Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1264, tiempo total: 0.005 segundos rss2

La envidia no tiene rostro

Si yo fuera un pecado capital
sería la envidia:
toda una colección de enmascaradas caras
asumiendo roles ajenos
adaptándome a los modos
y a las formas
llenándome
y exhibiendo todo aquello que no tengo.
Lo sé...
soy un ser sin identidad.
Si me desencastro la faz
verás un hermoso vano:
el óvalo franco de una ventana abierta.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
15
2comentarios 54 lecturas versolibre karma: 116

Caída Libre

Dar un paso hacia adelante
Y mirar el precipicio
Tan alto y a la vez tan lejano.

Tu mente se pregunta que locura,
Y tú corazón no duda sólo grita:
Salta desdé está altura.
Porque lo que importa:
"No es que tan bajó caes
Sino lo más alto que intentes llegar"

Y es cómo saltar
Al vacío sin dudar y
Dar el último paso
En el último suspiro
Sin pensar en nada...
Y en el último minuto
Lograr levantar tus alas...
leer más   
19
10comentarios 72 lecturas versolibre karma: 112

Reflejo del otro bosque tras la horizontalidad del espejo

Trans el espejo
bajo el lago
hay otro tipo de bosque primitivo
cuya dactilocidad esqueletaria se sisma
se tiembla
en una clara tiritación acuática.

Su limbo respira
en la engrifada tensión superficial
cuando le patine la cuchilla del viento;
es como si le hiciera crepitar la fiebredumbre
de la otra noche cálida
y la paramera madrugada de otoño
cuando por fin lo lama el frío
y se acosquillee en la áspera escarcha.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
12
3comentarios 57 lecturas versolibre karma: 123

Aquerubinados lirios amarillos hundiéndose en un verdoso mar flamas

Flotan como lirios en el mar de la sostenibilidad tállica
ángeles del reino amarillo
y del intelecto
aserafinándose por sus tripitidas alas
vuelan en bandada de eme desbaratándose
parece que caen...
parece que quieren sumergirse
en las esmeraldadas flamas de Monet.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
13
1comentarios 90 lecturas versolibre karma: 120

Leguleyo

Regordete y leguleyo aquel picapleitos intentaba tejer unas cuantas rimas a vuelo de pájaro; una que otra prosa poética medianamente inteligente. Pero la verdad: era sólo un poetrastro constitucionalizado. En eso radicaba su vulgar encanto... en marear serpientes.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
6
4comentarios 42 lecturas prosapoetica karma: 99

Rara avis

Un gusano emerge de esta tinta
libre bajo un cielo de palabras
soñando hasta que le crezcan alas
para ser un verso en tu lengua encinta.

Rara avis en tu paladar tierno
sin una lágrima que se derrame en vano
bajo una luna que crece del infierno
bebe su copa de fuego entre mis manos.

Alado eslabón entre los signos comunes
se estrella en la memoria de los dementes
agotados de buscar en otras fuentes
atesoran en sus retinas pálidas y tristes.

Mudas las rimas de hojalata
se esparcen en su frondosa cabellera
los locos y los poetas te esperan
bajo esta obscura luz que me delata.
leer más   
15
6comentarios 100 lecturas prosapoetica karma: 116

Reflejó

Viejo
Espejo
Dónde dejó
El reflejó
Enmarcado de un viejo
Garabato de despojos
Donde en sus ojos
Se posó el impulsó
Del desuso
Que nos dio el despiadado
Tiempo, en forma de arruga
Donde el alma del hombre se arruga
Entre capas de hojaldre
Hasta darle forma de oruga
Para alcanzar algún día de éstos
La forma de mariposa
Para así dejar de ser preso
Del reflejó.
leer más   
30
15comentarios 146 lecturas relato karma: 114

Metamorfosis hacia el hombre serpiéntico

En su espalda le hormigueaba un extraño cosquilleo
y quitarse la ajustada franela algodonada
no daba crédito a lo que veían sus ojos:
en los hombros le serpenteaba un tupido amasijo
de medúsicos áspides
... enredadas...
buscando hacer entre sí nudos de ochos;
otros...
ondeaban en el vaivén de la hierba
igual como lo haría un mar de trigo
en esa marea de áridos
aún puestos en espiga
cuando a la brisa —de ganas—
se siente a peinar esos culébricos cabellos.

¿Aquello era un qué...?
¿Algún tipo de infección?
¿Acaso una metamorfosis?
¿Esto es otro de los castigos de Atenea...
... por haber ultrajado el templo?

Desde ese día
el hombre serpiéntico
incubaba ofidios en el cuerpo;
siseaba con los reptiles
en la olvidada lengua del pársel;
podía olfatear
ese leve calor remanente dejado en los laberintos
... ¡¡¡Hablaba con las piedras!!!...
las blancas estatuas de mármol
—amortajadas ya bajo el peso de la rosa hiedra—
en secreto
le susurraban tantas cosas.-

@ChaneGarcia
...
leer más   
14
2comentarios 82 lecturas versolibre karma: 96

El viaje interior

Allí, donde antaño hubo un regio templo floral
aún se siente
palpita lo afrodítico
y se pueden oír los susurros musaicos
pulsando con el plectro la lira
invitándonos a desenredar nuestros propios enigmas
atravesando la intrincada rosa de un laberinto.

Nos extraviamos
al retorcernos
en los tortuosos brazos de la espiral
tejiendo una caída hacia uno...
el viaje interior.

Al perdernos
extraviándonos
encontramos en realidad —como en un espejo roto—
el reflejo de nosotros mismos.

Para encontrarse
primero hay que perderse
en el redescubrimiento.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
14
4comentarios 78 lecturas versolibre karma: 125

Perla

Resguardada entré las suaves
Sábanas de la arena
Bajo el cobijo
Sombrío del silencio
En los adentros de la boca
Lisa del mar
Una bella perla se deslumbra
Entre la profundidad de la penumbra
leer más   
23
13comentarios 116 lecturas relato karma: 118

La valentía de ser humilde

La única forma de recoger la ofensa
de unas airadas palabras
es mediante una disculpa;
pero...
para ello
hace falta una buena dosis de humildad
y además
escasez de orgullo.
Esa clase de permutas
no es muy abundante que digamos.-



@ChaneGarcia
...
leer más   
5
sin comentarios 34 lecturas prosapoetica karma: 66

Arte

Solo puedo decirte
Que verte
Sonriente
Me hizo tan feliz que me dejo una cicatriz
Pequeña pero no me daña
Al contrario a veces me da maña
Recordarte

Pude entregarte en palabras
Lo que nunca pude decirte con arte
Solamente quise reencontrarte
Entre los columpios y mirarte
Un rato hasta que me harte
Pero lo veo algo imposible porque si no empiezo a extrañarte

Tal vez no sea una mancha
Que dejaste al marcharte
Sé que no podías quedarte
Ni tampoco por eso deje de amarte
Porque pude tocarte
Pude besarte
Pude mirarte de cerca
Sin murmurarte
Si no pude armarte
En cada átomo que formo parte
De esta historia el cual armaste
Pero si puedo decirte hoy que fuiste más que arte
leer más   
17
5comentarios 106 lecturas prosapoetica karma: 125

Insinuación obelística

Mira la moto y su pubis
allí, la efigie del dolor placentero
viene dado en la repujación de la espiga
larga doloración penetrada
a cuyo epílogo colofónico
te espera una sierpe plateada
anidándose en claros nudos de ochos:
La interminable reiteración del final de la vida
la implicación de su inseparable comienzo.
Allí, en la moto y su pubis dramático
en la punta de ese esbozado obelisco
batiendo las ideas
late la remoticidad de un orgasmo
sólo hay que agarrar al toro por las piernas
y sin miedo
avaginarse sobre él
en el debut de un sacrificio
el ardiente deseo
de saber a qué sabe aquella cosa.

@ChaneGarcia
...
leer más   
9
1comentarios 70 lecturas versolibre karma: 101

En Una Noche Pude Conocerte

Navegue por los mares índicos
De tu espaldar
Donde la luna nunca pudo llegar a tocar
Pude ver más allá de las sombras grises
Donde las estrella dejaron sus cicatrices
Pero el tiempo pudo escucharte
Y borrarte cada marca en tu piel
Pude sentir el calor de tu cuerpo
Abrigándome por la noches
Pude escucharte cantar bajo la ducha
No sé si era amor, pero sí lo era que maravilloso fue sentirlo.
leer más   
21
12comentarios 109 lecturas relato karma: 100

Aquella noche...

Aquella noche
las estrellas brillaban en el cielo
y parecía que invitaban
a que fuéramos a su lado
para llenarnos de luz y de esperanza.

Me dijiste que tuviera fe,
que siguiera en el camino,
que no tuviera miedo
y buscara las huellas con tu aroma.

Recuerdo que cerré los ojos,
aspiré el olor maravilloso del salitre
y seguí caminando por la arena
tras las huellas invisibles
de las algas y sirenas.

Sé que sonreí y que mis labios
se plegaron en una mueca inocente.

Estaba dormido
y me encontraba en un regazo,
(tu regazo),
repleto de ternura,
y con la voz vibrante
de aquel mar llegando en la resaca.

Recuerdo que quise gritar,
pronunciar tu nombre
y llamarte,
decirte que no dejaras de abrazarme,
que siguieras narrando, en mis oídos,
tus historias y leyendas,
que me hablaras de viajes y de pesca,
de los temporales padecidos
y las marejadas que zarandeaban las barcas,
que me llevaras junto a las gaviotas
y los cormoranes para poder volar,
en su compañía,
para surcar los cielos sin rumbo ni destino.

Quería estar contigo,
seguir a tu lado,
aspirar tu perfume
y dormirme con la canción,
inconfundible de tus labios
y con las olas,
llegando hasta la orilla.

También recuerdo que abrí los ojos.
Me limpié las legañas y miré al cielo.
Las estrellas brillaban y pedían
el beso de la noche.
Se lo envié con tu nombre
y ellas me lo devolvieron
multiplicado por cientos,
por miles, por millones.
Cada una quería responder
y me llenaron con sus besos,
me cubrieron de luz,
me hicieron olvidar quién era
y qué es lo que hacía en esta vida.
Entonces me sentí tan pequeño
que acepté la luz de la esperanza
que enviaban con sus besos.

¡...Y suspiré.!
Se estremeció mi alma y sentí frío.
Busqué tu cuerpo y me volviste a abrazar.
Sentí tus dedos rozar mis cabellos,
buscar mi cuerpo
¡y suspiré,

Tu nombre estaba en mis labios
y también en el corazón,
y en mi alma, fuertemente tatuado.
Y te llamé:

¡Oh, mar, mi Mar,
mi mar azul,
no me abandones...!

Rafael Sánchez Ortega ©
27/10/19
5
sin comentarios 27 lecturas prosapoetica karma: 78

Cartas para ti

Ya estoy listo para marchar.La casa vendida,el perro a mi lado,las maletas esperando, y yo...mirando.Mirando cada rincón por última vez,como recogiendo cada recuerdo de besos y abrazos. Esos,los recuerdos,todos van conmigo, y los besos,...los besos siempre estarán en el corazón. Te fuistes antes de tiempo,cuando aún nos faltaban primaveras.Me voy a la cabaña junto al lago,rodeada de montañas y bosques,donde tantas veces estuvimos juntos.Allí viviré con mis libros y poemas,escribiendo cartas para el cielo.Ya son muchos años vividos, y fuimos felices. Mientras me llegue mi pasaje de regreso a casa,seguiré dibujando letras sobre el papel en blanco.Tú...amor,espérame, y cuando llegue dame la bienvenida con una copa de vino,para así, seguir disfrutando la vida.

AL Agus
leer más   
6
2comentarios 46 lecturas prosapoetica karma: 78

Nube y cielo

Sólo quería ser nube,y que tú fueras el cielo.Yo nube blanca,tú cielo azul,y así pasear por tus valles,movido por las brisas. Y un día,ocurrió el milagro de un sueño imposible.Hasta que me llené de agua,y me deshice sobre la tierra y el mar,mientras los dos lloramos como lluvia,sobre los árboles y peces.

AL Agus
leer más   
6
3comentarios 44 lecturas prosapoetica karma: 80

La minusvalidad del amor

Hay niños que nacen de padres que no los quieren
—son como páginas en blanco—
buscarán del padre ausente
una respuesta afectiva
el regalo migájico de una atención.
El niño crecerá
durante meses y años
con la libreta vacía
hojas en blanco
hambrientas de lo que nunca se le dio.
En sus preguntas
seguirá buscando
improbables respuestas...
respuestas de cualquier tipo
de cualquier dónde
de cualquier quién.
Hasta que un día
sus instintos afectivos se extingan
en la minusvalidad del querer.
Se volverán niños perdidos
pacientes irrecuperables.
¡Ah...! ¡Cuán importantes son esos primeros años de cariño!

@ChaneGarcia
...
leer más   
15
2comentarios 75 lecturas versolibre karma: 104

El cuarto oscuro

Había una Luna ceñera asomándose por el ombligo de la puerta.
La cerradura parecía un ojo de aguja
por donde a duras penas pasaría una varilla de Sol.
La habitación era toda un hades plutónico
y aquel rayo de luz
empozando un círculo en el suelo
era el único oasis
en medio de tanto desierto negro.
Yo...
las cosas...
y toda esa basurilla flotando en el aire a la deriva
nos embelesábamos
ante esa iluminada Torre de Pisa.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
20
3comentarios 67 lecturas versolibre karma: 112

Circularidad del vicio

Comer es como hacer el amor:
es una constante búsqueda egoísta.
Uno procura
tras cada mordisco
alcanzar eso último sabroso
a lo que, sin temor, queremos hacernos presa.
Y siempre insatisfechos en medio de tanta vastedad
asestamos otra y otra dentellada
como en lo de un apetito priápico
o ninfómico, según el caso
de esos que no conocen saciedad.
Comer —y follar— son casi igual a fumar:
la degustación de un vicio que nos proporciona el gancho de un placer incompleto...
asegurándose, él
de que le volvamos de nuevo.
Primer requisito que debe cumplir todo vicio:
el principio de la circularidad.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
12
1comentarios 96 lecturas versolibre karma: 96
« anterior1234550