Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 249, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Amalgamándose... (Cuento)

Amalgamándose
((Cuento))

Las últimas preguntas fueron demasiado agradables.
El día se levantó para marcharse estupendamente.
Durante algún tiempo en el periódico local no pasó
nada. La tarde tenía la mala costumbre de dormir
con la noche; la nieve seguía fría, el sol en el cielo,
y el gorila con la cara de malas pulgas. El hambre
acompañó a una cuchara hasta la mesa. Luego
limpió un vaso, y lo vio cruzar la sala, pequeña,
polvorienta, sentada en un banco. Entonces sacó del
pantalón una camisa nueva y escribió con ella una
reflexión:

(( Vestirse con esperanza permite bañarse sin agua ))

En el bosque empieza a obscurecer, y las sombras
ya no duermen juntas; murmuran a los faroles y
confunden las luciérnagas con minúsculas estrellas.
__ ¡Hoy el cielo no es el mismo de ayer!.
Lo he visto al releer tanto poema llorando, novelas
de amores frustrados, pasiones vulgares vestidas de
seda y libros nunca escritos.
__ No vengas ahora con melancolías baratas...
He sufrido lo suficiente como para llenar una biblioteca
y dejar en el balcón unas cuantas sonrisas esperando
turno para matar más esperanzas ingenuas.

La llegada de algunas máscaras con aspecto de personas
eliminaron nuevamente la única nubecilla de realidad
a los pies de la cama... Mientras tanto fue necesaria una
cierta dosis de complicidad con el desamparo.

Al entrar en el reino de la tristeza, no olvidó sus viejas
lágrimas ; tuvo un dulce sueño, pero fue incapaz de
narrarlo, ya que el verdadero sentido de lo que había
experimentado quedó circunscrito a ese episodio de
la noche... El no reconocerse frente al espejo lo
inquietaba ; sus amigos llevaban el féretro y su cuerpo
en los hombros, pero él no estaba ahí...

___ ¿Cómo explicarlo a quién ignora su historia?.

El destello de una vela le lanzó una mirada, sin dejar,
como es natural, de percatarse que ya no tenía sombra.
Tampoco pudo decir en voz alta que no estaba de acuerdo
con el sentido común, en un estado tan extraño.
A duras penas pudo contener un grito al darse cuenta
que tampoco tenía boca... No recordaba su nombre.
Se preguntaba si estaría muerto; sentía poco a poco ir
ascendiendo sobre los demás y se dejaba llevar por el
vuelo silencioso en el que nadie parecía reparar.
Entonces hubo una pausa.

__ No sé como explicarlo. ¿Y además, a quién le importa?
¡Apenas hace media hora que no me conozco!.
___ Tal vez un año o un siglo...
No quería confesarse que se engañaba.
¡En el olvido todos somos iguales!___ Se decía.
Tengo que despedirme de mi mismo. ¿Quién puede evitarlo?.

El espejo finalmente tenía la razón, no sobre un hombre en
el sentido estricto de la palabra, sino sobre un ser poco
más que iluminado por su memoria...
El tiempo dejó de ser importante y finalmente pudo
vivir eternamente en el olvido.

It was published on e-Stories.org by demand of Joel Fortunato Reyes Pérez.
Published on e-Stories.org on 07/05/2014.
Autor: Del texto y la imagen.
leer más   
15
21comentarios 112 lecturas relato karma: 105

A veces

Te amo y te olvido

entre versos que escribo

apuro la pluma

para olvidarte amor mío.

Escribo y escribo

Y a veces te olvido.

Bela
Guatemala
leer más   
13
5comentarios 76 lecturas versolibre karma: 113

Era

Él era mi sueño,
la esperanza fallida
que crecía a escondidas
tan dentro de mi,
era mi ilusión rota
pegada de nuevo
con pegamento y saliva.
Él era mi luna
en las noches de lluvia,
el atardecer
que no moría nunca.
Era el universo brillante
bajo mi almohada
el océano en calma
cosquillas y sonrisas
el viento sin prisa
en otoño.
Él era mi sueño
Él era perfecto
Él era un invento…

Bela
leer más   
14
5comentarios 68 lecturas versolibre karma: 115

•• fénix dos •• , "A veces".

A veces tengo que recordarme
que esto es la realidad,
que debo de la fantasía soltarme.

A veces tengo que mirarme al espejo y repetirme
que aunque esta es mi vida llena de defectos,
no puedo rendirme.

A veces tengo que ponerme a escribir
para advertir quién soy,
porque olvido demasiado cómo vivir
o cómo decidir a dónde voy.

A veces tengo que cerrar los ojos con fuerza
y decirme a mí misma que solo es una etapa,
que no cederé al miedo aunque éste muerda,
que soy yo la que dibuja el mapa.

A veces tengo que romperme las uñas buscando entre el barro
las razones por las que sigo aquí y no me largo:
se disipa tan rápido
el por qué sigo aquí esperando...
que a veces siento que podría
irme sin decir adiós y mentiría
si dijera que no me daría la vida
irme y lamer
sola
mis heridas.
18
7comentarios 94 lecturas versolibre karma: 100

Todo me recuerda a tí

Podría salir a caminar, dialogar con alguien, leer un par de páginas de Márquez, salir de fiesta, tocar la guitarra, escuchar música blues o tal vez soñarte todo el tiempo, pero no!, Estoy acá pensándote en cada momento, en cada instante.
-----Todo lo que hago me recuerda a tí-----
leer más   
7
2comentarios 29 lecturas relato karma: 91

No te puedo olvidar

Hoy quiero decir... Te Amo
pero es un imposible
como tocar la luna con mis manos

Aunque lejos de mi estés
y aunque nunca nos veamos

Aunque en tus pensamientos no exista o tus recuerdos
de mi sean vagos...

Aunque en otros brazos descanse tu cuerpo
Aunque en tus sueños mi recuerdo sea lejano

Aunque tus gemidos ya no sean mios
y mi sudor sobre ti hayas olvidado

Aunque el recuerdo de mis caricias y mi olor...
lejos de ti
hayas extraviado.

De mi mente no se aparta
El recuerdo de tus labios
Labios que alguna una vez besé
Labios que una vez dijeron te amo

Hoy quiero decir... Te Amo
Pero es un imposible como tocar la luna con mis manos.


Pablo J. Aguilera G.
leer más   
15
12comentarios 138 lecturas versolibre karma: 108

El remordimiento

La furia es la actriz que está actuando
en el espectáculo de tus ojos.
A veces la tristeza,
usa el Disfraz de los enojos.

Querés arrojar tus condenas,
como si yo fuera un pozo,
solo para sepultar
un tiempo doloroso.

Muero por tu olvido
que me hace la guerra,
No podre desenterrar la culpa,
como un cadáver olvidado de mi tierra.

Cuando cometa contra mi
su crimen el remordimiento,
quedará sin resolver
todo lo que siento.
leer más   
20
9comentarios 118 lecturas versolibre karma: 122

Se fue el sol y el olvido

caminé con unas piedras aplastadas
hacia donde se pierde el pensamiento
de no olvidarte en las mañanas pintadas
una tarde de diciembre

alcé levemente la voz para ver el atardecer
en donde imagino como se tuerce el mundo
al esconderse el sol detrás de los tumultos de las casas
escritas con poca harina

el sol ahora mira solo cuando no está
y el frio quiebra la mirada de un niño
sin que las balas del último asalto logren
calentar el ideal de huir contigo
hacia mejores horizontes extendidos

hoy, volviéndome a pensar en un viejo pueblo,
quiero saber como estás tramando aquellas
historias donde nos ponemos de acuerdo
para no enviarnos algunos timos de rencuentro

he guardado una historia vital para convencer
lo que lo imposible quiere secuestrar
cuando no envió los mensajes
de una esperanza sin respeto

escuché los sonidos sin atención al presente
para despertar los viejos monstruos que aprietan
la llagas de la cabeza, sin que la matemática logre
amarar una fórmula segura

viviré detrás de una montaña del lado opuesto al sol
para escuchar como se duermen los barrios pobres

moriré una tarde sin sol, intentando lo imposible de mirar

conjugaré lo posible en un pequeño libro que te enviaré
una vez que pueda colgar un reloj que no marca la hora

ahí estaré, una vez que ya no recuerde como mirábamos
los tombos azules

estaré sin resolver tu olor sincero de mar para dormir, luego,
en unos regazos imaginarios donde me siento a mi mismo
a pensar como puedo mirar sin unos ojos que no muerdan

volcaré algunos odios en los barrios de mi amada lucha
para encontrarte en las esquinas de una posible insurrección
llena de humo de llantas y gritos de la CIA

resucitaré en un pensamiento radical,
mientras miro la morada de los topos
que falsean al sistema
y te contaré el cuento en un susurro

pero el sol oculto quiero dormir a la morada
por que ya no calienta los odios del amor
y por lo tanto, cada vez no estamos juntos

seguiré siendo una sola sombra oculta por la oscuridad
queriendo ver como se sientan las almas narrativas en un bar
pero el tiempo se detuvo una vez que puse el reloj

volveré a olvidar en el futuro lo que nunca logré armar
cuando estuve en los sillones de tus abuelos imaginarios
y pensé tirar una llama hacia donde estaba tu pensamiento

pero no lo logré por el frio del sol detrás de la montaña
que duerme a los salarios entre los cánticos
de los supermercados de vidas ausentes
que cultivan la miseria sin volver a amar
6
2comentarios 32 lecturas versolibre karma: 76

Olvido

Buscando
dónde
olvidarme
de tu
olvido,
me olvidé
de olvidarte
en el
camino…


María Prieto.
17
7comentarios 102 lecturas versolibre karma: 117

Pies mojados

Gotas de lluvia, lamentos del cielo,
anegan el alma de ansia y de pena,
nubes, tormenta, tu ausencia envenena
mi sangre que muta en glaciares de hielo.

Borrasca en los ojos, húmedo velo
que ciega Madrid y empapa la escena
de la eterna espera, eterna condena
que cala mis pies en charcos del suelo.

Y sigo esperando, muerto de frío,
el agua se cuela por los zapatos,
inmóvil, con los huesos congelados,

afligido, sintiéndome vacío
por besar esos labios tan ingratos.
Y olvidas que llevo los pies mojados…
17
4comentarios 88 lecturas versoclasico karma: 132

"Esta amnesia"

Laberintos, de recuerdos nefastos
que yerran por tu atmosfera
curtiendo con semillas de olvido
mi incipiente... ¡maldita amnesia!

te recuerdo de ayer, o talvez de hoy
¡incertidumbre!... ya no sé lo que soy
sólo sé, que de la mano del olvido voy
surcando entre el pasado y el presente

mirando a la gente todo me sorprende
como un niño tratando de explorar
lo que, a sus ojos le parece diferente
no siendo parte de una evocación...

y me encuentro, girando en 380 grados
tratando de marear esta amnesia absurda
para confundirla y obligarla al recuerdo
que se esfuma y a momentos vuelve

como un fastidioso juego macabro
me absorbe, me limita y me confunde
me asfixia me obliga a sucumbir ante
indicios de una memoria que quiere volver.

Me aferro a una ínfima esperanza al
regar con fe, mi cultivo de pensamientos
para que germine entre el hipocampo
y mi corteza prefrontal... la semilla
de mis despintados recuerdos fugaces.




Clementina Bravo Rivera
Cleme_Eternamente
04 de noviembre de 2018
Arica – Chile.
leer más   
21
15comentarios 177 lecturas versolibre karma: 140

Amándote

Guardé
el resto de tus cosas
con los recuerdos a su lado,
no los puse en una bolsa
era imposible, imposible encerrarlos…

Guardé mi memoria en tu olvido
y a cambio, de conseguirlo
viene a mi lado,
me habla
y duerme a mi lado
y llora conmigo…

Guardé por no tirar cada cosa
que compramos,
reviviendo el momento
de elegirnos,
y entregarnos
con mimos los regalos…

Guardé de ti
lo que dejaste,
eso que no entró
en tu bolso,
o preferiste para torturar
dejarme de regalo,
y tiré mis lágrimas
odiandote, odiándote…

Guardé mis ahogados
gritos de llamarte,
cuando te marchabas
y te alejaste…

Guardé
casi todas mis cosas,
que sólo me hacian tuya,
recordandome en tus brazos
y amándote, amándote…

soundcloud.com/lola-bracco/guarde-el-resto-de-tus-cosas (Lol@)
24
10comentarios 279 lecturas versolibre karma: 137

Fue

Tu nombre fue centinela
de todas mis noches,
hoy el insomnio a mis sueños
le hace todos sus reproches.

Fue tu olvido
la gota que contaminó
todo mi océano cristalino.
Fue tu sinceridad
la piedra que me obstruyó
Todo el camino.

Se deshojó la flor
del recuerdo de este amor,
cada pétalo que se perdió
fue la culpa de un error.

El tiempo es un arma
cargada de maleza, extrañeza
e incertidumbre
Disparar sus venganzas
se le hizo costumbre.

Fue el desengaño
el que terminó este juego,
Cuando decidió jugarnos
la carta del desasosiego.
leer más   
18
13comentarios 142 lecturas versolibre karma: 144

aquiescencia

llega la tarde
y camino, pienso,
si pinta bien
a lo mejor
escribo. cuántos
pasos tendré
que dar
para validar
el intento,
para retener
tanto olvido...
leer más   
20
2comentarios 53 lecturas versolibre karma: 144

Si te acuerdas de mí, no vuelvas

Porque han regresado mis ojos
a los poemas escritos con la emoción
de otro tiempo,
y me siento entre sus verbos una extraña,
declamando con denuedo,
con tristeza implorando que regrese
lo que había antes de irte,
me sorprendo.

Una sombra, un reflejo, lo que fuera
si eras tú, de algún modo.
Que volvieras, quería eso.
Daba igual si traías los bolsillos
hartos de queja,
si dejabas la miel en los labios
o escupías un discurso donde
víctima eras tú y el verdugo
—tan parecido a mí—
una alfombra a la planta de tus pies.
No importaba.

Cualquier cosa prefería al silencio:
la costumbre sistemática,
huir de la soledad,
dejar de ser yo la mala,
equivocarme otra vez...

Sin embargo, he comprobado,
que sin ti la vida sigue
y consigo respirar.
Es curioso, en los versos de Salinas
ya no encuentro el verdor
ni me hace falta olvido para olvidarme
de ti.
21
13comentarios 133 lecturas versolibre karma: 119

Siete balas

Siete balas
acabaron con tu vida,
las mismas
qué arrasaron con la mía.
Año tras año he vivido tu muerte.
Ya no pienso
en tu rostro desecho
en esa acera,
o en la sangre qué se mezclo
con la ceniza del tiempo.
Ya no recuerdo
el estar postrada allí
sin poder arrancarme de tu cuerpo.
Me queda el pendúnculo
de la rosa que no logré
arrojar en tu féretro,
sus hojas secas
cayeron una a una.
Por más traicionera
qué dicen es la muerte,
le he rogado mil veces
¡a mí me lleve!
Mas ésas mil veces se ha negado.
Solo me lleva
de la mano moribunda.
Lamento amargamente
la mala memoria de mis años
que me ha robado
el sonido de tu voz,
escucharte llamarme el:
"mamá" que tanto amaba.
Me es inútil y ridículo
quererme abrazar del aire,
creyendo que es en él qué
me visitas. Mi corazón se
paraliza al ver tu rostro adolescente y a tus ojos color miel que me miran en ésa fotografía;
angustia, ira se acumula
en mis entrañas y solo
surge un llanto ahogado e invisible.
De mis labios ya no
salen las sílabas de tu nombre
¿Para qué?
Si van incrustadas a mí,
como segunda piel.
Dime hijo mío,
¿¡Cómo, cómo te olvido!?
De mi soledad eres mi compañero,
de mi alma, brazos y memoria,
mi añoranza perpetúa;
aún si no logro
escuchar tu voz,
y tu sonrisa.
Tu mano invisible estruja
mi corazón vacío.
¡No pude defenderte amor mío!
¡No estuve allí para que ésas balas en mi hallaran su blanco!
Perdón hijo mío.
Sé qué un día
te veré pero dime...
¡Dime cómo te olvido!
leer más   
17
3comentarios 88 lecturas relato karma: 139

¡¡¡Te recuerdo!!!

Te recuerdo...
entre canciones y sueños
te recuerdo...

Plasmaste en mi
la esencia del amor
te presentaste un dia
llena de ti y vacía de mi
y yo lleno de mi sin ti

Me enseñaste amar
no lo puedo negar
entre canciones y sueños...
___Te recuerdo___

Ahora que hago...
si muero sin tenerte
recordando tu silueta
en aquella cama
adornada por tí

___Te amé__
no lo puedo negar
y ahora sin tenerte
te amo aún más...
Dime...
aunque no puedas
que me amaste... de verdad

____Te recuerdo___
entre canciones y sueños
te recuerdo.

Si mi llanto fuese de oro
dueña serías
de un tesoro
lleno de lagrimas de oro

Te recuerdo
aunque se que es un imposible
volver el tiempo atrás
quisiera verte
para solo contemplarte
y en efímeros sueños
volver a amarte

Tu recuerdo me atormenta
no porque te hayas ido
sino porque...
el que me he ido
he sido yo...
de mi mismo

Ya no vivo en mi
pero tu recuerdo...
tu recuerdo permanece
incrustado en mi interior

Quiero llorar...
sí... quiero llorar
no para olvidarte
sino...
para recordarte siempre

Un dia te alejaste
llena de ti y llena de mi
y yo quede...
Vacío de mi y sin ti.

Te recuerdo...
entre canciones y sueños
te recuerdo...


Pablo J. Aguilera G.
leer más   
11
2comentarios 99 lecturas versolibre karma: 131

Quimera

Sembraste el olvido
del amor en tu huerto,
por eso entre tus frutos
está mi corazón muerto.

Salen en mi jardín
las flores de tu flagelo,
llenando de espinas
todo mi cielo.

Crece la desilusión,
como tallo en ojal.
Quedo temblando en el silencio,
como agua en un vendaval.

Fuimos tan inseparables,
Como lo son los colores con la primavera.
Deja de brillar el sol
que alimentó con su luz una quimera.

Sembraste en mi huerto
la esperanza con todos sus letargos,
por esos mis frutos
tienen sabores amargos.
leer más   
25
24comentarios 180 lecturas versolibre karma: 142

Ya sabia

No puedo advertir lo triste que estuve,
pues a su lado siempre estuve en mi propia nube,
fue el héroe en mi historieta,
pero quien puede juzgar una triste poeta,
puedo decir con un poco de cordura,
que no tuvo toda la culpa de mi locura,
fui yo quien se dejo envenenar,
con la compasión de alguien que no sabe amar,
fui yo quien decidió elegir,
con sus mentiras seguir,
no puedo ignorar,
que pude de su falso amor escapar,
pero fue mi voluntad,
darle un voto de lealtad,
no pueden culpar a quien ahora soy,
si no se de donde vengo ni para donde voy,
solo puedo decir con algo de ironía
que esta loca ya sabia, a lo que con el se atenía.
leer más   
19
4comentarios 62 lecturas versolibre karma: 134

Vivo y olvido

Vivo olvidando que olvido
Vivo sola, pero a veces
sueño que vivo contigo.

Vivo en mi estuche perdido
hecho de piel, relleno conmigo.
Soy toda huesos, carne y olvido.

Y olvido que sueño contigo,
olvido que el recuerdo es mío.
Es aquello que cuido.

Y olvido que vivo
que sueño y recuerdo
a mi estuche y su dueño.
leer más   
21
8comentarios 65 lecturas versolibre karma: 156
« anterior1234513