Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 528, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Qué son los versos (jotabé 134)

Son los versos, refugios impacientes
de miradas calmadas y potentes.

Son letras esculpidas y desiertas,
son, en límpidos ojos, notas ciertas.
Son palabras que pintan lenguas muertas
¡son las bocas calladas y encubiertas!

Rostros duros que cuentan sus memorias
y que alzan falsas voces de victorias.

Con gran mimo, mezclando los presentes,
tus musas llenarán las horas muertas
y tus versos contarán mil historias.
9
6comentarios 41 lecturas versoclasico karma: 83

Érase una vez... una patata caliente

Chamorro maquinaba cómo pasar esa patata caliente y descargar tamaña responsabilidad en algún despistado cabeza de turco. Inquieto, mordía con fruición la uña de su dedo meñique. La puerta se abrió y apareció Casimiro. Siguiendo sus pasos se estiró en la silla levantando la cabeza hasta tensionar al límite su esternocleidomastoideo. "Ese payaso no se enterará de por dónde le viene el viento. ¡BINGO! Ya tenía a su chivo expiatorio”, pensó.
La puerta volvió a abrirse. Esta vez dos agentes uniformados entraron en el despacho. Casimiro se les acercó y señaló hacia la mesa de Chamorro. El cazador fue cazado.





Publicado en la Asociación Solidaria Cinco Palabras.
Palabras a incluir regaladas por la actriz, Arantxa de Juan:
Patata - uña - esternocleidomastoideo - payaso - bingo
6
10comentarios 94 lecturas versolibre karma: 94

Puertas abiertas (Reto poético 8 palabras " Un poema luminoso")

Estampa lejana cual referente
se yergue solemne la atalaya,
saludo al promisorio horizonte
ofrendado al cruzar la muralla.

Intrincado despunta el sendero
conductor de los tibios sueños
acunando los instantes buenos
surcando la acequia tras el lucero.

Palpitar gradual en el periplo,
efecto discreto parece al inicio.
Impetuoso chorro el desenlace
al margen que culmina el ciclo.

Colofón desafiante en el ocaso
sospechar de las rejas cerradas.
Empujar con angustia la cancela
esperando esté solo entornada.

@MucioNacud (dr)
leer más   
21
14comentarios 169 lecturas versolibre karma: 107

Versos primaverales - Reto 8 palabras "Un poema luminoso"

Por la acequia
viaja un verso marinero
en pos de puertos más tibios.

El palpitar de las micro-olas
acuna las palabras viajeras.

Desde la atalaya
los oídos curiosos,
esperan un chorro de poemas.

Primavera sin rejas ni puertas,
con la mirada entornada,
escuchando tan sólo
los ecos de mis versos.




Hortensia Márquez (horten67)

Palabras del reto planteado por María en el slam: acequia, atalaya, tibio, palpitar, acunar, rejas, chorro, entornada
16
19comentarios 150 lecturas versolibre karma: 94

Te dejaré partir (a @Letizia)

Cuando ya no tenga hálito,
cuando regrese cabizbajo
luego de un viaje eterno,
te dejaré partir.

Cuando ya no tenga recuerdos,
cuando no haya luz en el cielo,
cuando ya no gire el segundero,
te dejaré partir.

Cuando todo sea un lamento,
cuando creas que lo nuestro
se asemeja al peor infierno,
te dejaré partir.

Pero mientras tenga tus besos,
mientras compartas mi lecho,
mientras seas mi Universo
y me ames como en un cuento,

Mientras tenga mi anillo puesto,
-ese que fui a buscar a México-,
que si no estuviera en mi mano
sería porque me falte el dedo,

Mientras seas parte del día
y por la noches frías
me acojas en tu cálido seno
y te apoyes en mi plexo,

Acuñaré palabras nuevas
para expresar mis sentimientos,
le pondré tu nombre a mis sueños
y te escribiré nuevos versos...
leer más   
21
22comentarios 129 lecturas versolibre karma: 96

Anuncio por palabras

El anuncio decía: "Si está enfermo, sea cual sea su dolencia tenemos la solución. El maestro Talamaur invocando misericordia, compasión y ternura a la madre naturaleza, provocará los primeros efectos curativos. En dos siguientes sesiones su recuperación será total tanto espiritual como físicamente. Compromiso del maestro garantizado. Precio por sesión 200 euros. Pago por adelantado".

Tercera sesión sobre aquel mugriento sofá. El maestro gesticulaba en una especie de catarsis lanzándole gotas de un líquido que olía a rayos, sobre su lampiña cabeza. No asomó un solo pelo, pero sintió unos colmillos rasgando su cuello. Su próxima sed sería de sangre.



Publicado en la Asociación Solidaria Cinco Palabras.
Palabras a incluir regaladas por el Dr. Juan Abarca, presidente de hospitales HM
18
14comentarios 101 lecturas relato karma: 91

Lo dicho, dicho está (Jotabé)

Elocuencia sin arrogancia,
silencio para tu ignorancia.

Del corazón habla tu boca,
voces que a la verdad invoca,
si maldices la ira provoca,
si ofendes al odio convoca.

Tu palabra, espada filosa;
o pétalos de blanca rosa.

Retractarse deja constancia,
que cualquiera que se equivoca,
es persona meticulosa.

Autor: Profr Mucio Nacud Juárez
(Junio 2020)
Derechos reservados
leer más   
15
10comentarios 83 lecturas versoclasico karma: 96

Volverá el abrazo

Yo también te extraño…
En este tiempo de pandemia y de miedo,
en este terruño de vida y muerte:
donde el trato amistoso
y nuestro romance bajó su intensidad,
por el acecho de la sombra.

En este confinamiento,
la palabra me revela sus misterios
esclarece las incidencias adversas del tiempo
que como el entusiasmo de un instante,
también pasarán y nos permitirán
el acercamiento amoroso,
que ahora extrañamos…
y que mañana prevalecerá.

© Eder Navarro Márquez
Decadencia de Junio 2020
leer más   
4
sin comentarios 8 lecturas versolibre karma: 45

Cálida Palabra (Shadormas encadenados con @Carmen)

Regalo
que cae del cielo,
un verso
sincero
de un poeta enamorado
hasta los huesos....

La huella
que deja su alma,
la cálida
palabra,
edén ardiendo en llamas,
que no se apaga...

Amante
de luna llena,
valiente
donjuán;
su brillo lo protege,
su fiel guardián...

De noche
brilla su estrella
soberbia,
abierta...
se adentra en los deseos
que ella despierta...

Promesa...
susurra el viento
su boca
es sueño,
se agolpan los latidos
en su universo...

Sediento...
busca su anhelo,
su brillo
inmenso,
se pierde en los confines
del fuego eterno...

Carmen Cantos
@Carmen

Fran Renda
@Fran44Sombras
leer más   
42
31comentarios 191 lecturas colaboracion karma: 91

Cada infinito segundo

Tan sólo soy una aprendiz
buscando tras su ventana.
Aspirante a ilusionista,
sin chistera ni conejo,
ni varita que convierta
mi terca incredulidad,
en indudables certezas
que me nazcan en las manos.
Tan sólo soy una aprendiz
que intenta apartar sus miedos
alejando la tristeza.
Descubriendo con sorpresa
que el azul del cielo espera
al otro lado del muro.
¡Lo derribaremos juntos!
Y si alguna vez lo dudas,
aguarda tras la ventana,
búscame con la mirada
para no sentirnos solos.
Para unir los corazones
en una hoguera prendida
de locos y audaces planes.
Para comernos la vida
cada infinito segundo.




Vídeo de su lectura:
youtu.be/IWisj-amu2M

Publicado en la Asociación Solidaria Cinco Palabras.
Palabras a incluir regaladas por el mago: Jorge Blass
Ilusionista - conejo - varita - incredulidad - sorpresa

Causa del mes: JUNTOS VENCEREMOS AL CORONAVIRUS #COVID19

Los escritos y vídeos están siendo enviados en apoyo a la iniciativa de la doctora Cristina Marín Campos, para apoyar y animar a los pacientes aislados en los hospitales.
#ParaTiaunquenoteconozco
21
30comentarios 208 lecturas versolibre karma: 122

Zarcillos

Desde siempre las palabras han sido parte de la vida:
En el principio era el verbo…
Y con ellas las relaciones con la gente, eventos, cosas.
Las primeras palabras que me impactaron y me hicieron enamorar de ellas
están relacionadas con pasiones que siempre he cultivado:
la tecnología, el cine, la fotografía, la imagen.

En los años 70’s todavía no teníamos televisor en mi casa. Éramos pobres.
Las cosas que no tenían que ver con necesidades básicas siempre llegaron gradualmente
por lo tanto, fueron eventos muy valiosos rodeados de las personas que más amo y amé.
Solíamos ver televisión en casas de vecinos. Tenía dos programas favoritos.
Una novela mejicana sobre una gitana muy maquillada y vestida con faldas anchas
llenas de colores que se llamaba Yesenia y que veía a mediodía todos los días
después de haberme puesto el uniforme para ir a la escuela.
Y el hombre nuclear, un astronauta americano que después de un accidente mortal,
lo salvan y convierten en un hombre cibernético superdotado.
Solamente lo presentaban los sábados. Tenía que haber hecho mis tareas escolares
para disfrutar del privilegio de poder ir a verlo a casa de mis vecinos.

Un día de 1979, el primer televisor llegó a mi casa.
Un Sharp arrogante, diferente a todo lo que en ella había.
Sus patas de madera y sus parlantes rectangulares verticales
de una tela sepia, apretada y gruesa a lado y lado de la pantalla del televisor.
Sobre uno de los largos parlantes aparecían las únicas letras de dos centímetros: IC
Y debajo de ellas su significado: Integrated Circuit.
Recuerdo fielmente la tridimensionalidad de las letras,
en un momento donde el alto relieve era nuevo para mí.
De rojo sanguíneo, elegante, con un borde plateado brillante
alrededor de cada una de ellas que las hacía ver aún más ostentosas.
Eran las letras más grandes que había visto sobre un aparato eléctrico
y contrastaba con el color opaco y plano de aquel parlante.

Eran sus zarcillos.

La forma como las letras adornaban el televisor, como bolas de colores
en un árbol de navidad y la novedad de la particularidad de ellas,
vistas desde la perspectiva de un niño de siete años
cuyas pocas experiencias con palabras habían sido totalmente académicas
y robotizadas por la escuela y por un libro que se llamaba Nacho Lee
que más que un texto lúdico era un catálogo mnemotécnico para aprender a leer,
hizo que me causaran tanta emoción como la que provocó ver el televisor de papá,
que ahora era mi televisor.

El aparato llegó a las 5 de la tarde.
Ese día le había pedido a mi mama que me dejara ir con mi abuela
a su casa para quedarme a dormir. Era mi paseo favorito:
el trayecto de 30 minutos, la novedad de ver otras calles, otras casas,
gente que nunca había visto a través de la ventana del bus
me daban mucha alegría y curiosidad.
Era el momento de salir del mundo chiquito en el que fui criado.

Pero cuando ya casi íbamos a salir, llegó la gran caja del televisor.
Nos detuvimos en la puerta, mi abuela, mi mamá y yo, expectantes, estáticos
para ver lo que había en su interior.
Y como un regalo sorpresa, el televisor hizo su aparición,
ya no quise ir mas con mi abuela
y no podía creer que tendríamos un televisor para nosotros solos.

No recuerdo muy bien cómo deduje que IC (integrated circuit)
significaba circuito integrado. No sabía inglés en ese entonces.
Mi única explicación con sentido es la similitud de las palabras con el español.
Y es apenas ahora, en la mitad de este relato, que abrí una nueva pestaña
Y busqué qué significan las tan recordadas letras.
Leí su definición en Wikipedia:
“una estructura de pequeñas dimensiones de material semiconductor, normalmente silicio, de algunos milímetros cuadrados de superficie, sobre la que se fabrican circuitos electrónicos generalmente mediante fotolitografía y que está protegida dentro de un encapsulado de plástico o de cerámica.”

Hice un barrido rápido al resto de la información. Pronto me desinteresó.
Me quedo con las sensaciones vividas por las letras y palabras ligadas a mi primer televisor.
Su forma, sus colores, estilos, su brillo, su belleza.
Y con todo el mundo creado alrededor de ellas.
leer más   
6
2comentarios 73 lecturas prosapoetica karma: 74

Cantinfleo

Una zapata (de accionar los frenos)
en mitad de la calzada,
mostrabase frenética
por el impúdico pie que la accionaba
sin media aritmética.
leer más   
20
17comentarios 137 lecturas versolibre karma: 87

Un poema inacabado

Hojas en blanco
de una noche eterna.

Apresurado
rasgueo de papel
que atrapa el vuelo
de las palabras
efímeras
antes de que se diluyan
en la negrura
del pensamiento.

¿Qué será de las palabras
que se deshacen
y se vierten al vacío...?

Por detrás
se caen del alma,
huyen al precipicio
del silencio...
en un poema inacabado.





María Prieto
Abril 2020
33
34comentarios 243 lecturas versolibre karma: 90

¿Cincuenta palabras?

Venía ahora el cuarto surco:
la aguja iba arando el acetato
se escuchaba en vilo
esa sensación tensante del silencio frito
el de una espectativa ansiosa
mariposeándonos la tripa.
De pronto...
la calma se rompe en mil pedazos
con los ritmos machacosos de un erre-ocho de Roland:
"beat"... "beat-beat" (tu-tu) "beat"... "beat-beat" (tu-tu) "beat"... "beat-beat" (tu-tu).
Y entonces
un teclado —simulando piano acústico— hace lo suyo
va esbozando la melodía ingeniosa
le da forma al nervio
la fibra o el hilo colúmnico de la canción
antes de iniciarse
el susurrado estribillo en la voz de Torroja
y es entonces
que se nos empieza a contar la historia
la anécdota biográfica
de cómo Coloma
abandona a Ignacio mientras éste duerme
sin dejar si quiera una nota de despedida
sólo unas flores tiradas en el suelo del salón.
Nacho al despertarse
termina enredándose en este trabalenguas de mensajes sin palabras
de colores y aromas que quieren decir algo
de códigos sin sentido
éste, es el único nexo amalgante
entre dos seres divergentes.
Ella dirá: "Los ritmos no cuadran;
nuestros tiempos chocan
sin llegar a embonar
".
Él piensa: ¿Cuántas palabras me habrá querido decir antes de marcharse?
¿una... seis... o diez?
¿cincuenta...
o todas las que se le ocurra al mundo?


@ChaneGarcia
...
leer más   
5
1comentarios 17 lecturas versolibre karma: 68

Variaron sus pasos

Caminaba sin gracia
como un pajaro negro
encorvando sus alas
A cada paso que daba
fijaba los ojos
en la puntera
de sus viejos zapatos
A cada paso que daba
persistía un recuerdo
un quebranto en el alma

Ya no era ella

Y así avanzaba
a ninguna parte
Como ermitaña
sin cueva
Anclada al ahora
ajena al futuro
pisando algún charco
sin tomar consciencia
agradeciendo ese orballo
que mojaba sus hombros
diluyendo el peso
que cargaba a su espalda

Así caminaba
desde hacía meses
sin importarle
la dejadez, la desidia
ensimismada y ausente

La observe varias veces
tras los surcos de mis cristales
y saque algo en claro

Los adultos
también se pierden
aunque aún recuerden
como regresar
al portal de enfrente
leer más   
14
20comentarios 165 lecturas versolibre karma: 96

Ajenos a un mundo varado

El mar
acuña mi alma
vendida a sus aguas
en letra escarlata
susurra mi nombre
no cesa en su empeño
me sigue llamando
olas hambrientas
mareas salvajes
devastan la tarde
Feroz e indomable

Me giro
respeto el rugido
bramando por vidas
Enfurecido, se aleja

Y retorna
lacera las rocas
acantilados agrestes
resisten y pierden
los embates del tiempo
pagan tributo, finas
capas de arena
se rinden y caen

Un regimiento
de infinitos hijos
abatido claudica
leveda en el aire
se posa en la playa
donde reside
bajo seudonimo
de cementerio

La tierra
pierde... de nuevo
y cede su espacio
al vasto oceano

Placas tectonicas
le brindan refuerzos
Emergen
nuevos volcanes
cordilleras, montañas
profundos valles
se alejan

Y asi
tierra, mar y aire
siguen su guerra
a través de milenios

El mar,
a veces, se viene arriba
en un arrebato
de Superego
avanza sus tropas
en sunami silente,
callado en su afrenta

Bajo sus aguas
las placas despiertan
en sueño agitado
aún no se ubican
traicionan la tierra

La luna, se cela
¿El mar tiene amante?
qué agita sus sabanas
que despliega sus velas

Y la luna, comprende
que el mar, a veces,
solo a veces
en ocasiones contadas
escapa a sus manos

Y la luna se adueña
de su desconcierto
proclama calma
a sus sentidos
prosigue sus ritmos
imperterrita
Con maestria
en autodominio

Pues sabe
que el mar la pretende
que seguirá su rastro
extasiado e indeleble
bajo su embrujo
bajo su faro
bajo su brujula

Como un velero
perdido en el norte
en busca de puerto

Tragedia
de eternos amantes
que nunca se encuentran
leer más   
14
14comentarios 124 lecturas versolibre karma: 101

Así es la vida

La cuna, la cama, el féretro.
12
13comentarios 105 lecturas relato karma: 99

Olvidarte... Como...

Rememorar
con mis manos
el rastro de mis huellas
que hicieron de tu cuerpo
senderos
y de tus senderos
hicieron mapa
para jamas
perder la brujula
que marcara
el regreso a puerto
Por eso, recuerdo...
para encontrarme


Por eso recuerdo
para olvidar...
que de tu ausencia
hice condena...
que fui vagabunda
sobre tus pasos
que busqué tu rastro
perdido en el aire

Que hiciste humo
de un estandarte

Que ya no estas
y te sigo viendo

Que este duelo
aun no se acaba

¿Cómo olvidarte
si aun no te has ido?
¿Cómo olvidarte
si habitas mi casa?
¿Cómo olvidarte
si aún te respiro?

¿Cómo olvidarte
si cada estancia
es set de rodaje
de cada escena
que compartimos?

¿Cómo olvidarte
si fuimos incautos
y elegimos
para nosotros
esa Historia
Interminable?

¿Cómo olvidarte
si un caudal de lagrimas
raciona las horas
de forma implacable?

¿Cómo olvidarte
si niegas... ahora
que tu recuerdo
sea... naufragio?

¿Cómo olvidarte
si aún no te has ido?

¿Cómo olvidarte
si habitas mi casa?

¿Cómo olvidarte
si aun te respiro?
leer más   
22
17comentarios 177 lecturas versolibre karma: 90

Vuelve a ser de noche

Silencio...
cuando se hace la noche
y despidiendo en el horizonte
se recuesta un sol amarillo.
El agua de un río arrastra
el beso que murió en la boca
y en las ganas
que no fueron satisfechas.
Mano sobre mano
llega la oscuridad plena.
Y me encuentra inmóvil
sumergida en mi ceguera.
No sé si mereció la pena,
ver crecer una ilusión
que se tornó en un fuego fatuo.
Envuelta entre tinieblas
se me repite la historia…
de otra noche rota,
de otro gélido silencio.
Certero es el reproche
ahogándose en mi pecho;
mordiendo la derrota
así…
moriré cada noche.




Publicado en la Asociación Solidaria Cinco Palabras:
cincopalabras.com/2020/03/08/escribe-tu-relato-del-mes-de-de-marzo-ii-
18
18comentarios 156 lecturas versolibre karma: 97
« anterior1234527