Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 3511, tiempo total: 0.008 segundos rss2

Intriga de Intimidad

Con la densidad
De la mente adormecida
Rayo un cuerpo
Que no entiendo.

Con el gutural sigilo
De un gemido
Derramo letras
En un vientre estrecho.

Ante tal moral
Mis pasos no rindo,
De lo físico
Lo mortal será.

La senda es escabrosa
Las piedras
No cantan
El corazón no abraza.

Suntuosa lengua
Me embarca
En humos azules
Devolviendo violencia.

Ya pagué
Por aquí
Ya pasé
Este juego me lo sé.

Con resaca
Juego
Devuelvo
Suntuosidad.

Guardo palabras
Honesto recuerdo
Olores de delicias
Intriga de intimidad.
leer más   
6
2comentarios 40 lecturas versolibre karma: 82

Se pueden dar muchas razones... pero realmente solo existe una

Como bien decía Eleutheria, escribir es un acto de puro egoísmo,
no escribes por y para los demás
sino que simplemente usas la letra como una herramienta más,
un catalizador con el que liberar un poco de peso en tu fuero interno,
en tu infierno personal que te has montado por dentro,
buscando purgar todo lo que supura por debajo de tu piel,
ya sea bueno o malo,
simplemente deshacerte un poco de él.

Porque "no espero que os guste,
solo espero salvarme",
define hasta que punto el poeta del alma solo aspira a no suicidarse por dentro,
maltratando su carcasa por fuera mientras tanto,
intentando aguantar un día más a su rutinaria vida de la que no da escapado.

No todo son horrores,
sino que también hay música en la belleza que ilumina cada día,
pero el acto de escribir sigue siendo más de lo mismo:
buscar hacer tuyo lo que no lo es,
apropiarte de lugares, sentimientos, sensaciones,
darles un giro y una vuelta de tuerka
aspirando a que lo hermoso del universo pase entre la gente como un ingenio de tu cabeza,
como si fueses el artífice de plasmar el sentido de la vida
cuando no eres más que el ilusionista que juega con los espejos para reflejar;
y eso,
siento decirlo,
no tiene ningún mérito;
más que la vanidad que nos hinchan los demás al leernos.

Escribo para arrancar sonrisas e insuflar sueños en los cuerpos,
despedazar pesadillas y generar alegrías que duren hasta bien lejos,
pero no os confundáis,
la razón principal es que soy como los tiburones de punta negra al nadar,
si no lo hago me ahogo y muero.
5
2comentarios 56 lecturas versolibre karma: 81

Insomnio

Ese rayo retumba en mi cabeza,
abre paso al tormento,
una voz que no piensa,
y no me deja ver su luz.

¿Es el diablo que me tienta?
¿Y mi tormento?
Es ese cuerpo inalcanzable solo amigo de los dioses..

Aires de grandeza hacen mis días nublados,
que se espesa con la gruesa mentira de mis pecados;
espero que se pose, que goce con la elocuencia,
de un verso de alguien que no sabe que decir..

¿Que puedes saber tu, de mi,
que no sepa yo?
Quizás que vivo en una nube,
para evitar que dure el dolor.

El espesor de una coraza rota
por gotas de agua,
unas botas de un sargento
que en su propia guerra se enterró.

Un barómetro que late,
un perímetro inseguro,
pues reside un constante combate entre sus emociones.

Es un debate de sensaciones,
que hostiga sus pasiones,
y como mil chaparrones de ira,
castiga sus razones..

Míseras legislaciones de mis acciones,
mis aviones no llegarán a buen puerto,
puesto que la tempestad arrastra recuerdos,
palabras que me hacen perder el norte.

Torpes acontecimientos son chubascos y mis muros quedan inundados de inseguridades,
sufren atascos..

Pero el viento los empuja,
y las obliga a salir de esa burbuja,
que con ascos y alegría,
sin estragos ni sonrisas,
me dibujan al yo que pude ser algún día..

Quien vendería su pasado,
por un futuro inesperado,
deseando no estar en el ojo del huracán,

Quien vendería su ilusión por dormir a su lado,
tansolo un haragan, con amores desesperados,
que tras haber buscado en los rincones,
y no haber hayado nada,
acabó nadando en mares de desesperanza.
leer más   
7
2comentarios 48 lecturas versolibre karma: 82

Tiemblan sus pupilas...

Tiemblan
sus pupilas,
al verle...

Se le
escapa
así, un
suspiro.

Y es
esté, su
alocado
corazón...

Disparando
ese,
"TE
QUIERO...

Directo
a su
alma...

© Derechos de autor
Isa García
leer más   
14
2comentarios 40 lecturas versolibre karma: 92

¿Qué te hicieron Buenos Aires?

¿Adónde estás Buenos Aires?
Mi Buenos Aires querido.
Dónde está el ruido de tus calles, el murmullo de las madres en la vereda mientras sus pibes juegan.
¡Ah! Los pibes, los pibitos que alegres jugaban en tus veredas con la única preocupación de juntarse para jugar al fútbol.
Y ahí va Marcelito con la pelota, a llamarlo al gordo Ramiro porque les falta uno para el once contra once.
No, Ramiro no juega bien pero lo necesitamos y de última lo mandamos al arco.
Camina la banda de los pibes con pelota en mano, con la ansia del partido a flor de piel.
Van al potrero, mi potrerito..
Tu barro, pisado por el mismo Diez, por el mejor jugador de todos los tiempos.
Qué ganas tiene Marcelito, de ser como el Diez. Llevar la camiseta con orgullo y defenderla con el cuchillo entre dientes.
Ahí empieza el partido, rueda la pelota y el corazón de los pibes empieza a latir con más prisa.
Es en el potrero donde pica la pelota y Marcelito hace el gol. ¡Golazo! ¡Pero qué golazo!
Potrerito querido, generador de ilusiones, ilusión que es sangre para las venas y alimento para el alma hambrienta. Ilusión que rompe, rompe la vida y le arranca un sueño de su interior. El sueño del pibe de llegar a la selección.
Pero la vida resiste y arremete contra la ilusión. Golpea, golpea con mas fuerza.
El partido va empatado, es el último minuto y ahí va Marcelito y su zurda otra vez.
Corre, corre Marcelito como si su vida dependiera de ello. Lo quieren parar entre dos y Marcelito y su picardía los esquiva. Tropieza con las piedras que la vida le pone en el camino pero se levanta y mete más corazón y garra.
Patea y es ¡Gol! ¡Golazo! Pero qué zurda pibe!
Los pibes del barrio ganan y el potrero se ilumina con sus alegrías. Vive Buenos Aires. ¡Respira fútbol!

¿Adònde estas Buenos Aires?
Que a tus pibes ya no veo.
El potrero en el olvido a quedado. Su barro seco y la pelota muriendo en el silencio.
¿Qué te hicieron Buenos Aires?
Que a tus pibes no veo más.
¿Adónde estás Buenos Aires?
leer más   
9
1comentarios 52 lecturas versolibre karma: 104

Persuadir al corazón

Persuadir al corazón
para que no patee tan fuerte
cuando me roza la poesía,
es como tratar
de persuadir a la luna
para que no se refleje
en las aguas…



Maricel 17/01/2019



Foto tomada de internet
21
15comentarios 86 lecturas versolibre karma: 95

Sin título...

Su
mirada
estaba
llena
de luz...

El
corazón,
de un
te
quiero....

Y de
sus
labios,
salía,
un
precioso
VERSO...

© Derechos de autor
Isa García
leer más   
16
6comentarios 71 lecturas versolibre karma: 114

Tanto de lejos como de cerca

Aún siento que me amas tanto de lejos como de cerca, se me ha complicado.

Tanto de lejos como de cerca te escucho seguir diciéndole mi nombre a tu corazón.

Dejé de tener delirios... y seguí marchando; no sé si me he precipitado a tomar esa decisión, lo que sé es que aún te amo.

Se me revuelven las ideas cuando se me ocurre en ir camino a tu casa y que me veas ahí, y nos enamoremos de nuevo.

Te cuento que mi almohada sigue fría; tal vez te sigue esperando.

Me he dado cuenta que tu silueta sigue rondando por mis pupilas, por que dilatadas, siempre están.
leer más   
2
sin comentarios 20 lecturas versolibre karma: 15

Cada día

¡¡¡PIENSA!!!

Escribe
Bórralo
Vuelve a escribir
Léelo
Piénsalo
Quita esa S
Pon un tilde
Haz de ese verbo un pasado
Se viene un punto.

¡¡¡PIENSA!!!

Repasa
Respira
Observa
PIENSA y vuelve a pensar
Llegó la coma,
Estira tu cuello
Tronan tus huesos
Mira un punto fijo
Recrea
Escribe
Dos líneas más
Y ya terminaste.
leer más   
16
4comentarios 87 lecturas versolibre karma: 96

Inevitables y eternas

Veré de que
Puedo escribir,
No prometo
Sentimientos
Que ya he suprimido,
La musa corre
A zancadas estelares
Destellando su huella
Como oscuras
Acuarelas
Que te nombran
En un lienzo.

Si expando mi mente
Estas volutas
Me llevan a tu lado,
El pasado a veces
Forja suspiros
Desesperanzados, lascivos;
Del poeta
El tedio
Es acompañante
Y yo todas
Mis penas y rabias
Las olvidé en tu cama.

Las ninfas danzan
Sobre prados
Vírgenes,
Tejen melancolías
Hablando bajito entre ellas,
Se niegan
A entregar
El primer poema,
Llorando
En un bosque
De soledad
La angustia a dormir llega.

Despierto entre
Una ronda,
Llueven hojas
Llenas de apuntes,
Epitomes de la vida
Y de ojerosos intentos;
No te hablan,
No te encuentro,
Las ninfas
Ahora se reúnen, bostezan
Se estiran
Y entre ellas se besan.
leer más   
5
sin comentarios 25 lecturas versoclasico karma: 81

Al arrullo de tu mirada

Te busco en cada verso
en cada rima, en cada texto,
en cada cuento incierto que leo,
en cada atardecer, en cada sueño.

Te busco en el cielo y en el infierno,
en las fantasías y los miedos,
y en los encuentros certeros
y en los kilómetros que nos separan para vernos.

Te busco en la paz, en la poesía,
en la luna, la noche y el día,
en la calma de San Amaro,
en las olas del Orzán y desde lo alto de un octavo.

Te busco en el viento, en la brisa,
en la soledad, en la alegría.

Te busco en el instante, en el eterno,
en lo fugaz, en lo cierto.

Te busco una y otra vez,
y te buscaría sin cesar
aunque frente a mí estés,

te busco sin descanso,
y te buscaría hasta alcanzar
el encuentro tan esperado.

Te busco y te encuentro,
te encuentro y te busco,

y entre tanta incertidumbre
lo más firme e indisoluble

es que eres calma y libertad
en la orilla de una vida que por siempre nos une.
17
4comentarios 54 lecturas versolibre karma: 100

Utopía

De aquella utopía agrietada
víctima de erosivas palabras
nació todo silencio que fluyó
por la grieta que nunca buscó
la explicación propicia al engaño.

Todos cruzaron sus dedos
por el nunca ponderado milagro
dividiendo el daño ocasionado
en la enésima parte de su calibre
rechazando el gesto tan adusto.

Una manera de convertir la suerte
derivada de la muerte de la flor
encadenada a tanta belleza
suponiendo por rostro un muro
ensamblado por la desidia.

De toda grieta mana el aire
que le sobró al producto del otro lado
al cielo alado de nubes efímeras
que pregunta hablando todo lo callado
sin saber hasta cuando sangrará sin herida.
leer más   
5
sin comentarios 43 lecturas versoclasico karma: 75

La cosa fue

La cosa es que anoche estaba hablando
Estaba conversando
Me alcancé a escuchar.

Estaba en ese limbo del sueño
Donde se siente la sábana
Empezando a marcarse
En la cara,
Implacable insomnio y desvelo
Al calor de una idea
Que gratamente rompe el sueño.

Estaba terminando un escrito
Parece
Pero no entendía como partía,
Lo tenía, lo tenía y
Entre sobresaltos se me iba,
Ahí entreabrí los ojos
Por un segundo de consciencia.

Una cara tenue me miraba
Medio sonriente
Y tomaba apuntes,
Me estaba robando la idea
Pero me di cuenta que era
Mi propia cara.


Salivando balbuceaba el
Final de otro poema,
No de este,
Porque este ni siquiera es un poema,
¿O sí parece?
Parece.

Lo que pasa es que me quedé con una idea trancada,
O sea estancada,
O sea a medio terminar
Y mis conscientes se ocuparon de ella
Mientras mi cuerpo
Parecía dormir.

Me escuché definiendo un sinónimo
Para que no sonara repetitivo en un concepto
Y discutía
Medio dormido.

La cosa es que anoche estaba hablando,
Conmigo,
Estaba conversando
Me alcancé a escuchar.

Giré mi cuerpo
Pero mi mente se quedó allá
Entre la discusión de mi voz baja
Guardando imágenes para mañana
Recordar.

Incluso escribí,
O en realidad no,
Lo claro aquí
Es que mi soliloquio enfermizo,
Que no sé si fue real,
Ayudó para acomodar otra idea
Y de aquí empezar a finalizar.

Pero.

La cosa es que anoche estaba hablando
Estaba conversando
Me alcancé a escuchar.

Y ahora estoy aquí de nuevo esperando el amanecer.
leer más   
10
sin comentarios 70 lecturas versolibre karma: 101

Descalza noche humeda

Alcancé la luna
mirándola entre
las ramas de un ciruelo viejo,
Quise morir esa noche
pero la melodía
de su luz
me regaló un respiro,
Blanquecina piel observé
entre sombras bailantes
que me hicieron volver a sonreír,
¿Cuánto durará la sobriedad?
¿Será la alegría la respuesta?
Ser feliz y adorable
a una existencia que odio
me parece inconsecuente,
La lucha por la libertad
me anima
es lo único que me hace
fuerte
cuando me miran y nadie explica
sus logros;
Luna eterna compañera
Noche amante que sabe follar
Vida obtusa implacablemente superable
Música y rimas me hacen querer
seguir mi caminar.
leer más   
5
sin comentarios 12 lecturas versoclasico karma: 63

El Diablo de los Poemas

El día decantó su pesimismo,
como una voz, seduciendo
a la locura más entrañable.
Un resplandor adornó
mis pupilas,
transformándolas
en la mágica ilusión.
La tierra se abrió en dos,
y del suelo salían llamas
ardientes.
Vi el infierno en mis manos
y una pluma fue el testigo
de mi salvación.
El éxtasis de mis versos emanó
y una sobredosis de poesía
creció en mi interior.
Se hizo la noche en mí…
fue como venderle mi alma
al Diablo de los Poemas.
12
7comentarios 56 lecturas versolibre karma: 88

Kolores Primitivos

Llueven gotas azules
en todas partes
sin embargo el pintor
suplika xielos celestes
y pinta ríos rojos
aquel pintor amaba tanto tus labios rojos
ke se konvirtió en kolor rojo
ayer pinte tu corazón de verde
porque verdes son tus ojos
y verde es la esperanza
Lo sabrás tú…lo sabré yo?
Se me eskapan los azules
para fundar xielos
Korolas en vez de ojos
árboles en lugar de piernas
después… solo palabras selvátikas
leer más   
6
sin comentarios 14 lecturas versolibre karma: 83

Del cemento a lo simple

Vivir fuera del crujir de los fierros
Del drenar del cemento
Del silbido del verde papel
Del trinar de las mentiras
Del prócer de los ciegos.

Lejos de la perturbación de los cielos
De la envidia del sentimiento
De la mártir que no celó
De la madurez del supuesto alma
De la piedra de la conciencia.

Para estar en el grito anunciante de la noche
En la crudeza de lo silvestre
En lo irritante del viento imperecedero
En el abismo del verdor matutino
En la tempestuosa fiesta de la lluvia.
leer más   
12
5comentarios 106 lecturas versolibre karma: 102

Corazón!

Ah corazón! Mi corazón,
ya no puede anónimamente seguir latiendo,
como si la sangre no tuviese motivo alguno,
para hacer valer lo que cuesta que se derrame.

Ah de mi tibio corazón!
Que se enamoró desde el vientre materno
de la figura perfecta que moldea la vida femenina,
e inquieto entre provincias eleva su bandera.

El destino trajo a nosotros como hojas sedientas,
estos ojos almendra de gitana enjaulada;
trajo sus manos frías y esa voz de lluvia,
que mi piel desértica, hace millas esperaba.

Yo me hice un parapente para planear entre sus nubes,
y sus vientos me llevaron a un paraíso de verde espiral;
me descalce el pasado sazonado con segundos platos,
y ella me endulzó los labios con el néctar de sus futuros.

Ah de este solitario corazón!
Que se encuentra con uno semejante,
y se acompañan hoy por siempre en la soledad
de no querer pintar el amor como todos los demás.

Bienaventurados entonces los solitarios de corazón,
que cuando se encuentran descubren el verdadero amor.

Niorv Ogrin
7
5comentarios 39 lecturas versolibre karma: 90

Espera

Siguen las ganas intactas en el gozoso blanco pintado de verde,
vuelan las mariposas en ese hilo del tiempo
que se alarga por las sombras y se acorta por los pasos.
Me columpio en los interrogantes hasta que el cielo rasgue su velo y anuncie la noticia.
5
1comentarios 21 lecturas prosapoetica karma: 54

Caballete roto

He pintado mil poemas hasta tu cintura,
cincelando con mis letras toda esta locura,
esperando que me entiendas, que me quieras, que me huyas,
que abandones mis condenas y te centres en las tuyas.

Escribiendo en acuarela con tu olor como pintura,
he llorado tinta negra y he mezclado con la Luna
las estrofas de una cena, de una cita, de una duda,
de un pintor caído en pena y el amor que le deslumbra.

Evocando en mi paleta el color de la amargura
he empapado varias telas de distintas tesituras,
y allí estaba, en todas ellas, dibujada tu figura,
una etapa que es eterna, y en mi caso, inoportuna.

Sólo escribo... sólo pinto, sólo sigo mi otro instinto,
yo confiaba en el pincel que trazó mi laberinto.
Miro al lienzo y es cruel, pues refleja mi delirio.
Esta línea esbozaré... con tus besos me despido.
leer más   
12
12comentarios 114 lecturas versoclasico karma: 108
« anterior1234550