Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 4307, tiempo total: 0.010 segundos rss2

Epitafio para Gabriela

Gabriela
si te tocara escribir tu propio epitafio ¿Qué normas seguirías?
¿Cómo lo harías?...

Te miro
y eres como la personificación de la inocencia en cáscara —sólo por fuera—
buscando a ver quién se atreve a destrozarte en sus yemas,
como se hace con una minucia...

Yo escribiría de ti, esto:

«Aquí yace Gabriela,
la que fue una niña que siempre vivió aferrada al vértigo en su columpio de hiedras,
hambrienta por otros lugares en el cuerpo;
pero...
cuando por fin hallaba algo lejanamente parecido a la promesa,
venía con su otra boca y lo devoraba...
Ella era como una pequeña mantis:
con esa hambre eterna...
siempre sola».-



@ChaneGarcia
...
leer más   
9
1comentarios 54 lecturas versolibre karma: 90

El asomo de una flor radiante

Una flor radiante
asoma los largos filamentos de sus doradas espinas
a través de los huecos de aquel follaje negro,
un poco más, y ya a pleno saldrá el dios de esta helada Crematoria,
arrasando con el acero rubio de sus ojos,
toda esta breve calma de hadas,
de amarillo ninfa aceitoso
en este aire inmóvil de las seis matutino.
¿Es un girasol de agujas…
... o ardiente alfiletero?


@ChaneGarcia
...
leer más   
12
3comentarios 67 lecturas versolibre karma: 90

El gran ojo sin parpado

Dios tiene que ser como la globularidad de un gran ojo sin parpado,
redondo,
siempre abierto,
con aquella esclerótica de marcados estratos,
cogollando a una pupila en el lejano centro.
Una pupila, ¿negra o azul?,
que se enfila como un haz de tren hacia nosotros.
Dios debe ser como un gran mosaico de empedrados, armando…
sosteniendo la entidad de una esfera,
como sucede en un ojo de mosca,
donde cada punto en cada estrado de la piel de cebolla,
está a la misma distancia del punto interior.
No hay mejor concepto para englobar la titularidad de Dios que un ojo-esfera,
transparente planeta de agua vítrea,
con una pupila negra a manera de núcleo,
entronada en su interior fondo.-


@ChaneGarcia
...


Imagen usada: Mural created from nails, Toronto City Hall, Ontario, Canada (© Lycia WalterShutterstock)
leer más   
8
3comentarios 55 lecturas versolibre karma: 88

Fragmentos sin horizonte

Ese cuadro mágico en donde ya no hay mar
ni tampoco cielo
ambos son como la amalgama en una sola cuña
con el garfio de un uno, hiriendo esa sepia en el suelo.
¡Ah!... ¡¡Qué hermosa es la entrada del puerto de Trouville!!
con toda esa diafanidad en el agua
lo nítido escapándose de los fragmentos…
cual líquido metálico en un espejo roto.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
12
4comentarios 69 lecturas versolibre karma: 94

Sueño sin itinerario

¡No sé cómo llegué allí!
Las agujas de pino alfombraban mi vereda,
bajo como una piedra en mantequilla,
me deslizo como el trineo que parte la niebla
y que no deja marcas en la arena.
Luego hay un salto sin control al que no me opongo…
Ahora me concientizo en un yo sin cuerpo,
sólo soy una entidad en un par de ojos,
voy en los lentes de una abeja,
sobrevolando la sepia ondulante de este mar de trigo
con olor a lavanda,
a lo lejos diviso la muralla de piedra,
negra de donde desnudo crece el árbol de roble,
las venas raíces que en se alzan como garras de vieja,
que hambrientas buscan arañar un trozo de Sol.
Vuelo casi sin tener consciencia,
voy en la despreocupación de mi itinerario.
Una extraña brújula es la que me guía por dentro,
como si una mano negra
desde el cenit
controlara la aguja que sostienen mis cuerdas.
Soy algo así como un muerto a la deriva
bajando el río…
sólo me dejo llevar hacía lo inevitable,
y despierto del sueño…
empapado en estos escalofríos. -

@ChaneGarcia
...
leer más   
9
2comentarios 40 lecturas versolibre karma: 94

El anhelo

Las sombras diurnas
pedestres
se alargan vampíricas,
acentuando el ya frío aire que reinaba en el ambiente.
El temor se nos anidará en los ojos como pájaros negros agoreros,
al ver al Sol besar a clavo aquel rojo horizonte.
Él... abrirá los ojos infectos,
y levantándose como una tabla,
saldrá de allí todo hambriento.
Por el olor que deja el miedo
nos encontrará aquí bismutos,
y disfrutará tensándonos la cuerda sin romperla,
jugará felino con nuestros temores nocturnos,
antes de hundir fiero sus puñales bucales.
Él siempre ha sido frío y plutónico igual que un vano hueco,
rodeado de todo ese calor ajeno inalcansable,
siempre allí,
a un palmo de su garra:
La cosa intenible,
ese hálito tierno que entre sus dedos filosos, ceniza se vuelve
cual intacto pétalo estrujado
por las yemas de su gélido ardor.
¡Sí! ¡Ya lo siento!
Allí viene el que no tiene nombre,
el que no está vivo
el no-muerto.


@ChaneGarcia
...
leer más   
12
6comentarios 40 lecturas versolibre karma: 98

Las musas danzan en su cabeza

Cinco son las musas que danzan en su gamelote de nieve negra,
esas hierbas de cintas alargadas que como las ondulaciones de un mar herbáceo,
es donde su locura colinda lo mismo que con su genialidad rupestre.
El Tiempo va haciendo lo suyo en aquel rostro bien marcado.
La lejana buenmosura de su juventud campechana
se le ha ido derrumbando cual muro enmohecido por el liquen de la vejez.
En sus ojos ahora brilla una carencia de niño huerfano,
nos traspasa como quien busca con la mirada
ese cariño que muy en el fondo sabe
que aquí no encontrará brazos maternos.
Se pierde entre sus uveros mal pintados,
descoloridos por una suerte de lejía española.
Su templo de paja y barro estaba en los predios de Macuto,
hasta que un día vino el torrente
y borró de un plumazo
todo de raíz.
Se llamaba como lo que hacía…
Armando,
y sus trazos por ahí aún reverberan las paredes
... encandilando a los ojos transeúntes por el Metro
con los garabatos en sus soles de agosto.
Así era él
boceteando musas sin rostros,
a veces con cuerpos de Botero,
con caras chuecas y pintarrajeadas
cual si estuviese haciendo sus muñecas de trapo.


@ChaneGarcia
...
leer más   
11
1comentarios 40 lecturas versolibre karma: 89

La estación del óxido

Llega los meses del óxido,
y brotan todos esos colores improbables,
esa belleza que se tensa estando en calma
que sólo anticipa lo erizado en la escarcha
el hilo de acero de la luna en el filo de una guadaña,
... el rasero inevitable,
por el que tendremos que atravesar al año.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
16
6comentarios 65 lecturas versolibre karma: 102

La musa francesa

Allí, en el muelle
... sentada
estaba en el borde la musa francesa.
Me miraba de frente con su cuerpo de soslayo
atravesándome con sus dos flechas de Talía.
¡¡¡Dios!!! ¡Qué mirada tan clara!
Es que se te ensarta en los ojos.
Es de esas que cuando te mira
no tiene miedo a los límites.
De short de blue jean y una blusa en marrón de cruda.
¡Nunca había visto el perfil de una espalda más sana!
Su cuerpo esconde la forma que sugiere
Entre esa piel de durazno y las leches de nácar.
La cascada en su pelo...
ondulado es como el de aquellas griegas de otras eras.
Me mira inclinada
y toda ella parece como una espiga de oro:
Su tronco se mece
a contracorriente de lo que le marca la brisa.
Sentada en el muelle vive esperando a que le llegue una nada
entre los beige y marrones
mojando sus pies
en el veteado azul de la bahía.-


@ChaneGarcia
...


P.D.: www.flickr.com/photos/75297900@N00/45075174544/in/dateposted-public/
leer más   
14
4comentarios 93 lecturas versolibre karma: 106

Elefantiasis lateral

Su rostro dibujado en el suelo
se le derrumba igual
como se hunden en el ponto
los antiguos templos de Grecia
o se inclinan tangentes de Pisa
las otroras columnas de Roma ya sin punta...
Era en mí la angustia de ver aquella espesitud
en su larga cara de agua lenta.
Era aquel sufrimiento mudo
en su faz de vela derretida.
Aquel hombre, seguro era un horror sin voz,
una resignación sin remedio.
Era un erial...
lejos de la germinación
de toda posible esperanza.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
11
5comentarios 48 lecturas versolibre karma: 107

El asombro iluminando el rostro

Muchacha iluminada por el asombro
la sorpresa eriza tu melena lamida:
la crencha en el medio
y ese cabello en cascada como el de una virgen de pueblo,
insípida
una Topacio bien cruda
como la mejor Grecia Colmenares.
No eres ella sino otra;
pero hay algo en tu rostro de "Bugs Bunny" que me recuerda,
que la belleza también puede ser esa piedra rubia sin tallar.
Estás allí,
toda alumbrada con tus puntas humedas,
ese cabello en permanente estática,
y esa sonrisa loca de niña estrábica,
que siempre espera ver lo nuevo
algo emocionante
al doblar la esquina.-


@ChaneGarcia.
...
leer más   
13
3comentarios 51 lecturas versolibre karma: 106

Para mí, hoy no habrá conticinio

Cae el Sol,
y las umbras se alargan,
allí en el asfalto está ese extraño diapasón de carne negra,
esa "ye" de sombras,
por cuya horqueta transitan las piedras sonoras,
esos bólidos metálicos en cuatro ruedas,
bestias siseantes,
como balas-planetas... vagabundas,
cuya estela,
no dejará asentarse la otra hora del té,
esa hora extraña de nada ni de nadie,
ese breve instante,
en el que podemos decir:
"Ahora sí es que las cosas duermen".
Después que el astro haya muerto,
seguirán las balas,
acelerándose por el seno de esta curva de asfalto,
bramando sus rosarios de ecos,
cual zancudos,
zumbando en la concha de mi oreja
no me dejaran dormir.
¡Ahhh!... ¡¡Cómo cae el Sol...
hacía su sueño de antípodas!!,
y ahí,
en la garita,
cómo me gustaría caer con él en los párpados de la sombra,
en la pupila negra de su inconsciencia.-



@ChaneGarcia
...
leer más   
15
6comentarios 60 lecturas versolibre karma: 116

~ Ella

Ella hace que sus relucientes ojos provoquen esperanza en la oscuridad
Cuando sientes que estás cegado de tristeza u odio y no asumes la realidad,
Te da fuerza y te llena de fuego el alma para no apagar tu luz interna,
Quema los malos recuerdos de tu mente y su brisa en tu mente se hace eterna.

Solo bastó una mirada para hacerme bien y cambiar mi destino.
Me hizo despertar de aquel mal sueño donde ni yo me encontraba,
Acabó con los males y quitó las rocas pesadas de mi camino,
Se hizo con un lugar en mi corazón incluso cuando menos lo esperaba.

Aquel día éramos felices y no importaba nada, ni nadie más.
Cada rosa del planeta representaba cuánto sentía por ella.
Todos mis problemas parecían desaparecer y así generaba paz,
El caos venía al besar nuestras almas cada noche bajo las estrellas.

Pero si es por ella, un poema no me parece suficiente,
Escribí algo triste y fuerte, algo que quizás no suele ser diferente.
Ahora busco el perdón, porque en mis sábanas eres alma ausente,
Y sé que mereces más que un débil bohemio narrando lo que siente.
leer más   
6
4comentarios 48 lecturas versoclasico karma: 74

Pozo de agua mansa

Me encanta lo engañosa que eres con el rostro.
Si fueras un accidente... serías un pozo redondo
de borde irregular y aserrado como el de los fractales
en la franja de tu diminuta empedradura.
Redonda
cual cristal oscuro en los convexos de un cuervo maléfico
como el de aquella Profecia
o en los dos azabaches de un potro que de sudor relumbra.

Serías una laguna de aguas tranquilas
¿Sabes?... ¡¡¡El agua mansa!!!
a donde los hombres incautos acuden a nadar desnudos y luego ¡¡¡Zas!!!
como en el parpadeo de un mordisco, mueren cocodrílicos
sin dejar apenas rastro alguno en la sutilidad del espejo erizado
que apenas tiembla.

Serías como el negro ponto, casi igual que el vino:
un enorme cuenco de agua violácea
a cuyo fondo sólo habitan cadáveres lívidos cuya tibiesa ya lo ha abandonado
rumas y rumas de cráneos limpios
alfombrando tu ya extensa sabiduría de Circe.

Y aunque ¡Sí… es cierto!, en realidad no te conozco
he llegado a pensar que para ti los hombres sólo somos medallas que cuelgan al cuello
o “piercing” de tus pezones.

De hecho
a veces creo que eres como una boca de higo rosa
con lengua de lija
toda bífida
que te alimentas de las masculinidades de aquellos hombres femeninos
que...
sabiéndote...
y valorándote...
se te acercan aun conociendo el riesgo que conllevas.

Eres la verticalidad obscena en una boca tentácula
en su clara sonrisa de valva
con el papo almendrado
en "almohadidad" de tu vikini amarillo
columpiándote sola
en la tranquilidad de tu jardín secreto
con ese saco roto que nunca se llena
tu estomago, siempre hambre.

Llevas adherido la belleza que le es propia a un “alien”.
En ti no hay un lugar como para que se retuerza el germen del amor
ese sentimiento que, según tú, todo lo frena.

Eres toda una Apolo en ciernes:
desollando a placer a tus Marsias
aún vivos.




(a la MaGa Rosas)

@ChaneGarcia
...
leer más   
3
sin comentarios 20 lecturas versolibre karma: 57

Azahar frío en la madrugada

Llevo las manos completamente frías
me deslizo hacia abajo por la madrugada
camino, rodando como una patineta de acero
agarrando rocío al filo de una curva brava.
¡Ah! ¡Huele a quietud sostenida!
... y a mastranto
en el azahar que esparcen las bugambilias-cascadas:
Blancas como de encaje
lilas claras de enfermas
púrpuras-violáceas como el nazareno de una promesa viva
... sangrante.
Aún no ha salido el Sol;
todavía hay capas en tul de sombras.
Es el aire el que nos cala hasta los huesos
aguijoneándonos...
con el olor a hierba mentolada.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
13
3comentarios 71 lecturas versolibre karma: 100

Miedo primario

Todos esos racimos allí colgados de la oscuridad
¿Pero racimos de qué?
Tanta mariposa sin forma volando en la noche de mi habitación
Esa noche privada del cuchitril íntimo
Yo... solo acostado en la meseta de mi cama pelágica
Abro los ojos y veo hacía abajo el abismo en el techo
Una negrura atestada de tetas salvajes
Unas al lado de otras, como si de una colmena se tratara
¡¡Tanto fantasma volando sobre mi cabeza!!
¿Pero fantasmas de qué...
Porque ni si quiera tienen una forma reconocible!
A veces... pienso que son como machas hechas de ectoplasma
De una dimensión contigua a la mía, aquí; pero no palpable
Que quieren traspasar el umbral que nos separa
Y venir a devorarme las entrañas aún estando vivo
¡Ese es el miedo que subyace en todos!
El miedo primario de aquello que no tiene suelo, ¿sabes?
Ese lugar sin paredes donde ni si quiera hay algo tangible de lo que uno pueda aferrarse
Ese lugar inevitable que se repite a diario:
Tú... ahí... íngrimo... en la soledad de la luna nueva de tu cuarto
Ese temor de llegar a abrir los ojos
y encontrarte flotando ante todo ese mar de nada.
leer más   
11
5comentarios 80 lecturas prosapoetica karma: 84

Sanitario de hombre con voz de mujer

Ultrajada en la soledad de un baño,
a plaza abierta y despelotada,
ni si quiera hubo chance para defender la honra,
todo fue tan rápido,
tan hermoso y violento.

Aquel gorila allí hizo lo suyo,
tan sólo era yo un muñeco en sus manos,
me trató como quien agarra a un títere,
puso su voz en mi boca,
y no supe decir que no,
en un grito ahogado,
bajo su jadeo de negro indómito.

El ultraje duró poco, sólo diez minutos,
¡¡Dios!!; pero han sido los más largos de mi vida,
no me imaginaba que se podían hacer tantas cosas,
nunca antes habia probado esas delicias.

Se me abrieron los poros,
no quería que aquello acabara,
y me imaginaba quedar congelados,
en un pasmo de tiempo,
impregnando ese espacio de vaho,
como una inmanencia de almas en pena,
que se repiten cual cita acordada:
Mismo lugar, misma hora,
misma violencia en el momento.

Ahora, llevo en mi cuerpo un olor que sé que no es mío,
anhelo encontrarme otra vez con aquel desastre,
quedé marcada a fuego por la piel del engendro,
la lanza de su sol negro iba calcinando mis chacras.

Nunca más volví a verle;
pero desde entonces...
feligrés de ese templo.-

@ChaneGarcia
leer más   
3
1comentarios 52 lecturas prosapoetica karma: 35

Flor tentácula

La diosa estaba ahí, postrada,
incólume... intacta... adrede...
con el único propósito de que la vieran,
como una casualidad en el camino.

Al verlo,
sus dedos lívidos,
abrieron la anémona,
hambrienta ya de carne erguida.

Violándole los ojos,
él fue idiotizado,
y como si de un trance se tratara,
aquel pez inevitable entra,
atravesando la aurora de la flor fatal.

Adentro,
en medio de esos jugos ácidos,
la calidez circundante,
empaña los sentidos,
los adormece,
y atrofia así la capacidad motora,
lo inmoviliza de cabeza a los pies.

Lo asimila... lo digrega...
fragmentándolo sin dolor alguno,
difuminando las facciones de ese ser acuático.

Reduciendo su ecuación a nada,
quedando de él,
sólo la neblina de un tul,
como único rastro perceptible,
de que hasta hace un momento estuvo allí.

Borrado ya,
y con el ovario lleno,
la flor exhalará un eructo pesado,
un sonido a madera fermentada,
en catálisis completa,
con olor... a sardina y cazón.

La diosa,
abrirá otra vez sus piernas,
exhibiendo de nuevo al animal-flor:
La rosa vítrea, cefalódactila,
a la espera del paso de otro pez,
en la soledad de aquel hermoso arrecife muerto.-

@ChaneGarcia
...
leer más   
7
sin comentarios 54 lecturas prosapoetica karma: 68

Homúnculos sin identidad

Se acabará la asignación de metaplasmos,
y aquel apócope se borrará de la frente,
e impregnado ahora en ectoplasma sintético,
por las fosas, bebiendo este Leteo.

Lento se desconchará el nombre y su médula,
perdiéndose así el sentido del logos,
de ese pasado no quedará pasta informe,
de lo que antes fue una canción conocida,
holograma familiar de cosa cálida,
ni restos de algo,
a lo que se le pueda decir
"Estas son mis ruinas ónticas".

Te borrarán la carrera de vida,
y cada punto allí hilvanado en ella,
como quién borra en tiza y violento,
dejando atrás un desastre de talcos.

Serás una serie de números tatuados en la nuca,
una permutación en fila,
una hoja en blanco sin motivación,
ni voluntad.

En ti no habrá recuerdos, memorias o familias,
como un homúnculo en cero:
clon de la nada,
el soldado inmortal que sólo espera,
las órdenes de un rey-máquina,
el cíclope omnisciente que todo lo ve,
padre de todos estos fetos,
espárragos ocultos al tacto del Sol.

Serás parte de esa "marca registrada",
legión de ranas enlatadas,
artículos deshechables según el caso,
los nuevos monstruos pálidos de Frankenstein.

Eso es lo que nos espera con miedo,
allí adelante... ¡Mira!,
diez mil años a lo lejos.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
3
sin comentarios 37 lecturas prosapoetica karma: 41

El limbo donde flotan los locos

Los locos fetales duermen desconectados,
como si no les importara el trajín del día,
la gente allá afuera,
sacándose los ojos,
y ellos aquí,
en su propio el limbo.

Duermen en una inconsciencia infantil,
dentro de esa maraña de neuronas dislocadas.
Sueñan... y no sienten hambre,
insensibles ante la gota y su frío.

Cuando por fin despiertan,
se alimentan de olores mágicos,
dentro de una botella,
esnifando pegamento,
y se apaga el fuego en estómago,
y se abrigan las heridas,
olvidando así el dolor de una piel huérfana.

Y estando allí de confortables,
en medio de ese sopor onírico,
flotan sin resistencia,
hacia un hueco sin fin.-

@ChaneGarcia
...
leer más   
5
2comentarios 80 lecturas prosapoetica karma: 57

Bisagras

De las puertas admiro y aprecio las bisagras —antes que el cerrojo— Existe detrás de ellas, una maravilla involucrada en la buena voluntad y envuelta en la naturaleza existencial de la libertad, un don de dualidad concebida en un espíritu hospitalario y tolerante donde el árbol de la confianza echa raíces extendidas a un plácido territorio compasivo y generoso, donde albergamos la bienvenida como contrapeso a la tristeza implícita en una despedida.
Mientras que en la cerradura; abreviamos el alto grado de sumisión al miedo, es un resumen de la depravación del hombre, un reducto de la corrupción intentando ocultarse tras la presunta privacidad de toda propiedad. Es el principio de todo confinamiento, quizás el más expedito instrumento para coartar la libertad y el cómplice más eficaz que tiene la mentira para vestirse con el traje de secreto.
De todos los objetos inanimados inventados por el homo sapiens, ninguno suele sintetizar con mayor exactitud la propensión al celo y al egoísmo.
Estas impresiones se posaron en mi cabeza un frió invierno en que perdí las llaves, es posible que cambie mi percepción sobre las bisagras, el día que pise mis dedos con una puerta.
leer más   
10
8comentarios 32 lecturas relato karma: 103

Renga Trampa

Puedo tener un lamento en lengua
y desandarlo en rechazos
pudiendo ser fiel en lo preciado
del momento en que desconocí.

Aquel entonces el duelo verborrágico
se tradujo en una mueca carenciada
divagante entre el dominio y la aversión
de tanta razón desconsiderada
manchando el cielo de plegarias
que solo piensan en una ambición.

Puedo pensar en un silente mal
en la dicha de ese bien que no llega
aunque la renga trampa nunca funcione
y atrape al corazón por los pies
negando que todo el querer
no siempre transcurre en el borde
del abismo tallado a mis pies
donde todo el sur se esconde.
leer más   
12
2comentarios 47 lecturas versolibre karma: 110

Sin punto final

En medio de mi silencio
hay susurros;
oigo voces que gritan
mi nombre
y me piden clemencia.
Yo quiero borrarlas
de mi mente,
escribo, sigo escribiendo
hasta que la última letra
sucumba sus palabras.
El insomnio llegó sin avisar
y yo le abrí la puerta;
dejé que me abrazara
hasta calmar mi sed,
pero el desasosiego
es como un piano
que no deja de tocar.
Vientos de madrugada
están en mis oídos
y yo sigo escribiendo
este turbio poema
sin punto final.

Segundo poema de la serie: El diablo de los poemas.
18
13comentarios 83 lecturas versolibre karma: 97

"Floreciendo poesía"

Este poema está dedicado a todas las poetisas que forman parte de poémame que con sus bellas plumas nos alegran el día.



Poetiza de alma sensible,
productora de dulces escritos
que hechizan los corazones
de los lectores enamorados
y quizás, también de aquellos
que han sido decepcionados
y buscan en cada inspiradora
poesía, beber lentamente de
ese licor concentrado de olvido.

Tu poesía que florece, aún en
el árido desierto, trasciende
como la enredadera, tratando
de buscar esos esquivos rayos
de sol, que insisten en esconderse
del inclemente frío del invierno
que escarcha cada palabra, cada
párrafo que quiere germinar
y volverse una amada poesía.

Cada pétalo que nacerá, se hará
verso, versos dulces, versos
amargos, versos de amor y
desamor, cada uno con una
historia detrás que será digna
de convertirse en excelsa poesía.

Poetiza eres flor, eres pasión y eres
mujer, mujer hecha ternura que
te envuelves en sonrisas que de
tu corazón florecen y las tristezas
ante elevados versos palidecen

“Los poemas, son aquel elixir
de ternura, que se beben a sorbos
pequeños y sin premura...





Clementina Bravo Rivera
Cleme Eternamente
19 de marzo de 2019
Arica - Chile.
leer más   
18
23comentarios 83 lecturas versolibre karma: 121

Bailan las palabras

La danza es un poema del que cada movimiento es una palabra.
Mata Hari


Se deslizan al compás
las palabras en la pluma,
cada rima con su nota
y la danza con la música.

Cadencioso bamboleo
de vaivenes oscilantes
entre ritmos armoniosos
y expresiones rimbombantes.

Y los versos de la boca
en vibrante melodía
en un baile con astucia
destilan su poesía.

Son poemas ondulantes
que se mueven delicados,
con ligera levedad
y que fluyen levitando.

Sinfonía de vocablos
que sutiles se cimbrean
al son de un tango sensual
o de una lambada eterna.
12
8comentarios 56 lecturas versoclasico karma: 93

Muerte

Al morir, volveremos al mismo estado en el que estuvimos antes de nacer…
Solo que hoy, después de la muerte, habrá nostalgias,
y lágrimas de aquellos que nos recuerden, algo que, por cierto,
antes del nacimiento tan solo era añoranza de aquellos que
soñaban con nosotros, antes de ser.

Al final, todo es un sueño.

La vida, lo es.
La muerte, lo será.
Valdría más vivir en vida este sueño,
que en la muerte, si es que hay algo más,
estar nostálgicamente recordando lo
que pudo ser, y ya no será.

Que nos causará más escozor,
el no llevarnos nada, o volver a ser nada…
O, al cerrar los ojos, recordar aquel beso que no dimos,
y por el cual temblamos y sonreímos.

Qué disyuntiva,
vivir la vida para disfrutar la muerte,
su eternidad.

Hay que tener siempre en la mente,
nacimos para morir, y cada día que pasa,
el aliento se nos va un poco más.

Qué otra cosa podría ser la muerte,
sino testigo el testigo silencioso e irrefutable,
de que hubo vida.

Luis Oscar
raczoblue
4
1comentarios 18 lecturas relato karma: 67

Hokku

Casas calladas
La brisa que acaricia.
Tibio verano.



Hokku urbano con kakekotoba.
10
12comentarios 35 lecturas japonesa karma: 97

Vete

Todo es nada
Abismo y bruma
Sedienta
Paz
Sencillez
Pensar sin risas
Coloquio embustero
Desidia,
Tormento mudo
Ladrón de fuerzas,
Garganta delirante
Gritos sin desquicios
Razón ridícula
Rutas febriles
Desierto nublado
¡Nada!
Turbulentas ansias
Ahogo superficial,
Noches cortas
Y no quiero
¡No quiero!
¡No quiero
Que acaben!
Cobijo sin desenfreno
Luz de día
¡Apágate!
¡Ándate!
Trueno del clima
Que cambia,
Cantos de gaviotas
Temprano despertar
¡Aún no te toca!
¡Aún no te toca!
Dolor que no duerme
Ojeras no dictan
Falta susurrante
Ya nadie paga;
Calambres etílicos
Al abandono
Se rehúsan,
Vida imbécil
Inútil,
Escribe,
Se ocupa
Besa herejías
No escucha
Las tempranas salidas
De toda poesía.
leer más   
11
5comentarios 87 lecturas versolibre karma: 91
« anterior1234550