Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 2, tiempo total: 0.003 segundos rss2

Consejos anaranjados

::: CONSEJOS ANARANJADOS :::

De la mano
Pide
La infecundidad se vaya
Cómo los otoños
En las hojas... ¡Nuevas parejas!

Naranjas los melones
Los duraznos jóvenes...

Es la concentración de las tortugas,
Una floreada cautela de rosales,
Forma, color, inmortal sonrisa,
De submarinas memorias,
¡Lucha y descubrimiento, legítimo!...

Pero, luces nuevas, de maniobras endulzadas,
No engaños... ¡Qué aturden y alucinan!,
¡Es del vulgo luz funesta !
La perla, plástica, sin concha...
¡Única carencia del triángulo redondo!
Forma simple del ciprés...

Se despedazan, las arenas y los trigos,
Deben esgrimir, escudos y espadas,
¡Sacar promesas de la madera!
De bosques, desempleados... ¡ Sacrificadas!
Ellas, en las calles de cereales...
¡Ciertos arenosos suplicios!
Principios, de corteza, largas uñas...

¡Qué el zumo
No
Se amargue
Por el tanto de exprimirse
La naranja!... No es toronja, ni mandarina.

Por el zumo... ¡A veces agridulce!
¡Cuidado!...

Y saciar, la cruel indolencia, allí.
¡Evitar, envilecerse y corromperse!
La desnudez, monstruosa y retorcida,
Repetición, onerosa... ¡De termitas y gusanos!
De pañales, cirios y cuchillos...
Los profundos vendavales amasados.
¡Errores, de granos y escualos!...
El deber evitarlos, es también... ¡Honorable!.

Es
En la memoria,
Lucha de principios, prudencia, del membrillo,
En
La huerta del manzano...
¡Cada fresa!
Como la naranja
En dulce almíbar...

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
Del texto y de la imagen.

Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=5485 © Latino-Poemas
leer más   
14
3comentarios 68 lecturas versoclasico karma: 128

Nadadores...

NADADORES...
(((Nadaísta)))

Aquélla es la nada
de la que se saca más nada,
cuando la sombra deja el vacío que destejen
las ausencias. Porque no hay antes cuando
la consciencia se pierde
ahorcando al tiempo
en un presente inmóvil, falsa divinidad invocada.

Y sueño que soñaba:

Ya fueron los relojes olvidados por el
tiempo, a empedrar el cielo blando.
Y la sangre seca, hila, hila,
las mesas hambrientas
los hogares desnudos…

Buitres y vampiros danzan
en las nubes
de cruz y abanico el disfraz
enlunados beben aguas de plomo
degollando al desierto espinas y viento
y las arenas en pañales y pañuelos
exhalan clavos y hormigas grises
estrellan los ecos y los huecos.

El frío alfombra los anuncios puro.
Millones de alegrías alimentan el olvido
y al olivo plumas
angustian al viento.

Escaleras agusanadas venden agujas
en el mar de las ebrias esquinas
derritiéndole al molusco las hogueras.

Y soñaba despertar despierto:

Pero la aurora huyó sin esperanza
abandonada por yertos huertos
entre paralíticas linternas y cielos
duros con el desamparo vigorosas
las ausencias en frenesí llegan.

¡ Cuánta gloria ocultan !
¡ Cuánto dolor venden !
¡ Cuánta muerte siembran !
¡ Cuánto ingenuo engañan !

Con el mariposear de los musgos
en los tejados enterrados
y la feria de los alfileres blancos
a lo lejos desayunan ranas
embotelladas las manos miden mudas
con espejos masticados gozando…

Una lépera lápida lúcida exclama
y clama calma al clavo y escama...

Es mejor que las llamas llamen llantos
y lenta la fuga escape
por la realidad sin ruido perdido
hecho de la nada donde nada nadie.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)

Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=23574 © Latino-Poemas

POST DATA:
Referencias útiles son...

www.gonzaloarango.com/ideas/manifiesto1.html
También...
gara.naiz.eus/paperezkoa/20070528/20701/es/El/nadaismo/cumple/50/anos/
leer más   
22
14comentarios 84 lecturas versolibre karma: 141