Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 13, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Me aferro a las hojas de los tilos.Ana María Manceda

Homenaje a la ciudad de La Plata donde transcurrió mi niñez y juventud




Me aferro a las hojas de los tilos
ahí me arrullo, ahí me adhiero.
Soy la humedad del tiempo
soy el olfato, todo el olfato.
No voy a despedirme, estaré ahí siempre.
Quizás cuando el otoño avance
formaré con las hojas el humus de los suelos
y renaceré en primavera.
Así, entre cada otoño y cada primavera
estaré adherida a las hojas de los tilos.
Del suelo al árbol, del árbol al suelo
como entreteniendo al tiempo
como engañando al tiempo.
Así jugando con las lágrimas
que surgen desde la humedad del tiempo,
del olfato, de las grandes distancias
todo, todo eso …
para jamás decir adios.***

En antología editorial Dunken
leer más   
12
3comentarios 153 lecturas versolibre karma: 104

abril de plata

la mañana
se apaga en la tormenta,

una brisa virgen
lava las nubes,
el agua limpia el cielo.

como un rezo simple
escribo sobre el vapor de la ventana:

solo si pierdes la razón

el río

tendrá voz.

L
leer más   
18
3comentarios 54 lecturas versolibre karma: 82

Selene ayer

Es una luna radiante
la que me saluda desde arriba...

Aveces pienso:
No tiene pudor
esa luna llena,
tan brillante, tan desnuda,
como se me presenta!
Me tienta...

Me dice, toma tu pluma
dibuja unas manchas
sobre el papel,
copia los lunares de mi piel,
mañana
no seré la misma,
mañana tal vez no quiera mostrarte
parte de mi semblante.

¿Y si tengo frío?
Me cubriré con un velo,
o me ocultarán
cien pájaros en vuelo,
hoy es tu oportunidad
aprovecha mi vanidad,
derrama versos de plata
hilos de mis rayos arrebata,
mira que a tu cuerpo
mórbido color le regalan.

Soy Selene, insesnsata.
Inmortalízame en un Verso
que se entere el Universo
que hoy,
luna blanca y radiante,
luna sin pudor y desnuda
te regaló alas,
que no me escondí tras velo
que te regalé sueños,
que tejí tu ropa de cama
te besé las mejillas,
y me deslicé sin prisa
para dar lugar al nuevo día...
leer más   
20
26comentarios 106 lecturas versolibre karma: 85

Habrá poesía

Mientras haya verano y primavera
sea la luna en el horizonte plata
y brillen en la noche las estrellas
no morirá la poesía, habrá poetas.

Mientras haya rosas rojas
se escuchen los silencios
y amanezca un día nuevo
no morirá el verso, habrá poetas.

Si el viento susurra a la mañana
la sangre corre por mis venas
mientras no se apague el sol
no morirán mis letras, las tuyas,
las suyas o las nuestras, habrá poetas.

Mientras con la poesía
se cincelen las letras
para sacar palabras bellas
y las palabras hagan versos
y los versos rompan cadenas,
habrá poesía, habrá poetas.

Y mientras haya corazones
que sientan emociones
halla odios, amores y penas
habrá poetas.

Camaleontoledo*
leer más   
17
11comentarios 160 lecturas versoclasico karma: 83

Noche de luna (@horten67 & @AljndroPoetry)

La blanca luna
lunar del firmamento
brilla brillante,
opaca estrellas y astros
mientras canta a la noche.

Broche nocturno
prendido en este manto
luz azabache,
tu reflejo en el río
tiñe de blanco y plata.




@horten67 & @AljndroPoetry
2018-ene-18
leer más   
18
20comentarios 334 lecturas colaboracion karma: 102

Caperucita va armada

En su mano la plata fulgurante
de una bala que espera amenazante.

En la cesta está el arma requerida
y un licor, elixir que cedió el druida.
Que si el lobo aparece, prevenida,
le hablará con su voz desinhibida.

No es la historia del libro la que cuento,
pues la niña le dio con mucho tiento

una vuelta valiente y trepidante,
que en justicia también es merecida.
Ese lobo, por fin, tendrá escarmiento.





Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/05/13/escribe-tu-relato-de-mayo-iii-la-escritor
21
26comentarios 229 lecturas versoclasico karma: 107

Endilgar y enguirnaldar... ((Experimental))

ENDILGAR Y ENGUIRNALDAR
((( Experimental )))


Por ahí donde la playa camina
el sol
sale
al peinar
el viento la brisa la ola el cielo
por la falda
provocativa
del volcán
a lo lejos
del alma
del desierto en una gota de sed
de arena de sueño que va cayendo
de la tarde más lenta que calma
clamando claro al clavo clemencia...

Para
La
Amarilla ansiedad de la madera
a su manera
triste hambre de cuchara
encapsulada en broches de plata
con el rencor de las cadenas
en las caderas arropadas
de las calderas infaustas
y los siglos enterrados
en el polvo helado y humillado...

Por endilgar al aire las frágiles montañas
Por enguirnaldar al agua por ser húmeda
Por endilgar al susurro los ecos infernales
Por enguirnaldar al epílogo por ser último

En las caderas
dispuestas
cazadoras matutinas
del mínimo
labio insurgente
del callejón elevado
del perfume acariciado
del néctar nacarado
andando entre campanas
enterradas
por estrellas
tejedoras
de los lutos inagotable
lavandera
del destierro férreo
color de sonrisa
en la cintura
de espuma y cicuta
y otoño radiante
plantado en plata verde
cicatriz
de cobre
solitario
de mercadería iracundo
pobre lingote... Endilgando a caña y sol la nieve dura del rojo lumbre
por donde la tempestad obscura mira la usura la cábala y la droga daga
del perfume desnudo en la espesura del borde verde pavoroso en la
sonrisa del colmillo en la garra erizada del beso al escultor de huecos...

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)


Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=16264 © Latino-Poemas
leer más   
15
10comentarios 106 lecturas versolibre karma: 118

Desde la ventana imaginaria

Desde la ventana imaginaria.

Las hojas bailan con el viento,
dan el paso balseando entre los árboles
los sentidos y las emociones.
Dime acurrucada alondra que vuelas sin destino
por los techos azules anaranjados extremeños
en direcciones prohibidas
sin horizonte y planeando los surcos que el arado hizo
sembrado el trigo.
Alineaciones perfectas entre los olivos y la vid, con las manos del hombre con dolor y trabajo realizó.
Olor húmedo de tierras rojas como la sangre y el sol
los verdes plateados y carruaje en la orilla de los caminos
charcos plateados de agua recién caída.
Al lado los musgos, la romaza, berros, y tréboles recién nacidos.
Llega el aire puro desde el otro lado del bosque de encina
sin querer nos avisa de una gran tormenta,
rayos y relámpagos plateados con furia caen,
sobre un suelo verdes y ocres, en este otoñal infierno del esperpéntico día a día de estos tiempos caóticos y convulsivos.
leer más   
10
1comentarios 80 lecturas versolibre karma: 112

Luna de plata

Querida Luna de plata,
siempre me has hecho falta.

Tu dulce piel de porcelana,
tus imperfecciones que te hacen tan guapa,
hasta sin filtros, desmaquillada.

Benditos lunares de tu espalda,
que nunca conoceré
y no por falta de ganas.

Tan suave, tan iluminada,
cuando sale no puedo dejar de mirarla.

Tan eclipse, tan sonrisa ancha,
cuando falta, no dejo de buscarla.

Querida Luna de nácar,
los atardeceres te tiñen de naranja,
y aún con tintes, sigues siendo fantástica.

Siempre soplo las nubes intentan taparla,
aunque entiendo que no dejen de envidiarla.

Tan perfecta su esfera, tan exacta,
ni con lupa te veo dañada.

Tan cráter, tan tuya,
has hecho que tus cicatrices sean como esmeraldas.

Querida Luna llena,
sigue apareciendo una vez al mes,
para que me sienta nueva.
3
sin comentarios 67 lecturas versolibre karma: 27

Al poeta. M.Pacheco

De mi poemario. De color plateado.

<< Padre Guadiana que estás en el suelo,
santificadas sean tus aguas,
ven a nosotros con tu naturaleza
de paz y libertad.>>

Manuel Pacheco.

Ay de aquellas cenizas del gran poeta olvidado.
Arrojadas al río plateado que él deseaba y quería.
Adoraba la gran mancha húmeda que te baña,
Badajoz.

Hombre de mil ideas perdidas.
Trabajador en tantas y tantas materias,
Pero de pie siempre.
Con tu pluma y lápiz.
Jamás anduvistes de rodillas.
Siempre erguido, altanero.
Fuiste poeta
Desde que naciste, Manolo Pacheco.

Tú, para mi, no te has ido.
leer más   
3
1comentarios 165 lecturas versolibre karma: 35

No te encontrarían

<<En los rostros de los hombres y las mujeres veo a Dios.>>

-Walt Whitman-

Trescientas fotografías me hicieron en la cabeza.
Quisieron ver: si tú estabas escondido en ella.

No te encontraron.
Porque te habías marchado al paraíso de las estrellas.
Iluminadoras del interminable Universo.

Quisieron buscarte, hacerte preso;
y tan solo,
descubrieron
el color plateado de mi cerebro.
leer más   
4
sin comentarios 148 lecturas versolibre karma: 61

Llega de Oriente

Entre líneas y entre sábanas
nos hacemos lectura sensorial
de deseos manuscritos,
en lenguas vivas.

Sobre negro noche
tu cuerda tensada en lazo,
extrae mi melodía
acompasada a tus graves.

Hoguera y flores blancas
escribiéndonos en ráfagas
sobre raíles infinitos,
reflejados entre humos y vapores.

Lloramos estrellas cristalizadas
lluvia geométrica
ahuyentando el frío afilado
y la invención del ruido.

Acaricio tu creciente plata
alcanzo la verdad y el sueño,
despierto de la huida
hacia todo lo que no sea,
Oriente.
5
3comentarios 72 lecturas versolibre karma: 83