Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 53, tiempo total: 0.003 segundos rss2

Adios, Isla de Elba

Te digo adiós, pero dentro de mi te llevo.
Me voy con la belleza de todos tus paisajes,
tus augustas ciudades y pueblos enclavados
sobre majestuosas montañas;
el azul y transparencia del agua de tus playas,
La amabilidad, gentileza y sonrisa de tu gente.
Te digo adiós y me voy agradecido
de conocer tu tierra, origen y riquezas;
de que hayan visto mis ojos los lugares,
testigos de que en ti se albergó NAPOLEÓN BONAPARTE.
Y todo lo que hizo que te ha hecho famosa.
En mi patria te estudiaré a fondo.
Y será pronto, porque ya regreso a ella...
¡Adiós Elba!

Autor: Saltamontes/ Pedro M. Calzada Ajete (10/09/2019) 19.30 H.
leer más   
14
17comentarios 93 lecturas prosapoetica karma: 98

Senryu (playa de la vida)

Caminar juntos
la playa de la vida.
Tú, mis colores.




~~~~~~~^~~~~~~
@AljndroPoetry
2919-Sep-9
leer más   
11
6comentarios 62 lecturas japonesa karma: 110

Arena en los Pies

Descalza en la arena,
noche de luna creciente;
tu cuello desprendía
un tentador perfume envolvente..

Te sentaste al filo de mi piel,
frágil y temblorosa,
con seducción de mujer,
y con espinas de rosa..

El rojo carmín de tus labios,
bailaba a dos centímetros de mi locura,
y sentí la contenida pasión
deslizándose por tu cintura...

Entonces la magia se rompió,
la realidad nos volvió del revés;
y sólo queda de ese recuerdo,
arena en los pies..

Fran Renda
@Fran44Sombras
leer más   
14
18comentarios 126 lecturas versolibre karma: 100

Hokku

Es de mañana
Tranquilas olas del mar
Abrasa el sol
leer más   
14
4comentarios 75 lecturas japonesa karma: 102

Dodoitsu

Feliz dia de septiembre...
Rumor suave de brisas
forman sutiles olas...
¡Nos acarician!
leer más   
11
8comentarios 55 lecturas japonesa karma: 85

~ Una isla, dos orillas y tres versos para llegar… ~

.

Había una isla, una isla en algún lugar
y llegó una carta para que lo fuera a buscar,
frente a aquella playa que tantas veces
nos abrazó al amar…

Había una isla, tan cerca tan lejos,
que ni el frío invierno me quiso parar,
que las olas dieron su vuelta para ayudarme
a llegar, a esa orilla, a quedarme contigo,
sin que nadie nos pueda separar…

Había un lugar, una playa, una carta,
una isla, frente nuestro corazón,
y llegó el día que pudimos escapar
de un caparazón vacío, para perdernos
en el mar, amor…


soundcloud.com/lola-bracco/una-isla-dos-orillas (Lola)

.
22
4comentarios 105 lecturas versolibre karma: 105

Bolonia

El viento de Bolonia
dibuja remolinos en el mar,
borra huellas de sirenas,
y echa estrellas a volar...

Bolonia es tormenta de arena,
ciclón de almas sin pena,
cobijo del sol en su escollera
de dunas que forman laderas...

Bolonia es fuga de amantes,
rincón de poetas;
paraíso de navegantes,
vuelo de cometas..

Bolonia es un beso a la deriva,
danza de olas en su orilla;
espuma de versos azules,
paz que renace de vida...

En sus aguas ahogo recuerdos,
y desafío a la razón.
Bolonia abre ventanas al olvido
y puertas al corazón;

Fran Renda
@Fran44Sombras
leer más   
22
19comentarios 151 lecturas versolibre karma: 102

Ensoñación

Mondo: de Saltamontes (Pedro M. Calzada)

Soñar contigo
tendidos en la arena...
¿Es desafiar al mar?

Es fantasía...
rompimientos de olas
refrescantes de amor
leer más   
16
22comentarios 125 lecturas japonesa karma: 90

Nostalgias de un ayer

Los recuerdos van rodando
Colina abajo
en las suaves y cálidas dunas.
Desde que empezaste el camino
tu cerebro intuyó
que sería pesada la carga.
Ahora,
ya a la vuelta de la esquina
dejaste media vida
y empiezas el camino de bajada.
Todo va quedando atrás
en la lejanía.
Tu nave
se va acercando al puerto…
busca donde recalar y arriar las velas.
Cuando se viene encima,
acechándonos la noche
los recuerdos se tornan vívidos,
pero, no somos nada más
que Meros espectadores
de los tiempos ya pretéritos.
Las escenas de vidas pasadas
van sucediéndose una tras otra,
pasan como una película vieja
en la mente…
Como un libro ya escrito
que no podemos cambiar.
Las emociones
van embargando el ánimo,
no pueden ser contenidas,
y las lágrimas
se agolpan en los ojos…
¡Quién volviera atrás!
Ya la tarde ha llegado,
un hermoso ocaso
de doradas cúpulas
frente al mar azul me acompañan.
Pronto llegará la noche,
cuajada de débiles cristales titilantes
y una perlada luna me acompañarán
A recibirla.
En un nuevo despertar
descubriré otros puertos,
otras gaviotas parlanchinas,
otras arenas tibias
y otro mar azul profundo.
Mas, al recordar las de esta orilla,
bordada de de blancas espumas
y engarzadas caracolas nacaradas…
vuelvo y pienso…
Si pudiese despertar en tu orilla
Asida de tu cintura
Y me engolosinara
Con tu cabello dulcemente perfumado…
¡Quién volviera atrás!
leer más   
2
sin comentarios 24 lecturas versolibre karma: 27

Caleta Abarca

La espuma del mar llegaba acariciando los pies,
la arena húmeda era una alfombra,
el sonido del azote del mar,
fue mi fascinación total durante horas.

Tan simple como lo podrían ver algunos,
o tan intenso para los sobrantes,
a los cuales la naturaleza,
aporta en niveles gigantes;
Una mentalidad más clara,
tiempo para destrabar las ideas,
para dejarse llevar con el océano,
y otros nadando contra marea.

Yo prefiero la orilla,
y no lo encuentro opción amarga,
es que me siento a contemplar,
la paz que el mar se guarda.
leer más   
4
sin comentarios 41 lecturas versoclasico karma: 47

La playa, tablero de ajedrez

La playa en agosto,
demasiado llena para ser agradable.
Tablero de ajedrez de toallas y parasoles,
peones en una lucha permanente e infinita
contra sol, viento y mareas.
Sin vencedores ni vencidos.
Imposible fijar la vista en nadie.
Exceso de carne roja que
esconde la belleza de la diferencia.
12
3comentarios 114 lecturas versolibre karma: 98

El canto rodado

En el espejo
de mi baño,
junto al jabón,
el reflejo de unos guijarros
de playa.

Suma de recuerdos
olvidados, perdidos
como la arena que les cubría.

Suaves y brillantes
por las caricias de las olas,
casi transparentes, algunos.

En la palma de mi mano
los observo.
Si el silencio se pudiese condensar en un único objeto,
sería como este.
23
5comentarios 210 lecturas versolibre karma: 101

La musa francesa

Allí, en el muelle
... sentada
estaba en el borde la musa francesa.
Me miraba de frente con su cuerpo de soslayo
atravesándome con sus dos flechas de Talía.
¡¡¡Dios!!! ¡Qué mirada tan clara!
Es que se te ensarta en los ojos.
Es de esas que cuando te mira
no tiene miedo a los límites.
De short de blue jean y una blusa en marrón de cruda.
¡Nunca había visto el perfil de una espalda más sana!
Su cuerpo esconde la forma que sugiere
Entre esa piel de durazno y las leches de nácar.
La cascada en su pelo...
ondulado es como el de aquellas griegas de otras eras.
Me mira inclinada
y toda ella parece como una espiga de oro:
Su tronco se mece
a contracorriente de lo que le marca la brisa.
Sentada en el muelle vive esperando a que le llegue una nada
entre los beige y marrones
mojando sus pies
en el veteado azul de la bahía.-


@ChaneGarcia
...


P.D.: www.flickr.com/photos/75297900@N00/45075174544/in/dateposted-public/
leer más   
14
4comentarios 115 lecturas versolibre karma: 106

La chica del top blanco

(Saciaba mucho mi sed de mirar en ella,
y al mismo tiempo ella me daba mucha sed de mirar)
Tan de blanco
Que combinaba
con todos los colores
Y pensaba

Que era linda
(era mar)

Que era blanca
(era arena)

Que era radiante
(era sol)

Que era decidida
(era olas).

Pero después miré bien
Y vi
Que el mar se esforzaba en igualar su belleza
Que la arena imitaba su blanco
Que el sol la miraba para brillar como ella
Que las olas se inspiraban en su firmeza

No era ella la que se parecía a la playa:
la playa buscaba su espejo en ella.
10
sin comentarios 163 lecturas versolibre karma: 44

Reconozco

Reconozco que me cuesta retomar
aquellas letras
que convierten en invierno
mi poema.
Permitir que la nostalgia
truene y llueva,
más ahora,
que está a punto de llegar
la primavera.

Y ha crecido tanto la marea...
como veces he esperado
la llegada de tu barco
a mi caleta.
No pretendo que lo entiendas,
no lo entiendo yo
tampoco.
Corre el tiempo y la tinta
sobre el folio.
Baja el sol para esconderse
de mis ojos.

Vas a ver (cuando vuelvas)
el unicornio que he pintado
con el borde de una estrella
que ha bajado de la noche
hasta la arena
cuando me ha oído llorar.

Seguirán su baile
mar adentro
(por si vuelves)
las olas seguirán.
Un tango de idas y venidas,
una balada cínica,
tal vez, bailen un vals.

Seguiré siendo la sombra
que hay sentada
junto a la única palmera
de la playa
deseando que amanezca
una vez más.
12
2comentarios 78 lecturas versolibre karma: 58

Mensaje

Todo lo que quise vivir y no fue
Llegará a la orilla de alguna playa
Como un mensaje de auxilio obsoleto.
Y podrá ser.
leer más   
6
1comentarios 141 lecturas prosapoetica karma: 49

Cerezos en flor

Sé de sobra que has llegado,
y contigo ha vuelto la primavera,
telonera del verano,
de las terrazas, de la playa.

Has traído de vuelta a las golondrinas de Bécquer,
las oigo cantar.
Has hecho florecer de nuevo los cerezos,
reviviendo seres que parecían muertos.

Sé de sobra que has llegado,
y contigo he vuelto a leer a Neruda
bajo la sombra de una encina
sentada sobre tus cabellos de trigo.

¿Dónde están las nubes?
Declárate culpable, sé que las ha robado
y has pintado el cielo con tus ojos agua marina.
Las olas que has mandado han traído
tu tostada piel a la orilla,
en forma de arena.

Sé de sobra que has llegado,
me has devuelto mis noches de desvelo
pero he dejado de escribir a oscuras.

Has llenado de luz la ciudad,
cambiando de hora,
poniendo en la radio las canciones
que siempre me hicieron temblar.

Sé de sobra que has llegado,
tu olor te ha delatado,
a sal, a hierba recién cortada,
a rosas... benditas mariposas.

Sé de sobra que has llegado
porque contigo siempre vuelven
Bécquer, Neruda y los cerezos en flor.
10
4comentarios 112 lecturas versoclasico karma: 69

Si mi corazón tuviera

Si tuviera voz gritaría
una vez más fuerte tu nombre
para que la luna se asombre
pues pensó que te olvidaría.

Si tuviera alas volaría
hasta esa playa con arena
donde quise olvidar mi pena
al saber que te perdería.

¡Oh! ¡Y si tan solo tuviera
mi alma! En tus brazos soñaría
y de adorarte moriría …
¡Oh! ¡Si mi corazón tuviera!

Si tuviera ojos te vería
por nuestra calle caminando,
y a tus pupilas anidando
a la última luz de este día.

Si tuviera alas me iría
hasta esa playa con arena
donde me amaste aun siendo ajena
donde fuiste tan solo mía.

¡Oh! ¡Y si tan solo tuviera
mi alma! Esta noche solitaria
dejaría de ser un paria …
¡Oh! ¡Si mi corazón tuviera!

@mello
leer más   
11
6comentarios 96 lecturas versoclasico karma: 63

Naufragio poético

Quiero saltar al agua para caer al cielo.
Pablo Neruda.



Me he sentado a esperarte
a la orilla de tu ausencia,
hilvanando soledades
con los restos de la arena
que me queda entre los dedos.

Puedo ver tu silueta aproximarse,
salpicada por el juego de las olas.
Puedo ver, también, tus ojos grandes,
del azul del horizonte.

Sé que estás aquí,
en las conchas quebradas junto a las rocas,
en los surcos que retratan la huella de tus pasos,
en la espuma que cubre mis rodillas,
en el verde de los pinos que ocupan el camino
de madera.

Sé que estás aquí.
Te respiro más aire que nunca,
recitando poemas de memoria
con la voz del levante,
sonriendo con tu boca de salitre y perla.

Sé que estás aquí.
Las gaviotas pronuncian tu nombre
mientras cae la noche sobre mis hombros,
al igual que se desploma el tiempo.

Sé que estás, pero no aquí, no ahora,
en la hora del crepúsculo,
cuando el faro enciende las preguntas
que nos quedan
y mis versos reconocen
que aún te lloran.
16
10comentarios 166 lecturas versolibre karma: 82

Flores y rayas

Todo ha terminado ya,
tu has vuelto a tu rutina,
yo, a mi ciudad natal.

Conduces y miras a tu derecha,
en ese asiento hace una semana
cantaba una loca
todas las canciones que salían de la radio,
inventando la letra en la mayoría de los casos.

Con mi vestido de flores.
Con tu camisa de rayas.

Recorriendo el mapa,
inventando historias.

Miro en mi móvil las fotografías
que hice esa semana
y en la mitad de ellas
sale tu sonrisa.

Con mi vestido de flores.
Con tu camisa de rayas.

Sonríes al ver que me he olvidado
mis gafas de sol en tu guantera
Tendremos que volvernos a ver
si quiero recuperarlas.

Me llamas a las tres de la mañana
para que escuche que suena esa canción
con la que nos besamos.

Respondo que estoy sentada en la playa
con tu camisa de rayas
viendo pasar las olas
metiendo los pies en el agua.

Me dices que te quedas de vacaciones,
justo cuando yo quiero irme de viaje
no tengo destino, pero ya tengo planes.

Y en mi maleta ya está mi vestido de flores,
y tu camisa de rayas.
9
2comentarios 110 lecturas prosapoetica karma: 71
« anterior123