Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 5682, tiempo total: 0.009 segundos rss2

La hoja que arde fría

La palmera muere —su hoja—
como el Fénix que se sumerge en la umbra
para ocultar su plumaje grifo
los empalmes de su azafranada otoñalidad
de las puntas marrones
a las largas remeras rojas
hasta las pequeñas plumas de cobertura tejiendo un encaje en amarillo muy fino.
Su 'aureocidad' caóbica que la hace lucir tan cobriza
y ante el despliegue de semejante disfraz ígneo
la hoja-Fénix se ruboriza
tímida
se rauda hacia la noche interior
allí
en el apretado follaje de compañeras verdes
para así entonces morir a solas
en privado
al uso de los elefantes
como en una especie de necrópolis secreta
donde ya a oscuras arden hojas bermejas
en un extraño fuego sin calor.-

@ChaneGarcia
...
6
2comentarios 42 lecturas versolibre karma: 101

Profecía sabática

Afuera...
a lo lejos ardían las hogueras
puntos de antorchas que
cómo enfiladas hormigas formaban una sinuosa línea inmóvil que titila.
La cuidad era un hervidero que duerme.
La lluvia —que lo apaga todo— tiene esa extraña cualidad que aplaca el ánimo
derrumba las erecciones
y la gente corre y se refugia bajo improvisados techos.
La quietud del sábado
sólo aberrunta otoñalmente
esa sepulcrez del domingo
ese aburrimiento cuajado en las manos cual torpes madejas
con las que no hallamos qué cosa tejer.-


@ChaneGarcia
...
9
3comentarios 61 lecturas versolibre karma: 98

Amavasha

Ella, lleva al viento casado en el pelo
y entonces se le ondea en llamas toda esa hoguera negra.
Te mira de frente con su encono de flechas
pues eres el alimento de sus ojos garzos.
Se llama Selene...
y tú eres el que le debe a la prosapia de su añeja estirpe.
La órbita completará su vuelta
y esa navajilla curva que le argentinea el pecho cual dije
terminará eclipsándote.
Hoy habrá cuarto menguante en la madrugada
Yo que tú, evadiría al novilunio.-

@ChaneGarcia
...
9
3comentarios 69 lecturas versolibre karma: 103

El gato intrínseco

De niño
yo tenía un gato llamado Tután
un felino escaqueado de alma bohemia
era muy libre
con esa bella indiferencia en su cara de mojón
la "cara e' tabla"
ese rostro inexpresivo en el que se acorazan los jugadores de póker.
Se te acerca oportinista en busca del mimo
y una vez saciado, te suelta
como quien arroja una agotada colilla.
Al final era un animal que iba a su bola.
Él tenía una hermana llamada Kamón
una gata negra de cascos ligeros —como tiene que ser—.
No se puede escapar a lo de la naturaleza
en cualquier momento
se termina por exudar lo intrínseco.-


@ChaneGarcia
...
9
3comentarios 73 lecturas versolibre karma: 85

Tambalea la virtud

La mujer no es como el hombre
ella...
dónde quiera que esté
siempre anda mal parada.
¡No hay nada más llamado a romperse
que su acogollada virtud!
¡No hay cosa que ella más cele
y que atesore!


@ChaneGarcia
...
13
2comentarios 68 lecturas versolibre karma: 95

De lo oscuro... emerge la flor de una Medusa

En medio de la oscuridad parda
como cuando se cierran los ojos
y preñado de esas insinuaciones fosforescentes
simulando las formas del humo fatuo
emergiendo hacia mí
veo aparecer el pálido fulgor de una flor fantasma
pentáfila de acorazonados pétalos
a cuyo centro se acogolla
la coliflor de sus asustados pistilos
esas inflorescencias de arbóreas
que se hacen sepia
o se van alimonando diluidas
cual si les fuese adherida la pátina de una antigua vejez
que... como la medusa abisal
solitaria
acuática
casi transparente
asciende desde el Averno del sueño
sólo para alimentarse de la claridad del Sol
cuya tenue aurora
se filtra ahora a través de mis cerrados párpados.
No te miento si te digo
que cada que la veo
a la hora de dormir
le temo a la decapitada corola sin cuerpo
que supone esa flor hambrienta.

¡Sí!... sé que no existe
que esa imagen en realidad no está allí
pero cada vez que cierro los ojos
—como un sigiloso gato— la hallo más cerca.

Me estoy haciendo reticente a lo de recostarme a ratos
a tomarme la siesta por las tardes
a cerrar los ojos
para no despertar.-


@ChaneGarcia.
...
12
8comentarios 77 lecturas versolibre karma: 103

La mujer siempre lleva la culpa

Los hombres somos como mascotas
cachorros de perro a los que hay que entrenar.
Por eso la mujer siempre lleva la culpa...
porque —bien sea la madre o la esposa—
ella es la que como un dios
termina dándole la forma
al barro del hombre.-


@ChaneGarcia
...
8
1comentarios 57 lecturas versolibre karma: 88

La gloria del Sol

Otra vez yo...
en la ventana de siempre;
pero esta vez a la hora justa, y...
el techo de aluminio me reverbera la gloria del Sol
hiriéndome los ojos
cerrándome los párpados
obligándome a apartar el ya recalentado rostro.

Esta noche cuando salga
la Luna nos hará lo mismo
cuando nos devuelva plétora en su faz
la anterioridad de un plenilunio perfecto
y preñada en esa luz
por un instante
se vaciará de la negra nada
esa otra Luna
de desconfiados ojos de sombra
con la que convive inevitable.
Un siamés maligno
que se lleva amorralado a la espalda
y al que nunca le llega una minucia de gloria.

Esta Luna blanca es entonces
como la imagen de un Cristo resucitado
reflejando en la transfiguración de su rostro
todo el amor lumínico de su Padre Sol
reverberando a todo el que la vea.

La Luna en sí no tiene gloria;
ésta le es prestada.-


@ChaneGarcia
...
11
3comentarios 92 lecturas versolibre karma: 95

Una sopa que camina

La contemplo desde el cenital
caminando apresurada
ahí va una sopa de vida...
con el lomo típico que le da la vejez
acarreando la liviandad de sus ya cansados huesos.
Una vieja dinámica
ataviada de bastón
una viuda sola y sin hijos.
¡Quién sabe a dónde irá con tan presta diligencia!
¡Y cuántos otros oficios aún le aguardan en fila!
¡Mira!, allí va una sopa que camina.-


@ChaneGarcia.
...
9
2comentarios 57 lecturas versolibre karma: 87

Sonrisa con ventanas

Ella se ríe como siempre
y yo —de indiscreto— sólo me fijo en las ventanas de su sonrisa
lo cual me indica
un lejano descuido juvenil
un claro desaseo...
que terminó por desarraigar esos bellos árboles de piedra marfílica
la nube calcárea con tres patas de tripoide
de sus otroras y ausentes dientes blancos.
Ella es la misma de todo el tiempo
y se ríe como siempre
sólo que...
hay algo que ahora me incomoda
y ya no la reconozco como antes
la prefiero seria
sin pizca de sonrisa.-


@ChaneGarcia
...
9
4comentarios 51 lecturas versolibre karma: 81

El seto se derrama

Allí donde siempre está erecto el asta
y a veces se enarbola la bandera
allí a los pies del falo
hay un corazón de seto
que es como un nudo gordiano de verde de espinas
de donde brotaban aserradas púas
de una limonaria en verde primavera
brazos vegetales que amarillean
clorofilas hambrientas
de la diaria dádiva del Sol.
Allí está el seto
derramándose otra vez de su forma
el perfecto corte militar que se atomusa
y va soltando esa salvaje belleza.
Pronto será podado
por la tijera del cuarto menguante.
El acorazonado seto se derrama
como una salpicadura de agua estática
una roca...
quebrantado la imperturbable paz
del espejo en un estanque.-


@ChaneGarcia
...
12
3comentarios 78 lecturas versolibre karma: 105

Fantasma de queso gruyer

El cuerdo halaba la cuerda de donde se aferraba la despedida locura
que trata de no ahogarse en ese mar de fondo y de fieras
donde se pixelan fragmentadas y antiguas entidades
anonimanizadas a balazos de colador
en toda esa metralla y sin forma
de los mordiscos de las pirañas gruyer.

Ahí está esa horrorosa hora en punto que nos amenaza:
el Alzheimer
ese tramo que aprendimos a sortear retrasándolo;
pero que en el fondo sabemos inevitable.

@ChaneGarcia
...
13
6comentarios 90 lecturas versolibre karma: 104

Mi primer poema del día: una taza de café.

La mañana nos corta con la humedad de su filo helado
nos cristalizamos escarchándonos
ante el haz de las flechas que nos atraviesan
en todas estas puñaladas fantasmas.

¡Ahhh! ¡Lo que daría por la carne de un poema
en la materialidad de esa primera tacita de café!

Allá afuera
hace un frío que pela.-


@ChaneGarcia
...
17
5comentarios 134 lecturas versolibre karma: 117

Ella era pequeña y tenía nombre de árbol

Siempre fue deseada
la imaginamos desde mucho antes de nacer
vino al mundo durante la primera noche de la apertura del loto
nos la entregaron envuelta en verdes sábanas de nácar
tenía un pequeño rostro de perla
¡Era hermosa!
Se llamaba Olivia
como el árbol bajo en cuya sombra se placen las Musas
pero... al destaparla
notamos que vino enferma, deformada
y en secreto nos la llevamos a casa.
Estuvo con nosotros nueve noches —con sus días—.
Al décimo
se le apagó la chispa que ardía dentro de su flor
murió durante el sueño, sin sentir nada
lo hizo como un capullo verde, sin abrir
quedando intacta
parecía una muñequita hecha toda de alabastro.
Está allá afuera
en el jardín
en el rincón más lejano
donde ahora se anida la llovizna
donde la hiedra cubre la faz de un epitafio sin lápida
—o lo que para los efectos es lo mismo: una lápida en blanco sin epitafio—.
Ella es ese tierno dolor que aún nos duele
su muerte terminó de descoser esta relación
nos mantuvimos juntos
bajo el mismo techo
por mantener las apariencias
pero entre nosotros no se cruzan
ni por equívoco
el engarce de una mirada
o un sólo roce al descuido
ni el anhelado amago de una palabra airada
que me demuestre
que ahí
en tu pecho vacío
aún te importo.-


@ChaneGarcia
...
15
9comentarios 116 lecturas versolibre karma: 93

El vórtice roto (Poesilandia)

En mi caso
yo no he podido vivir de la poesía.
Ella... es ese sitio
ese momento breve que me permite eludir la realidad
y orbitar mi centro
volver por un rato a mi locura
como quien vuelve a la casa de su infancia
sólo para hacerle retoques y mover algunos muebles
para que parezca que todavía la habitan
y no venga la ausencia.
se instale y la derrulla por desuso.
En mi caso
la poesía nunca me ha dado de comer
sólo el placer de ilusionarme —¿engañándome?— haciendo más llevadera la vigilia de mi dormida condena.
¡Ojalá fuese posible que, durmiendo, despertase en poesía!
Y desde allá
con la primera roca
quebrar el ovalado espejo
cerrando así la abertura del vórtice
y dejar que la yerba y otros montes fragmentos
se les olvide ese camino
el único sendero de regreso.

¡Ojalá pudiera quedarme de verdad... en Poesilandia!


@ChaneGarcia
...
10
5comentarios 109 lecturas versolibre karma: 111

La musa calva

Estaba allí sentada en el trono
a plena terraza
y con los lobos del viento lamiéndoles las espelucadas cabezas.
Le cortaban el negro cabello
podando a cero la enredada tomusa
y salen volando algunas caspas lumínicas
puntos blancos de luz que
cual si fuesen chispas de hadas escapando del crepitar de una hoguera
se arremolinan todas
otoñadas
en la reguera de un gastado papelillo ya sin fiesta.
Sobre sus crismas las asentaba el reino un cuarto menguante
la hoz de la tijera había pasado
dejando yermo el Gólgota de este albo calvario
ahora...
es un campo de Marte.
El filo se lleva consigo todas esas altas yerbas
que secas
le coronaban en nido de chuchuas
el rosado fósforo de su enloquecida cabeza.
Quedó calva como una musa enferma
... convaleciente...
convocando a los nuevos flujos capilares.
Era una diosa sin cabello
o el tránsito de la oportunidad encarnada.-


@ChaneGarcia
...
12
3comentarios 102 lecturas versolibre karma: 100

Mansión de telaraña

La mansión telaraña
con el haz de brisa
late como lo haría un rebaño de tumores cardíacos
respira con la voluntad de un espíritu insano
insolente
nebulosas de velas
ancladas por un hilo contra la corriente
sirenas arácnidas esperan famélicas
a que encalle algún pobre incauto.-


@ChaneCarcia
...
14
5comentarios 97 lecturas versolibre karma: 94

Descoser la luz

La luz caía
entraba tenue a través del vano de la ventana
cual si fuese de Fra Angélico
la anunciación de un ángel en su bendición bautismal.
Afuera
el cielo se desarma en acuarelas saturadas
y las tejas de la delgada cornisa
lloraban sus cuajados hilos de plata fría.
Adentro
reinaba una acogedora luz de teatro
tibia y sin marcados contrastes
como la iluminación de una obra de Shakespeare por televisión.
El haz de la cascada plomiza
bañaba el fardo de una tela lila
—con algunos apliques en manchas de un azul puro—
perfectamente doblada y arrumada en el rincón de la cómoda.
El impacto entre la cascada lumínica y la roca de tela
tejía en el aire una especie de atmósfera espesa
una tenue aureola
un leve resplandor mortuorio
como de cosa santa
en la cuadrícula de una nube de gas impalpable
impregnada igual
y diluyendo a nada ese hermoso tono fucsia.
La tela-roca descosía la luz líquida
en la tibieza sublime de un delicado y oculto puntillismo flotante
una especie de punto de cruz
como lo de un croché tejido en el aire.-


@ChaneGarcia
...
13
7comentarios 91 lecturas versolibre karma: 100

Adelfas en los ojos

Después de mi travesura
ahí estabas tú
en medio de la calle
con los brazos cruzados
como la estaca
atravesándome con tu gesto de juicio.

Hay en tu mirada
redondas ondas que crecen
profundos estanques de misericordia
dos "Nerium oleander" dulcificando los ojos.

Hay cierta esencia de madre exudando del cuerpo
esa disposición innata a perdonarlo todo.

A veces
pienso que eres la bendición que no merezco.

Estatuilla repujada en blanco y celeste
óvalo abrigado en cascada de velos
pies de piedra limpia y primitiva,
roma
redonda como la de las quebradas más puras.

Tu nítido peso natural
va aconcavando la luna
dándole la forma de una delgada
barca creciente.-


@ChaneGarcia
...
7
sin comentarios 57 lecturas versolibre karma: 86

Lo que se nos quedó pendiente

Te esperaré
al otro lado de la muerte
allí me quedaré aguardando
en ese sitio donde esperan las cosas que se rompen
los amores rotos
y los asuntos inconclusos.
Me quedaré con esa espina clavada en la rabia
como una daga enterrada en la memoria del olvido.
Seré el hálito de un alma en pena
deambulando a la orilla de la Estigia.
La condenación perpetua de un error no asumido:
el amor callado
la declaración muda.
Pagaré el castigo de Sísifo
tendré la densidad de un recuerdo
seré poco más que el tiznazo de la sombra fugitiva.
La reiteración de una inmanencia
... repitiéndome...
hasta que nuestras cuatro lunas desiguales
vuelvan a encontrarse, allí
donde se empoza el reflejo
de la una en el espejo de la otra
cuando la ampolla de este reloj
ya no tenga arena
cuando se hayan vaciado todos los minutos del tiempo.
Volveré a verte allí
en la eternidad de un instante
y espero entonces tener el valor
de decírtelo.-


@ChaneGarcia
...
15
4comentarios 89 lecturas versolibre karma: 87
« anterior1234550