Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 117, tiempo total: 0.004 segundos rss2

El peso fatal de nuestros pensamientos

Ah, el peso fatal
de nuestros pensamientos
adiós miseria, adiós perdición
__________mira
donde se han quedado
los tiempos y los días.

No quiero soltarte
no quiero
que te escapes
de mis corrientes.

No quiero
que naufragues
en otro aliento...
no quiero
perderme en tu recuerdo.

Aunque tú no lo creas
es fácil engancharse a ti,
tienes magia oscura
clavada en tus ojos.

No abandono el barco
solo he salido a tomar
un poco de aire
y un poco
de humo negro
para calentar
las manos.

Surcadas
manos
que se
engarrotan
en las cuerdas
del barco
que viaja
a la deriva
en caída libre.

Pero en la marea alta
la nave se enrumba
con la química de un cielo azul
y vuelve a tomar las coordenadas
y las matemáticas de sus nudos
de este mar infranqueable

según tú

que lo dibujaste en los anaqueles
de tu tardío tiempo.

www.youtube.com/watch?v=dLAhG51uz-o
www.youtube.com/watch?v=G_1LP3Z6pW4


Ramón Pérez
@rayperez
Venezuela
14/10/2018
leer más   
17
14comentarios 105 lecturas versolibre karma: 144

Suerte de coplas

Tú estabas ahí sentado y no conocías el nombre de las cosas que iban a venir, o eso pensaba yo. Realmente no teníamos consciencia de que todo llega. Éramos incautos en estos devenires. Nos creemos libres deseando, cuando sólo somos prisioneros de nuestros deseos; deseos humanos de amantes que anudan sus vidas con un lazo corredero del que más tarde o más temprano tendrán que desprenderse. Nuestros cuerpos mortales perecen. Nuestras mentes abstractas viven para siempre en el aire que algún día exhalamos y más tarde, al tiempo requerido, volvemos a inspirar.
De ti me queda el murmullo de tu aroma y lo que quise olvidar. Me queda la impronta de las noches sin dormir, para bien o para mal. No puedo dejar de pensarte y quisiera más y más de ti. A veces pienso que te escuché poco, porque a poco me saben los recuerdos y mi necesidad es otra. Mi necesidad es volver a la puerta de entrada de tu vida, a los mejores años de la mía, a tu salud o a tu enfermedad, a tu lado, a tu aventura escrita sobre la piel de mis labios.
La vida fue tan dura contigo. Tanta vitalidad fue consumiéndose como una cerilla en mis manos dejando un simulacro de ti.
Mi cabeza dolorida se castiga con los vacíos que has ido dejando. No quiero llenarlos. En esos espacios lloro, grito, pataleo y sangro gotas del amor que me has ido dando. Gotas que llueven sobre mi pelo que tanto has enredado. No quiero llenarlos.
Muchas veces quiero contarte y canto. Vivo entre coplas robadas y versos musicalizados. ¡Que acertado el refranero con sus dimes y "diretes"!: "Quién canta su mal espanta". Y así, cantando, mi alma te alcanza , me da fuerzas ante tanta asechanza que día a día me surge, y que tú, sentado ahí, hace algún tiempo ya me advertiste, y yo, sonriendo, sólo veía tu cara cuando tu razón hablaba.

Jugué y todo lo aposté
a la suerte de tu querer,
entera a ella me entregué
convencida de no perder.

Gané tanto como amé
y amé cómo si no hubiera fin,
por un amor como aquél
adicta a este juego me vi.

Pero ganar y perder
son caprichos de la suerte
y sin que pierda el querer
gana a caprichosa la muerte.

Mi suerte fue quererte
y tenerte aquí a mi lado;
mi suerte fue tenerte
pero ahora se ha acabado.

Imagen: Pintura de Marina Dieul, Francia.
5
2comentarios 29 lecturas prosapoetica karma: 62

A veces

A veces nos olvidamos
de dónde venimos;
hacia dónde vamos.
Como si la vida fuera tan intensa,
tan larga, tan tremenda.
Y mira que nos parece eterna.
Nos pasamos la vida
pensando en unos ojos bonitos
en una sonrisa fresca,
en una mañana de octubre
con sabor a gloria
y hojas caídas en la ventana.

A veces tenemos que pararnos.
Sentir el viento en la espalda
y desnudos de alma y cuerpo
visitar nuevos atardeceres;
recorrer la vía láctea entre sus piernas
y ver las estrellas fundirse en tus pupilas.

A veces nos da vértigo la vida,
y mirar desde tan alto
nos hace recordar lo pequeños que somos
en un mundo de gigantes.
Seguimos queriendo conquista banderas
y nos resignamos a soñar con el cielo
porque nunca podremos tocarlo.

A veces nos olvidamos
de dónde venimos,
hacia dónde vamos.
De pararnos y desnudar nuestra alma
y nuestro cuerpo en una azotea regia
aunque nos dé vertigo la vida.
Aunque prefiero temer a la vida
a temer al inconformismo;
a decir palabras en vano
a querer(te) en silencio;
a pensar que el día se acaba
cuando el sol desaparece en el horizonte.
Porque somos mucho más que eso.

Somos un pasado, un presente;
un quizás bañado de café,
azufre en las venas cargado de recuerdos.
Miradas bonitas y miradas amargas,
caramelos de esperanza y vientos de poniente.
Somos lo que nunca fuimos, lo que nunca seremos y lo que siempre soñamos.
Somos el estándar menos establecido.
Somos, y seremos, aquello que olvidamos
que habíamos olvidado.
leer más   
15
3comentarios 55 lecturas versolibre karma: 122

La soledad de las hojitas verdes

Agria la soledad de las hojitas verdes.
Agria la mañana con temblores de ambas que
nunca llegan.
Agrias las palabras del bueno de Weber juntando jirones de piel pérdida en la batalla de la vida.
Agrios los nidos muertos.
Agrios los besos de la flor curbada en la eternidad.
Son equivalencias entre el agrio y el dulce, debajo del poema,

la arena de la sal, superficies, espacios, pares y huellas, ecos de paz, pompas soñadas, pueblos vacios.
Agrios pensamientos.
Che-Bazán.España Poema
leer más   
16
10comentarios 152 lecturas versolibre karma: 130

Non se olvide...(Experimental en Castellano Medieval)

NON SE OLVIDE…
(Experimental en Castellano Medieval)

En hedad cayente bevir es morir
la luz eminente buscais en tinieblas.
Por luenga que seya, la vida es breve
es uno fiel, apenas entre mil.

A los buenos vida ser el bien morir.

Non faria otro omne obra tan esmerada
como abenencia e lealtad.
De buen comun e omnes de buen tiento.
Verdura, vergeles, mire florestas.

El mi pensamiento non puede pensar
buscando fortuna asi andamos
tenemos más poco cuando más avemos.

Ciego tras ciego
los fechos de viento
todas estas travas
que estan retravadas.

E tanto es el mal e la corrubcion
que si bien mirando del todo non mira
¿Qué locura es esta tan magnifiesta?.

Non es nomne ninguno
Que bien derecho venga
Asi por riquesa es muy alabado
lo que denostado es por pobresa.

E veemos ser vanidat pura el mundo
Traiciones, engaños, mentiras, cobdicias
Que cuando pensamos
Mas alto sobir
Non es seguranca en que cosa sea.

E jamas non pudo
Fartar su conciencia
E le paresció cosa muy vana todo.

Dexád de ser tristes
sabed ser alegres
sabed deservir
a quien tanto serviste.

Fuertes, nobles e umanos
como el mejor, e tan bueno
e claro en toda bondad.
Sereno en toda virtud.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)

Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=23747 © Latino-Poemas
leer más   
14
8comentarios 65 lecturas versolibre karma: 133

• efímero sesenta y seis •

No sé cómo explicarle al mundo que mi ausencia no es provocada por que no me importe nada lo suficiente o por que no me interese involucrarme con alguien demasiado.

No sé cómo explicar que estoy distante porque estoy encerrada en mi mente y no sé apagar el ruido constante que no me deja centrarme bien en nada de lo que ocurre en el exterior. Que muchas veces no sé enfocar a otro lado que no sea hacia el dolor, que muchas otra veces veo borroso allá donde no sienta vacío.

No sé explicarle a alguien que me siento como el ciego que se cura y ve por primera vez y le lleva un tiempo acostumbrarse a la luz... que sé que el túnel ya se ha terminado kilómetros atrás pero sigo entrecerrando los ojos por haber estado acostumbrada a la oscuridad, al dolor... al luto.

Y es que aún no sé mirarme al espejo y explicarme que todo ha pasado, que el reloj no se ha parado y la vida ha seguido su curso sin esperar a que me recupere. No sé aún cómo gestionar lo aprendido a base de golpes porque sigo todavía ocupada lamiéndome las heridas:no puedo exigirme el fijarme en el aprendizaje cuando aún estoy en la fase de curación.

Así que cuando alguien me pregunta en qué estoy pensando o me pide que baje a la tierra, le sorprendo y me sorprendo respondiendo que parte de mi alma ha ascendido con alguien hacia otro plano y que mi mente está intentando sanar a base de forzarse a estar en silencio e introspección aquello que mi corazón roto ya no puede.
7
2comentarios 46 lecturas prosapoetica karma: 108

El Bosque

Anónimo se encontraba en un paraje insólito. Éste era gigantesco, daba la impresión de estar exánime. Mientras más se pasase en él, se podía notar la germinación de sentimientos de desolación y pesadez dentro de uno. Esto era lo único que se absorbía al empatizar con el lugar.

Mientras caminaba intentaba recordar la razón de su estancia en aquella zona pero los pensamientos eran difusos, no recordaba el motivo de su presencia en aquel territorio.

Aceptando que no rememoraba el camino de ida, reflexionó sobre lo sustancial del lugar. Fijó la mirada sobre el marrón de las hojas y lo infértil de apariencia del sitio. preguntándose, entonces, el porqué del color tan opaco de estas.
¿Todas han de ser así? -Se cuestionó -.
Dado a que nunca había otorgado mayor importancia a estos temas, intento recordar otros bosques que había frecuentando a lo corto de su vida. Después de pensar lo suficiente para darse cuenta que no tenía información necesaria para compararlo, terminó por abandonar la interrogante.

Luego de una larga caminata divisó una extraña silla de madera en medio del bosque, a medida que se acercaba pudo notar el estado deplorable en el cual se encontraba, se sentó sin dudar pues, el bosque era inmenso y no daba indicios de que pudiera encontrar la salida pronto.
.
.
.
.
Y así pasaron horas, luego Días y Anónimo no encontraba la tan anhelada salida, entre improperios, maldecía a aquel quien lo llevó allí. A estas alturas sabía que solo alguien quien lo odiase podía conducirlo hasta lugar tan atroz "pero ¿Cómo?" -Se preguntó - ¿en estado de inconsciencia quizá? -Finalizó - Sabía que ni en sus intenciones más descabelladas estaría internarse en medio de un bosque fúnebre como el aquel, ni en ninguno. De hecho, el no sentía una conexión especial con la naturaleza como para intentarlo.


Descansó en el suelo intentando mirar las estrellas que se perdían entre los enormes árboles dando paso a su último soliloquio y el nuevo día que minutos más tarde empezaría a brillar con violencia
.
.
.
.
Sé que hoy moriré... ¿Pero porque así? ¿Porque en este maldito lugar? porque solo. Vivir sin ser valorado por nadie de mi entorno, ¿Porque no me diste la opción de cambiarlo?
No quedará algún vestigio de que existí y aun no he superado mi introversión... Ni habré sabido el verdadero significado de la vida para cuando sepa el significado de la muerte.
Sé que vendrás pronto lo presiento....
Lo único que consuela a este hombre desdichado es que al fin escuchaste mi pedido.

La parca no tardará....
.
.
.
de repente un extraño irrumpió con estruendos.
Asombrado de que hubiera otro ser en ese sórdido punto, se levantó del suelo y desesperado le pregunto acerca de la salida. Este segundo no contestó, ni le dirigió la mirada, tenía la cara cubierta con un casco, un visor y orejeras.
Parecía obstinado en su trabajo y hasta cierto punto daba la impresión de estar automatizado solo cortaba árboles para terminar la silla que estaba junto a su casa de madera

Anónimo juraba que no había ninguna casa antes que dijera sus últimas palabras. Estaba desvariando desde hace ya buen tiempo así que solo decidió pasarlo por alto y acercarse a la puerta de la casa del leñador. Este dejó su silla y por primera vez lo miró a través del casco. Anónimo estaba horrorizado, al instante, supo que fue la peor idea que tuvo pero ya era muy tarde para arrepentirse el leñador ya le estaba abriendo la puerta. Él solo quería descansar llevaba días sin poder dormir. Cuando la puerta se abre completamente ve dos camas el leñador le señala para que se diriga a una. Anónimo acepta. Momentos más tarde
el sol los alumbra completamente. El leñador precipitado se da cuenta que dejó su silla de madera afuera, corre para traerla abre la puerta y ve algo terrible. todo está en llamas. El sol quemó el suelo de alrededor de su casa pues ya no quedaban árboles que impidan su paso, su silla lo está tambien. Anónimo se levanta al percibir el ruido que el leñador va creando a su paso .Habia tenido una pesadilla con su pasado cuando ve que el leñador se quita el casco mientras ve como la puerta de su casa se va consumiendo por la combustión.

Solo hay Pavor en la mirada de Anónimo al notar su cara en el rostro del leñador .




"Todo esto es culpa mía".
leer más   
3
sin comentarios 28 lecturas relato karma: 41

"Dolor"

Micropoema

Ese dolor, se hizo invierno
En las raíces de su corazón,
Pero el, con su amor, plantó
Primaveras en su alma y con
El tiempo, juntos cosecharon
Pensamientos e ilusiones.
leer más   
17
16comentarios 103 lecturas versolibre karma: 123

Y hoy...

Hoy te escribo desde cerca, desde lejos
desde un corazón sin distancia
que no piensa ni mide
que late tu respirar y siente
que fuimos y somos mucho
y nada para poder soportar…

Sentir que cada latido me da vida
y en la vida no está tu nombre
se ha diluido en las canciones
esas que dejaron sus versiones
para su próxima letra
otra musa, otra nación…

Y la sangre corre
y la sangre late
y es la vida
que vive
sin buscar nada
calentando mi piel
sintiendo ese fuego
que lento, rebelde
se conserva
como queriendo esperar…

Y hoy escribo desde cerca
porque el lejos no existe
cuando hay una voz
cuando hay una imagen
grabada en los ojos
el oído y la piel…

O cuando los pensamientos
se encuentran en el mismo instante
y sin una razón, cuando y sin hablarte
te encuentras, me encuentras
en el mismo camino
y sin explicación
sintiendo el abrazo
la respiración...

soundcloud.com/lola-bracco/hoy-te-escribo-desde-cerca (Lola)
20
10comentarios 205 lecturas versolibre karma: 129

Quisiera...

Quisiera caminar
descalzo
en la cumbre
de los pensamientos
que me atormentan
y se atornillan…


Y le hacen daño
a mis cansadas
memorias…
leer más   
16
6comentarios 77 lecturas versolibre karma: 111

¿Dónde estamos?

Somos el sueño de un ser ancestral,
no somos nada aún siendo el total,
si corres al lado de un rayo de luz
el tiempo se para, ¿y dónde estás tú?,

Estás justo en medio de una red global
que teje el deseo de un ente inmortal,
eres el recuerdo en punto azul
guardado en el fondo de un negro baúl.

Pero si te alejas verás la verdad,
las vueltas y vueltas que das sin parar.
Periodo, espacio, también longitud,
no son importantes ni el norte y ni el sur.

La parte de un todo que parte sin más,
presente y pasado de un gran más allá.
pequeños paganos, clavos en la cruz,
arena en la playa, ¿y dónde estás tú?.
leer más   
12
12comentarios 103 lecturas versoclasico karma: 116

Farsante

Al pasar ciertas vicisitudes,
se abren mil puertas, se cierran virtudes,
si lo lamentas se esconde en las nubes
todo el carisma, pasa aunque dudes.

Aquí solo vale que tu alma desnudes,
alojo de flojos, morada que eludes,
se entornan los ojos si el aura sacudes,
se miente en el fondo, si tu arma es la mugre.

Socio-navegantes, iconos impunes,
halago-parlantes de falsas costumbres,
un vil maleante que busca la cumbre
fingiendo "me gustas" que avivan su lumbre.

Tu engaño me asusta, tu enredo me engulle,
tu estafa se incrusta y de mierda nos cubre.
Manto en podredumbre que el ego disgusta,
embauca tu anhelo con leyes injustas.

El karma reajustas, citas como un muelle,
adulas e intentas que el otro te selle.
Seguro comentas si pierdes el fuelle,
poeta engañoso de corto destelle.

Romeo de masas, lastrado perenne,
impones tus tasas castrando el ambiente,
que el dios de la rima a ti te condene,
que el sol y la brisa resequen tu fuente.

Mi fiel poetisa, no juzgues mi mente,
que escribo deprisa y no soy coherente,
si canso me avisas, mi bella durmiente,
que a falta de risas me quedo inconsciente.

Retomo la tala, que estaba candente,
mi verso dispara en medio de la frente,
cobarde que calla cuando hay referente,
bajas la mirada, con timo evidente.

Juegas a alabar con tono elocuente,
estrellas de más en un mar indecente,
la puerta de atrás te espera latente,
de pronto verás que había más gente.

Talento pagano de texto-basura,
¿Me llamas hermano? ¡por dios, disimula!
Ensucias mi mano, llenas de amargura,
aumentas el don de la poca cultura.

Camelos al son de dudosa ternura,
te puedes comer tu supuesta dulzura,
me cuesta creer, no se me pone dura,
si le hablas a cien con la misma ricura.
leer más   
17
17comentarios 161 lecturas versoclasico karma: 111

Una noche más

Ni una triste lagrima visita mis ojos,
ni la luz de la luna alcanza a iluminar mi rostro
nisiquiera una melodía alcanza a llenar mis oidos
y aqui a la suela del universo yo me postro

y para no sentirme tan solo creo una ilusión
sueño, con una oreja que escuche mi voz
porque solo soy yo una melodía que no es canción...
eso me recuerda aquel momento en que fuimos dos.

ni la soledad esta sola, pues lleva consigo la melancolía
en cambio yo solo tengo aquella botella que despues estara vacia
pero me consuelo diciendo que mi palabra forma una poesia
aunque nunca la terminare pues volvera a llegar el nuevo dia

y aunque estoy solo, con mi tristeza me basta para ser libre
libre, en un papel y con la idea de algún poema,
aunque eso no sea una buena razón para dejar de estar triste
y al final voy a depender de la jaula como el fruto de la rama

en vino, desintegró los recuerdos que se volvieron cadenas
con el papel y la tinta vuelvo a darme alas
esto es una nueva oportunidad para vivir mi infancia
pero despues caigo pues la luz del sol ha deslumbrado mi mirada

otra noche mas que me envuelve el insomio
escribiendo hasta llegar al alba,
me inspira la soledad, pues es mi mayor premio
pero deberías ver como es que ha dejado mi alma
otra noche mas...
leer más   
2
sin comentarios 23 lecturas versolibre karma: 15

Llueve

Lo de afuera es ver llover.
Lo de dentro, sentir.

Y sin embargo,
están tan ligados
que asusta
al desprevenido
y enorgullece
al corazón.
leer más   
12
13comentarios 93 lecturas versolibre karma: 100

La luz de una estrella

Tras las noches solo oscuridad,
Una oscuridad que sería profunda
Si no fuera por esa pequeña luz
Que parece una pequeña luciérnaga.

La oscuridad cubriría la noche,
Malicias y despojos representaría.
Pero esas pequeñas luciérnagas
Cubren un camino para los humildes.

Luces parpadeantes como si
Quisieran prevenirnos de
Perdernos en nuestro sendero.

Luces que parecen ángeles. Pero
Estos a veces son
Opacados por nubes que impiden
Transmitirnos su brillar.

Pero eso demuestra que
La misma oscuridad tiene
Miedo de una simple luz.
6
3comentarios 44 lecturas versolibre karma: 99

El cosmos

Un lienzo sublime e infinito es tu cuerpo,
majestuosas las lumbreras que te adornan, ¿quién te vio nacer?
que me ilustre tu grandeza aquel que te conozca,
nuestra imaginación se entorpecería si presenciáramos tu magnitud,
llorarían nuestros ojos al contemplarte, acabarías con nuestro orgullo,
pues no somos más que tú, cómo infantes buscamos respuestas y te cuestionamos,
colgando vamos de tus manos, y aún así, nos atrevemos a llamarte casualidad...
leer más   
10
7comentarios 102 lecturas versolibre karma: 85

Maldad

Maldita fuiste desde siempre, incomprensible y misteriosa,
aterradora, testigo de llantos, refugio de la soledad y engañosa,
te escondes de la luz y llegas al corazón, ¿dime cuantos te has llevado?,
siendo silenciosa causas revuelo y estremeces multitudes,
has dominado hombres, esclavos de ti ¿cuantos?, quien lo sepa que me diga,
atentos todos los que piensen que están libres de tu mano
y que huya todo aquel que te conozca, pobres los frágiles de voluntad,
puesto que suelen caer en ti, ojalá que tu existencia no sea sempiterna.
leer más   
15
4comentarios 63 lecturas versolibre karma: 106

Despilfarro

Tantas ideas, tantas idas y vueltas.
La cabeza que no para ni un segundo a descansar pero prefiero el placer de no estar dormido entre tanto despilfarro en el que estamos sumergidos.

A veces pienso que sería mejor mantenerse en la ignorancia, para no desgarrarse tanto.
¿Pero que sentido tendría hacer como que nada sucede?

Sumarse a esa masa uniforme,
concentrada en lo banal y lo desalmado.
Es preferible volverse un poco loco
a vivir una falsa realidad.
leer más   
5
2comentarios 26 lecturas versolibre karma: 74

La Añoranza

He advertido cruzar en acechanza
En la hora rezagada, la neblina,
Llevando celebrada por mezquina
Un anhelo intangible: la añoranza.

Ni el corazón perdura no se afianza
En la yema lozana... cristalina...
Y de simpleza gozo mano fina,
Da la suerte vital de la esperanza.

¿Será ese lanzamiento entorpecido
Que amasa el receptáculo o la aurora
el tesoro más lento por pausado

Del hombre que en la tierra es sostenido?
No obstante va en la sombra, cual traidora
esconde corazón esperanzado. -

Amalia Lateano
Seudónimo : Gala Grosso
7
4comentarios 53 lecturas versoclasico karma: 84

debo confesarte...

debo confesarte que aunque el tiempo ha sido corto, la cercanía ha sido grande...
que entre mensajes y llamadas poco a poco en tu ausencia he comenzado a extrañarte...
debo confesarte que la distancia sólo es un número cuando algo te importa...
pero también debo confesarte que me asusta...
me asusta comenzar a quererte y que de la nada desaparezcas.
han sido algunos sin sabores con los que me he topado en la vida que han dejado sabor amargo...
he pasado tiempo con la soledad y aunque no le gusta la compañía siempre pregunta por alguien más...
debo confesarte que aunque no sé cuanto tiempo durará no lo dejo de intentar.
sé que no estarás cerca mucho tiempo y esa es la parte que más me asusta y me llena de melancolía...
pero sea cuanto sea, dure lo que dure, aquí estaré para mirarte una vez mas.
leer más   
13
8comentarios 115 lecturas versolibre karma: 101
« anterior123456