Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 3848, tiempo total: 0.009 segundos rss2

Sueño sin itinerario

¡No sé cómo llegué allí!
Las agujas de pino alfombraban mi vereda,
bajo como una piedra en mantequilla,
me deslizo como el trineo que parte la niebla
y que no deja marcas en la arena.
Luego hay un salto sin control al que no me opongo…
Ahora me concientizo en un yo sin cuerpo,
sólo soy una entidad en un par de ojos,
voy en los lentes de una abeja,
sobrevolando la sepia ondulante de este mar de trigo
con olor a lavanda,
a lo lejos diviso la muralla de piedra,
negra de donde desnudo crece el árbol de roble,
las venas raíces que en se alzan como garras de vieja,
que hambrientas buscan arañar un trozo de Sol.
Vuelo casi sin tener consciencia,
voy en la despreocupación de mi itinerario.
Una extraña brújula es la que me guía por dentro,
como si una mano negra
desde el cenit
controlara la aguja que sostienen mis cuerdas.
Soy algo así como un muerto a la deriva
bajando el río…
sólo me dejo llevar hacía lo inevitable,
y despierto del sueño…
empapado en estos escalofríos. -

@ChaneGarcia
...
leer más   
8
2comentarios 36 lecturas versolibre karma: 94

El anhelo

Las sombras diurnas
pedestres
se alargan vampíricas,
acentuando el ya frío aire que reinaba en el ambiente.
El temor se nos anidará en los ojos como pájaros negros agoreros,
al ver al Sol besar a clavo aquel rojo horizonte.
Él... abrirá los ojos infectos,
y levantándose como una tabla,
saldrá de allí todo hambriento.
Por el olor que deja el miedo
nos encontrará aquí bismutos,
y disfrutará tensándonos la cuerda sin romperla,
jugará felino con nuestros temores nocturnos,
antes de hundir fiero sus puñales bucales.
Él siempre ha sido frío y plutónico igual que un vano hueco,
rodeado de todo ese calor ajeno inalcansable,
siempre allí,
a un palmo de su garra:
La cosa intenible,
ese hálito tierno que entre sus dedos filosos, ceniza se vuelve
cual intacto pétalo estrujado
por las yemas de su gélido ardor.
¡Sí! ¡Ya lo siento!
Allí viene el que no tiene nombre,
el que no está vivo
el no-muerto.


@ChaneGarcia
...
leer más   
12
6comentarios 37 lecturas versolibre karma: 98

Las musas danzan en su cabeza

Cinco son las musas que danzan en su gamelote de nieve negra,
esas hierbas de cintas alargadas que como las ondulaciones de un mar herbáceo,
es donde su locura colinda lo mismo que con su genialidad rupestre.
El Tiempo va haciendo lo suyo en aquel rostro bien marcado.
La lejana buenmosura de su juventud campechana
se le ha ido derrumbando cual muro enmohecido por el liquen de la vejez.
En sus ojos ahora brilla una carencia de niño huerfano,
nos traspasa como quien busca con la mirada
ese cariño que muy en el fondo sabe
que aquí no encontrará brazos maternos.
Se pierde entre sus uveros mal pintados,
descoloridos por una suerte de lejía española.
Su templo de paja y barro estaba en los predios de Macuto,
hasta que un día vino el torrente
y borró de un plumazo
todo de raíz.
Se llamaba como lo que hacía…
Armando,
y sus trazos por ahí aún reverberan las paredes
... encandilando a los ojos transeúntes por el Metro
con los garabatos en sus soles de agosto.
Así era él
boceteando musas sin rostros,
a veces con cuerpos de Botero,
con caras chuecas y pintarrajeadas
cual si estuviese haciendo sus muñecas de trapo.


@ChaneGarcia
...
leer más   
11
1comentarios 39 lecturas versolibre karma: 89

La estación del óxido

Llega los meses del óxido,
y brotan todos esos colores improbables,
esa belleza que se tensa estando en calma
que sólo anticipa lo erizado en la escarcha
el hilo de acero de la luna en el filo de una guadaña,
... el rasero inevitable,
por el que tendremos que atravesar al año.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
16
6comentarios 63 lecturas versolibre karma: 102

La musa francesa

Allí, en el muelle
... sentada
estaba en el borde la musa francesa.
Me miraba de frente con su cuerpo de soslayo
atravesándome con sus dos flechas de Talía.
¡¡¡Dios!!! ¡Qué mirada tan clara!
Es que se te ensarta en los ojos.
Es de esas que cuando te mira
no tiene miedo a los límites.
De short de blue jean y una blusa en marrón de cruda.
¡Nunca había visto el perfil de una espalda más sana!
Su cuerpo esconde la forma que sugiere
Entre esa piel de durazno y las leches de nácar.
La cascada en su pelo...
ondulado es como el de aquellas griegas de otras eras.
Me mira inclinada
y toda ella parece como una espiga de oro:
Su tronco se mece
a contracorriente de lo que le marca la brisa.
Sentada en el muelle vive esperando a que le llegue una nada
entre los beige y marrones
mojando sus pies
en el veteado azul de la bahía.-


@ChaneGarcia
...


P.D.: www.flickr.com/photos/75297900@N00/45075174544/in/dateposted-public/
leer más   
14
4comentarios 93 lecturas versolibre karma: 106

Elefantiasis lateral

Su rostro dibujado en el suelo
se le derrumba igual
como se hunden en el ponto
los antiguos templos de Grecia
o se inclinan tangentes de Pisa
las otroras columnas de Roma ya sin punta...
Era en mí la angustia de ver aquella espesitud
en su larga cara de agua lenta.
Era aquel sufrimiento mudo
en su faz de vela derretida.
Aquel hombre, seguro era un horror sin voz,
una resignación sin remedio.
Era un erial...
lejos de la germinación
de toda posible esperanza.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
11
5comentarios 48 lecturas versolibre karma: 107

El asombro iluminando el rostro

Muchacha iluminada por el asombro
la sorpresa eriza tu melena lamida:
la crencha en el medio
y ese cabello en cascada como el de una virgen de pueblo,
insípida
una Topacio bien cruda
como la mejor Grecia Colmenares.
No eres ella sino otra;
pero hay algo en tu rostro de "Bugs Bunny" que me recuerda,
que la belleza también puede ser esa piedra rubia sin tallar.
Estás allí,
toda alumbrada con tus puntas humedas,
ese cabello en permanente estática,
y esa sonrisa loca de niña estrábica,
que siempre espera ver lo nuevo
algo emocionante
al doblar la esquina.-


@ChaneGarcia.
...
leer más   
13
3comentarios 51 lecturas versolibre karma: 106

Para mí, hoy no habrá conticinio

Cae el Sol,
y las umbras se alargan,
allí en el asfalto está ese extraño diapasón de carne negra,
esa "ye" de sombras,
por cuya horqueta transitan las piedras sonoras,
esos bólidos metálicos en cuatro ruedas,
bestias siseantes,
como balas-planetas... vagabundas,
cuya estela,
no dejará asentarse la otra hora del té,
esa hora extraña de nada ni de nadie,
ese breve instante,
en el que podemos decir:
"Ahora sí es que las cosas duermen".
Después que el astro haya muerto,
seguirán las balas,
acelerándose por el seno de esta curva de asfalto,
bramando sus rosarios de ecos,
cual zancudos,
zumbando en la concha de mi oreja
no me dejaran dormir.
¡Ahhh!... ¡¡Cómo cae el Sol...
hacía su sueño de antípodas!!,
y ahí,
en la garita,
cómo me gustaría caer con él en los párpados de la sombra,
en la pupila negra de su inconsciencia.-



@ChaneGarcia
...
leer más   
15
6comentarios 60 lecturas versolibre karma: 116

Azahar frío en la madrugada

Llevo las manos completamente frías
me deslizo hacia abajo por la madrugada
camino, rodando como una patineta de acero
agarrando rocío al filo de una curva brava.
¡Ah! ¡Huele a quietud sostenida!
... y a mastranto
en el azahar que esparcen las bugambilias-cascadas:
Blancas como de encaje
lilas claras de enfermas
púrpuras-violáceas como el nazareno de una promesa viva
... sangrante.
Aún no ha salido el Sol;
todavía hay capas en tul de sombras.
Es el aire el que nos cala hasta los huesos
aguijoneándonos...
con el olor a hierba mentolada.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
13
3comentarios 71 lecturas versolibre karma: 100

El proveedor

Frotando allí
insistente está la yema
tratando de exprimir de mi fruta el zumo
ácidos calores que desde adentro vienen
gotas de negra magia
que sirven para volver a los hombres locos.

A veces siento
que para ti soy sólo un tinajero
me acudes cuando necesitas de mis llagas
mueles sin piedad la pulpa primitiva
encendiendo el sol de ese guisante.

A veces me siento como un preso
dentro de esta, mi mujer cautiva
hay sitios de mi que desconocía franco;
pero llegas tú con tu machete de rabia
y disipas toda esa maleza.

¡Ah!... ¡El dolor de los terrenos nuevos!
hasta que del ardor brote el cayo
y sea entonces
un pan comido entre los dos de acostumbrados.

A veces me siento como un exprimidor de jugos
me usas como tu objeto cotidiano
un crisol; un matraz de Erlenmeyer
donde puedes jugar con tus artes fatuas.

A veces me siento lleno de vacío
cuando me columpias con tus manos
hacía ese abismo...
Tú, sólo miras
mientras tuerces esa sonrisa de media cara
arrojándome a las llamas del pasmo.

Sólo tengo tiempo para dibujar muecas
me retuerzo en las sábanas como lo haría el gusano
llevo en los ojos el palpitar de un loro
apreto los dientes cual perro con rabia
brota la baba
y asperso la saliva.
Escupo el grito de un mono arisco
ardo aferrado a los dos filos de la cama.

Tú... Impávida
sólo observas y esperas
a que el tulipán bermejo
vomite sus galaxias
sus semillas liquidas
sus colores de niebla espesa
sus jugos...
escasos y codiciados
de como tú, nigromante, bruja lunar.

Me sueltas
arrojándome como un muñeco-colilla
mientras aún me calcino en lo de tu silla eléctrica
últimos estertores
luego, vacío total.

Dime: ¿Qué soy para ti?
¿Sólo una avellana enterrada...
en lo profundo de un tejido de hojarasca?
¿Una ánfora diminuta...
capaz de derramar la miel sus leches?
¿Sólo soy tu proveedor de mascarillas...
para cuando intentas renovar una juventud antigua y gastada? ¿Ah?
¿Qué soy?



@ChaneGarcia
...
leer más   
7
7comentarios 131 lecturas versolibre karma: 99

La vida es un inciso

Vengo de afuera,
voy hacia adentro,
soy de la noche,
breve es mi día,
aquí sólo estoy
de paso.

Fuera de este paréntesis
hay la unidad de dos noches:
La boca del mismo útero
que nos vomitó al nacer;
esa misma boca con dientes
que nos espera ahí adelante.

¡Ah!... ¿Lo sientes?
Ese es el horror
de tener que volver
a esa casa oscura.-


@ChaneGarcia.
...
leer más   
14
6comentarios 106 lecturas versolibre karma: 93

Torso

La brisa fría me ondea atravesándome fantasma
¿O soy yo el que la atraviesa a ella...
cual flecha inmóvil?
Torso desnudo que se enchina por la lengua del viento en la borrasca
pareciera que estoy en Galicia
plantado en sus costas de frío
con su humedad de musgo y manto de niebla;
pero no...
Sólo es mi terraza
íngrima de sueño que se despereza
calistenia de gato
un domingo en la mañana
muy de mañanita
antes de que apriete la erizada cabellera del Sol.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
7
5comentarios 80 lecturas versolibre karma: 106

Árbol con voz de fauno

¡Háblame!
¡¡Háblame!!
¡Árbol, háblame!
Sé que me sientes
sé que me respiras
cuando rozando te paso por ahí.
Cuando te me siento a tocar la lira
y mullo un hueco en el cojín de tu raíz.
¡Háblame!
¡¡Háblame!!
Con esa voz de madera
con el murmullo de hojarasca
como aquella antigua fuente retorcida en sauce.
¡Háblame!
Con lengua de lápida
como si tus palabras no tuvieran revés
cual hechizo inicuo pronunciado en lava
¡Ah! ¡Esa magia roja con la que nunca puede negociarse!
Esa inevitablilidad en la ley de las cosas
frente a lo cual
es mejor apartarse y dejarla seguir.
¡Háblame!
Como lo haría el jazmín que sostiene a la brisa.
¡Háblame!
Del segundo equinoccio de la tarde.
¡Háblame!
De los laberintos que tu memoria esconde.
¡Háblame!
Con tu claroscura voz de fauno.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
10
8comentarios 101 lecturas versolibre karma: 84

Ella sólo sabía tirar... piedras

Su única hambre era sentir,
no conocía otro lenguaje.
Las tres bocas de su cuerpo,
buscaban tapón de carne
sembrar un obelisco
dentro de la flor de fuego,
desgarrar paredes
que se estiran
soltar...
dejar correr la sangre,
morir como lo hace un pez
atragantándose con las bocanadas de aire.

Estaba clara en una cosa:
Ella sólo sabía tirar
... piedras en un estanque;
pero le daba cosa cobrar por ello.
Nunca ganó un céntimo de tanto comer.
El oficio...
la fue poniendo vieja y amarilla,
toa' arrugá
murió con las botas puestas
haciendo lo que más quiso.
Sus bocas
aún seguían con hambre.

Nunca robó
No tomaba café
No fumaba
¡Nadie podía decir que le conoció algún vicio!


@ChaneGarcia
...
leer más   
10
10comentarios 114 lecturas versolibre karma: 99

Catedral da morte

Devassos,
Meu tempo e meu breve espaço
Se perdem
No vagão de trem desgovernado,
Desta viagem desconhecida
Entre lamúrias esconsas
E muitas consternações.

Dou de beber
Aos demônios que dormem sob meu peito.
Sangue e vinho,
Vermelhos como meu coração despedaçado
Atordoado
Por aneurismas e ledas paixões.

Despeço-me dos dias infinitos
Flertando com a poesia e a morte,
Despeço-me da areia morna e das ondas
Que embalam as minhas noites
E trazem-me ensejos e tempestades
Sob tenros verões.

Esqueço-me da tua face,
Do sabor dos teus beijos desvairados
E da vibrante risada que ecoava nas madrugadas insones,
Ludibriando a dor
Com desastrosas e etílicas canções.

Morrerei tarde
Para quem, antecipadamente, nasceu
E carregarei na alma calejada dos anos
Todas as promessas em meus sonhos.
Secretamente, te amarei,
E silenciosamente,
Partirei
Co'a etérea e perfumada lembrança
De que teu amor me fora a mais doce morte
E a melhor das vidas
Dentre todas as minhas condenações.
.
.
.
Poema e fotografia de @leaferro
www.instagram.com/leaferro/
leer más   
2
sin comentarios 30 lecturas versolibre karma: 26

Los signos de abril

¡Ah! ¡Cómo se ve que es primavera!
Una ensalada de verdes por doquier
brotes de "whisky" en su color cogollo
del mango anunciando flores.
En el aire con su tejido de trinos
y en ese olor como de virgen que pasa
entre jazmines y anturios de nieve.
En ese cielo sin mácula
con su azul-Valencia
como el de un "blue-jean" desgastado
por el abril del Sol.
El espacio impoluto de degradé y de niebla
ese leve "smog" de tul en el poniente.
De este Apolo en guerra por la mañana
rivalizando con la Luna...
gibosa la nata en su cuarto menguante.
¡Ahhh! ¡Uno respira hondo...
y se siente todo este abril abriéndose ante los ojos!
Ante esta paz que sé que no durará.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
10
5comentarios 140 lecturas versolibre karma: 100

Miedo primario

Todos esos racimos allí colgados de la oscuridad
¿Pero racimos de qué?
Tanta mariposa sin forma volando en la noche de mi habitación
Esa noche privada del cuchitril íntimo
Yo... solo acostado en la meseta de mi cama pelágica
Abro los ojos y veo hacía abajo el abismo en el techo
Una negrura atestada de tetas salvajes
Unas al lado de otras, como si de una colmena se tratara
¡¡Tanto fantasma volando sobre mi cabeza!!
¿Pero fantasmas de qué...
Porque ni si quiera tienen una forma reconocible!
A veces... pienso que son como machas hechas de ectoplasma
De una dimensión contigua a la mía, aquí; pero no palpable
Que quieren traspasar el umbral que nos separa
Y venir a devorarme las entrañas aún estando vivo
¡Ese es el miedo que subyace en todos!
El miedo primario de aquello que no tiene suelo, ¿sabes?
Ese lugar sin paredes donde ni si quiera hay algo tangible de lo que uno pueda aferrarse
Ese lugar inevitable que se repite a diario:
Tú... ahí... íngrimo... en la soledad de la luna nueva de tu cuarto
Ese temor de llegar a abrir los ojos
y encontrarte flotando ante todo ese mar de nada.
leer más   
11
5comentarios 80 lecturas prosapoetica karma: 84

Sanitario de hombre con voz de mujer

Ultrajada en la soledad de un baño,
a plaza abierta y despelotada,
ni si quiera hubo chance para defender la honra,
todo fue tan rápido,
tan hermoso y violento.

Aquel gorila allí hizo lo suyo,
tan sólo era yo un muñeco en sus manos,
me trató como quien agarra a un títere,
puso su voz en mi boca,
y no supe decir que no,
en un grito ahogado,
bajo su jadeo de negro indómito.

El ultraje duró poco, sólo diez minutos,
¡¡Dios!!; pero han sido los más largos de mi vida,
no me imaginaba que se podían hacer tantas cosas,
nunca antes habia probado esas delicias.

Se me abrieron los poros,
no quería que aquello acabara,
y me imaginaba quedar congelados,
en un pasmo de tiempo,
impregnando ese espacio de vaho,
como una inmanencia de almas en pena,
que se repiten cual cita acordada:
Mismo lugar, misma hora,
misma violencia en el momento.

Ahora, llevo en mi cuerpo un olor que sé que no es mío,
anhelo encontrarme otra vez con aquel desastre,
quedé marcada a fuego por la piel del engendro,
la lanza de su sol negro iba calcinando mis chacras.

Nunca más volví a verle;
pero desde entonces...
feligrés de ese templo.-

@ChaneGarcia
leer más   
3
1comentarios 52 lecturas prosapoetica karma: 35

Flor tentácula

La diosa estaba ahí, postrada,
incólume... intacta... adrede...
con el único propósito de que la vieran,
como una casualidad en el camino.

Al verlo,
sus dedos lívidos,
abrieron la anémona,
hambrienta ya de carne erguida.

Violándole los ojos,
él fue idiotizado,
y como si de un trance se tratara,
aquel pez inevitable entra,
atravesando la aurora de la flor fatal.

Adentro,
en medio de esos jugos ácidos,
la calidez circundante,
empaña los sentidos,
los adormece,
y atrofia así la capacidad motora,
lo inmoviliza de cabeza a los pies.

Lo asimila... lo digrega...
fragmentándolo sin dolor alguno,
difuminando las facciones de ese ser acuático.

Reduciendo su ecuación a nada,
quedando de él,
sólo la neblina de un tul,
como único rastro perceptible,
de que hasta hace un momento estuvo allí.

Borrado ya,
y con el ovario lleno,
la flor exhalará un eructo pesado,
un sonido a madera fermentada,
en catálisis completa,
con olor... a sardina y cazón.

La diosa,
abrirá otra vez sus piernas,
exhibiendo de nuevo al animal-flor:
La rosa vítrea, cefalódactila,
a la espera del paso de otro pez,
en la soledad de aquel hermoso arrecife muerto.-

@ChaneGarcia
...
leer más   
7
sin comentarios 54 lecturas prosapoetica karma: 68

Homúnculos sin identidad

Se acabará la asignación de metaplasmos,
y aquel apócope se borrará de la frente,
e impregnado ahora en ectoplasma sintético,
por las fosas, bebiendo este Leteo.

Lento se desconchará el nombre y su médula,
perdiéndose así el sentido del logos,
de ese pasado no quedará pasta informe,
de lo que antes fue una canción conocida,
holograma familiar de cosa cálida,
ni restos de algo,
a lo que se le pueda decir
"Estas son mis ruinas ónticas".

Te borrarán la carrera de vida,
y cada punto allí hilvanado en ella,
como quién borra en tiza y violento,
dejando atrás un desastre de talcos.

Serás una serie de números tatuados en la nuca,
una permutación en fila,
una hoja en blanco sin motivación,
ni voluntad.

En ti no habrá recuerdos, memorias o familias,
como un homúnculo en cero:
clon de la nada,
el soldado inmortal que sólo espera,
las órdenes de un rey-máquina,
el cíclope omnisciente que todo lo ve,
padre de todos estos fetos,
espárragos ocultos al tacto del Sol.

Serás parte de esa "marca registrada",
legión de ranas enlatadas,
artículos deshechables según el caso,
los nuevos monstruos pálidos de Frankenstein.

Eso es lo que nos espera con miedo,
allí adelante... ¡Mira!,
diez mil años a lo lejos.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
3
sin comentarios 37 lecturas prosapoetica karma: 41

Me entrego

Me entrego a ti
porque ya no puedo negarlo
necesito de tu sal ardiendo en mi piel
del abrazo de tus olas
de llegar a lo más profundo
donde perdamos la consciencia
para ahogarse de tu amor mi mal…

Me entrego, rendida y llena de fuerzas,
con la sangre caliente recorriendo mis venas
y la piel como siempre sedienta de tus besos
queriendo desafiar a los celos de la arena…

Me entrego, no dejes de abrazar este amor
que regala a tu oscuridad la luz de su alma
que necesita una y otra vez atreverse
en tus brazos a nadar, más allá
donde la vida a veces es muerte
y yo no quiero escapar…

soundcloud.com/lola-bracco/me-entrego (Lola)

.
17
1comentarios 53 lecturas versolibre karma: 99

Cada día

¡¡¡PIENSA!!!

Escribe
Bórralo
Vuelve a escribir
Léelo
Piénsalo
Quita esa S
Pon un tilde
Haz de ese verbo un pasado
Se viene un punto.

¡¡¡PIENSA!!!

Repasa
Respira
Observa
PIENSA y vuelve a pensar
Llegó la coma,
Estira tu cuello
Tronan tus huesos
Mira un punto fijo
Recrea
Escribe
Dos líneas más
Y ya terminaste.
leer más   
15
4comentarios 81 lecturas versolibre karma: 96

Distancias

Contrapuestas madrugadas
De naranjas sin mitad.

Distancias posibles
Se piensan por creer
Mirando una ventana.

Amarrada piola asfixiando el sentimiento
Y un vidrio roto
Por hambrienta rabia.

Botella vacía pensando en ella,
Respiración impasiva
Que llama al llanto.

Miradas perdidas definiendo
Un horizonte común
Rogando por encontrarse.


Se piensan, se sienten, están ahí.


Deseo recíproco y correspondido
Acompaña la curiosa Intimidad.

Sollozos de un abrazo al vacío espacio
Y un desesperante beso en una frente que aún
No existe.

Esta noche siluetas rondarán sus camas
Abrigándose en la angustia
De no tenerse.

Las estrellas ya no se cuentan
Ya hay que ir
A dormir.

Por hoy, con pena, esperanza y suspiros
Trenzando cada uno
El mismo querer.


Se piensan, se sienten, se sonríen sin saber.
leer más   
4
1comentarios 14 lecturas versoclasico karma: 50

Ojala

Ojala conocerte en persona,
para decirte que eres única,
no conozco a ninguna tan mona,
eres tan agradable como la música;
Ojala abrazarte tan fuerte,
como te pienso en mi mente,
no pienses mal de mí,
cuando digo que lucharía por ti;
Ojala tenerte al alcance,
me ahorrarías sufrimiento,
me encuentro en el infierno de Dante,
te quiero y sabrás que no miento.
Ojala ser tan valioso como tu,
te llevare conmigo siempre por tu actitud,
este poema se lo llevará el viento,
pero es todo lo que siento y siempre soy sincero.
leer más   
2
sin comentarios 40 lecturas versoclasico karma: 10

Inevitables y eternas

Veré de que
Puedo escribir,
No prometo
Sentimientos
Que ya he suprimido,
La musa corre
A zancadas estelares
Destellando su huella
Como oscuras
Acuarelas
Que te nombran
En un lienzo.

Si expando mi mente
Estas volutas
Me llevan a tu lado,
El pasado a veces
Forja suspiros
Desesperanzados, lascivos;
Del poeta
El tedio
Es acompañante
Y yo todas
Mis penas y rabias
Las olvidé en tu cama.

Las ninfas danzan
Sobre prados
Vírgenes,
Tejen melancolías
Hablando bajito entre ellas,
Se niegan
A entregar
El primer poema,
Llorando
En un bosque
De soledad
La angustia a dormir llega.

Despierto entre
Una ronda,
Llueven hojas
Llenas de apuntes,
Epitomes de la vida
Y de ojerosos intentos;
No te hablan,
No te encuentro,
Las ninfas
Ahora se reúnen, bostezan
Se estiran
Y entre ellas se besan.
leer más   
5
sin comentarios 25 lecturas versoclasico karma: 81

Algo que no puedo decir

Contigo,
no puedo decir eso
de que no tengo pelos en la lengua.
20
1comentarios 105 lecturas versolibre karma: 92

Tras la violencia de ocasos ausentes (poema escrito en colaboración @GaiborHector & @maricelpena4211)

Tras la violencia de ocasos ausentes
suspiros secuestrados,
congelados en aquel olvidado aliento
clavado en la brisa.

Y las alas aún húmedas
hundiéndose en el tiempo,
para olvidar los ríos
que no alcanzamos a llorar.

Llevamos los minuteros
y una brújula de estrellas,
pero nos falta el amanecer,
nuestras almas saben caminar
con las penas a cuestas.

Empeñadas en disfrazar
el dolor con una cláusula,
de ¨prohibido sufrir¨
para que ya no llore la noche.

Y sé que sabremos
con la memoria, forjar,
una espada que habrá
de abrirle paso al día
y respirar consuelo.

Mientras la soledad,
se disfrazará de alborada
para atrapar la oscuridad
y se irán abrazadas
danzando en la niebla.

Y en ese laberinto
engañando a la noche,
paso a paso, un nuevo día se asoma,
cuando el tiempo
besa los parpados del silencio
atrapando instantes sublimes.
14
15comentarios 80 lecturas versolibre karma: 88

Me faltas

Me faltas
Le faltan a mis dedos tu piel, y le faltan a mis versos tus labios, que mis besos se rehúsan a rimar con otra boca.
A mis atardeceres les faltas.
Faltas en mis alegrías y en mis llantos te desbordas.
leer más   
12
5comentarios 84 lecturas prosapoetica karma: 85

Street lamps

Two street lamps illuminated the alley,
That night of awake dreams.
One was bright and clean,
The other weak and dim.

‘How unfair is that I shine more’,
Thought the bright lamp.
And in her try to give him her shine,
She lost her own bright.

The weak one now was shine,
And his darkness disappeared.
He did not care about her,
He stole her enlightenment.

She was dark and dirty now,
Deep in her iron shield.
5
sin comentarios 25 lecturas english karma: 70

La cosa fue

La cosa es que anoche estaba hablando
Estaba conversando
Me alcancé a escuchar.

Estaba en ese limbo del sueño
Donde se siente la sábana
Empezando a marcarse
En la cara,
Implacable insomnio y desvelo
Al calor de una idea
Que gratamente rompe el sueño.

Estaba terminando un escrito
Parece
Pero no entendía como partía,
Lo tenía, lo tenía y
Entre sobresaltos se me iba,
Ahí entreabrí los ojos
Por un segundo de consciencia.

Una cara tenue me miraba
Medio sonriente
Y tomaba apuntes,
Me estaba robando la idea
Pero me di cuenta que era
Mi propia cara.


Salivando balbuceaba el
Final de otro poema,
No de este,
Porque este ni siquiera es un poema,
¿O sí parece?
Parece.

Lo que pasa es que me quedé con una idea trancada,
O sea estancada,
O sea a medio terminar
Y mis conscientes se ocuparon de ella
Mientras mi cuerpo
Parecía dormir.

Me escuché definiendo un sinónimo
Para que no sonara repetitivo en un concepto
Y discutía
Medio dormido.

La cosa es que anoche estaba hablando,
Conmigo,
Estaba conversando
Me alcancé a escuchar.

Giré mi cuerpo
Pero mi mente se quedó allá
Entre la discusión de mi voz baja
Guardando imágenes para mañana
Recordar.

Incluso escribí,
O en realidad no,
Lo claro aquí
Es que mi soliloquio enfermizo,
Que no sé si fue real,
Ayudó para acomodar otra idea
Y de aquí empezar a finalizar.

Pero.

La cosa es que anoche estaba hablando
Estaba conversando
Me alcancé a escuchar.

Y ahora estoy aquí de nuevo esperando el amanecer.
leer más   
10
sin comentarios 68 lecturas versolibre karma: 101

Dándome vida

Me has devuelto a la vida
cuando hasta yo me sentía perdida
cuando me ahogaba la historia, viviendo la de otra
esa con la misma cara, distintos gestos, que nunca fui yo…


Me has tomado en tus brazos, sin pensar enamorarte
yo me aferré a tu abrazo, a tu contención en silencio
a ese esperarme lento en el paso, de volver a ser, yo…

Porque el amor no empieza siempre en deseo
como el deseo tampoco es eterno
y sin querer el amor nos encontró…

Son amores sin destino
que caminan por la vida descreídos
de si mismos, sin ver los azules ni verdes
de ilusiones y esperanzas, que mirando sin ver nada
respiran fumando la vida y cargan la pesada valija
sumándole siempre heridas…

Sólo sé que olvidé quien era
y las heridas cicatrizaron con el amor
de tus manos…

Sólo sé que eras tan herida
que sin importar cuanto dolieras
cerraste las mías, cubriendo las cicatrices a mi vista
haciéndote y dándome vida, tu vida…

Esa vida tuya, que es mi paz
mi pasión y mi vuelo, a quien me abrazo
y sueño, que dice sin esconder mi nombre
me hace corazón y piel, calma sin sombras
y ya no duelo…

Me has devuelto a la vida
a creer en tu mirada y en la mía reflejada
a sentir que de tu mano puedo si quiero tocar el cielo
me enseñaste el amor verdadero, ese que eres Tú
y que no soy yo, sin Ti…


soundcloud.com/lola-bracco/me-has-devuelto-a-la-vida-1 (Lola)

.
21
sin comentarios 64 lecturas versolibre karma: 99
« anterior1234550