mi cabeza, se siente satisfecha; mi destrucción, su gran obra.
Mis ojos se empañan, pesan, pero no se cierran al descanso.
No me quedan fuerzas para nada, ni siquiera para querer tenerlas.
El tiempo no me espera y yo ya no espero nada de él.
Pues llegará otro día, y llegará otra noche... pero para mí ya no hay diferencia.

(Ennmi)
leer más   
2
sin comentarios 25 lecturas versolibre karma: 26

Mensajes

Lunes

Señorita:
Palabras sobran, ingenio falta, y usted siempre tan usted: inusual, inquieta y espontánea; brillando en mi mente justo como luciérnaga azulina en un cielo de carbón. En fin… Sean fantásticos sus días y en ellos esté el cálido soplo de un gato gigante. Ojalá sobrara ingenio y faltaran palabras para decirle algo más que “Feliz semana”.

Martes

Señorita:
Le cambio un sueño mío por un secreto suyo, y un secreto mío por un sueño suyo. Seamos, en un sueño secreto, el secreto del sueño: misterio, complicidad, fantasía. Que tenga una mágica noche.

Miércoles

Señorita:
La aprecio porque entre usted y yo hay lucecitas neón, luciérnagas, palabras aladas. Y como escribió Fernando Pessoa: “No es necesario que comprenda esto, basta con que me conserve con cariño en su memoria, como yo, inalterablemente la conservaré en la mía”.

Jueves

Señorita:
La admiro con tanta mesura desde mi otredad que daría todos mis libros (absolutamente todos), para ser el loco de su barrio; y para que usted fuera, no mi novia, sí mi compañera, mi amante imaginaria. Que tenga una fantástica tarde.

Viernes

Señorita:
Ayer pensé en lo afortunado que soy al poder pronunciar su nombre cada mañana: y es que su nombre se vuelve nube; y las nubes son libres, creativas y bellas, así como su aroma a lluvia. Pero, bueno, eso fue ayer. Hoy sólo pienso en nubes, sí, en nubes; porque van, van, van, contando cuentos suicidas. Agradezco que me haga sonreír.

Sábado

Señorita:
Seré breve y franco, la extraño. Que tenga una maravillosa mañana.

Domingo

Señorita:
Recursos y medios me faltan para estar junto a usted físicamente. Sin embargo, conservo intacta la esperanza de que usted y yo nos encontraremos frente a frente algún día y, en silencio, nos descalzaremos y viviremos mutuamente entre besos y caricias fantasma. Querer y ganas, de estar con usted completamente, me sobran.

De Instantes, 2013
leer más   
5
2comentarios 61 lecturas prosapoetica karma: 58

5.35

...

Breve historia de un romance

Es que cuando estábamos juntos ahí, en nosotros, vivía la guerra
asustando a las flores y apartando a esa soledad que era mágica.

Esa noche, ni una hoja susurraba.
Era yo mientras te bebía a sorbos,
despacio y sin intenciones de acabar.

Con esas estrellas tristes que nos miraban por no poder hacer ellas
lo que yo estaba haciendo contigo.

- Construyendo nuevas galaxias a partir del polvo.

Hice un inventario de tus necesidades,
estaba yo, por defecto.

Siento el deseo dorado de las flores
que aún no son manipuladas por manos torpes.
Nuestros pensamientos inquietos y borrosos
trataban de desdibujar las líneas que marcaba la ropa en nuestro cuerpo.

Éramos pasajeros.
Somos pasajeros de un corazón que no sabe encallar en el mar.
leer más   
8
2comentarios 50 lecturas versolibre karma: 89

Melancolía Nocturna

Desdibujados
así nos recuerdo,
con las manos frías
y el pecho abierto;
mi corazón bombea
recuerdos.
¿Qué serán de sus noches
sin mi abrigo?
¿Qué será de mí sin
las estrellas de su cuerpo?


El tiempo acoge
a los solitarios;
nada duele
ya nada estorba,
el ayer ha muerto
y sus tristezas bajo
tres metros de tierra.

La melancolía ha hablado,
«es como una luz
en primavera»

decía Spinetta.
y mis noches en vela
no se irán
y las dudas vendrán
a visitarme;
«sólo debes comprenderla»
así la calma arrullará
la noche.
11
3comentarios 78 lecturas versolibre karma: 103

Velado Sincera... (Experimental)

VELADO SINCERA

El sol
Apagado
Cerca del descuido imagino
Porque
Anoche soñé conmigo dormido al sol
Al olvido cotidiano anoche, siendo
Asoleado
Joven foca de la playa en un guijarro
De los montones multicolores
Sumergido al reluciente hielo
Velado, sin cera, solo flama
¡Por el hilo despacio qué piensa ágil!
Cerca de la selva en cera salvo el fuego
¡Dónde los renos pacen!.

Unos pinceles descalzos
Llorando por mí el agua grande
Al cordel ondeante del viento
Por la humillada del bosque pregunta
La salida paralítica del fuego en llamas
Húmedas nubes de langostas en la hierba.

¡Frío al silencio inoportuno callando!
Lejanas lluvias al gratín de golondrinas
Anoche soñé conmigo
Al sol de los umbrales salidos llegando
La guitarra en dulce decoro
Sincera... Claro el bosque rosado
Al hierro susurrando los rebaños
Al mes mece cómplice cereza luna fresa
Vistiendo de choza un verano
¡Del cordero más rebelde!
Por la tortuga rauda ruge dúctil.

Porque
Anoche me soñé soñándome asoleado
El sol, sin cera, flama apagada
¡Donde las pendientes tiemblan blandas!
Endurecido, flotantes los helechos
Voluminosos atrapan las miradas
Y entre las estrellas flores danzan
Calderas en qué hundirse.

¡Sincera!___Al vapor garabateando
Enmudecido__Me soñé soñando
Hambriento__De selváticos aromas
Cerca tan cerca
Los dolores compañeros del regazo
¿Acaso?____¡En la blancura lujuriosa!
¿Ocaso?____¡En la pureza voluptuosa!
Velado_____Al ruido qué revienta fuera
Por el reflejo indestructible dentro
Porque
Cotidiano el olvido imagino me sueña
Al dormirme
Un paraíso de serpientes lujosas
Velado al descuido cerca multicolor
Con todo...

Aquéllo____¡Al calmo cantar de flautas!
Al sol dormido
Soñé conmigo
En un guijarro
El agua grande
Al sol dormido
¡En la noche qué fulgura!
Sincera su luna en mí lago velado....

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
Del texto y la imagen

Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=10799 © Latino-Poemas
leer más   
14
8comentarios 66 lecturas versolibre karma: 106

La princesa del cómic

Cuando la luna come gusanitos
y la noche te hace prisionero
de unas pestañas,
guardo los hilos
de mi marioneta autodidacta
e ignoro la red de seguridad.

Aún no han sido retiradas
las briznas ajadas
de mi desubicado maremoto,
se maceran veletas
bajo el azulado manto
de los días sin programar.

Herederos de un girasol,
los corazones más duros
brotan en silencio
mientras un aliento improvisado
contiene el grito
en los tejados tristes.

La princesa del cómic
me invitó a su guarida
sin preguntar si la noche
está atestada de disfraces.

Sus misteriosos ojos
sanaron todas las heridas
que revoloteaban
en la página veintiuno.

Comimos libros desenfocados,
bebimos licores de
no esperar nada a cambio,
dormimos sobre una rugosa alfombra
al calor de dos cuerpos
que intentaban encajar
las dos mil piezas rotas
de un turbulento pasado.

Al despertar pedí
un poco de mi identidad
para poder regresar a casa.

"Vuelvo a por ti en unas horas,
de camino compraré
algunas hogazas de futuro,
cuando llegue nada será igual".
leer más   
22
8comentarios 96 lecturas versolibre karma: 106

Brindemos

Brindemos amor
empieza la noche
y entre nosotros
hay mas que un deseo
que aguarda y arde,
que llama y late
y que en los ojos
nos brilla…

Brindemos
con tu copa en mi boca
con la mía en la tuya
con el vino mezclado
entre ambos…

Brinda y deja unas gotas
sobre mi piel
que puedas beber
haz tu camino
bebe tu vino
y yo de tu besos
haré mi placer…


soundcloud.com/lola-bracco/brindemos-amor-empieza-la (Lola)

.
20
8comentarios 137 lecturas versolibre karma: 91

Diluvio de estrellas

Átame y desnúdame con rosas rojas
mil ramos sobre mi ardido vientre
azótame con capullos enardecidos
hasta sentir los fuegos derretidos 
en cada pétalo y susurro de sus hojas.

Tú candil y jovial rostro de aurora
la blanca perla de labios enardecidos
la princesa de arrullos y gemidos
que me espera en esos mares que añora.

En esta noche de sombras tu cabellera
negra cargada de pletóricas aromas
se proyecta con la luna por un orificio
y tus senos como gemas en solsticio
níveos y albos como espumas en espera.

Diluvio de estrellas en el jaral
socavan los azulados celajes
flor húmeda como olas salvajes
se acomoda la soledad en el jacal.

Me acompañan los retorcidos lirios
la balaustre y celadora luna llena
acaso tu canto náutico de sirena
puede servir para asfixiar los cirios.
leer más   
24
13comentarios 112 lecturas versoclasico karma: 195

Noche

.
Abrázame noche
antes que se escape el alma,
antes que este corazón deje de creer,
antes que la vida en la oscuridad, se parezca a nada
y la nada, no se apiade de mi alma…


soundcloud.com/lola-bracco/abrazame-noche-corto (Lola)
28
11comentarios 110 lecturas versolibre karma: 96
« anterior1234516