Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 3957, tiempo total: 0.006 segundos rss2

Es terrible

Solo puedo amar
y eso es terrible;
qué será de mí.

etiquetas: poema, amor
1
sin comentarios 16 lecturas versolibre karma: 20

Hell yeah!

En las noches
más oscuras
la luna brilla
fuerte,
Los demonios
danzan gritando
con sus pies sangrando,
Los lobos se asustan
y se cobijan
del frío aullando,
Las brujerías
se vuelcan
en hechos,
Satán descansa
satisfecho
por sus cometidos
ya cumplidos,
Brujas de cara verde
bajan a estirar las piernas
A tomar un café
Entre ellas conversan,
Los ángeles despiertos
están
Toman valentía
en esta oscura noche
con los demonios
lucharán,

¡Hail Caesar! gritan
Bajan y sus alas
envuelven
cómo parapentes.
Desenfundan espadas oxidadas,
No hay muchas noches así
Saben que siempre pierden
ante los hijos
del mayor arcángel
que un día
a la tierra
cayó,
Cuando las fechorías
están por terminar
los pusilánimes se deciden
a bajar...
Cuando los demonios
su trabajo
casi listo tienen ya,
Putos ángeles
pelean con los más débiles,
Aprovechadores
tal como sus predicadores.
La noche oscura
de luna brillante
nuevamente ganará
En nombre
del libre albedrío
Lo que algunos llaman maldad...

Los demonios danzantes
en sus caras eructaron
una vez que muertos
y cubiertos
los dejaron,
Sus alas cortaron
Como trofeos
las guardaron...
Ya amanece
Los vampiros
se alimentaron
Es hora de volver
¿Dónde?
Sólo vuestro tórrido
rasocinio
lo entiende.

Al alba todo es calma
Los pájaros
de gusanos de tripas
de ángel
se alimentan
Sin saber
de este poema
el por qué
y su trama.
leer más   
9
4comentarios 46 lecturas versolibre karma: 87

Hola, Soledad...

Cuando la nube de mi mundo se torna gris, Cuando la Flores se marchitan, Cuando solo puedo escuchar el eco de mis pensamientos, Cuando puedo escuchar el viento… sé que has llegado.

Vienes y me abrazas sin tocarme. Me hablas sin juzgarme. Puedo ser quien soy porque no vas a criticarme. Mis ideas de alas cortadas vuelan. Mis más oscuros pensamientos encadenados, son libres.

El tiempo no para, porque eres realidad. Para algunos eres terror, para otros, necesidad. Mis pensamientos vuelan como aves sin parar, sin miedo de ser descubierto porque nunca lo hablaras. Cada noche te espero, ¡Hola, Soledad!
leer más   
8
3comentarios 40 lecturas versolibre karma: 74

Celia Denver

Celia Denver apuñaló su libro
en la mayoría de preguntas
que convirtieron la respuesta
en una módica suma de misterios.

Jugando con el maquillaje
dibujó el ayer en un espejo
con un labial partido en la punta
definiendo el grueso trazo
en su porosa espesura.

Bastante elegante para sus letras
hizo del precepto de la apariencia
un perfecto señuelo clandestino
donde el suelo anodino tembló
ante cada paso embravecido
del verso punzante e idílico.

Sobre la mesa ese cuchillo
y sobre los grillos de la noche
el mismo ruido orquestado
aunque el libro nunca sangre
por tratarse de palabras
y no de lugares.
leer más   
7
sin comentarios 44 lecturas versolibre karma: 76

Gin tonic

Yo, un Alcohólico idealista en bancarrota.
Un desajustado del alma en busca
de encajar, y al final solo encajo
con mis letras y mis sueños rotos.
Nubes hechas de algodones amargos,
una lluvia de gin tonic cayendo en los
escombros de mi pasado,
en la fracturada dignidad que dejé en el pavimento de aquella ciudad amurallada de
montañas calladas y celosas del sol.
Quistes de palabras, relámpagos de alcohol y de facturas endosadas al frustante presente para una dudosa posteridad debajo de la poesía que anoche llorando me venció en un sueño que me regresó a lo que ya me cansó.
leer más   
12
4comentarios 62 lecturas prosapoetica karma: 91

Súplica

Dulzura de amor

Suspiro del alma

Mi corazón te ansía

Te llama





Dice el poeta: “¡Que tus ojos van tomando el misterio del pasado! ” Y en el iris y pupila de los mismos, quedó grabada nuestra historia. Historia que aún no ha fenecido y cuyo fin, no se vislumbra.

Tu cabello, tu piel, tus ojos, tu rostro, todo tu cuerpo, abriga y por lunas mas, mi delicado perfume.

Y

En mi rostro, labios, pechos y cuerpo entero, anida y anidara tu aroma. La suavidad de tus besos y calidez de tu voz, que amo y por siempre amaré, yace en mi memoria.




Radiante luz

De la fugaz aurora

Brisa de sol

Llanto y latido




Tierra y valor

Oquedad fortificada

Sed de ilusión

Copa rebosada



Lejano amor

que hieres

Que Callas

Mi alma y corazón aún te reclaman.





Luz Marina Méndez Carrillo/25052019/Derechos de autor reservados.
7
2comentarios 49 lecturas prosapoetica karma: 79

Cien

Le hice el amor a tu recuerdo,
tras estallar en las entrañas de
nuestros momentos, lloré.
Siempre te voy a recordar,
cómo la musa de cien sueños;
Como esa historia de invierno
que se tuvo que acabar.

Siempre te voy a recordar,
cada momento de mi existencia y
hasta en el último suspiro de mi vida
habrá sensaciones que revivirán
solo con el viento que entre en mi ventana
perfumado de aquellos días,
oculto, implícito en cien poesías.
leer más   
4
2comentarios 44 lecturas prosapoetica karma: 64

Okupa

Mareado por los aplausos
brindados,
Con la ropa hedionda
a fritura,
Prometiendo otra declamación
Borracha decisión,
Mis poemas impresos
de dolor encuentro
en un baño a media luz
colgando en paredes
adornando el tapiz
de vates anónimos
gloriosos de furia
eternos enamorados
de toda lucha,
Entre volutas espesas
que no disuelven
el eco rimado;
El agua corre
desde una cañería
rota,
Leo seis...
Están los laureados
Mi nirvana quimérico
me eleva
Desde otro punto
no reconozco mis escritos
Mis mundos...

Irreconocibles ilusiones
silencian de afuera
el jolgorio,
Entré aquí a mear...
Absorto en mis propias escrituras
me olvido...
Siento lo que el resto
instantes atrás en mi voz
disfrutó,
Me ahogo...
La presión me aleja
del aliento,
Inmerso en delirios purpura
de un alter-ego
que me hace repetir
cada palabra, cada verso
Pero los leo desde otro
punto
Y me encanto de un dolor
no publicado
Estos los confié a caras
atentas
a mi voz…
A un rebaño que al silencio y la atención
obedeció…
Fui mandato,
Fui Jon,
Fui poeta al fin… al parecer.

Soy parte de algo
Aquí comienzo
un camino lírico
En este baño roto
A media luz
Sucio
Hediento
Que resiste al tiempo
Aguantando sobre grietas
Con fracturas parchadas
Con paredes rayadas
Frío y acogedor
Libre...

Como la vida,
Como la poesía...

Como mi poesía.
leer más   
14
6comentarios 74 lecturas versolibre karma: 87

En otros labios

Te he vuelto a besar,
al cerrar los ojos,
en otros labios.
18
2comentarios 62 lecturas versolibre karma: 89

La máscara

.

Empieza la rutina
y no encuentro mi sonrisa de vestir
sólo la máscara se acerca a mi mano
y nos dice que es la hora de salir
que la fiesta en la selva de la vida
nos espera tras la puerta
y vamos a sonreír…


soundcloud.com/lola-bracco/la-mascara-corto (Lola)


.
12
sin comentarios 52 lecturas versolibre karma: 90

Lo que desconozco

Lo que desconozco es lo que me apasiona,
lo que puede estar escrito en la siguiente página,
lo que sucederá en el segundo siguiente,
eso que hay dentro de tu vestido.
17
1comentarios 59 lecturas versolibre karma: 91

Sin retorno

Me perdí entre las mieles de tus ojos
y la curva de tu sonrisa,
no logro volver.
leer más   
12
4comentarios 44 lecturas versolibre karma: 81

Inevitables y eternas

Veré de qué
puedo escribir,
No prometo
sentimientos
que ya he suprimido,
La musa corre
a zancadas estelares
destellando su huella
como oscuras
acuarelas
que te nombran
en un lienzo.

Si expando mi mente
estas volutas
me llevan a tu lado,
El pasado a veces
forja suspiros
Desesperanzados, lascivos;
Del poeta
el tedio
es acompañante
y yo todas
mis penas y rabias
las olvidé en tu cama.

Las ninfas danzan
sobre prados
vírgenes,
Tejen melancolías
hablando bajito entre ellas,
Se niegan
a entregar
el primer poema,
Llorando
en un bosque
de soledad
la angustia a dormir llega.

Despierto entre
una ronda,
Llueven hojas
llenas de apuntes,
Epitomes de la vida
y de ojerosos intentos;
No te hablan,
No te encuentro,
Las ninfas
ahora se reúnen, bostezan
se estiran
y entre ellas se besan.
leer más   
14
2comentarios 85 lecturas versolibre karma: 95

Soy...

.
Soy de lágrima fácil de tu sonrisa contagiosa
de la mirada que perdida se encuentra sin disimular su alegría
soy explosión de sentidos e implosión de emociones que se importan…

Soy la que no calla cuando te ama
esa que luego riega de besos tu espalda
la que se abraza a tus noches para en tus sueños escaparme
y así olvidar que será mañana…

Soy un relato silvestre que por pensar rimas
a mitad de camino se hace poema, para escribir por callar
cuando queda descalzo mi amor y sigiloso camine
en paso a paso hasta llegar a ti…

Y llegar despeinada a besarte los labios
a vestir sin vergüenza mi cuerpo de ti
y en silencio con latidos no dejarnos de sentir…

Y soy, lo que digo, lo que hago, lo que escribo
lo que miro, lo que ves si es que mirando sabes ver
porque no habrá nada más allá, que yo sea
que no soy, que ves en mi…

soundcloud.com/lola-bracco/soy-de-lagrima-facil-de-tu (Lola)

.
17
3comentarios 85 lecturas versolibre karma: 102

~ Dos amores buscando su historia perdida… ~

.
Porque pasa sin avisar
y así como llega iluminando a las mismas estrellas
el amor que abraza y hace que todo se vea posible
un día se siente perdido, ausente, y se evapora
desnudo de si mismo, sin dejar siquiera
una sombra de aquello que fué…

Hay amores perdidos
que escapan para reencontrarse
y ahogarse en las noches sin saber volver
mareados, con el desvelo muerto de frío
y el corazón aterrado, recuerdan aquel abrazo
donde un día fueron amados
pero necesitan tontamente
extrañarlo…

Porque todos buscamos amor y quedarnos en él
abrazados, ser parte del perfume de su piel
de la misma sombra alargada en la pared
y aunque a veces el destino y el camino
se desvían, permanece a un costado
esperando que nos quiera volver…

soundcloud.com/lola-bracco/su-historia-perdida-tres Lola Bracco ®© (Lola)

.
13
4comentarios 83 lecturas versolibre karma: 91

El gato y yo

En un sonoro grito
el gato osciló,
pobre de él
pobre de mí
no sabremos jamás
la razón del amor.

Ahí estaba el gato
mirándose al espejo,
ahí estaba yo
perdiéndome en el silencio,
pobre de él
pobre de mí
la pesadumbre arruinó
el momento.

Cesó la lluvia afuera,
y sigue inundado
dentro de mí.
Algún día veré:
el río correr,
las cuencas de mis ojos
justas
y a mis pies, la primavera.
15
2comentarios 58 lecturas versolibre karma: 87

Recuerdos arrancados

Recuerdos arrancados, atrapados
en insomnios de pétalos grises;
indudable refugio de pensamientos
taladrados por historias acumuladas,
apresados en amargos instantes de tinieblas.

Recuerdos arrancados con premura
de mi mente austera y desamparada
que desconfiada encuentra la duda
intentando devolverme los sueños…

…pero se escabullen sutiles entre la niebla.
15
16comentarios 109 lecturas versolibre karma: 78

Molicie dominical

Hay días
cuando duermo luengo —como los domingos—
que me siento como lo de un panal roto
destilando...
el rojo ámbar del "whisky".

Y... a pesar que tengo la consciencia de que estoy despierto
me embriaga el peso de una dulce modorra
es que casi puedo sentir sobre mi cabeza
el masajeo de los demonios del sueño.

Es entonces que el cuenco en mi cama
—esa luna cóncava y morfeíca—
se convierte en una supuesta cárcel
la trampa de arena
de la que me ha costado salir ileso
arrastrándome.-


@ChaneGarcia
...
10
2comentarios 37 lecturas versolibre karma: 91

Esa mala costumbre...

Esa mala costumbre de llamar a las cosas por su nombre
de poner en los labios el peso exacto de la palabra
de ser como lo de un buril
que va repujando la noche
afincándose en el cuero
como la pisada gruesa
que adrede agrede al monte
como si esculpiera desde adentro
dando la forma precisa
a esos vagos humos que salen de la garganta.

Tu boca marea un nepente en el vaivén de su aliento
burdo alumno de las Musas
ebrio por lo de un beso
en tu sangre llevas el divino veneno de Calíope
¡No te lo quedes!
en el afán de guardártelo
¡Gástalo pronto!
embelesanos con tu meliflua lengua de serpiente
casi puedo escuchar los susurros
de tu dulce pársel.-

@ChaneGarcia
...
8
sin comentarios 45 lecturas versolibre karma: 83

Noches

Le había revelado mis amaneceres,
me tomó fuerte de la mano
y desaparecían sus duelos

Más con la llegada de los fantasmas
entonando himnos balbuceantes
olvidó mi alba
y, la cobardía no le permitió
ver el otro lado de luna

¡Cerró sus ojos!

Pasaderos fueron sus destellos
no percibió que,
de mi caos,
en mis noches,
nacían nuevas estrellas.

-Carla Molina-
leer más   
6
4comentarios 26 lecturas versolibre karma: 75
« anterior1234550