Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 327, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Griselda

Girasol, recreas intacta, su elegante llama de amor.

Gentil recurso intentar soñar en los dormidos amores.

Gaviota, revive, incita su esperanza, llenala de anhelos.

Glorioso refugio, ilusión sentida, eres lucero del alma.

Giras, ríes, incitas siempre, esa libertad de amar.

Gracias, recordaré incluso suspiros, esos lindos detalles...adiós.
leer más   
9
sin comentarios 54 lecturas versolibre karma: 99

Mis tres recuerdos

Bajo el sol del horizonte
he guardado tres recuerdos,
de mi tierna adolescencia,
un verano allá en mi pueblo,
mis canciones, las de siempre,
y el tercero son tus besos.

Aunque queden algo lejos
calentitos los mantengo,
cuando pierdo la paciencia
a buscarlos voy corriendo,
al contrario que el presente,
me dan paz cuando los veo.

Y he notado que en la noche
el sol juega a protegerlos,
pues mirando las estrellas
también he podido verlos,
los mantiene así latentes,
como un brillo entre destellos.
leer más   
17
4comentarios 63 lecturas versolibre karma: 104

Tierra

Bajo la lluvia hay un beso de tierra húmeda,

la nostalgia florece cual rosa de espinas blandas.

Atrás quedó mi horizonte de óleos marinos y girasoles cabizbajos.

Es tiempo de unir los pedazos, — los que quedaron,

Y sembrar de nuevo, cañas y naranjos.
leer más   
3
sin comentarios 11 lecturas versolibre karma: 36

Pluma sin tinta

Releer, seleccionar, corregir:
sobra la coma, falta un punto.
Pensar y repensar lo que uno dijo
(lo que escribió)
para que se lea cierto, certero, contundente.

¡Qué mamera! Estando tú tan lejos, tan ajena,
tan indiferente.

Y yo amándote y odiándote hasta el miedo,
con esta terca esperanza
de saberte mía aun en la distancia,
en el mayor y perfecto silencio:
en la hoja en blanco.

De Arrullos de estrellas, 2014
leer más   
6
2comentarios 30 lecturas versolibre karma: 92

Confesión

He querido marcharme lo confieso...
dejar esta tristeza.
Hoy mi vida no tiene peso alguno.
Tengo triste la boca, el cuerpo, todo.
Mi diálogo con la vida es nulo,
no tengo a donde ir.
No quiero llorar, pero estoy llorando.
La tristeza sugiere abandonar el espíritu,
la palabra, el encanto.
Mi maleta está vacía, no me llevo ningún abrazo, a donde voy alimentaré la tierra, la tristeza se habrá borrado.

He querido marcharme lo confieso...dejar está carencia de aliento.
Porque la vida, mi vida, murió hace tiempo.
Tengo seca el alma, los sentimientos,
quedé vencido.
En mi garganta vive herido el miedo, en mi cabeza el horror creá proyectos, y el corazón, ese ya no lo tengo.
No se como es allá afuera,como viven los demás, que comen, que piensan.
Mi soledad es mi mejor compañera,
a ella le digo todo aunque ya está muy vieja.

He querido marcharme lo confieso...
pero no se a donde, ni en que momento.
leer más   
12
6comentarios 73 lecturas versolibre karma: 124

Ausencias

Un trago por los que ya no están,
por los que se fueron y no volvieron
Un trago por los que quedan
Por los que están y permanecen
Un trago por el que está ahí,
y es un zombie sin sentidos.
Brindo por todos
brindo por ti, por mí,
Por ellos y por vosotros;
La noche es nostálgica
la música suena fuerte
el corazón se me quiere salir
y mis lágrimas quieren formar un río.
Diciembre ya está aquí
hay un nudo en mi ombligo.
Sonreír es de valientes
reírse mientras todo se derrumba es de mezquinos;
la tranquilidad no se negocia
al dolor hay que dejarlo sentir.
Yo me raspé las rodillas
tratando de levantarme,
la sangre no me asustó
sin embargo, me quebré mil veces
al final, estar de pie no es malo
así tenga que caminar sobre una línea fina
al borde del abismo.
Hay ausencias que matan,
otras que liberan
Hay ausencias fortuitas,
[esas que llegan
cuando menos las esperas]
Deliberadas ausencias
causan llagas en el alma…
Ausencia de mí
[autodestrucción]
se posa en mi soledad,
cuando el mundo me da la espalda
Busco a la persona que más me conoce…
YO.
11
3comentarios 65 lecturas versolibre karma: 101

Mi máquina del tiempo

Aquella banca de cuatro estaciones donde el sonido melifluo de cada palabra que atraviesa el viento, quedó detenido y se convirtió en un espacio, en un vacío inmenso.

Cada minuto andado ha corregido la parábola de aquellas estaciones donde las historias se cruzan y el camino engrandece. Momentos que logran quedar en la memoria, como si fuese ayer y hoy vivida.

Así transcurren los días, donde las palabras toman sentido y cada letra es un suspiro de los mundos revividos.

Ojalá pudiese detener el tiempo y acariciar de nuevo ese preciso momento; un instante, un mágico encuentro.

Volvería a aquellos lugares donde imaginé el viento mecer mi alma, cruzaría de nuevo por la oscuridad sabiendo que al final de cada paso podría sentir que no hay vacío alguno al cerrar los ojos; solo la luz y el frágil brillo que se encontraría frente a mi ser.

El poder concebir la idea hace crecer mis sueños de tan añorados anhelos en cada estación con sus diferentes mosaicos y coloridos tonos que hacen que la vida sea vida en cada segundo pasado.

Es un para siempre inmediato el repicar de un ahora, con un poco de promesa y otro tanto de locura, procurando el observar lo que no se puede ver, conociendo lo inaudito en un palmo de segundos y tejiendo minuto a minuto las horas que se volverán mágicos recuerdos guardados al cerrar los ojos, vividos al respirar el viento.

Ojalá y ésta, mi máquina del tiempo, pueda llegar justo donde andar es igual a felicidad y que las letras escritas tomen vida en el segundo exacto donde se crean las cuatro estaciones, donde ha faltado, y más aún, donde ya ha estado.

Así, son las letras que se plasman en un papel, que espera lentamente a ser leído; una carta escrita que se convierte en suspiro que surca el espacio a gran velocidad; es mi máquina del tiempo donde cada palabra se construyó con anhelo y la ilusión de viajar al cielo, de caminar con el sonido de las olas con el aroma del viento.


Por: WilyHache®

Publicado: 28 de Noviembre de 2018

Saudades 8 de Junio de 2017

NLD, México
16
4comentarios 97 lecturas prosapoetica karma: 121

Lagrimas Frías

Su lagrimas desembocan
En el rió de su boca
Los llantos son como suspiros
En una noche de invierno

Con el paso de los días se volvió
Fría, se encerró junto con la soledad
Dejo atrás la realidad
Para dejar que le frió
Invada sus adentros
Convirtiendo su corazón
En un tempano de nieve

Que congelo aquel amor
Por culpa del amargo
Sabor del dolor
A lo largo
Dejo atrás aquel
Ángel tan bello
Que dejo a la suerte sus alas
Decidiendo dejar de volar
Para poder caminar.

Dejando atrás aquella fría
Nostalgia, que lo único que hacia
Es dejar solo heridas en su pecho
Solo decidió abandonar aquel sentimiento,
el llanto atrás y seguir adelante
Sola...
leer más   
25
12comentarios 83 lecturas versolibre karma: 111

Hoy pienso en ti...


Donde ha quedado la vida
Lienzo de piel sin tocar
Matices de un alma perdida
Dónde te encuentro sin volver a tras

Abstracto sustantivo que hipnotiza
Química perfecta que reclama
Manecillas que giran
Sin la chistera artimaña

Magia extravía
Los pasos con libertad
La pesadilla que absorbe
Irrumpe cándido iluso pensar

Donde habitas los segundos
Cuando estoy pensando en ti
La verdad de la añoranza
Germina el saber de la bonanza

La memoria del sorteo entre mis manos
El piso remarcado de tus huellas
Óleos de caricias y de esencias
Tu sombra en el suelo me ha besado
Se disuelve el mundo en ti…

Velero entre la mar sin el océano
Revive la consciencia de las frases
Alevosía entre dos cuerpos
Pienso en ti…

Confabulan los paisajes
Mil maneras la conquista
El pensar es sin tenerte
Absoluta limerencia
Que reinventa los sentidos

Hoy, hoy pienso en ti…





Por: WilyHache ®

24 de Noviembre de 2018
11:15 am.
NLD, México
19
4comentarios 93 lecturas prosapoetica karma: 105

Yuxtaponía azul

Mirando hacia el azul
de la profunda lejanía
mirada que se perdía
en el tupido pinar azul
que crecía en la serranía
mientras mi cuerpo cubría
con la bata en trama azul
del intenso frío que sentía

la tarde se hacía azul
suave la mente batía
las alas de cristal azul
de la mariposa que nacía
cuando trinaba el ave azul

amor con infinita melancolía
enigmática la noche azul
profundamente crecía
con su firmamento azul,
azul que siempre fue compañía

Celestes matutinos, nocturnal azul
me embelesaba escuchar la sinfonía
del mar su viento y su oleaje azul
emergen imágenes que repetía
insurrectas, magnéticas, verso azul
azul mar en melódica cadencia
mi preferido mi nostálgico azul

Una noche de gotas de lluvia
tilin de campanas, rayo y trueno azul
donde de bellos tono se teñía
los sentimientos de grandeza azul,
viendo con nostalgia la serranía
al distante y bello pinar azul
contrastando con la alegría
al ver del mar el oleaje azul.

Pinar y mar se yuxtaponían.
con nostalgia y alegría.


MMM
Malu Mora

Foto tomada de internet
leer más   
20
14comentarios 133 lecturas versolibre karma: 133

Nostalgias del corazón

Se amotinan los recuerdos
Crece la amnesia en los labios
Piel que huye del presente
Caricias que reprimen el pasado

La Conquista de silencios
En los trayectos adversos
Que retornan la respiración
Al resurgir en el tiempo

El ideal de un te extraño
Que se sumerge entre el par
Mariposas pululando entre sonrisas
El te extraño de verdad...

Donde has quedado recuerdo
Fallida nostalgia en memoria
Abrazos perdidos distancia
Te busco al desear la gloria

Concediendo libertad
Con escudos de lágrimas secas
Se ha rodeado el corazón
Cruel batalla con la ausencia

Las pupilas que dilatan
Guerreros de aromas pasados
El amor en la repisa
Se ha quedado congelado

He perdido la nostalgia
Entes en lucha a mi diestra
Con escudos de lealtad
La siniestra me ha mostrado

Han dejado de existir
Se han ocultado de mí
Una imagen que recorre
Los detalles me socorren

Majestuoso pundonor que se sonroja
Que yaces entra la espina y la rosa
Al pinchar son el cobijo del dolor
Así otorga vida el amor

entre nostalgias del corazón…


Por: WilyHache ®

22 de Noviembre de 2018
13:43 pm.
México
27
12comentarios 126 lecturas prosapoetica karma: 123

Tiempo que engañarme quieres

El tiempo para darme consuelo
viene a contarme una mentira
me dice que el amor en la distancia
se acaba y pronto se olvida
¡tiempo, que sabes de mí!
si así, como yo lo amo
se ama una sola vez
y no habrá poder en el mundo
que me lo impida.

Como me puedes decir
que tú eres el remedio
para sanar mis heridas
si solo su amor me sana
y me devuelve la vida
¡tiempo, que equivocado estás!
Porque mientras más tú pasas
mucho más lo extraño yo
y lo amo más todavía.

Tiempo que engañarme quieres
No pretendas que yo piense
Que serás la solución y menos una salida
¡No tiempo, no insistas más!
Porque un amor como el mío
Jamás se habrá de acabar
Y si no ha de ser aquí,
¡será... en la otra vida!.



(Longina letras del corazón,derechos reservados de autor)
leer más   
15
8comentarios 92 lecturas versolibre karma: 125

Árbol de Primavera

Seguiremos colgados del tiempo
Como se cuelgan del árbol madre
Las ultimas hojas del otoño
Sabiendo que el invierno llega

Pero caeremos irremediablemente
Mientras esperamos primavera
Por que ella siempre regresa
Aunque nos parezca que tarde

Y ese árbol que fue vida
No será mas que madera
Sera guitarra y culata de fusil
Para quien cocina sera leña

Para un niño sera juguete
Será luz, calor y hoguera
Será cama en que Dormir
Como para cristo fue condena

Pero para mi sera un sueño
De los que sueñan los poetas
Al ser abono de la tierra
Que se cuela por sus grietas

Sera la urna en que descanse
Quien colgado a tus caderas
Se deshizo sobre el musgo
Con su colección de primaveras
leer más   
17
2comentarios 71 lecturas versolibre karma: 120

Corazón de cenizas

A besos se desnudan los amantes
mientras la tarde alegre se suicida.
Nada pasa, Todo abrasa, es la vida
ardiendo húmeda en cuerpos deseantes:

esporas de tiempo, voces, instantes,
palabras, laberintos con salida,
fuego líquido, llama prohibida,
que brota del gozo de los soñantes:

piel mojada de fogosas caricias,
lúbricas siluetas entrelazadas
en una pira de vivas delicias.

Pronto son ceniza, almas apagadas,
que desaprovecho y que desperdicias
por nostalgias y tristezas quemadas.

De Caminantes, 2017
leer más   
14
2comentarios 82 lecturas versoclasico karma: 112

Lluvia otoñal

La lluvia que arrecia
sobre la arboleda.
La lluvia, amarilla,
la lluvia, anhelada,
cubriendo los suelos
de alfombra mullida,
sonora y dorada.

La lluvia que arrastra
la melancolía.
- Soledad buscada -
Tarde de noviembre,
chorrea la nostalgia.
Tras de los cristales
- vibrante silencio -
las gotas resbalan.

Con fondo de ocres,
rojizos o gualdas,
la lluvia otoñal
aclara el paisaje,
purifica el alma,
si hay alma...

Lluvia...
Dorada...

María Prieto. Septiembre 2015.
Foto: Alex G. Barranco
11
4comentarios 101 lecturas versolibre karma: 117

• efímero setenta y siete •

• efímero setenta y siete •

Me pasa un poquito como a Loreto Sesma en eso de que nada de lo que escribo le llega a mi tristeza ni a la suela del zapato. Y es que muchas veces el dolor es tan agónico que no puedo expresarlo por mucho que lo intente.
Y entonces me ahogo. Me ahogo porque esto no hay quien lo desahogue. Porque sigo sin aprender a nadar en este mar de verdades repleto de remolinos que no cesan en su afán de hundirme. Porque sigo sin saber respirar bajo este océano donde, ya cansada de patalear, miro hacia arriba en un último intento de pedir auxilio, mientras noto todo mi cuerpo descendiendo a las profundidades.

¿Sabes? Estoy segura de que nos habríamos unido aún más con el paso de los años y saber que ya no voy a poder vivirlo porque te han arrebatado de mi lado me causa una ira oscura que temo que me contamine el corazón para siempre.
Has despertado en mí a todos aquellos demonios que me pedías que dejara salir. Aquí los tienes. A mi lado. A mi espalda. Pero enfrente lo único que veo es un camino que se me presenta ya sin sentido y sin meta atrayente. ¿Cómo se supone que voy a liderar este infierno sin ti?
Me diste las herramientas y ahora has desaparecido. No nos dio tiempo a establecer las normas que limitaran a este fuego que surge en silencio pero con fuerza dentro de mi pecho. Me siento como Fénix explotando de adentro hacia afuera, provocando un caos irreversible. Siento que no era esto lo que me pedías que sacara. O quizá tenías demasiada esperanza en mí.
Debería haberme ido yo. No hay día que no lo piense. No hay día que no pregunte por qué tú y no yo.

Solo era una niña que se había acostumbrado demasiado rápido a tener la miel en los labios, y ahora que este sabor amargo me crea nudos en la garganta no puedo hacer más que castigarme por no haber hecho más, haber dicho más. Esta culpa y la injusticia del azar que decidió, sin pedir permiso, que te iba a llevar a ti, está acabando conmigo.
Lo estás viendo. Estoy segura. Estás siendo partícipe de este montón de cenizas que soy reconstruyéndose para crear a un monstruo carente de lo último que alguien debe perder: la esperanza.
★ //
5
3comentarios 49 lecturas relato karma: 56

Soledad

Tarde de domingo,
se empapan los ojos
de vacua amargura,
de lluvia y de lloros.

¿Por qué los sonidos
del cálido arroyo
evocan suspiros
y tiernos sollozos?

¡Es melancolía!
lamento tan hondo
del abatimiento,
de tocar el fondo.

Está ebrio de lágrimas
el cielo medroso,
el alma angustiada,
y el corazón roto.

Amarga por dentro
el contrito otoño,
pueril languidez,
desánimo sordo.

¡Ay, vasta nostalgia!
patente de corso
de pena y tristeza...
de sentirme solo.
23
18comentarios 110 lecturas versoclasico karma: 121

Hoy escuché tu voz

Hoy escuché tu voz
te oí cantar
un bolero solitario
encadenado a los recuerdos
malditos recuerdos que una vez
fueron nuestros.
La nostalgia se claustro entre
mi pecho y mi espalda,
fui presa de mis pensamientos
y te volví a querer.
Hoy ya no me dueles
la melancolía abraza mis lágrimas saladas
y me pregunta: ¿cuándo has
dejado de quererlo?
Hoy escuché tu voz
y quise escribirte
ya lo sabes, he desnudado mi orgullo
invoqué tu nombre en esta copa de vino
y te hiciste real en esta poesía;
en mis letras siempre estás
en mis noches te recito poemas en silencio,
turbios silencios que nunca escucharas.
24
7comentarios 99 lecturas versolibre karma: 117

Escarcha

Las calles de la ciudad
son ríos de escarcha,
las gotas de lluvia
están envueltas
en grietas de escarcha,
un manto estrellado
y negro
tiñe de rojo
una luna de escarcha.

El mundo cambia de color.
Es un eco de cenizas,
una melodía
de hojas
caídas.

Imagina a alguien
que no encuentra
puentes que cruzar,
que pierde los caminos
de vuelta,
que no recuerda
cuándo se despierta,
que naufraga en su sangre
y en su sombra.

Estoy atrapado
en un bosque
de llamas infernales,
y tengo un invierno
estancado en la mirada.

Hay vida pero no es vida.
Aunque a veces doliente,
la vida
es donde estaba
antes de perderme.


©Alejandro P. Morales. (2018)
leer más   
23
23comentarios 219 lecturas versolibre karma: 137

Quemando las brasas del tiempo (En colaboración con @rayperez)

Estoy con alfileres
colgando del borde
derecho de tu corazón,
navego entre los pliegues
de un olvido o un te amo
a punto de caer.

Pero si me das tu luz
mi estrella vuelve a brillar
mi vida se despierta
del oscuro anochecer.

Ah, el anochecer,
en esos taciturnos soplos
pienso en tu candidez,
en tu risa inmaculada,
en el fulgor dorado de tus ojos
de mar y ese suave olor
tan embriagante
que emana tu piel.
Mi faro de luz te doy

Cuando oigo tu suave voz
todo es dulce hay paz,
mis tardes grises cambian
de color.

Las palabras nunca alcanzan
para expresar los sentimientos
y todo lo que causas a mi existir.

En estas manos de surcos
ajados, tu aliento he sostenido
en las tempranas auroras
y en la nostalgia y pena
de estar perdido en tu silencio
y en los confines
de tú tiempo boreal

El tiempo se detiene
cuando mi pensamiento
vuela hacia ti y los besos
que no te di se quedaron
quemando mis labios.

Malu Mora en colaboración con @rayperez

imagen tomada de internet
leer más   
22
23comentarios 212 lecturas colaboracion karma: 132
« anterior1234517