Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 2748, tiempo total: 0.009 segundos rss2

No Hay Mayor Sabiduría

NO HAY MAYOR SABIDURÍA

No hay mayor sabiduría en el mundo
que la de aquellos hombres y mujeres
con miles de experiencias vividas
a través de sus largas vidas.

Son nuestros mayores
ancianos, viejitos como les quieran ustedes llamar
son los más sabios que existen
pués por muchos años aprendierón duros oficios
para sobrevivir en otros tiempos
muy diferentes a estos que hoy vivímos.

Debemos de respetarlos
aprender de ellos
no ofenderlos
y entender que ellos son los más sabios del mundo.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
De Mi Libro "Hombres y Mujeres Sabios (La sabiduría de los Ancianos)", Lulu 2018 Estados Unidos.
leer más   
12
2comentarios 72 lecturas versolibre karma: 106

Y Llegaron

Y LLEGARON

Y los vi llegar
sin previo aviso
llegaron a este mundo
para destruirlo todo
sin piedad
sin remordimiento alguno
seres sin conciencia
sin corazón
sin alma
que llegaron
y lo destruyeron todo.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Noviembre 2017
leer más   
14
sin comentarios 58 lecturas versolibre karma: 88

Los Años que Ya No Regresan

LOS AÑOS QUE YA NO REGRESAN

Yo amo el recuerdo de las desnudas edades,
cuando doraba el sol las marmódeas deidades.
Charles Baudelaire

Los años que ya no regresan
esos que vivimos junto a aquellos que han partido
esos que vivimos siendo muy jóvenes
siendo muy niños.

La sabiduría que nos envuelve hoy en día
como parte de la experiencia vivida
a través de la dureza vivida
en estos años que ya nos han consumido.

Hombres, mujeres, ancianos
aborígenes, extranjeros, nacionales
sin importar de donde seamos
todos hemos vivido
todos hemos aprendido
todos somos sabios de la vida.

Los años que ya no regresan
esos que siempre extrañarémos
pero que nos han hecho más sabios.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
(De Mi Libro próximo a publicarse: "Hombres y Mujeres sabios (La sabiduria de los ancianos) que fue Finalista del Premio Literario Reinaldo Arenas versión Poesía-Creatividad Internacional, Miami Florida USA 2017).
leer más   
9
2comentarios 124 lecturas versoclasico karma: 100

Hay días

Hay días que pasan
como si el tiempo no existiera,
como un reloj que marca los latidos que no escuchas
y te palpas el corazón a manos llenas;

vacías de ti.
12
sin comentarios 50 lecturas versolibre karma: 137

Domingo (Después De Las Lagañas)

Una palabra por verso
el reverso de tus tragos
sorbo a sorbo
gravitando en los ojos claros
de aquel domingo después
de las lagañas
cuando el deporte penitente
era mirarse el ombligo
a costa del sábado ácido
en la oscuridad del tugurio
donde los viste nítidos.

Una pureza exacerbada
por la negrura de corazones
deshabitados.

Recordaste apoyada
sobre el fin de algún bar...

Una cerveza tibia
a medio terminar
con el estómago empecinado
en ser una laguna
en tu morada.

El punto fijo de aquel norte
meridiano mediante
un cigarrillo acalambrado
en tu boca
el gusto intenso
en tu paladar.

Ya olvidaste los ojos claros
pensando que el bosque
nunca anida libertad.
leer más   
7
2comentarios 25 lecturas prosapoetica karma: 106

Rictus

Retazos de tela
pequeños pueblos
sobre la efímera superficie
el permeable tapiz
sobre el que estacioné
todo aquel recuerdo
subyugado al anaquel
sobre el frasco abierto
lleno de formol.

Una mirada
las caricias de las manos
una textura inconfundible
el sonido de los pasos
hacia el lugar.

El recuerdo es una astucia
con la que nunca se cuenta
cuando se trata de olvidar
en una precoz historia
el aullido de la memoria
en el ardid de un mirar.

Sobre todos los trozos
cosí despojos sobre lodos
los modos probos del amor
desde las lágrimas lloradas
sobre la mueca elegida:
la derrota
o la sonrisa.
leer más   
13
4comentarios 55 lecturas prosapoetica karma: 112

Abre...

Déjame entrar, yo sé que estás tras la puerta
que tiemblan las manos y que temes quemarlas
de amor al tocarme, de tantos deseos guardados, como yo…

Déjame pasar, abre las puertas
que mis manos ya están heridas y sin fuerzas
que el cuerpo arde y yo muero de frío…

Abre, porque ya el tiempo se ha perdido
nuestro olvido, y sólo nos queda el encuentro
sin mirar atrás, porque mi corazón quiere entrar
sin dejarte salida…

Tú, deja de temblarle a la vida
y yo palpitaré respirando en tu pecho
a partir del primer abrazo, cada noche
cada día…

soundcloud.com/lola-bracco/dejame-entrar-1 (Lola)
.
13
6comentarios 88 lecturas versolibre karma: 137

Nunca estuve en mí

Nunca estuve en mí,
sucedió porque hay cosas que no ocurren,
situaciones que son esperadas
para buscarnos en la memoria cualquier día
y decirnos "no ocurrió, aquello no existe"
y es que nunca estuve en mí,
nunca estuve en ti
y sin embargo.
15
sin comentarios 50 lecturas versolibre karma: 126

Tarde

Ya son las seis,
y el arroz está recién,
la lluvia sigue toda serena
en cúmulos de melancolía,
voy a la rejilla a curar
mi guarapo,
bostezando el vapor,
buscando calor,
sintiendo todo en degradación.

Suena una guitarra alternativa,
desde el techo de los azulejos,
que rima mi pretérito sentido,
ése que aplaca lo invisible de mi nostalgia.

Creo que el tiempo es justo cuando queremos
encontrarle sentido a lo nuestro que habita
cada vez que la lluvia sale a merodear
los papeles y paisajes de un recuerdo.
12
8comentarios 64 lecturas versolibre karma: 113

Del capullo sale una mariposa

Una pregunta muy frecuente: ¿Cómo comienza a formarse un amor?

Adolescentes, adultos, niños y ancianos se preguntan lo mismo en algún momento de su vida. Muchos se dejan convencer con ideas similares, pero que ni de cerca se asemejan a la realidad. Otros se jactan de profetas del amor, cuando en su vida solo hay migajas de algún cariño pasado. Pero pocos, muy pocos, pueden contar historias de amor puras y verdaderas. Historias que llenan de alegría y de sentimientos hermosos su corazón, e incluso, el corazón de otros.

Yo, tengo la suerte de pertenecer a estos últimos. A los pocos que pueden contar sus historias. Puedo contar miles de anécdotas acerca de nosotros y de cómo nuestro amor se fue haciendo mas y mas grande. Puedo contar como poco a poco te fuiste metiendo en mi corazón, como hiciste que los sentimientos revivieran en mi pecho, como una rosa que florece después del peor de los inviernos. Puedo contar como te las ingeniaste para sacarme una sonrisa en cada momento que estuvimos juntos, sin importar cuál era la situación. Puedo contar también, como me acariciaste el corazón con cada palabra, con cada suspiro, con cada mirada. Pequeñas y grandes historias que cuento a través de mis poemas, todas cargadas del majestuoso amor que hemos ido creando con el correr de cada día, de cada minuto, de cada segundo. Historias que contaré todos los días a amigos y a desconocidos, e incluso, el día que lleguen al mundo, serán historias que les contaré a nuestros hijos.

Y esa noche, una de las tantas noches que viniste a visitarme y nos quedamos recostados en el sillón, simulando ver una película pero atentos, por el rabillo del ojo, a cada movimiento que realizaba el otro... esa noche, es una de mis historias favoritas.
Tenerte tan cerca y sentirme tan grande. Observarte sentada a mi lado y sentir mi pecho inflarse en una mezcla de orgullo, felicidad y amor. Esa noche comenzaste a tejer los hilos de tu amor en mí.

Quizás en ese momento todavía no lo sabía. Quizás en ese momento no me tenía la suficiente confianza como para saber que ibas a ser mía. Quizás en ese momento teníamos miedo a dejar salir nuestros sentimientos. Pero con el tiempo, comprendimos que ese era nuestro capullo, y que nuestro amor saldría de él como la más hermosa de las mariposas. Y pronto nos animamos.

Nos animamos a sentir, a sentirlo, a sentirnos.

Nos animamos a amarnos.
leer más   
5
sin comentarios 31 lecturas relato karma: 73

Viaje

Al escuchar el sonido de las cuerdas
puras e intactas de la guitarra,
mi cuerpo se deja llevar por cada sonido
que recorre por mis venas.

Bailo pausadamente en mi sala,
imaginando el bosque de los deseos,
y así logro siempre encontrarte en ese puente
donde me esperaste mucho tiempo,
viajo también en tu imaginación.

Busco el triángulo norte de tu sendero,
imaginarte es un desvelo,
sigo puesta en mi portal,
sola, quieta, parada y dueña de tus señas.

Mi vista triangular se avienta,
sólo busco darle sentido a mi sueño turbio,
viajar y desamarrar los hilos de tu memoria,
así regrese sola, será un gusto coincidir.
12
2comentarios 63 lecturas versolibre karma: 125

Cuando soy tú

Cuando soy tú,
me beso
y cojo mi boca y me la doy
para morderla,
y cuando me la devuelvo
sé que te duelen los labios en los míos.
17
1comentarios 80 lecturas versolibre karma: 131

He venido...

He venido de otras tierras
a encontrarte
a establecer en ti, mi destino
y que seamos juntos
camino…

He venido pensando
sin pensarlo
dejando todo
trayendo mi alma
como siempre desnuda
desprovista
y sin calma…

He venido buscando tu todo
que abrace mi ausencia
mi frío, mi culpa
de dejar abandonado
otro nido…

He venido
arrastrando mis alas
lastimando mis pies
para no volver
para que los sanaras…

He venido por quererte
desarraigando sentimientos
y amores
lugar de pertenencia
la sangre, la historia,
a cambio de un amor
desconocido y prohibido…

Y he venido atravesando
los mares piratas
donde las voces de olas
y el cantar de sirenas
me han robado
hasta el nombre…

He llegado
y en tu abrazo
llorando
hasta la sal más profunda
he dejado desahogando
el adios final
para sonreir y que pueda
amar ahora, en tus brazos
siendo otra…

soundcloud.com/lola-bracco/he-venido-de-otras-tierras-2da
(Lola)
.
16
10comentarios 102 lecturas versolibre karma: 135

Instrucciones para dormir

Dormir es una tarea sencilla
pero imposible encima de una silla.

Empiezas a estar cansado
pero tu cuerpo no sabe qué hacer,
estas viendo la tele sentado
y ese famoso sueño empieza a aparecer.

Te levantas de la silla
y sales del salón
pero con la caraja
dejas abierta la ventana.

Sales al pasillo y no das la bombilla
y como consecuencia te das en una silla,

Te das un golpetazo,
y pegas un chillido
te acuerdas de todos los santos
y no sabes cómo ha sido.

Pero entre llanto y llanto
a la habitación estas llegando
cuando llegas allí crees que has acabado
pero no es así si una litera te está esperando.
Subes las escaleras
intentando no dar un tropezón
porque si caes... bueno mejor que no.

A la cama estas llegando
y una tela te vas encontrando
eso es de gran ayuda,
porque si no te acabas enfriando.

Sábana se ha de llamar
pero no es la del África central
te metes dentro y ya está.

Con todo este movimiento
el sueño no seguirá
pide ayuda Morfeo,
pide que te ayude a sobar,
que mañana hay examen
y tienes que madrugar.
leer más   
8
2comentarios 30 lecturas prosapoetica karma: 94

Exploración

Creo que no sufro,
que a veces estoy vacía,
cuando llega la tarde y sigo mi recuerdo.
Son esas notas que van armando la tenues tristeza,
que me van llenando de cosquillas viejas y rotas.

Quisiera expandir mi aire,
saborear el humo de la noche,
compartir mi anhelo sola,
desnuda ante el vaivén del recuerdo.

Caminar entre helechos,
sentir mi vientre,
adornarme entre utopías,
dibujarme entre un sueño
que todavía nace de día.

Descubrirme entre el silencio,
dejar que el frío haga acto con mi piel,
cobijada y señalada por el cielo,
encontrando el sentido de mi piel.
14
10comentarios 96 lecturas versolibre karma: 110

No quiero

No quiero,
quiero decir que sí,
que al amor también juego,
aunque siempre gane el olvido
y haga trampas;
porque siempre dice que cuenta hasta cien
y llega antes
y no quiero.
23
1comentarios 118 lecturas versolibre karma: 119

En cada vuelo

Persigo la vida, esa que vuela sin destino
sobre el mar, y se lleva con ella mis sueños
para que vivan y siempre vuelvan
en cada vuelo hasta mi…

Yo la persigo, a la vida
y ella distraída disimula y me espera
porque le gusta sentirse en mis vuelos
en el vértigo contra el viento
y me abraza cuando regreso
a mi playa, dándome por vencida
sólo hasta el próximo intento
cuando extienda mis alas
y ella venga conmigo…

soundcloud.com/lola-bracco/persigo-a-la-vida (Lola)
21
13comentarios 133 lecturas versolibre karma: 125

Te hablo en voz baja

Te hablo en voz baja,
para que te acerques a escuchar;

para dejar de hablar.
23
sin comentarios 58 lecturas versolibre karma: 134

Desde de su orilla

Él me vió, me vió desde su mundo
desde la orilla de su vida, donde no llega el mar
donde no ha llegado, ni llagará ninguna carta en botella…

Pero el me vió
y mis pies en la arena temblaron
con el roce de la brisa acariciando lejano
en su nombre, cuando lo pensé…

Y el horizonte nos llamaba
despidiendo la tarde con su oleaje
ansioso por besar la playa, y yo en la arena
me sentía caracola amando el momento
de sentirlo atardecer en el viento y desnudándome…

Liberó la soledad y mis sentidos
haciéndolo mío en el viento
besando mi boca, y en la olas llegando
y bañando de espuma a mis pies
y en mi cuerpo el deseo desnudo
de pudores haciéndose arena
entregándose a la tarde
convenciendo al mar
que ahora somos
agua dulce y río
y en su corriente
cálida y fría
hacernos el amor
y noche, y bajo la luna
volver a despedirnos
otro atardecer…

soundcloud.com/lola-bracco/el-me-vio-me-vio-desde-su (Lola)
.
leer más   
21
8comentarios 95 lecturas versolibre karma: 138

Las cosas de las casas

Las cosas de la casa
pueden llegar a ser huesos;

de cuando fuimos carne.
20
4comentarios 84 lecturas versolibre karma: 137

Infinito

Nuestro pedacito de alma común será infinito...aunque sólo tardé 9 meses en crearlo.
14
3comentarios 47 lecturas relato karma: 114

Invierno

Sabes,
conozco el frío,
es igual que cuando te vistes y te vas

y la casa se hace invierno.
19
1comentarios 96 lecturas versolibre karma: 131

Micropoema

Cuando estás enfrente,

tengo toda la vida por delante.
23
2comentarios 96 lecturas versolibre karma: 138
« anterior1234550