Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 43, tiempo total: 0.003 segundos rss2

Atrapado

.
Lo tengo, aquí
justo aquí, atrapado
entre las sábanas
sin dejarlo salir
él sólo se metió debajo
me habla despacito de pecados
y ahora ese diablo deberá probar
si puede desafiar a mi ángel
cuando desnudo
le abra las puertas a mi cielo
y temblando le recite sus plegarias…

soundcloud.com/lola-bracco/mi-angel (Lola)
.
12
sin comentarios 43 lecturas versolibre karma: 100

Pecados Capitales

Tengo celos de sus manos,
de sus labios en tu boca;
de tus ojos en los suyos,
de ENVIDIA me vuelvo loca.

Y te quiero sólo mío,
beso a beso, gota a gota...
hundida en esta AVARICIA
que me deja el alma rota.

Me inundan la IRA y la cólera
cuando abandonas mi alcoba,
sabiendo que va tu vientre
a mezclarse con el de otra.

Pero soy dueña del mundo,
la SOBERBIA me desborda,
mientras estando a mi lado
sólo mis manos te rozan.

Nos libramos al exceso,
al placer de la zozobra,
la GULA nos llena el alma,
y dejo que me corrompa.

Y somos pura LUJURIA,
dos cuerpos sobre la alfombra,
crepitando de placer
entre alas de mariposa.

Ahora me envuelven tus sueños,
me abandono entre las olas
me encomiendo a la PEREZA
entre tu piel que me arropa.

Àngels de la Torre Vidal (c)
Poemas 2019
leer más   
19
17comentarios 156 lecturas versoclasico karma: 95

Soy el Pecado

Soy el pecado que esperas,
el sueño de medianoche,
cuando te acechan los duendes
que en las sábanas escondes.

Soy tu ferviente deseo,
el ansia que te carcome,
la mirada que te observa
la voz que no te responde.

Ven y búscame en la aurora,
llévame… no digas dónde…
seremos placer y encanto,
fruición y pasión de dioses.

Àngels de la Torre Vidal (c)
Poemas 2019

Obra de la fotografía: Dariusz Branski (c)
leer más   
15
12comentarios 112 lecturas versoclasico karma: 91

Una confesión

Confieso que hemos pecado
de pensamiento
palabra
obra y omisión
Confieso que hemos mentido y fallado,
enloquecido y amado.
Confieso que hemos vivido.
Por nuestra culpa
Por nuestra culpa
Por nuestra gran culpa
Esa que un día nos rasgó el alma
pero nos une hoy
nos hace ú n i c o s
Esa irreversible prueba de que hemos vivido.
leer más   
4
sin comentarios 41 lecturas versolibre karma: 33

Soneto de mis Pecados

Mis dedos van malversando caricias,
mi piel prevarica con mil abrazos
mis labios delinquen con falsas risas,
mis ojos se miran en ojos falsos.

Me inyecto el éxtasis de la desidia
y vendo mis besos por cuatro chavos,
me embriago del llanto todos mis días,
mientras busco el calor de unas manos,

Pido a los dioses de Excesos y Orgías,
que hacia el pecado encaminen mis pasos,
que dejen morir mi cuerpo que expira,

entre mis faltas y por mis quebrantos…
y que en ningún caso mi alma rediman,
hasta que me abras de nuevo tus brazos.

Àngels de la Torre Vidal (c)
Poemas 2019
28/03/2019
leer más   
17
12comentarios 106 lecturas versoclasico karma: 97

perturbación atemporal

¿Me atrevo a pertubar el universo
cuando no hay más labios
a los que acudir?
Las comisuras de
la orilla se han cansado
de escuchar
la historia de nuestro
mar,
todas las olas pierden sentido
cuando se estrellan
en las curvas de la carretera
y rompen el tiempo
sin necesidad de
cronometrar.
¿Me atrevo a pertubar el universo
cuando no hay más historias
que contar?
Las palabras se ahogan
en su propio significado,
bañando sus tildes
y
vocales
en la sangre más consonante
creyendo convertirse
en la tinta que dará voz
al recuerdo
de poetas muertos,
vagando como ánimas
en busca de la belleza
escrita,
ignorando el poder
de la belleza observada.
¿Me atrevo a pertubar el universo
cuando no existe lugar
dónde rezar?
Mi corazón está
corrompido por el
pecado,
ha olvidado como
latir al ritmo
de la sinfonía sorda,
como danzar al compás
de la Historia empoderada.
¿Me atrevo a pertubar el universo
cuando las estrellas son
tan ancianas como
el ojo de Dios?
Cansadas de guardar
los anhelos perdidos
e imposibles
de mortales sin cordura,
los planetas se esconden
tras la sombra
del Sol
pues no soportan
orbitar problemas
del primer mundo.
Los santuarios
se derrumban
al servicio de los demonios
haciendo el odio,
temblando por las
lágrimas de un caos
que no le permite
ser.
Las máscaras caen,
las monedas triplican
sus caras
y los contrastes
desaturizan una realidad
borrosa y marcada
por un futuro que no
conoce su propio
destino.
Las pinturas muestran
tiempos más sencillos,
de inexplicable horror
y sensualidad
que nos percibe
como fantasmas descarriados.
¿Me atrevo a pertubar el universo
e invertir la gravedad?
La manzana envidia
por segunda vez, incompleta
y marchita por la
debilidad de Eva,
a mi alma
tan negra como la noche
puede ser y la
Luna iluminar,
rogando,
a mis pies.
¿Me atrevo a perurbar el universo
si soy alteración?
Posiblemente,
soy atemporal.
6
sin comentarios 22 lecturas versolibre karma: 68

Máscaras y disfraces

Un rostro,
dos rostros,
tres rostros,
máscaras
para cada emoción.

Cuatro cuerpos,
cinco cuerpos,
seis cuerpos,
disfraces
para cada ocasión.

Siete rostros,
siete cuerpos,
mujeres en nuestro corazón.

De Instantes, 2013
leer más   
12
4comentarios 53 lecturas versolibre karma: 97

Pecado

El cielo parecía fuego, testigo del pecado que estábamos cometiendo

Juntando nuestras almas perversas por el deseo,
Un beso había bastado para volvernos pecadoras,
Un beso basto para volverlo amor.

No entiendo que hicimos mal, pero sentía tan bien,
A través de tus ojos veía el universo, y a través de tu piel.

¡Grita mujer!, grita, y que el demonio que traemos dentro salga entre suspiros y gemidos.

Pequemos, y que se sienta bien, que nuestro Dios sienta celos.

Celos, que de tu boca salgan las mejores melodías, que de tu piel emerja la mejor miel,
Que tus pupilas se dilate tanto que ellos podamos ver el secreto de la lujuria.

Pequemos, seamos pecadoras, que los demonios se manifiesten y que nos tengan miedo.

Que el infierno este entre un espacio cerrado de nuestras pieles, que ninguna tempestad pueda apagar nuestro fuego.

Eres el pecado perfecto, que no me cansaría de probar, una y otra vez.


¡Grita mujer!, llega al clímax y baja las estrellas una vez que este en la cima.

Regalame una sonrisa, esas sonrisas que me pueden tentar para volver a pecar,
Mírame, muestra que secretos escondes por esas ventanas que adornan tu cara

Y una vez de haber terminado, besa mis labios e inauguremos nuestros próximos pecados.

Sherley Hernández
leer más   
5
3comentarios 39 lecturas prosapoetica karma: 68

Me perdí en tu nombre

...

Inquieto el fuego y la marea
de las noches a contracorriente


Pongo la mitad de mi lengua
en el valle de tu sexo, el centro del Mundo.

El misterio que ocultas entre tus piernas
como tostadas quemadas por el Sol,
con tu adjetivo decisivo, negro.

Amor insensato,
ayúdame a descubrir los pecados no cometidos y,
luego a redimirse de ellos.

Arrasa con mis temores
de momento infinitamente.
13
8comentarios 69 lecturas versolibre karma: 109

Hasta tus pecados

Y me amaste una noche más
desarmando cada pensamiento
que hubiera querido
y no fuera obsceno...

Me amaste apasionado
desatando mi alma
que desnuda
te tocaba
te besaba
y a mi corazón
decía
cada cosa
que te haría…

Me amaste
te amé
como
si fuera
la primera
y la última vez
como nos gusta
con ojos
con luces y sombras
con susurros
risas y gemidos
de orgasmos

Me amaste
y al marcharme
te dejé besado
el cuerpo
la mente
y hasta tus pecados…

Me robe
el fuego de tus ojos
el calor y la humedad
de tu piel
las marcas de tus dedos
las huellas de tu lengua
sellando mi cuerpo
y en el tu poder....
Lola
23
9comentarios 188 lecturas versolibre karma: 129

“Infierno y pecado” (Jotabé eneasílabo)

Nos embriagámos de dulzura
en la cama, sin más premura

tras cada roce y cada beso
tu cuerpo de mi estaba preso
y los gemidos en exceso
me permitían el acceso

a tu tesoro más preciado
Sólo quería ser pecado

en las curvas de tu llanura
mi encendida pasión te expreso
¡vivimos tu infierno soñado!





Clementina Bravo Rivera
Cleme_Eternamente
18 de noviembre de 2018
Arica – Chile.
leer más   
18
16comentarios 108 lecturas versoclasico karma: 134

La fiesta del pecado

Bienvenidos, amigos
A la fiesta del pecado
Disfruten lo decidido,
Ya voten ustedes solos
O de sobra acompañados.

Aguardamos su respuesta
Ante tan burdo derroche
Si pretenden ser honestos,
Tengan bondad de elegir
Un color de estos que muestro.
Los conocían ya de sobra,
No me vengan con historias
¿se equivocaron? ¡qué pena!
Ya no tiene solución,
No, pues ese que venció,
Luego a todos defraudó.

Se muestran uno a uno
En tan gigante balcón
sin vergüenza ni pudor
sobra mentira y traición.
No se engañen, todo vale
Cantarán cualquier canción
Venderán hasta a su madre.

Mil promesas escucharán
De sus labios de cordero
Los siempres, los nuncas
Que olvidan por el dinero.
De lo que oigan nada,
De lo que lean la mitad,
La política no fue honrada,
Ni lo es,
Ni lo será.
leer más   
1
sin comentarios 31 lecturas versolibre karma: 8

Seven

El pecado del fornicio,
ese lascivo delito
de Asmodeo y su apetito,
la lujuria sin prejuicio
con desenfreno y por vicio.
Belfegor el perezoso
también se muestra doloso,
por desgana y por acidia,
pecando por la desidia
de subsistir siempre ocioso.

El bodegón que le anula
a Belzebú, el muy glotón,
que llega a la indigestión
comiendo como una mula,
sin bula, solo ansia y gula.
No le vale la enseñanza,
se perdió toda esperanza,
Amon es un resentido,
es la ira de un ofendido,
su deseo: la venganza.

Consumido por los celos,
el demonio Leviatán,
ni postrado en el diván
de la envidia y sus anhelos,
elimina sus desvelos.
Y es Mammon un miserable,
usurero y detestable,
malicioso y con codicia,
en su mundo de avaricia
de simonía insaciable.

Lucifer, ¡el orgulloso!
Un diablo prepotente,
la soberbia es la simiente
que has enterrado en el foso
de tu infierno vanidoso.
Los pecados capitales
tentaciones infernales,
esas pasiones malvadas
de las normas quebrantadas
desde tiempos ancestrales.
13
sin comentarios 154 lecturas versoclasico karma: 51

Tu mirada

No es que me pierda en tu mirada.

No es que me duela su ausencia.

No es que tu mirada me acaricie.

No es que tu mirada me bese.

No es que tu mirada me arrulle.

No es que tu mirada me aulle.

No es que tu mirada me tiente.

En tu mirada me encuentro.

En tu mirada me ausento.

En tu mirada, tacto de ángel.

En tu mirada, ósculo divino.

En tu mirada, cuna de estrellas.

En tu mirada, mil lunas llenas.

En tu mirada, da a luz el pecado; arde el infierno.

@SolitarioAmnte
iv-2017
leer más   
16
6comentarios 503 lecturas prosapoetica karma: 80

Fe

Ni los clavos ni el madero
me tienen aquí clavado
sino solo tu pecado
y lo mucho que te quiero.
leer más   
15
1comentarios 152 lecturas versoclasico karma: 79

Müki (peces y niños)

Vibran las risas
de infantes sobre el río.
Peces pillados.



@SolitarioAmnte / vii-17
leer más   
15
1comentarios 87 lecturas versoclasico karma: 75

La calle del pecado

En la calle del pecado,
tras el vidrio del deseo,
oye un grito desgarrado
el mozo del buzoneo.

No se siente impresionado,
no hace caso del berreo,
pues la calle del pecado
no se presta al curioseo.

Puerta a puerta, consternado,
y en la verde un viejo feo
que replica endemoniado
“si te acercas, te caneo”.

Y una vez es bordeado
hay un bloque sin portero,
donde salen resfriados
los ingenuos del cuarteo.

Él prosigue con cuidado,
y no evita el hormigueo
cuando pasa por su lado
Mohamed “el filisteo”.

“Por lo poco aquí cobrado
y este riesgo, me planteo
el dejar aquí tirado
los panfletos y el correo”.

Pero de valor armado
continúa su paseo,
sin mirar al desgarbado,
que se huele el fisgoneo.

Bajo el puente del ahorcado,
una anciana con su perro
que le hurga con descaro
en la bolsa “¡trae gamberro!”.

Y corriendo, trastocado,
pasa el bar de “el peluquero”,
por su pluma así llamado
y su fama de fullero.

Que se asoma enojado
“!al ladrón de la Consuelo!,
que se ve que le ha robado,
‘tos tus muertos, pajillero!”

Y mi vista lo ha dejado
por el parque del Pomelo,
perseguido por tres payos
y un caló con su cordero.
leer más   
9
4comentarios 86 lecturas versoclasico karma: 86

Renglones torcidos

Mi vida como verso inacabado,
martillo en mano, las letras
palabras y versos voy cincelando.
Las esquirlas que me sobran
son mis penas y mis llantos,
renglones torcidos y derechos he acuñado,
en la misma botella, en el mismo vaso
lo dulce y lo amargo.

También he cincelado el olvido
Los fracasos y recuerdos,
el secreto de tu sexo, tu cabello,
todo en un mismo espacio.

En mi corazón cincelados tus abrazos,
tus besos cincelados en mis labios,
en mi alma, cincelados los míos y los tuyos,
los pecados, que no nos perdonamos.

Nuestros nombres cincelados
en una lápida de mármol blanco,
en ella, se lee nuestro epitafio

en vida,
amantes y amados
en la muerte,
polvo enamorado.


Camaleontoledo*
leer más   
11
6comentarios 116 lecturas versolibre karma: 95

¿Por qué?

No soy poeta por aderezar las palabras
con ungüentos y hiervas, por ponerles sal y pimienta
por endulzarlas con miel para que las leas.
No soy poeta por usar metáforas, hipérbaton,
hipérboles o sinalefas, no, no soy poeta.

Soy poeta porque el mundo me pesa,
porque me duelen las guerras, las muertes,
la injusticia, la gente indefensa.
Porque llevo en el alma, una herida abierta
porque la sangre no cesa, porque se abren mis carnes,
por tanta violencia.

Porque sueño con cantarle a la luna
bajo un el manto de estrellas
por ser viento, para susurrarle a la primavera
quiero ser sol para abrazarte las pecas.

Porque tus labios sabor a cereza calman mi esencia
porque tus ojos color esmeralda mis miradas despiertan
porque mi piel y la tuya se besan, tu perfume embelesa
porque tu sexo es perfecto, y solo con tu mirada
tapas el dolor de mi carne, mi corazón y mi alma.

Si soy poeta porque he sufrido, porque el alcohol
me ha consumido, porque he visto a la muerte de cerca
y no me parece tan fea, porque vivo en un trágico sainete
vida de opereta, en la vida hay cosas malas y buenas
y yo las he vivido, por eso soy poeta.

Camaleontoledo*
leer más   
13
7comentarios 101 lecturas versoclasico karma: 74

Peces te sueñan

Voláis tan alto y desde mi refugio
parando al tiempo os evocaré un día más.
Lo extraño de este letargo
sería sin duda, no volver a aquel regazo
cuando siempre vuestros peces,
asilo a mis olvidos dieron.

**Ilustración; Amanda Cass
10
sin comentarios 85 lecturas versolibre karma: 79
« anterior123