Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 300, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Esta vida

Esta vida de ilusiones nos obliga a parirnos una y otra vez,y a morirnos otras tantas veces...es un ciclo...cuando vuelves al hogar,cesan las ilusiones...y vives en la realidad eterna que te pertenece por derecho propio...

Al Agus
leer más   
3
3comentarios 23 lecturas relato karma: 57

Vives en mi mente

Siempre pasas por mi mente,
a todas horas sin tregua
Tal vez mi rostro indiferente,
no deje reflejar sobre mi frente,
la llama que en silencio me devora

En mi lóbrega y yerta fantasía,
brilla tu imagen apacible y pura
Como el rayo de luz que el sol envía,
a través de una bóveda sombría,
al roto mármol de una sepultura

Callando el estupor profundo,
mi corazón se retiene y enajena
Con golpes punzantes y certeros,
late moribundo durante días,
tu nombre guardando silencio

Abatida por un eterno lamento,
me agito en ciego arrebato
Y sin poder someter el intento,
cuento largas horas en el sueño
¡ilusa alentada! que solo en ti pienso.
leer más   
11
5comentarios 102 lecturas versolibre karma: 84

Vendrá un tiempo mejor

La tierra y la vida están virando el mundo al derecho...por miles de años nos hemos creído que la tierra es nuestra,cuando realmente somos de la tierra...las viejas culturas indígenas de nuestro continente,olmecas,toltecas,navajos,los Puebla etc...ya lo sabían...la avaricia,el egoísmo, el dinero...nos han cegado y corrompido como humanos...hemos desaparecido tantas veces de esta tierra por la misma razón...y ahora podemos ver el miedo,la histeria...ojalá este temblor nos pueda cambiar para ser mejores seres humanos...

Al Agus
leer más   
4
2comentarios 32 lecturas relato karma: 56

Lo Que Nos Dejó La Cuarentena

Náufrague
A orillas de un turbulento caudal,
Cada mañana trató
De asimilar qué...
Desaparecieron las solitarias
Golondrinas entre mis páginas.

Desolados pensamientos
Recaen sobre la lisa cerámica
Entre la dinámica intrínseca
No logró llenar estás hojas
Que me aclaman

La pieza de la rocola
Ya no toca se aquejado
De que hace tiempo no la escuchó
Sólo desembucho entre murmullos
Lo mucho que extraño el yelmo.

Pense en tratar
De apaciguar
Mi niño interior
De las tormentas que nos acechan
De bajó de un paraguas
Tratando de esperar
Que todo ésto pase

Cuelgo en la rama de un ciruelo
Que da al jardín a la luna
Para que sea mi faro
En noches oscuras
Y tener su amparo
Durante estos solitarios días
Y el resto de los que nos quedé.

Quise ser libre ver más allá
Del almendro hacer del mundo
Algo mejor hacer que las palabras
Sean más que el anhelo
Extraviado de un compositor
Arranqué de mi las mariposas
Del pecho, saque del lecho
El frío sumiso que reemplazó
Su calor.

Intercala mucho la idea
De enfrentar con la mirada alta
La idea de continuar.
A pesar de todo es verdad
Que la calma llega después de la tormenta.
leer más   
25
14comentarios 122 lecturas relato karma: 85

Ser o no ser

Una bomba de miedo
es más nefasta...
que una de fuego.

Una mentira regada
como pólvora...
intentará matar la esperanza.

Una enfermedad llamada
ignorancia...
tratará de quitarnos la vida.

Y entre la ignorancia y el miedo
la vida continuará...
siempre renacerá de sus cenizas.

Al Agus

To be or not to be...
leer más   
13
8comentarios 118 lecturas versolibre karma: 80

Hasta Nuevo Aviso

La sombra toma asiento.
Me acerco algo agobiado.
Ambos miramos el reloj...
Las horas ya no se alarman
(No tenemos dónde ir)

Batallabamos con los días
Olvidamos que tomaron cuarentena
Me desgrana la idea del frasco.
Los segundos ya no corren
(Se cansaron de esperarnos)

Nos demoramos de tanto pensarlo
(Nos olvidamos de nosotros)
Los minutos ya no nos avisan
Que es tarde

La sombra me mira
Con nostalgia
Ya no somos cómo antes viejo
Ya estamos añejos
Los tiempos cambian ya no..
Ahh no lo sé...

Simplemente nos volvimos
Presos de nosotros mismos
No somos cómo antes
Estamos viejos ya...

Creó que aún podemos sorprenderlos
Sólo necesitamos tiempo...
leer más   
22
19comentarios 151 lecturas versolibre karma: 105

Diez Grandes Emociones

Anoche salí al balcón
en un intervalo precoz
de la vigilia.
unas estrellitas salieron
a mi encuentro
en un intento de reconquistar
fuentes antiguas.
idílicos brotes de inspiración
donde la secular presencia
—de lo que llamo yo—
diez grandes emociones
gravitan;
a favor o en contra.

Llegó sin prescripción alguna
y se hizo visible en la sonrisa de mamá
en los juegos que volaban con el viento
en tres colores, sobre la montaña
y en la naciente luz del sol
cada mañana.
en la magia del olor
que da la tierra ante las primeras
lluvias.
¡Era tan bella! que jamás le perdoné
que se mudara
a la piel, a las canciones a los besos...
que pernoctara alojada
en las décimas, en las guitarras
en los tambores...
en las encimas de un vino
en los metálicos sonidos
que desprende la fortuna
y en el recuerdo revivido
por la presencia del amigo.
Como su nombre no sabía
se me ocurrió trémulamente
que podría llamarse: Alegría.

Venía conmigo los domingos en la tarde
se fue arraigando, a medida que crecía
desintegró todos los sueños que tenía
y se desnudó en la piel de los cobardes
acumulaba con la muerte gota a gota
hasta formar diques con mis lágrimas
prendía velas en el camino de las ánimas
e hizo sombra ante la luz de mis derrotas.
Cuentan que despojó a Eros de belleza
en sortilegios con oscuros emisarios
en pergaminos recopilaron los sumarios
que su nombre verdadero era Tristeza

No era propiamente mía (nunca lo fue)
recuerdo haberla comprado
en los sórdidos mercados
de leguleyos incapaces, ante un juez,
la use para extirpar complejos,
secuelas de la guerra y aparejos
de pretextos justicieros y altivez,
en su tránsito de carácter indomable
sumía mi existencia en los infiernos
de su trágico nombre no me acuerdo,
hace poco en un boleto de viaje
emborronado con los parches de mi vida
el testimonio de los vestigios de un pasaje
accidental y tenebroso se leía de revés
refrendado en puño y letra por la Ira.

Coronada de prudencia
con flecha de oro
y espada amorosa
en la flor de sus labios:
obediencia
amante de Fobos
saciando su sed en el cráneo hueco
de un gnomo
LLegó a mi en una oscura noche
a temprana edad abrazando
los despojos de una pesadilla.
en una madeja de espinas
multicolores frente a la muerte
posose sonriente de rodillas
—yo ardía en tibio fuego—
temblaba de fiebre
mirando mis ojos
sonrió.
le dije: — Miedo.

—¿Existe el azar ?
—¡no lo sabemos!
ni tu ni yo que llevamos colgados
Caireles de amores en el pecho.
—¿Existe la suerte?
¡Quizás! ...Y me tropiece en tu calle
la serie numeral
de una lotería que nunca juego.
— ¿...y la carambola?
— ¡No sé!
que lo digan los astros
las luces del semáforo
y el santo patrón
de los conductores borrachos.
Se quitó el sombrero
descubrió su rubia cabeza
extrajo solemne un conejo
dijo; mi nombre es Sorpresa.

Le azotaron las muchas tormentas
desolación y hambre hicieron mella
en la fragilidad perecible de su piel
el viento disolvió el polvo ya disuelto
sostén último de ruinas de consuelo.
Eran mis manos más lepras que dedos
el tiempo se acicalaba en el espejo
reluciente de un cuchillo de acero
me abrazó e hizo pan de su esperanza
compartimos una oración y un credo
bienvenida seas siempre: Confianza.

¡Pólvora!
Ese olorcito mata
después de muerto.
fusil y calavera
en la densidad del aire
dispersos.
Traición; otra clase de excremento
dictadura y corrupción
un tilín de cobardía
de aderezo ambición
y dos tercios de población
en sumisión
Connivencia episcopal
aborto y misoginia
a dolar cada verso comercial
esclavitud y palangre
la bala fría asesina al rey de basto
la ley escribe con sangre
mi nombre es Asco.

En su corazón, hallaron asilo todos los inviernos
con taladros la más fría de las rocas construyeron
congelada allí en su núcleo la llamarada de fuego
y por un milenio errante deambuló hasta la puerta
de mi pecho abierta por la perenne acción del viento
en erosión,heló en silencio sepulcral la tempestad
del hecho consumado a razón de Remordimiento.

No hemos nacidos todos para perder por siempre
una cálida estrellita reserva el cielo para ungirnos
de la mística infusión que no siempre es felicidad
pero es un instinto signado de preservación único
sublime y por su belleza ha de ser de altísimo valor
de las diez grandes emociones la más alta es el amor.
leer más   
12
10comentarios 107 lecturas versolibre karma: 108

La barca de la vida

Y ahora estamos aquí, en esta barca,preocupados y temerosos, de un huracán que nos azota. Un huracán que se lleva sin previo aviso,al rico o al pobre,al supuestamente bueno o malo. Un huracán que se ríe de las fronteras que el hombre a impuesto, para delimitar las lenguas,economías, religiones,sistemas sociales.Su paso quizás no es tan fuerte,como los niños que mueren a diario por falta de comida,o por la gripe común, el cáncer u otras enfermedades, pero es una señal a tener en cuenta.Ojalá,que después que pase...porque pasará, el mundo cambie...y el egoísmo y maldad se disuelvan. La humanidad,y aquellos que dirigen nuestros destinos en cada parte del mundo,han olvidado las pruebas por la que hemos pasado.Es sencillo,navegamos en una barca llamada vida,donde todos remamos...si tú mueres, una parte de mi se va contigo...y como somos eternidad, en un mundo equivocado...o todos llegamos,o nos quedamos.

Al Agus
leer más   
9
2comentarios 71 lecturas relato karma: 94

Pensando En Voz Alta

Estando en la brevedad
De la soledad juntó
Con un cafe en mano.
Una epopeya en bandeja
Ya incompleta.

Una travesía inconclusa.
La duda de Artemisa.
Que fue de la piel desnuda de venus?
Que fue de Helena y su pena ?
Que fue de mi ?
Estando en un escritorio
Admirandome de una novela
Con un final de cuentos de hadas
Y yo aquí viviendo de mi compañía
Sin amores.

Solo con un edredón
Rescostado en el pensando
En lo que es el amor
Para llenar este temor
En un par de páginas.

Solo pienso en voz alta
Me siento en la silla
Mirando la ventana
Aquel paisaje
Aquel mundo sumergido
En la brevedad de tiempo de cólera
Por un virus con corona.
leer más   
15
11comentarios 61 lecturas versolibre karma: 83

Tocan de nuevo las campanas

Volverán a tocar las campanas?
ahora están tocando por nosotros...

Es un sonar que se mueve por el mundo
atravesando fronteras,montañas y lagos,
en un grito desesperado de atención.

Vuelven a tocar las campanas...
por tí, por mi,por nosotros...recordando,
de nuevo,que no somos una isla...

Cada parte del mundo,que se desprende,
es una herida abierta para la humanidad,
una fortaleza de esperanza que se pierde.

Una vida que se va antes de tiempo,
nos disminuye,porque somos pedazos,
de algo llamado mundo...humanidad.

Por qué vuelven a tocar las campanas?
vuelven a tocar,para que despertemos...
del largo sueño, las miserias y los miedos.

Al Agus
leer más   
15
11comentarios 89 lecturas versolibre karma: 87

Crea tu propia ilusión

Aquello que dice..."crea tu propia realidad"...se está disolviendo,y hoy estoy pensando..."crea tu propia ilusión"...sólo la realidad pertenece a Dios,la verdad y la vida...

Al Agus
leer más   
3
2comentarios 22 lecturas relato karma: 59

Cura tus heridas

Si te hieren
de cualquiera
de las formas...
no manches
con tu sangre
a otros...
Cura tus heridas
desde el corazón,
y continúa la vida.

Al Agus
leer más   
17
2comentarios 72 lecturas versolibre karma: 104

El camino

Camina despacio,
pero pisa fuerte
el camino...
mañana será tarde
si vas con prisas,
y no te detuviste
a mirar las flores...

Al Agus
leer más   
17
8comentarios 73 lecturas versolibre karma: 93

El gato de cristal

Para los humanos,vivir en el miedo se ha convertido en una costumbre. Y por cada miedo que ellos mismos se crean,se alejan más del camino del amor.Están errados y ciegos,haciendo del dinero un nuevo Dios.

Al Agus
leer más   
5
5comentarios 52 lecturas relato karma: 68

El gato de cristal

No entiendo a los humanos...nacen llorando,y la familia un mar de alegrías, y al morir todos lloran,y ellos ni enterados...

Al Agus
leer más   
8
sin comentarios 59 lecturas relato karma: 89

Un corazón egoísta que a la paz encuentra

Pobre mi corazón entristecido que a la humanidad odiaba.
Malos eran todos, yo era el único ser bueno.

Ya ni las sonrisas disfrutaba, relucian como huesos de vanguardia.
Falso era para mi la naturaleza, las aves y los peces.

Día a día una guerra, doscientos muertos y tres mil bombas,
sobre mi cabeza. Luego, voces gritando: "¡POR QUÉ!" por todos lados.

Pobre de los niños huérfanos y hambrientos como caníbales
de diversión, quienes como demonios insulté, yo.
y el demonio era yo, las sombras invadían mis ojos azules y
mi mirada pacífica. La fachada que a muchos atraía, resulto ser
un chico guapo.

Y ni hablar de los humanos que intentaron plantar en mi, pues
despavoridos salían de mis tierras con manos embargadas en carmesí.

... Pero un día yo, solitario en el jardín, una voz divina
se instaló en mi, y me dijo: "Ama a tu prójimo como te amas a ti".
-¿Qué quiso decir?-
Saqué un pequeño espejo del bolsillo y lo vi allí,
el pasado se reía de mi mientras hacia malabares
con suéter, sombrero y botín.

Quise vomitarlo o maldecir a aquel repugnante espectro que se movía muy feliz...
Rompí el espejo con la suela del pie.

Sombras y esqueletos empezaron a salir entre las esquirlas, pero
rápidamente desaparecieron con la luz del día.
Recogí la basurilla, subí a mi cama y dormí con ganas.

A la mañana siguiente en mi bolsillo se hallaba otro espejo igualito.
y al abrirlo,,, en el reflejo la voz de un angelito con una trompeta,
guiñando el ojo y haciendo morisquetas.

¡Qué alivio!


-Martha A. Garzón
La Dorada, 2020.
leer más   
2
sin comentarios 40 lecturas relato karma: 11

La Última Estrella

Cuando el cielo era fértil en luz
no nos era tan terrible
la pérdida de una estrella.
Infinitas había de ellas.

Pero ahora, cuando la Tierra no es más que aire y polvo,
un recuerdo en la Mente Eterna,
arriba, en la infinita oscuridad que impera,
la última estrella mortecina agoniza y parpadea.

Cuando el cielo era un manantial azul,
y nuestras almas eran frescas,
brillábamos como ellas,
qué felices entonces eran.

Y la última estrella que se apaga,
la más importante de ellas,
dice adiós con su luz de candileja
a esta Eterna Escena.
leer más   
7
1comentarios 63 lecturas versolibre karma: 81

Mi piel

Mi piel no es coraza,
no es escudo,
no es nada.

No protege,
ni lo pretende.

Mi piel permea.
Ósmosis.
Fluye y emana.

No tapa,
ni lo pretende.

Mi piel resiste,
rechaza.
Cubre y aguanta.

No cesa,
ni lo pretende.

Mi piel es flexible;
dúctil, pero severa.
Sufre y encaja.

No se rinde,
mas yerra.

Poema que forma parte del libro “Tú, yo y el mundo”.
4
2comentarios 81 lecturas prosapoetica karma: 64

Razón vs. Emoción

Tanto frío es ya dolor.
Junto a las grietas de las paredes
el silencio ya es música,
está ahí, palpitante,
bien ceñido a las heridas
que decoran mi espalda,
bien trenzado en el hueco
de mis manos vacías.

Te extraño, es la verdad,
pero tengo que decir
unas palabras salidas
de unos rieles callados,
que nos sentimos vivos
amando lo que nos mata,
pero no es lo que quiero pensar...
Este sentir y pensar
nada y lo contrario
no es grato.

Me ahoga una lluvia de preguntas
anunciando el abismo,
c
a
e
n
como las luces consumidas
por el color de la noche…

cómo se hace para escapar
de un naufragio,
para contarle a alguien
que el recuerdo
de tantas cosas presentes
no te deja vivir,
cómo se digiere
que todas las cosas tienen la forma
del olvido,
que algún día el amor se desprende
del costado,
cómo aprender que la razón
tiene razones que el corazón
no entiende.



©Alejandro P. Morales (2020).
Todos Los Derechos Reservados.
leer más   
29
29comentarios 171 lecturas versolibre karma: 118

Sus frutos

Dejad
al tiempo
los finales...
Con el tiempo
la fruta madura,
y cae...
y sabrás
quién es quién.

Por sus frutos
los conoceréis.

Al Agus
leer más   
17
8comentarios 100 lecturas versolibre karma: 103
« anterior1234515