Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 86, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Plenitud

No me he quedado con nada
he dicho todo,
me siento tan liviana
como las olas del mar,
que tocan tierra firme
y regresan al océano
llenas de libertad.
Escucho mis pulmones
rebosar el aire que respiro,
el tiempo se desvanece
en cada bocanada;
mi piel extasiada
aniquila los sentidos,
no hay movimientos
y mi humanidad viaja
sin salir corriendo.

Si la muerte es la plenitud,
creo que he muerto
pero aún sigo respirando
y mis ojos brillan
cuando miro el cielo.
Esto no ha terminado
así no haya dicho todo.
14
sin comentarios 68 lecturas versolibre karma: 121

Otredad

Tu nombre es la mágica luz alada
que ilumina al ocaso con su encanto,
presencia y ausencia de ti, de ti, haz en canto,
de ti, espacio, de ti, tiempo, de ti, hada.

Ángel a brisa risueña encantada,
tu nombre hechiza y transforma el quebranto
en unicornios exentos de llanto
cuando ando y no ando en la mar desbocada.

Ayer tu nombre, tu nombre presente,
mañana tu nombre en lo indescifrable:
amanecer azul, claro, sonriente;

atardecer violeta, inolvidable;
anochecer carmín, plácido, ardiente:
Es tu nombre, imagen inigualable.

De VII Poemas para un hada, 2016
leer más   
13
9comentarios 80 lecturas versoclasico karma: 110

Bosque de agua

Me sumerjo
en el verde de tus ojos
en tu bosque de agua
en silenciosa paz.

@vientosdelalma
leer más   
16
8comentarios 79 lecturas versolibre karma: 113

Yuxtaponía azul

Mirando hacia el azul
de la profunda lejanía
mirada que se perdía
en el tupido pinar azul
que crecía en la serranía
mientras mi cuerpo cubría
con la bata en trama azul
del intenso frío que sentía

la tarde se hacía azul
suave la mente batía
las alas de cristal azul
de la mariposa que nacía
cuando trinaba el ave azul

amor con infinita melancolía
enigmática la noche azul
profundamente crecía
con su firmamento azul,
azul que siempre fue compañía

Celestes matutinos, nocturnal azul
me embelesaba escuchar la sinfonía
del mar su viento y su oleaje azul
emergen imágenes que repetía
insurrectas, magnéticas, verso azul
azul mar en melódica cadencia
mi preferido mi nostálgico azul

Una noche de gotas de lluvia
tilin de campanas, rayo y trueno azul
donde de bellos tono se teñía
los sentimientos de grandeza azul,
viendo con nostalgia la serranía
al distante y bello pinar azul
contrastando con la alegría
al ver del mar el oleaje azul.

Pinar y mar se yuxtaponían.
con nostalgia y alegría.


MMM
Malu Mora

Foto tomada de internet
leer más   
20
14comentarios 133 lecturas versolibre karma: 133

Donde la belleza (Meandro Melero)

Irregulares círculos concéntricos,
de verdor entreazulado.

Meandro,
padre de las ninfas.
Fuerza telúrica.
Aro hipnótico y armónico.
Madre Tierra abrazada
por las aguas.

Silencio…
Paz…
Quietud…
Paz…
Silencio…
Tenue y sutil
el viento…

Foto: María Prieto Sánchez
(meandro Melero, Las Hurdes, Cáceres)
12
4comentarios 71 lecturas versolibre karma: 111

Callejuela

Jirón azul
de enmarañado cielo.
Poliédrica desnudez.
Geometría de luces
y de sombras angulares…
De contornos paralelos
y simétricos silencios…

Silencio de cal,
silencio gris,
verde silencio…

Custodiando la calleja,
esmeralda y fuego,
un naranjo solitario.

En la húmeda quietud,
(parabólico empedrado)
vibra el eco de mis pasos.
Y en el verdinegro suelo,
roto el sosiego,
como línea discontinua
queda olvidado mi rastro…

Texto y foto:
María Prieto Sánchez
Enero 2018

(Dedicado a esta preciosa callejuela de Valdelarco en la Sierra de Aracena, Huelva.)
14
10comentarios 117 lecturas versolibre karma: 119

Sobredosis de paz

La paz deseada
Por fin fue alcanzada
Ni un crimen hay
En esta utopía
Calma y orden
Y nada más
Nada nuevo
Nada mal
Pero toda esta calma
Me está empezando
Una intensa rabia
E inmenso aburrimiento
¿Cuándo pasara algo nuevo?
Estoy cansado
De esta sobredosis de paz
Algo de caos
Habrá que causar
Y con ello la novedad
La sociedad se paralizo
Si les doy desesperación
Avanzaran por las malas
Hacia el futuro
Nuevas maquinas
Mayor inversión
Mejor mercado
Solo por el costo
De algunos súbditos.
leer más   
13
5comentarios 85 lecturas versolibre karma: 114

Cadáveres en el armario

Hace siete años mi hermano menor
dejó una duda infranqueable tirada entre ropa sucia,
discos rayados, cuadernos maltratados,
juguetes rotos,
y demás objetos desperdigados en su cuarto:

¿Se suicidó o fue un accidente?

Hace siete años
la imagen espectral de mi padre
regresó por unos días a la casa
y me preguntó:

—¿Por qué no lloras? ¿No te duele?

Hace siete años
me negué a dormir durante 72 horas
y ni un lamento líquido,
y ni un lloró mudo brotaron de mí:
fui un ataúd, una hoja en blanco,
verdadero silencio.
Hace siete años

la imagen esquelética de mi madre
enloqueció por completo
y me abrazó temblorosa:

—¿Cuántos motivos hay para existir? —pregunto.

Hace siete años
mis dos hermanas y mi otro hermano
me obligaron a comer con ellos después del entierro:
fui un fantasma masticando de a poco sonrisas
y bebiendo de a mucho palabras y gestos
sabor a “Honra a tus vivos igual que a tus muertos”.

Hace siete años
un tráiler le reventó el cráneo a mi hermano menor,
lo hizo volar dos metros, le quitó un zapato
e hizo que dejara una duda infranqueable
(hasta ahora):

—¿Te suicidaste o fue un accidente?

Mamá enloqueció.
Papá es un espectro libre lejos de casa.
Nuestras hermanas y nuestro hermano
se alimentan de recuerdos.

—También me alegra verte.

De Cadáveres en el armario, 2015
leer más   
3
sin comentarios 24 lecturas versolibre karma: 40

Dime que soy yo dime que eres tú

Dime que soy
dime que eres tú

Uno entre miles
de aquellos que luchan con fervor
con paciencia contra los males

Y no se rinden y vencen
porque no se distraen

Porque siempre permanecen
en calma y en paz

Y con espiritualidad su alma
seguros de que vencerán

MMM
Malu Mora con Giasuddin M ( q.e.p.d)

(segmentos de nuestras charlas )
imagen tomada de internet

(
leer más   
16
11comentarios 97 lecturas versolibre karma: 138

Deja

Déjame soñarte
en este remolino que son mis sueños
ángel de amor que acaricias
con tus manos mis cabellos
déjame sentir con mis dedos
como dibujo el arco de tus cejas
mientras me pierdo en el profundo
cielo de tus ojos

Déjame creer
que nunca te has ido
que jamás de mi lado te irás
que jamás tu amor he perdido
mientras la miel de tus labios
y la caricia de tus besos
rozan mi sedienta piel

Déjame sentir tu alma
nítida blanca penetrando la mía
deja extasiarme en tu luz
deja alimentarme de la bondad de tu ser

Deja que tu amor corra por mis venas
torrente de pasión, soplo de vida
pon tu mirada en mis pupilas
mira en la claridad de mis ojos
mi pecho lleno de amor

Funde tu cuerpo con el mío
llena mi mundo de ilusiones
que el amor es fuente infinita
para seguir amando después de amarte

Déjame ser esa ilusa amante
que cree en el amor eterno
que va viviendo entre sueños
embriagándose de tu amor.

Eres ese espacio eres mi tiempo
eres el amor que habita en mi
eres el ángel de mis sueños
donde recargo mis sentimientos
para cada mañana volver a empezar.

MMM
Malu Mora

imagen tomada de internet
leer más   
23
25comentarios 113 lecturas versolibre karma: 138

Busco compasión

Por el exterior
Nada aterrador
Pero en mi interior
Algo me carcome
Un sentimiento
De vergüenza
Y remordimiento
No por la acción
Que realice
Sino por la persona
Que afecte
Por alguna razón
Mi pervertido corazón
Se conmovió
Y me siento mal
Por lo que paso
Todo mi ser
Cuerpo y mente
Me imploran
Que pida perdón
Por tal acción
Solo espero
Que me brinde
Su compasión
Y me perdone
Por mi pecado.
leer más   
5
sin comentarios 18 lecturas versolibre karma: 68

Almas lavadas... (Lipograma monovocálico)

ALMAS LAVADAS
(Lipograma Monovocálico)

¡Ah!... Las almas lavadas.

La paz y la faz alba aclaman.
Las hay, hasta vanas labradas.
Alas alambradas y amadas.
Y dan, aladas, las bardas blancas.
¡ Y a las balas, dan abrazadas!.

¡Ah!. Las almas malas jamás alban.

Alaban las alas y la calaña.
Arañan la lava y lacra lana,
para ladrar y la mar calmar.
Aman las balas y matan las albas.
Arman al amar y las malas matas.

¡Ah!. Las almas malas al hampa arman.

Al mal lavan y al mar dan caza.
Y la mar mascan grata ajada.
Ya las lagañas, alcanzan las cabras.
¡Vaya!... Ya acatan y acabrán albas,
para labrar la calma alambrada.

¡Ah!. Las almas lavan al danzar malas.

¡Hasta las lacras, lacran y lanzan, amadas!.
Aladas las almas lavadas, van y danzan.
¡Vaya! . Las hadas van arañadas y vanas.
¡Vaya, vaya!... Al ámbar harán, haragán,
y a las ramas al nadar ranas, ranas aladas.

¡Ah!. Las almas lavadas, la sal sanan mal.

Más las plagas pasman tantas patrañas,
y tantas mañas, aclaman, las mañanas.
Y andan y nadan, las mantas mansas.
Y van las alas, mañana tras mañana.
Y alaban, más y más, la vana blanca lana.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
leer más   
14
6comentarios 80 lecturas versolibre karma: 127

religio

los pájaros
tan llenos de vida,
acercan paz a la tierra.

sabrás como orar
si con gentileza,

callas.

ɐ u ǝ ɹ o L
ǝ l ɐ ɔ o ı C
leer más   
12
6comentarios 53 lecturas versolibre karma: 121

Admiración

Gozosa estaría la realeza
al tenerte de diciembre a enero,
y soberbio hasta un ramo de romero
luciría en tus pies o en tu cabeza;

pero aunque adornas con fina belleza
el interior de este mundo extranjero,
y floreces cual ósculo sincero
de la nívea y nocturna princesa,

tú que encantas con tierna sutileza,
no eres un esplendoroso florero
ni una flor del jardín de la nobleza.

Quienes te hurtaron del cielo, ¡oh, lucero!,
para darte geonaturaleza,
te formaron mujer, ser hechicero.

De VII Poemas para un hada, 2016
leer más   
4
2comentarios 30 lecturas versoclasico karma: 58

Que estalle la paz

Afilemos viejos lápices,
esgrimamos tizas blancas,
unámoslos en barrera de armonías,
detengamos con su fuerza
la agonía de cañones
del hambre de los hombres,
escribamos las palabras
con las que remendar auroras
en ofrenda de las selvas.

Que nos inunde la paz,
volteada como diábolo
en su cuerda,
disparada como flecha
hacia la diana
de los sentimientos libres,
que estalle repentina
la esperanza contundente y absoluta
cuando cese la epopeya
de los duelos,
el combate por el pan
de cada día.

Soñemos
ocho estrellas blancas,
soñemos limpia la bandera
hoy ultrajada por manos negras,
soñemos en la paz,
en la esperanza,
volvernos sobre el mar
como una lanza
cargada de justicia y de prudencia.

Roguemos
por el tiempo en que será
la libertad
con la que abrazar la tierra,
con la que respirar presencias,
en la que dibujar
sin sombras
ni silencios ni cadenas.

De pronto se hará el mañana,
y este tiempo,
inflado de paciencia,
verá crecer los hongos y los setos,
y hasta el río,
guardián de los secretos,
hará remansos,
deteniendo el curso de su llanto.

Asaltados nuestros diques
reventará la paz en mil burbujas,
con cada espina,
en cada esquina,
en tus ventanas,
bajo mis puertas.
12
13comentarios 126 lecturas versolibre karma: 136

La foto

Buscando un silencio en las bellas texturas del ocaso, un segmentado de piel elefante, va sencillamente naciendo un buen abstracto.
Arrugada la parte del soporte te envuelven los colores suaves, rosas variados de juegos primaverales con poemas enamorados. Son en el epicentro grises y sombras, bordeando el fino hilo del los encajes, bolillos andaluces de manos sinceras que crean. Una fragmentada y quebrada alineación de luces y sombras. Fotografía de una plasticidad poética, rozando una bella pintura. Jairo su creador, la entrega al mundo con aleteos de Paz.

Fotografía. JAIRO TORRALVO.
leer más   
5
2comentarios 40 lecturas relato karma: 67

Tengo que volver

Tengo que volver…

Me dejé el corazón olvidado
en un remanso claro
de las aguas del Múrtiga
allá donde las ninfas,
ocultas, habitan.

En el rayo de sol
que atraviesa las frondas.
En el frescor de la tarde
que cuelga del aire.

En el murmullo del viento
que adormece las sombras.
En el suspiro blanco
de las nubes errantes.

En la hoja que cae
temblorosa en el agua.
En el sonoro eco
de los trinos fugaces.

En el color azulado
de las flores silvestres
o en el verde silencio
de hondas soledades…

Volver…
Siempre volver…
De nuevo…
Volveré...


Texto y foto:
María Prieto Sánchez
Agosto 201
5
2comentarios 67 lecturas versolibre karma: 79

Para cuando regreses

Recordarás el día
en el que conociste en las anclas
la mixtura de la sal
con la corteza de las ostras,
(la mar colmada de tu alimento añil),
el día en el que un pueblo de redes
se convirtió en tus adentros
en habitación bárbara de llagas,
navegación pérfida de fachadas solemnes
y podredumbre sobre su mármol.

Harás memoria de aquella tarde
en la que la voz del matorral
pronunció por vez primera tu nombre,
cuando asentiste a su llamada
con la voluntad enjuta,
abandonaste sin una lágrima la costa,
y ligera,
sembrando de camelias cada paso,
partiste hacia las selvas
apurando tu andar converso.

Tejiste entonces un cesto
con mimbres olvidados por almas funestas,
lo rellenaste de tejidos de ilusiones,
te hiciste costurera,
maestra de lanas y de hilos.

Ahora extiendes en los prados
una enorme sábana blanca
redactada con millares de nombres muertos
para que jamás
nadie les vuelva a prohibir la vida,
elevas con tu aguja el compromiso
de saborear una sonrisa,
derribas la esclavitud de las mordazas
en el amanecer sin fin de tus laderas,
das las gracias por el aire que respiras,
cubres con colores vivos
nuestros muros,
tus espejos.

Cuando regreses a los puertos
susurrarás de nuevo tu nombre;
lo harás al oído
de aquéllos que en su ignorancia
te insultaron,
resquebrajarás sus encuestas falsas
haciéndote presencia
dentro de sus cráneos huecos,
y mirarás al frente,
sonriente,
sin esconder tu rostro.
leer más   
11
4comentarios 87 lecturas versolibre karma: 118

Después de la tormenta...

Respiraba en la cama temblorosa,
trémulo el corazón, sin más consuelo
que mi torso desnudo,
que el edén de mi pecho.

La mañana al amor le da una tregua,
la pasión con el alba ve sosiego,
los suspiros espiran
y reposan los besos.

Los sofocos se funden con la calma,
en la noche quedó el último aliento,
los abrazos alivian,
y aflora el sentimiento.

Es la pausa, la paz y la armonía,
el descanso que imploran nuestros cuerpos,
es silencio y caricias,
es final de otro sueño.
5
2comentarios 43 lecturas versoclasico karma: 65
« anterior12345