Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 279, tiempo total: 0.005 segundos rss2

~Tres versos de una historia y su autor… ~

.
Lo sé, la historia no quiso llevar nuestros nombres
y un día de lluvia te dejó partir con aquél capítulo
donde llegaba otro amor, para poder seguir…

Y no fue igual, la historia cambió
no se puede amar sin querer a otra piel
y las letras delatan la falta de pasión
y sin pasión no es fácil dejarse escribir…

El autor lo supo, y yo también
mi historia seguiría sola
porque a su imagen me había creado
y no había personaje de sus letras
que pudieran tocarme, me quería a mi
y yo le esperaría entre hojas amarillas
al final de la historia, su historia y la mía…


soundcloud.com/lola-bracco/tres-versos-de-una-historia-y (Lola)

.
6
1comentarios 21 lecturas versolibre karma: 74

Los días sin ti

En el calor de mi almohada, del invierno a primavera, sin lograr cerrar la puerta se cuela hasta llegar a un lado de mi alma a conversar; eres tú, que me huyes, que te escapas de mis manos en el desmedido intento de cobijarte entre mis brazos.

Al resarcir en la vida has colocado en la balanza las nostalgias y alegrías, al no encontrar la salida se han ocultado en el armario a ver el tiempo pasar. He cruzado el portal de la reminiscencia a través de la ansiedad, las ventanas de murallas que interrumpen cada sol, que amedrentan a la luna estampándose en aquel viejo cristal. Imágenes que transitan en un mundo que no existe, pero que invocan día a día como ahora la esperanza del anhelo de aquel eterno buscar. ¿En dónde estás?

Los días sin ti son el agobio que provoca las sonrisas sin estrellas en el cielo, la estela de aroma que se guarda en cada piel. Por favor dime cómo retorno a los mundos donde alguna vez te encontré, a cambio, te muestro cada segundo que habita en mi corazón que sin simetría se ha trozado, sin respuestas, en silencio.

Si lo deseas, solo déjame llevarte. Te doy lo que quieras sin cambio; mi vida inmortal que en cada viaje absorbe los añicos de mi alma al despojarse de los restos de la pérfida ironía.

Si, así son los días sin ti, sin la charla ni la risa de lo ufano que existía. El recorrido ideal por cada escena entrelazando las manos por este camino sinuoso que han nombrado vida. Hoy quiero gritar que te extraño entre el insomnio que arrebata el calor de mi desvelo, sin un mínimo destello, con el amor entre los huesos, los suspiros entre el sueño un día más sin ti ha pasado, ya amanece él ya despierta, ella; también te extraño...


Por: WilyHache ®
14 de enero de 2019
15:05 p.m.
México
18
4comentarios 64 lecturas prosapoetica karma: 99

Unión sacramental bajo la luna... Autores ( @CorazónDeFlor y @rayperez)

Deja que mis manos
te acaricien
en esta noche ennegrecida
deja que la luna durmiente 
se acueste
con los hilos rojos
de tus versos.

Deja que el mar vocifere
y las pérfidas aguas
nos arrastren
a la fogosidad ardiente
de los deseos inhibidos.

Nadando juntos en miel
y olas de esmeralda
tus manos acarician
la forma delgada
de mi boca esperanzada
esa que anhela besos permanentes
del tiempo inmemorial
destilando fibras
azuladas en nácar.

Cuando poses tus dedos embarrados
por lunas trituradas
en saliva embriagantes
te recibe gustosa
mi lengua
sedienta en llamas.

Vamos a quemarnos y arder
en ese fulgurante fuego,
que nos consuma el aliento
y al entrelazar
estos cuerpos desnudos
formaremos un hangar de susurros  
y un carnaval de sudarios
nos envolverán
en una pasión ávida
y sedienta.

Dulce amada mía
ni el mar
puede ser capaz de apaciguar
esta locura
nuestras olas crecidas
por lo pronto
chocan con el talud
de las costas ardidas.

Ardamos en este círculo mortal
purificador y ardoroso
de Almas perdidas
como el corazón
de un feldespato vibrante.
Los colibrís danzan
enredados en tu pelo
cascadas de selva masculina
y muerdo tu pecho desnudo
como si de un durazno se tratase.

Amor mío
encendamos el cerillo interno
de nuestros vientres latentes
hasta calcinar la carne
de nuestra unión lasciva.

Ya no hay instancia
que nos detenga
solo un presente circunstancial
que nos devora frenéticamente.
Mil cuchillos cortantes
atraviesan  
este círculo sacramental
y lúbrico
y sella esta unión
con la fuerza
de los anillos sagrados
que ruedan por nuestros cuerpos.

Tu cuerpo mojado
y poros abiertos
por los sudores salíferos
de mi naturaleza
y de un mar de fondo
que sostengo
en la guinda del estrellado cielo
que nos alumbra.
leer más   
31
31comentarios 249 lecturas colaboracion karma: 251

Delineando tu boca

Esta noche quiero sentirte
y miro como la luna
disimula tus desvelos.
Y juntos con la negra noche
estimulo mis dedos
cual espada afilada
como rosas sin espinas
pasan por tu bajo vientre.

Te sorprendes que el árbol de naranjo
que colinda con tu ventana
sus hojas aviva
pues sabe que la pasión
ha entrado a tu estancia
y el fuego lo consume.

Froto tu capullo escondido
rosado,abierto y acuoso
paso los dedos delineando
tu eco susurrante
y me dices con voz sensual
-Acércate...Mucho más
¿Te acaricio tus dedos?.

Ya melosos y húmedos
dedos nervudos
dedos membrudos que se incitan
y pasan por tu boca
como la escena de Robert de Niro
en Cape Fear.

Y acaricio, si...Acaricio
tu boca roja frutal
despintando suavemente
el intenso rojo de tus comisuras
como hermosos lagos ardiendo.

Y mis dedos flotando con tu aliento
y tú, sorprendida en delirio...
Cuando toco tus granizados senos
como témpanos de hielo henchidos.
leer más   
20
14comentarios 88 lecturas versolibre karma: 90

Tu aventurera boca

En los besos tuyos encuentro muchos sabores,
sabores deleitables,sabores insondables,
sabores de fruta ácida y de mares salobres

Tu lengua suave y cálida recorre mis comisuras,
con lento proceder recorre mis labios sedientos
desatando mi pasión como como un dulce fermento

Mi boca agradecida de este festín de placer
se aferra a la tuya como un niño a su madre
deleitándose con ella ,queriéndola comer

Luego tu lengua,cual intrusa deliciosa
se introduce en mi boca y ,allí se acurruca
desatando con la mía una batalla gloriosa

Recorre mi cara lamiendo cada espacio de ella
deteniéndose y avanzando, hasta conocerla entera,
con el mismo frenesí de aquella vez primera

Después captura mi oreja como su prisionera,
la transita, la muerde como si una fruta fuera,
ni mi mi lóbulo se escapa de su ansia aventurera

Casi sin pausa,sobre mi cuello renueva sus ataques,
lo recorre cual auto que transita en una carretera
con frenazos sorpresivos ,y gustosos avances

Mi pecho,el siguiente objetivo de tu lengua golosa
es recorrido lentamente dejando huella jugosa,
agitándose mi cuerpo por tu ruta ardorosa

Tu boca aventurera hacia abajo continúa, sin detenerse
provocando en mi placeres infinitos y diversos,
los cuales describir no puedo, porque no me da el verso
leer más   
5
1comentarios 41 lecturas versolibre karma: 84

Los niveles de la vida

…en mis recuerdos, aquel compañero de viaje que ha cruzado el infinito. Soy un poco de todo en esta vida, en el mundo paralelo; escritor, poeta. Una buena conversación con la inteligencia que camina. Más que un farol que alumbra el camino, que un faro que te guía bajo neblina. Soy yo. El libre pensamiento que se ha plasmado en papel y que ha dejado nostalgias y alegrías. Gracias vida por este nuevo nivel…


Por: WilyHache ®
10 de enero de 2019
11:00 a.m.
NLD, México





14
sin comentarios 56 lecturas prosapoetica karma: 110

!!!Sensual Arrogancia¡¡¡

Insolente mujer
de sensual desfachatez insensata
____sabes____
que nada pierdes
____sabes ___
que todo ganas

Sabes que sin mirar los rostros
son tuyas todas sus miradas

Aunque no te han visto
____te sueñan_____
Y aunque no te conocen
____te aman_____

Belleza intrigante
que nada busca
porque todo es suyo
sin pertenecer a nada

Belleza Arrogante
ladrona de miradas
que nada buscas
y todo ganas


Pablo J. Aguilera G.
leer más   
14
8comentarios 101 lecturas versolibre karma: 103

poquito a poco

Dejo que mi sur se acurruque
en tu ser, mientras la soleá retumba
en cada poro de los dos.

Y puede ser, virgen lacrimosa,
que tus lágrimas quemen algún día
mis venas. No lo sé.

Solo sé que hasta el momento eres mía
y yo soy tuyo, desde mi carne hasta
mi espectro.

Voy detrás de tu lujuria roja como
si fuese un triste toro ensangrentado.
Me has clavado cada rinconcito de
tu mente en la mía.

Ni satán, ni cristo, ni ningún dios podrá
quitarte de mi ser.

Eres más venenosa que el mismo tabaco,
pero igual de adictiva.

Bríndale este toro moribundo al
siguiente que caiga en tu ruedo y
recuerda cada vena perforada, de mi
cuerpo, por tu pensamiento.
leer más   
7
1comentarios 44 lecturas prosapoetica karma: 74

Ardientes suspiros de dos almas

Quiero amarte,
desde el sol poniente,
hasta la última gota de luz,
envolvente..

Abrazar con mis tobillos,
el contorno de tu cuerpo,
sumergidos en la luz,
que despide el deseo..

Calor.. sudor
deseo..

Recorre con tus labios
el perfii de mis senos..

Susurra..
a mi oido tu jadeo..
Dame de beber,
el dulce de nectar de tu besos..

Sobre mi...
Tu sombra calida..
Anidandose en mi interior..

Apodérate... Acópiate..
Bébeme..

Sedúceme..
Con el sabor
que despide tu alma,
sobre mi...Al sentirme..

Amame suavemente...
Hazme saber lo que sientes..

Brisa.. susurros...

Ooohh..

Ardientes Suspiros..
En mi cama..
de dos almas...
Que se entienden.

Claudia Viviana Molina
leer más   
21
13comentarios 98 lecturas versolibre karma: 98

En esa boca rojo carmesí

Quiero ser cautiva
de esa boca
rojo carmesí,
que me invita a desearte
fervientemente..

Sin poder resistir el calor
que conservan tus labios
respirando sobre mi.

Boca rojo carmesí...

Quiero fundirme acopiada
sentir tu aliento
cálido...
y húmedo...
que alcanza mi boca
con pasión que domina.

Quiero ser esclava
de tus labios dominantes...

Quiero beber el sabor de tu vida,
que me invita a amarte.

Recorrerte..
Detenerme en ellos..

Quiero expandir mis horizontes
entre la comisura de tus labios,

Brisa acarameladada,
endulzando mi interior
con el néctar
que húmeda permanece,
en mi boca.

Quiero ser esclava de tus besos,
apadrinados de suspiros.

Quiero morir en tu boca..

Revivir..

Renacer de nuevo.

Para volver a morir,
En esa boca... rojo carmesí
.
16
10comentarios 60 lecturas versolibre karma: 105

Fantasma

Se ha emprendido el nuevo viaje al decir que no partía. Con destino rumbo al sitio donde las ánimas transforman la ilusión en pesadilla, donde el soñar es indispensable para poder continuar. Fantasma, soy un ente transparente que sin tocar el suelo puede volar entre el viento. Que al flotar perversamente se hunden las huellas en cada paso sin tener que caminar, que distrae a la inocencia en deterioro que se esfuma en cada año que se va.

Desapercibida es mi existencia en las tinieblas de nuestro andar, aún queda un poco de brillo en mis ojos, el rastro del ser humano que habitó algunos años atrás. En el consumo de mi alma, menos gramos sobreviven, agoniza la inocencia. Soy fantasma en este mundo incinerado que ante nada se detiene.

Sin ver el universo he gritado tantas veces los te quiero, otras tantas que te amo cuando el cielo esta estrellado. Al romperse la ilusión he murmurado los detentes en los hoy cuando claudicas, en el imperfecto pasado comulgado con el odio y la incertidumbre he sorteado.

He suplicado por la verdad concedida, el perdón de la feroz mitomanía que se adhiere a los cuerpos como plaga que corroe. En mi deseo de sanar la cicatriz he abierto más las heridas. Los gritos descomunales por retornar al pasado hacen eco entre el sigilo registrando en la memoria los vestigios de mis viajes. Los viajes que he abandonado en cada no puedo, en cada no tengo, en cada no necesito de ti. Mi ego me ha traicionado, roto, quebrado sin ganas de continuar solo he quedado; soy fantasma.

Y a pesar de combatir las mil batallas, en mi ausencia, sientes mi entrañable presencia al llegar la brisa de suspiros por tu pelo. Al recostarte en tu cama en la eternidad de la noche, el trasporte perfecto de tus pensamientos me lleva hacia ti, puedo verte cuando duermes y al velar en tu reposo mi mano rosa tu rostro; una lagrima un sollozo me evaporo; soy fantasma.

La conciencia me perturba, todos viven la locura en un silencio desde el fondo del abismo que no existe. Aparece en el espejo la verdad; yo te amo, trasparente y sin tocar, caminando sin pisar soy fantasma que ha viajado entre los tiempos, es la vida que tenemos que se queda en cada año que se va…


Por: WilyHache ®
31 de diciembre de 2018
17:50 p.m.
México

Feliz Año Nuevo 2019

27
2comentarios 104 lecturas prosapoetica karma: 92

Háblame con el corazón

Dime con palabras claras
(y no con sombrías letras)
que soy tu ilusión,
tu vida e inspiración.

No necesito una canción
en donde la pasión
se esconda tras las faldas
de ideas complejas,
siento mayor emoción
al oír la devoción
de tu ser sin condición,
escollo o limitación.

Haz volar mi imaginación
con aquella pasión
que habla con humildes rimas,
así te sabré liberación.

Háblame con el corazón.

De Versos perdidos, 2011
leer más   
15
sin comentarios 71 lecturas versolibre karma: 94

Signos

Connotaciones interminables, quizás un punto, una coma, tal vez un signo de interrogación.

Suele separar o unir, posiblemente conjuga la mejor de las frases; el signo de admiración.

Palabras fuertes o débiles, síntomas de vanidad o nostalgia, así sucede cuando la mente armoniza la palabra eterna de donde nace un suspiro; el amor.

Dolor, ansiedad, alegría, llanto. La mezcla idónea en cada espacio donde incursionamos aderezando el resultado con el punto y coma.

Sólo el tiempo exacto está definido. Es ahí donde el cruce inevitable nos hace chocar de frente.

Podéis saltar si quieres, pero no lo deseas ya que la efervescencia de vivir se antepone ante la persecución incansable del punto final.



Por: WilyHache ®
24 de diciembre de 2018
22:00 p.m.
México
29
2comentarios 153 lecturas prosapoetica karma: 94

Tus labios

Era noche cerrada cuando te tenía firmemente abrazada a mi cuerpo. Hacía casi un año te había vuelto a encontrar, y en mi cabeza se libraba la batalla de confesar todo lo que sentía por ti, y arriesgarme a conocer tus sentimientos, o quedarme callado y vivir siempre en la incertidumbre del qué hubiera pasado.
Era la tercera vez que te invitaba a salir y, estando los dos solos, decidimos ir al mismo lugar que frecuentábamos hacía varias salidas atrás. El clima era totalmente agradable, una típica noche fresca del mes de febrero, y entre charlas y risas caímos tendidos en el pasto mirando las estrellas del cielo.
Estaba asustado, no lo voy a negar. Te tenía a ti, la mujer que amaba y deseaba, a escasos centímetros de mi cara, y no me animaba a confesarte los sentimientos que venían arremolinándose en mi pecho desde mucho tiempo atrás. Lentamente me puse de costado y fijé mi mirada en tu rostro. Dios, que hermosa mujer, decía adentro mío, y pensar que hacía años te había dejado ir. Pero esta vez no podía suceder lo mismo. No iba a permitirlo.
Posé mi mirada en tus ojos hasta llamar tu atención, y lento, muy lento me fui acercando. No sabía qué demonios estaba pasando en tu cabeza, solo puedo describir el vértigo que comencé a sentir en mi estómago, y la sensación de felicidad que se iba apoderando de todo mi cuerpo. El momento previo al beso se estaba prolongando, y puedo decirte que lo disfruté tanto como el beso mismo.
Y por fin sucedió. Mis labios rozaron suavemente los tuyos, perdiéndose en el beso más exquisito de toda la eternidad. La calidez y humedad de tu boca lleno de éxtasis mi cuerpo. En ese momento toda la vida tuvo sentido, todos los problemas, no solo míos, sino también del mundo entero estaban resueltos. Lo único que importaba en ese momento era que te tenía en mis brazos, y nos besábamos. Nos besamos como el pincel de un artista besa al lienzo sobre el que dibuja. Nos besamos como las manos de un escritor besan las teclas de su máquina de escribir. Nos besamos como dos niños, que se esperaron toda la vida, y por fin de grandes se encontraron.
Esta vez no te dejaría ir.
Tomé tu rostro entre mis manos, y mirándote a los ojos sonreí. La felicidad de que por fin fueras mía me inundaba, y tiernamente me recosté en ti. Y es ahí, en el mismo centro de tu pecho, donde tengo depositados todos mis sueños. Donde tengo depositado todo mi amor. Donde deposito toda mi vida.
leer más   
4
1comentarios 36 lecturas relato karma: 39

Cómplices

Con el paso de los días, podemos discernir que hay muchas cosas en común, que el sólo pensar en algo genera una relación, un sentimiento.

Si, quizás diferencias mundanas son las que rondan alrededor de este par, pero la charla se vuelve placentera y nos va introduciendo a un mundo donde nos hemos vuelto cómplices.

Cómplices porque se necesita un par para vivir lo que anhelamos, para satisfacer los vacíos, para conocer más de la vida, para tener con quien llorar y reír.

Cómplices, porque al voltear y ver que los días pasan, sabemos que en un momento más nos veremos y que estaremos juntos con una nueva historia que contar, con un pasado que alcanzó el presente, con un futuro más que descifrar.

Cómplices, porque conocemos parte de lo oculto en nuestro ser y crecemos día a día. Con secretos, agonías, las desdichas y el placer que solo el cómplice puede entender.

Porque al caer la noche, esperamos ver la luna y ocultarse el sol por el mismo sendero para conversar el día y expresar amor; cómplices.

Por: WilyHache ®
24 de diciembre de 2018
20:00 p.m.
México
23
2comentarios 124 lecturas prosapoetica karma: 72

Crecí con el tiempo en mis manos

Crecí con el tiempo en mis manos, procurando siempre dar un salto hacia delante omitiendo los atajos. Recreando las figuras inusuales en mi mente, soliloquios de batallas que me acusan, me reclaman, de haber detenido el tiempo de haber cruzado el pasado, oculto con la piel de un fantasma sin haber sido observado.

Con la cruel batalla encarnizada entre ejércitos de versos que soslayan realidades, sentado en aquel árbol de ilusiones donde concebí la dulzura de caricias que quedaron plasmadas en el papel sin lápiz, con la tinta de la pluma sin sostenerla a mi diestra sin soltarla de la mano.

Crecí con el tiempo en mis manos, avanzando, destrozando todo con los pasos de descalzos como piedra en los zapatos. Refugiado en cada rima sin saber que existiría el total de aquellas hojas de la copa de aquel árbol…

Sin saber que ya corría, sin caminar ni descanso, retando a cada simpleza ocurriendo a las proezas han quedado grabadas las letras en palabras que se tejen con decoro entre los años.

Crecí con el tiempo en mis manos, el cielo ha sido mi lienzo las nubes castillos con versos, palabras formadas de viento con brillos destellos de lluvia, arena y rayos de sol, de luna fiel compañera los rotos de aquella pasión.

El tiempo se ha enmarcado de rostros, encumbrando las miradas en cada línea, recubriendo de ilusiones cada hoja, los capítulos de vida. Así, en los rápidos del eterno trascender, acelero sin saber en qué momento emprenderé un nuevo viaje; crecí con el tiempo en mis manos…


Por: WilyHache ®
26 de diciembre de 2018
20:36 p.m.
México
31
4comentarios 118 lecturas prosapoetica karma: 120

Todos tenemos un ángel

Al despertar, con la firme decisión que me había abandonado, comencé el día soleado. El correr de todos a mí alrededor, desesperados por tener algún presente que recordara lo que la vida nos ha dado.

Las miradas despavoridas, un abrazo de silencios ¿Qué puedo dar a cambio de lo que he recibido? La bravura del cuestionamiento me ha incendiado. Y en segundos la realidad estrepitosa que te grita que jamás has otorgado nada a cambio pues el ego nos había conquistado y alejado de quien somos, del significado.

¿Cómo otorgar un regalo que jamás has valorado? Habían cambiado los tiempos, de lo simple a lo imperfecto. Como balde de agua fría, la vida sorprendía con ese despertar tremendo que me sacudía.

Observaba como un padre abrazaba a su hija con un síndrome especial, la ternura de la escena conquistaba a los paseantes. La felicidad irradiaba, sus zapatos eran grises no existía brillo en lo oscuro. Su ropa era común no existían las marcas, el atuendo caro, tan común que por primera vez tenía un reflector de luz de miradas que lo señalaban. La pequeña se refugiaba en sus brazos. Existía vida en la vida que se aferraba y se apoderaba de aquel ser.

Se convertían en añicos cualquier regalo en la mente que pudiese existir. Cómo encontrar un obsequio que representara a tan hermosa poesía del cobijo de un padre con aquel ángel en brazos. El mundo se ha vuelto gris.

Las suelas de los zapatos son diferentes en el andar desmemoriado, vives tú, vivo yo, el de al lado ya no importa y el de atrás se ha quedado o lo hemos abandonado. Preceptos que olvidan la herencia de aquel regalo del viejo, de aquella ilusión que surcaba los cielos estrellados aunque tu día fuese nublado, un anhelo de sonrisas, de lágrimas al sollozo.

Cómo encontrar un regalo si cada mano es diferente, si la simetría te desmiente al momento de ver un ángel frente a ti. Cuando la arrogancia del que no comparte, cuando la humildad del que calla aparte.

Si, cada mano es diferente, los deseos se cumplen cuando la perseverancia existe. Pero ¿qué das a cambio ante el presente otorgado?
Por qué no darle vida a la vida, sin presentes ni recibos. En los cruces siempre estas, en cada despertar al abrir los ojos, al ir a la cama sin un objetivo que alcanzar.

Mis suelas se habían desgastado. Todos tenemos un ángel que desde pequeños lo llevamos, sin cuidar, sin procurar y cuando lo abandonamos, de la mano presenciamos la derrota sin jamás haberlo intentado.

Ahí estaba la respuesta oculta dentro del alma, del gozo de aquel abrazo sin rostro.

Procura en vida a tu ángel, pues todos debemos pensar que al volver a respirar inicia la vida y los segundos comienzan a caminar sin retorno, sin mentira. De verdad, de la mano, todos tenemos un ángel que debemos procurar, la inocencia se comparte siempre ha sido mi regalo... un regalo que jamás se olvidará.


Por: WilyHache ®
26 de diciembre de 2018
14:30 p.m.
México

Con un cariño profundo para todos aquellos que mantienen y defienden ese ángel.


29
2comentarios 178 lecturas prosapoetica karma: 106

Valdevaqueros

El viento de levante, seco
Arrastra arena de otros mundos
Hace desaparecer caminos
Y entorpece las sendas del corazón,
Deja regueros de sal en mis mejillas
Cuando te veo perderte entre las nubes,
Me obliga a cegar la vista,
La hipnosis de tus caderas fibrosas
Surcando aires salitrosos,
Revolucionando el mundo,
Mi mundo, el único mundo.

Sentado sobre la duna
Testigo de una historia indiferente
Al dolor del hombre,
Vuelo contigo impulsado por la vela,
Siento tu latir,
Huelo tu sudor a salitre y macho,
A esfuerzo e ilusión.

Me tumbo en la duna milenaria
Que me cubra la arena del racheo del levante
Que me oculte a otras miradas;
Te veo emboscado, volando
A cada salto sobre la espuma, buscándome
Los ojos desorbitados, inquietos…
Y se, sin verla, como tienes la cara
… angustia, aumentando las olas con el llanto.

Estoy aquí, ¿no me ves?
Piensas lo peor.
El cielo de Valdevaqueros es un calidoscopio,
Colores enloquecidos,
Danzando como poseídos
De un espíritu burlón,
El mismo que nos presentó
Cuando enredó nuestras velas.

Cierro los ojos una vez más,
Te veo recoger los aparejos
Darlos a guardar y correr;
Eres mi Filípides de Maratón
En busca de su rey a quien amar sin medida,
Nos abrazamos entre arena caliente,
Fría para la calentura de nuestra piel.

Siento tus labios salados medirme,
Buscar mis secretos y absorberlos,
Beberme entre lágrimas de alegría.
La duna nuestro refugio,
El sol confidente caluroso
Y el viento de levante, comadre,
Llevando nuestros amores a otras playas
Donde escandaliza a mentirosos de relumbrón.

Al fin te secas y te limpio la arena acariciándote,
Al fin te tengo y te mando otra vez a volar
Como adolescente enamorado
De mí, de tu cuerpo, de tu vela, de tus olas,
Buscas el viento y caracoleas las espumas,
Engañas al viento encorajinado
Y me enamoras un poco más,
Solo un poco más,
Y cada día es más difícil estar más enamorado.
leer más   
12
3comentarios 56 lecturas versolibre karma: 114

Fundirme en tu amor

Como mariposa desplegaste,
las alas de tu amor,
endulzando mi corazón,
con una parte de tus sueños.

Tú te convertiste en el dueño,
del calor más profundo,
haciendo vibrar mi mundo,
con el sabor de tus labios.

Y la pasión de tu manos,
acariciando mi cuerpo,
se vuelven como un infierno,
que me quema en ocaso.

De solo imaginar tus brazos,
cuando envuelven mi cintura,
me hace llegar a la luna,
de un solo paso.

Tu amor es el remanso,
donde quiero pasar mis días,
fundiendote a mi vida,
hoy y para siempre.
11
7comentarios 80 lecturas versolibre karma: 100

El alma y los sentimientos

Hoy converse con los sentimientos que habitan dentro de mí, por que inevitablemente querían salir corriendo a encontrarte y decirte lo mucho que te aman, sin darse cuenta por lo que pasaba el alma.

Pude controlar su ansiedad por saber más de ti, les pedí que fueran más pacientes y que podían disfrutar de la vida, con sólo ver la alborada o contemplar y sentir el fresco aroma del crepúsculo, que asemeja el aroma que hay en ti.

Que deben de entender que la Luna puede dejar de brillar por temporadas pero sigue estando ahí y que el Sol no puede dejar de salir pero posiblemente nubes oscuras lo pueden cubrir.

Que la vida tiene un principio y un fin, y bajo esa premisa puede dejar de existir todo lo que habita aquí…

Que cada letra escrita, cada palabra enunciada, puede vivir junto a ti como algo memorable que surgirá cuando vayas a dormir o cierres los ojos por segundos y los vuelvas a revivir.

Me falta el valor para decirles que el alma está muriendo y que dejarán de sentir en cualquier momento…

Por eso dejo fragmentos, para que al llegar ese preciso instante logren volver a la vida en otro entorno y con sólo un destello del brillo de tus ojos, con el aroma en el viento, puedan renacer nuevamente y recordar los momentos.

Con el correr del tiempo aprenderán a vivir, puede ser una agonía, pero podrán ver llover y no se mojaran, podrán sentir el viento inmenso pero no volarán, podrán sentir el fuego ardiente y no se quemaran....

Ya no habrá tornado alguno que los pueda hacer girar...

Porque el tiempo es sabio y así será. Y cuando de pronto lleguen a sentir que pueden, volverán a existir, recobraran la vida que hoy están perdiendo.

Porque el alma está desesperada, sentimientos…

Por: WilyHache®
18 de diciembre de 2018
17:22 p.m.
Saudades 13 de septiembre de 2016
NLD, México


41
4comentarios 153 lecturas prosapoetica karma: 114
« anterior1234514