Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 249, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Auténtica coscoja... (Neohermético)

AUTÉNTICA COSCOJA
(Neohermético)

Nacía intensamente por dentro. Cada noche,
del metal y la palabra. Contenía el principio de
todas las cosas. Ganso, chabacano y garrapata.

Algunos lo sabían. Otros, con peligrosa palidez,
menudeaban maravillados, inútiles y desenvueltos.
A pesar del carácter de los puercos y parcos loros.
Puertas y ventanas. Enciclopédica ignorancia.
Desde el punto de vista áspero y mamarracha.

Enramada, vigorosa objeción inversa.
Al reverso, mamada, ni gratuita, ni pagada.
Empujando sus ayeres. En la bajada y pagoda.
Él, aborto frenético, en innúmeras caras. Él
camuflado de ellas, cobarde varona, viscoso.
Aliado del cangrejo, defecto agresivo del piso.
Compasión fermentada. Ni al desprecio dignifica.

Con autoridad de miércoles, cometas de miseria.
Migajas estrictas, por no decir nada.
Desechos aficionados. Intactos infectos defectos.
Por la escritura del viento.

Corrupto clásico. Excesivamente insuficiente.
Al mismo excremento avergüenza. Núbil peste.
Capilla plana, cada noche, en cada esquina ligera.
Para recibir multitudes. Sólidos vacíos. Gatos.
Por eso es enterrado, aún siendo jabalí.

Ardiente luz y escarabajo. Arriba escara sola.
No nos engañemos. Son falsas copias. Huecas.
Y ellos, pintándose de ellas. Son por eso ello.
Casi martes. Un poco más de cuarenta.

Y uno, tímido, horror accesible. Barato circo.
Lengua pujante, caravasar de zahúrda.
Tétrica manzana, mazmorra, morra y marro.
Con los sueños del mercurio. Sueña ser jalea.
Estaño arrogante y farsa inicua. Menos que plomo.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
leer más   
12
10comentarios 88 lecturas versolibre karma: 115

Como si fuera

Como si la noche calmada me ofreciera su silencio para poder escucharme hablar, quería oir las palabras de mi ser.
Como si la noche me dijera que era el momento de estar callada y decir todo sin guardar nada.
Como si la luna se apagase para que yo pudiera brillar y ser una más entre las constelaciones, como si tuviera la oportunidad de mostrar mi belleza y ella no quería opacar aquella revelación.
Como si el viento llegase para llevar cargas viejas, y traer nuevas. Viene tan fuerte que choca contra mi pecho y me devuelve el aliento perdido, a su vez haciendo latir fuertemente el corazón.
Como si la lluvia quisiera limpiarme para renacer con cada gota que cae sobre mi ser.
Como si las estrellas quisieran titilar dentro mío para despestar el brillo de mi corazón.
No sé que quieren ésta noche, pero mi alma quisiera sumergirse en el Universo y desaparecere en él para volver a nacer.
leer más   
11
4comentarios 58 lecturas versolibre karma: 112

Noche estrellada

Bóveda celeste
por faros iluminada
de este a oeste
aparentaba la nada.

Cierta constelación,
cuerpos de energía,
elementos de ilusión
en el cielo regían.

Astros, estrellas, planetas
en torno a uno,
decenas de cometas
simulando rasguños.

El firmamento oscuro,
¿escondía secretos?,
pareciendo impoluto
se veía perfecto.

Ojos melancólicos
posaban sus miradas,
cientos de recuerdos
el cielo eclipsaban.

Noche estrellada,
¡fantasía, ensueño!
Ya nada le faltaba
al cielo, nuestro dueño.
13
10comentarios 117 lecturas versoclasico karma: 123

El ojo azul... (Bilingüe Español-Inglés)

The Blue Eye...El ojo azul

Este texto fue escrito originalmente en español por Joel Fortunato Reyes Pérez.This text was originally written in Spanish byJoel Fortunato Reyes Pérez.
Este texto fue traducido del español al inglés por Alan Steinle.This text was translated from Spanish to English by Alan Steinle.

Se mira se mira...It looks it looks
en el espejo azul...in the blue mirror
el ojo del mar en el cielo...the eye of the sea in the sky
el rojo del ramo en la flor...the red of the bouquet in the flower
el azul del abedul en el sueño...the blue of the birch in the dream
que sueña el silencio desnudo...that dreams the naked silence
del mar hecho cielo en la mano...of the sea made sky in your hand
de la mano en la frente azul...of your hand in the blue forehead
tan azul que no cuesta nada...so blue that it costs nothing
a la mentira más verde vistiendo....to the lie wearing more green.

El...The
Ojo...Eye
Azul...Blue
No, no cuesta nada, no...No, it costs nothing, no
Al azul del reflejo en el ojo...To the blue of the reflection in the eye
En el espejo azul azul...In the blue, blue mirror
Que tiñe a la luz engañando...That paints the light cheating
En la mirada que mira mirando...In the glance that looks gazing
El mar en el cielo...The sea in the sky
En la flor en el sueño...In the flower in the dream
En la mano en la noche que duerme...In the hand in the night that sleeps
Que duerme que duerme azul azul...That sleeps that sleeps blue blue
El ojo el ojo se mira...The eye the eye looks

El...The
Ojo...Eye
Azul...Blue
Donde la apariencia se cree verdadera...Where the appearance is believed to be true
Donde la experiencia certera lo niega...Where the accurate experience denies it
Cuando la añoranza espera esperando...When the yearning waits waiting
Cuando la templanza flaca flaquea...When the thin temperance grows weak
En la almohada menos azul...In the pillow less blue
En la noche menos negra...In the night less black
En la consciencia menos vana...In the consciousness less empty
En la esperanza menos inmunda...In the hope less dirty
Azul sabe que el ojo no es...Blue knows that the eye is not
El espejo azul que lo refleja....The blue mirror that reflects it.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto en español como de la imagen)
.


Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=22939 © Latino-Poemas
leer más   
17
6comentarios 70 lecturas versolibre karma: 137

Ladrón nocturno

.
Cada noche cuando quiere asomar la luna tras alguna nube, se arrincona para que no lo vea en mi ventana, para velar por mis sueños y robarse alguno, del que se crea dueño aquel ladrón nocturno, y llevarlo consigo, a su mundo, y en su cama abrazarlo sonriendo de entrar conmigo, y acabarlo juntos despertando a la mañana, con la humedad nuestra de otro día… #microcuento

soundcloud.com/lola-bracco/cada-noche-microcuento (Lola)
19
6comentarios 110 lecturas relato karma: 125

Momento ebrio

todo gira en la oscuridad
con luces difusas está
el entorno volviendo a girar .
colores en su mezcla
vuelven a dibujar
en la mente oculta,
el sentir decaerá.
vuelven los colores
en círculos a rodar...
muestra de una vida
carente de cordura
con facilidad.
leer más   
15
5comentarios 66 lecturas versolibre karma: 135

octubre

Cuando sientas dolor
recuerda realizar este breve gesto:
Ahueca tus manos
y recoge durante la noche,
el delicado olor de los jazmines.
Llevalo directamente hacia tu rostro,
las veces que sea necesario.
Enjuaga así tus penas.

ɐ u ǝ ɹ o L
ǝ l ɐ ɔ o ı C
leer más   
20
7comentarios 58 lecturas versolibre karma: 141

Jardín de la noche

La sombras de las flores
Dibujan en el suelo
Su lúgubre dulzura
Cuando intimas se abrazan
Entre pájaros dormidos

Aves de blancos sueños
Sobre negros nidos
Que van trinando sus cantos
Al unisono del viento

Así nos hacemos penumbra
Estrellas, luna y cielo
Hasta que el horizonte
Dibuja los albores del día
Y la noche calla
Su lenguaje sombrío
leer más   
13
6comentarios 85 lecturas versolibre karma: 130

Utopía onirica

Soñar contigo
Es salvarse de la oscuridad
De estar despierto

Y aprender a ver la luz
Con los ojos cerrados
leer más   
17
3comentarios 87 lecturas versoclasico karma: 147

Vueltas de la luna

¿Dónde comienza la luna
si no es
en tus ojos al
anochecer?

¿Dónde está el brillo nocturno
si no es
en tus pupilas
centelleantes hacia el
horizonte?

¿Dónde se distingue la noche
si no es
entre tu pelo y el habitar
delicado
de tu cuerpo danzante?

¿Dónde escondo mis deseos
si tu presencia está
en mi amiga más eterna
y cómplice de sueños y trincheras,
oh, sombría paradoja de la luminosidad?

¿Dónde guardo mis ganas
de bajar una estrella
de tu rostro
y ponerle un nombre
para que mi pasión se adentre en ti?

Las vueltas de la luna me tienen
ante ti otra vez,
querida ventana de anhelos,
ferviente viento que inspira el flujo sanguíneo,
eternidad hecha carne,
Me entrego a tu poder embriagante,
¡haz de mí tu acto mágico
por esencia!
2
1comentarios 28 lecturas versolibre karma: 26

jazmines de noviembre

la noche
serena, distante.

envejece solitaria
sin decir nada.

las palabras como las nubes
suceden, pasan, no dejan marcas,
ni senderos
que volver a transitar.

todos lloran a alguien que ya no está.

yo aquí volviéndome
como los jazmines de noviembre,
un perfume
que perdura un instante,
pero que se recuerda

por siempre.

ɐ u ǝ ɹ o L
ǝ l ɐ ɔ o ı C
leer más   
21
8comentarios 112 lecturas versolibre karma: 149

Al amo emboscado...

AL AMO EMBOSCADO...


Desemboscarte puedes si quieres,
de las monedas monas en manadas.

Álame álamo al tálamo
siéntelo enraizado al viento
como como desayunando noches
que destilan tildando al tilo
de atormentado noble roble
cuando el pino empina sin tino
al destino liberando libre…

Si yaciese como enlunado sol
asolando con erosión y aridez.

Aquel que yergue al viento luces
con lecho ondeando por la colina
del cedro al ébano malévolo albo
solo porque hubo erguido vinos
vistosos bienes miles mal habidos
entre pulsos acelerados y vaivenes
sin sentir remordimientos clementes.

Aún no morirán, al morir, todos
todo lo que deberían y debieran.

Álamo álame si puedes alar
ahí donde yazgo, ahí donde yaceríais
si humanos fueran los humos y cenizas
si irguiéremos hábiles al bosque núbil
del fuego atroz y tala infame evitando
y deslumbrando flamas infecundas
latitudes endulzando humedecidas.

Sí, sí… Vivirían, al vivir, muchos
conviviendo amos de la vida
para morir bien digna muerte.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)
leer más   
12
6comentarios 80 lecturas versolibre karma: 129

Oda a la noche

Bajo las estrellas,
hago un soliloquio,
en el que recito
mis versos más hondos.

Le canto a la luna,
al cielo le elogio,
exalto a las sombras
con júbilo y gozo.

Hago un panegírico
a modo de encomio,
lleno de lisonjas
en alegre tono.

Al tardo crepúsculo,
al silencio sordo,
al ocaso pleno,
y al velo borroso.

Quizá algunas veces,
cegado está el ojo,
pero ni una crítica,
ni siquiera oprobios.

Si el brillo es de plata,
yo digo que es oro,
si tu no ves nada,
yo percibo todo.

Entre la penumbra,
mil besos hermosos,
la tiniebla oculta
el rubor del rostro.

Ensalzo a la noche,
tiempo de reposo,
retiro sereno,
sentirse bien, solo.

Se apagan las luces,
soñar otro poco,
hechizos y magia,
vivimos los locos.
15
8comentarios 94 lecturas versoclasico karma: 128

Esta noche

Esta noche te escribiré un poema para decirte te quiero.
Con cada palabra abriré mi alma, porque sólo tú estás en mis pensamientos.
Esta noche bajaré la luna para alumbrar con ella tu cuerpo.
Le pediré un deseo al cielo y escribiré todos mis anhelos.
Esta noche amaré el silencio, encerrado en la cárcel de tus besos.
Y caminaré sereno hasta donde se unen la tierra y el infierno.
Porque sólo tú arrullas mis sueños, con la nana de tu voz de terciopelo.
Sólo tú calmas los demonios que encienden mis miedos.
Esta noche mi amor, correremos más veloces que el vuento.
Y haremos de una nube nuestro refugio eterno.
Esta noche y no otra, será nuestro momento.
leer más   
9
2comentarios 42 lecturas prosapoetica karma: 107

Noches de aguardiente

...

Voy de sombra en sombra recubriendo con papeles muertos a la mía.

...

He visto el cielo caerse a claveles
y he visto las muertes enterradas en todos los jardines.
No hay salvación. Las letras van buscando sus muertos
Y los poetas van buscando su gloria
Y llega en invierno, inesperado.

Porque la soledad de un desierto árido;
se unió a esta tristeza mia de piedra y sol.

Porque anduvimos por caminos abiertos.

... unos huelen a esclavitud y cadenas
y los otros a vino y aguardiente.
14
10comentarios 82 lecturas versolibre karma: 158

Permutable inveterado...(Neosurrealista experimental)

PERMUTABLE INVETERADO
(Neosurrealista experimental)


Pasan por las calles toda una noche por delante,
una calesa caduca, y la luz de los cielos que bebí en los ojos,
sonrisa de los vientos, bañada,
en la dulzura de sus labios rojos, bajo la amenaza de ser cosa sin concepto.

Guardado, escondido en su oscuridad, en la oscuridad propia,
mientras todo da vueltas, en la nada incomprensible,
y más vueltas da, muchas veces, y donde van los cuerpos,
camino de un ensoñador antojo, como milagro,
mientras yo, invisible, soy la promesa de la espina.

Con la fidelidad de claros remolinos, donde navego,
celebrando los puntos cardinales,
que mudarán mi origen, en la predera del mundo dormido,
porque sucede el naufragio que debe,
en la vida, que es el barco del paisajista,
que sabe oír y ver, las caprichosas letras,
siempre entre líneas,
y reconoce a solas su destino, en los devaneos del rocío,
y se insinúa en las palmas de una gélida caricia.

Seré para el cuerpo el lino apaciguante, brío prolífico.
Y ya no más mi ruego sollozante, devorará lo recibido,
ni irá a turbar la indiferente calma...

Ya nada sana, ni perdona.
Donde pasan semanas, en la pared sentadas,
como una sola y libre flor del prado,
dejando preciosas piedras,
y sólo un milagro más entre la hierba.

Me dueles,
carbón del breve engaño, no es nada del vespertino bostezo,
en el cuerpo,
antes que muera de amor la prisa,
y en otra carta, la propia consistencia,
pensándolo bien, no endulce,
aquello que quiero a las diez.

Se hace lentamente eso que pintamos, muchas veces,
en el suave vuelo de la huerta, con sus puertas,
sin saber cómo es, ni cómo será mañana,
el baluarte de la noche.

Las polillas en la ventana, anudan el delirio,
corriendo entre las piernas.
En cuanto se fecunden sus resquicios,
la primavera endulza y endurece,
eso que si se ensalza hiere.

Porque el mundo quedará alumbrado de un horizonte,
donde perderse parece inevitable, en el duelo del andén,
que hiere con un rayo que despierta más allá de lo sostenible,
al silencio, una voz en cada paso, gozoso de la mirada de la luz,
rojo nace, y podría nacer, entre los amarillos un gris.
Porque ha nacido una y otra vez, en un pensamiento sin memoria,
de sentir la fuerza del polvo.

Que solo ciñe los rosales de pura eternidad, en la permanencia inmóvil,
al quedarse vacías, las vidas ajenas,
y otras, como puños enfebrecidas,
prisioneras,
que no conservan nada,
de lo que debieron,
y no hicieron al destino,
en su canto eterno.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
leer más   
12
9comentarios 85 lecturas versolibre karma: 128

Noches

Es por la noche,
cuando más nos acordamos,
de la persona que no deberíamos acordarnos.

Nos acordamos de la manera que tenía de mirarnos,
como si fuéramos las dos únicas personas que había en este planeta,
nos acordamos de su sonrisa amplia y sincera,
cuando le sorprendíamos con cualquier tontería,
nos acordamos de la manera que tenían sus manos de recorrer nuestro cuerpo,
como si estuviera intentando memorizarlos
(porque sí, esa persona ya sabía que al final terminaríamos separados),
nos acordamos de como sonaba su voz,
cuando una noche de sábado nos llamaba para ser su salvavidas y su refugio,
nos acordamos de la manera que tenía de reírse cuando nos oía a nosotros hacerlo,
nos acordamos de esa canción que era NUESTRA canción ,
y que todos los días bailábamos juntos,
o separados…

Es una lastima que tengamos que acordarnos,
por la noche y solos,
de cosas que podríamos recordar,
por el día y en compañía.
4
2comentarios 29 lecturas prosapoetica karma: 61

canción de adolescencia

En el labio el mordisco estaba
me lo vi en el espejo, como moraba.


La risa me dio al verlo
no supe si frotarlo o coserlo
no pude quitarlo, ni moverlo
pero la risa me daba si lo miraba.

En el labio el mordisco estaba
me lo vi en el espejo, como moraba.


Aquel recuerdo tuyo me quedó,
y el de la falda que contigo rompió,
tal vez la noche de ayer ardió
mientras se iba la razón que quedaba.

En el labio el mordisco estaba
me lo vi en el espejo, como moraba.


Mi labio querías zamparte
y el mordisco quisiste quedarte
pero mis ojos solamente saciaste.
Mi labio en la mañana quemaba.

En el labio el mordisco estaba
me lo vi en el espejo, como moraba.
leer más   
13
6comentarios 66 lecturas versoclasico karma: 118

A cielo abierto

Y en la noche, del autobús a cielo abierto
caminaste hacia el horizonte, y yo debajo de él.

Varias personas, en su ilusión de tenerte
se quedaron calladas, inmutes

Gritando entre la multitud tu nombre

Ellos condenados a no tenerte, a esperarte;
a entonar suaves melodías con un violín viejo,
a escuchar relatos debajo de un puente.

Y quizás en esa noche y en todas las noches
el amor así es:

Descubrirte bajando del autobús y, esperarte
con los sueños resplandecientes, unos segundos

Y la noche avanzando
Y final.
12
11comentarios 83 lecturas versolibre karma: 119

La noche se rompe

Te miro en la cara -
encontrando calma en tus ojos.

La noche se rompe
como nuestro dulce abrazo.

Lucho para descubrir por qué,
estaba destinado a dejar ir,
hundirse más profundamente en la noche.

Lo que la luna nos concede
el sol no puede quitar.

Todavía nos desvanecemos
en la luz.

Ya no hay nada nuevo
todo está arrugado y sin brillo.

Eras con tu cuerpo, una vez el epítome de la poesía.
Y ahora eres una foto amarilla en mi pared.

Che-Bazan.España
leer más   
12
5comentarios 59 lecturas versolibre karma: 118
« anterior1234513