Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 987, tiempo total: 0.005 segundos rss2

De lo Imperfecto

Es costumbre del lugar hacer razonamientos
como parte del discurso a la sazón, tener, llevar, dar
imponer… la razón, que según manifiesta el poeta
“no hay necesidad de tener o no tener razón, sino
llegar al entendimiento, lo que sencillamente es al
principio de la escucha”, pues la escucha paciente es
lo que según este poeta “a forjado su vida”, y cuanto
crece un niño, que dedicado en la infancia, y ya en
la adolescencia, la juventud y su madurez, con el
contenido de tanta cantidad de fuentes de donde
emanan constantes afluentes de Luz, esa de la que
bebió, siendo pequeño, donde su afán por descubrir,
lo llevó a conocer a las personas de edad de su Villa,
y se embelesaba con los chascarrillos, las anécdotas,
las dificultades de la vida, los cuentos y relatos, y
hasta comprender la grandeza de los mayores, que
para este poeta “son enciclopedias vivas del saber,
del conocimiento forjado a través del tiempo que les
dio la experiencia, su madurez y los avatares vividos
por tantos años” pues bien y dice el poeta “y si se dan
la mano y acercamos a los niños y los jóvenes a los
mayores, como en una buena simbiosis en la que
ambos saldrían beneficiados, los primeros obteniendo
un bagaje de vida y experiencia de práctica eterna, para
ver que en la vida todo cuesta algo y nada es porque sí,
y hacer de la observación un modo adaptado a su vida,
y el porqué pasan las cosas, y los segundos estarían
encantados de revivir sus vidas, con los niños y los
más jóvenes, sintiéndose útiles en la fase de su existencia
que más preparación, experiencia y sabiduría erudita,
tienen acumulada y sabedores que los tiempos de la
partida son ya cortos, y de esa unión nacerían unos
lazos de afecto mutuo, y permitiría a los jóvenes ser
conscientes que lo que a las personas de edad les ha
valido, es igual de válido para ellos, y entre la rigidez
por la edad y la flexibilidad de los adolescentes se
crearía un término medio, llamado por el poeta así,
rigiflexi, término de nuevo cuño creado, por este
poeta libre pensador”, asimilando esa juventud los
mayores y experiencia los jóvenes y muchas dosis de
paciencia, que hará mucha falta para dar pasos en
el trayecto del camino o viaje que les queda por andar,
y como última reflexión dice el poeta “si lo perfecto
está en otra fase o plano de la existencia que no vemos,
y tenemos que tener en la imperfección perfectible un
pilar de fundamento, podemos deducir que en un
cuadro abstracto se modifica la óptica de lo real y llega
lo imaginario, pues hay más perfección en lo imperfecto
que existe y que vemos, que en lo perfecto que no se ve,
en estos planos de la realidad, que no ficción imaginaria”.
La Redondela 23/05/2019 02:27 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
4
2comentarios 44 lecturas prosapoetica karma: 59

Madurando

En este espacio de tiempo, ha crecido un árbol
en mi huerto genérico, con sus raíces bien formadas,
axonomorfas pues son penetrantes al suelo, y está
sustentando todo su vareo, el que le provoca las
inclemencias de este extraño tiempo, en el que se
forjan tempestades de tormentas con sus rayos
y aparato eléctrico, ese mismo que azota su esbelto
porte sincero, lleno de claros, pues las sombras no
conoce, por estar en la solana de mi predio, donde
el astro radiante le da Luz visible, esa que necesita
para realizar la fotosíntesis en unión con otros elementos,
pues que sería de un pozo de profundidad, sin agua
que sacar para la sed saciar, lo mismo del abrevadero
donde el rebaño bebe y no dispusiere del líquido elemento
esencial, pues el agua es vehículo de sabiduría especial,
esa misma que sale de las fuentes del saber y maduran
a diferente edad, pues los periodos de maduración no son
fijos, depende de los tiempos y solo lo hace llegado su
momento, pues el árbol de las esencias eruditas originales,
salen del huerto y manantiales claros y de espigas magistrales,
esas que de los campos nacen, pues son primerizos y de color
verde, en tiempo variable, y va cogiendo color el fruto
sabroso hasta llegar al rojo pasión, el mismo que sale de
letras transmitidas sentidas al aire, y dice el poeta,
“pues qué pasaría si fueran como el pozo sin agua y el
abrevadero sin liquido ambos esenciales de vida, que la
sed necesita su contrapartida” cree el poeta que nada
es porque sí, sino motivado por las caricias, esas mismas
que rozan suavemente la corteza del árbol de mi huerta,
y le hablo de gotas de agua en esencia, para que entienda,
pues estamos huérfanos del cariño al mundo verde y de
otros colores que recibe el cristalino, pues visto acerca
los pasos a esos caminos nuevos, que se entregan a los
viandantes que andan de forma somera, sin hacer
estruendos, como si hacen las tormentas que resuenan
en los adentros, y sin prisas van saliendo una tras otra,
palabras exentas pero con agradables sentimientos, de
caricias al árbol de mi huerto sereno, y se compilan
en la mente, el espíritu, el corazón y el alma del viajero,
y de esos lugares no se mueven bajo ningún concepto,
eso mismo que el poeta llama “senderos abiertos con
cauces libres de tormentos, pues en ese apartado margen
se escucha el sonido placentero, del agua y un jilguero, vivo
en un sueño, ese mismo que muestra la Luz del faro guía
que mis pasos lentos enfilan, para el devenir de los tiempos".
La Redondela 22/05/2019 17:33 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
4
sin comentarios 13 lecturas prosapoetica karma: 60

Molicie dominical

Hay días
cuando duermo luengo —como los domingos—
que me siento como lo de un panal roto
destilando...
el rojo ámbar del "whisky".

Y... a pesar que tengo la consciencia de que estoy despierto
me embriaga el peso de una dulce modorra
es que casi puedo sentir sobre mi cabeza
el masajeo de los demonios del sueño.

Es entonces que el cuenco en mi cama
—esa luna cóncava y morfeíca—
se convierte en una supuesta cárcel
la trampa de arena
de la que me ha costado salir ileso
arrastrándome.-


@ChaneGarcia
...
9
2comentarios 32 lecturas versolibre karma: 91

Realidad Paralela

La tarde se despedía con rayos de
baja intensidad, y antes de la noche
aparecer, me dispuse al descanso
del cuerpo, pues la mente seguía
meditando entre una realidad que
lenta y poco a poco se iba apagando
y aparecía el sueño reparador, ese
que nace flotando, pues el cuerpo
respira lentamente, el corazón late
despacio, y ya estaba dormido sobre
la mesa del escritorio, después de que
terminase los últimos esbozos de ese
poema que estaba ideando, y apareció
en la escena un pintor paisajista y su
cuadro sin pincel que estaba trazando,
de horizontes cercanos y paisajes que
muy amables me daban la mano, y
ya que la senda no era conocida, más
bien era un vericueto que se me abría
estrecho ante mis pasos, y de firmeza
ante tamaña paleta que de colores
tenía el pintor, que usaba las manos
en sus líneas rectas, y en las curvas
un compás que abría y cerraba según
la perspectiva lo requiriera, y comenzó
por delimitar el vericueto y el riachuelo
que había al lado, y siguió con los dedos
fijando límites y márgenes en abstracto,
sin embargo en esa realidad paralela
solamente se veía un libro usado con
anotaciones en sus hojas, de antiguo
que moraba debajo de un roble que ya
era centenario, y me senté sosteniendo
el libro, pues no estaba estropeado y
solo tenía su pasta enmohecida por el
pasar de los años, y ojeé sus primeras
páginas pues venía dedicado, y era la
dedicatoria para unos lindos labios, de
enamorados, que ya se habían besado,
y en las notas de los márgenes habían
estrofas y versos aún no publicados, y
el pintor era Don Pablo Picasso, amigo
del poeta Don Juan Ramón Jiménez, y
me enseñó el camino para publicarlo,
pues era un libro de anotaciones a quien
fuera esposa Doña Zenobia Camprubí, y
en el sueño plasmaba los detalles de la
forma de cómo publicarlo y la editorial
en la cual hacerlo, el cuadro estaba ya
casi terminado cuando, salió a mi lado
la mano que se agarró a mi mano, que
como punto de equilibrio del cuerpo,
estaba aún soñando pues eran Pablo,
Juan Ramón y Zenovia, que a mi lado
salieron del cuadro, fue un sueño que
resultó reparador por años de olvido
y exilio, que el amor fue compartido
por algunos años, en tierras hermanas,
y desperté con el libro de anotaciones
en mis manos, colores y las manos aún
con el moho, señal de que el sueño, se
convirtió en realidad paralela, a mis
años, y lo tengo guardado como un
tesoro, de ambos, del arte cumbre que
soñado, y ya casi llegó el amanecer y
cantó el gallo, ese que el tiempo da
y resulto un día señalado, por años.
La Redondela 22/05/2019 23:50 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
7
12comentarios 52 lecturas prosapoetica karma: 91

Universo

Y tuvo que ser el nacimiento de todas las flores y las
esencias juntas en el Universo, donde naciera el verso
sentido, apasionado, jovial, clásico, moderno…
y desde las fibras del amor y del corazón, se
mostrasen al mundo de lo creativo, en sintonía
con otrás artes pues salen de lo eterno, sin más
ropajes que el blanco papel ilustrado con dibujos
que muestran paisajes completos, y la fina pluma
que trazas va haciendo, y salen sílabas formando
estrofas y en conjunto, convertida la poesía
en prosa poética una fuente inagotable de clara
visión de este universo, con estrellas propias,
con sus agujeros negros, el origen de los cometas,
planetas en órbita y satélites que giran, formando
y forjando desde lo desconocido a lo creativo,
haciendo encuentros, con poetas de otros lugares
con lenguaje vehicular idéntica, que enseñan sus
poemas con temática diversa desde lo idealizado,
al amor y su contrapuesto, desde la pasión al desconcierto,
pasando por lo bohemio, los paisajes que muestran
originales colores y los pasajes del alma…, esos con viaje
prometido al destierro del sufrimiento, pues el verso
contiene en su interior un contexto y una situación, que
con minucioso detalle de adjetivación salen las palabras
con su complemento, y lo que llama el poeta los planos,
los mundos y todos en el firmamento, pues se ve que unos
y otros están ausentes, unos tienen filiación y para otros
nacen huérfanos, otros se sienten felices y para otros
no hay consuelo… y este poeta de las letras refiere
que “la poesía es el arte completo, complejo y desconcertante
que reúne a todos los géneros, pues tiene musicalidad,
entonación, melodía, ritmo, cadencia, frecuencia… así
es de imperfecto”, lo que hace a este noble arte como algo
distinto, aquello que no es mejor ni peor, solamente
diverso y diferente, pues que sería de esta vida sin
la poesía que embellece al alma ausente y alegra
al descontento, todo nos llega como rosas de colores
caídas del cielo, esas que hacen obras maestras
de lo cotidiano y que lo reviste elevándolo a categoría,
como hiciera un ilustre poeta Don Juan Ramón, primero sitúa a
platero, el burro de su universo particular al que llama por su nombre
y con el que habla, mostrando al burro como persona ante el
mundo, que siente, escucha, difiere… y como el último del
título de encabezamiento de su obra cumbre “Yo”, e
impersonal, que es el propio Don Juan Ramón, que muestra como
las personas podemos llegar a ser más burros que el propio
pollino, en nuestra vida, es sencillamente mágico e irrepetible,
pues descubrir esos universos como ventanas abiertas, pertenece
al mundo de la creatividad y de lo original, sin copia posible y para
que otros beban de esas fuentes en permanente crecimiento
como el firmamento de autores de todos los géneros y tiempos.
La Redondela 22/05/2019 15:02 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
4
3comentarios 16 lecturas prosapoetica karma: 67

Esa mala costumbre...

Esa mala costumbre de llamar a las cosas por su nombre
de poner en los labios el peso exacto de la palabra
de ser como lo de un buril
que va repujando la noche
afincándose en el cuero
como la pisada gruesa
que adrede agrede al monte
como si esculpiera desde adentro
dando la forma precisa
a esos vagos humos que salen de la garganta.

Tu boca marea un nepente en el vaivén de su aliento
burdo alumno de las Musas
ebrio por lo de un beso
en tu sangre llevas el divino veneno de Calíope
¡No te lo quedes!
en el afán de guardártelo
¡Gástalo pronto!
embelesanos con tu meliflua lengua de serpiente
casi puedo escuchar los susurros
de tu dulce pársel.-

@ChaneGarcia
...
8
sin comentarios 44 lecturas versolibre karma: 83

Estación Desinencia (CanEnPro IX)

Pesadumbre primitiva.
Resbala la inmensidad líquida
de tantos días sin discar
el mismo número de siempre
en el vetusto teléfono setentoso.
Aquella casa embalsamada
de generaciones sucesivas
heredada en el infortunio
de un abrupto adiós.
Por haber agonizado los días festivos
rezumando las gotas de vino
raído del cielo.
Marcar la misma combinación,
los números que pueblan
mi memoria.
Como conociendo a la perfección
mi ansiedad fortuita.
Suena el tono de espera
y la condena suma
un segundo más.
leer más   
2
sin comentarios 11 lecturas prosapoetica karma: 38

Amanecer

Los días van pasando y no veo tú
amanecer, ese que espero entre
las rendijas de mi ser, ese mismo
que palpita sin corazón, porque
vives en él, he soñado con tus besos
esos que me ofreces por placer
de querer unir tus labios con los
míos con timidez, eres la calma
de mis olvidados días, eres el sentir
de mi abrazo, eres la caña flexible
en mi cauce, tienes embelesados mis
te quiero, soy la pantalla donde nos
vemos, hace tiempo que comprendo
que estás cerca de mí para hacerme
feliz, y las primaveras llegan, con su
verde en esencia, ese que madura
con los días y por siempre me guías
en este mundo que pasiones ascendían
y que se encuentran, por voluntades
que nos asombran, y hoy es ese día
que sobre mi buró, recito los poemas
de amor, y salen de mi pequeña huerta
donde el sol madura la esencia y así
florece en una primavera tardía, todo
lo que el tiempo nos entrega, pasos
que son lentos, al atravesar la era pues
el ser, ese que refirió un padre a su hijo
“que nunca se convirtiera en era su
huerto… y con el paso de los años vino
a su pensamiento, pues sentado sobre
una piedra, después de haberlo vendido
llego a la luz lo dicho por su padre
pues ya no era el huerto suyo, aquel
que se convirtió en era por capricho”
que ya los días vienen encendidos
porque alumbran mi camino, ese que
pasos doy y que senda tiene por su
lindo recorrido, donde se aprecia los
naranjos en flor de azahar, el rojo de
fresas como tus placeres rojos, como
tus mejillas idénticas, y todo en mí
huerto es de diminuto tamaño, de la
esencia de olores a ti, dama que te
despiertas, en las noches junto a mí.
La Redondela 22/05/2019 20:20 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
8
2comentarios 58 lecturas prosapoetica karma: 97

"Lluvia" de Verano

Cuando llegaste a la vida lloviendo estaba en
verano ese día, y sonaron las campanas de la torre,
del campanario ilustre, del mismo nombre, “Lluvia”
ese que al nacer tú le pusiste, que suena
siempre en mis despertares, que late mejor
mi corazón con las ilusiones compartidas y
siempre arden, con fuego de pasión desbordante,
y que tu enfrías, con tus manos y tus labios, que
en la cima de esa montaña existe un árbol,
que por sus siglos de historia tiene rango, de
ver pasar la vida siempre quieto, pero se asoma
al jardín de tus fragancias, esas que tienes guardadas
y solamente muestras, al inicio de la ascensión
a esa cumbre, por senderos que ya mostraste, y
son las flores hermosas, pero como tú bajo la
“Lluvia” no hay ninguna, pues mojada sales andando,
sin miedo a la enfermedad, por ser yo tú cura,
así caminas días con sus noches, claras y suaves
como el paisaje que pisas, en un entorno idílico,
esos que en tus escritos siempre nombras, y sigues
bajo el agua ya mojada, pero pisando lento
como si nada, será un agua bendita la que recibes,
esa misma que a gotas de esencia es tu perfume,
que en tu morada siempre usas y cuando sales
por las calles, y deslumbras de apasionada que tú eres,
pues tienes en mi a tu apoyo permanente, ese
que acaricias cuando quieres, y para la lluvia por
momentos, y tus sedas pronto secan, pues con
lo bonita y linda que eres, el agua siente que
se diluye en tus placeres, y camino despacio a tu
encuentro, saludos efusivos y besos que se tornan,
y me mojas aunque seca ya tu vienes, y ya la
lluvia se esconde, que el radiante está presente, “Lluvia”,
de corazón de verano ardiente, aquí me tienes.
La Redondela 20/05/2019 19:20 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
4
2comentarios 22 lecturas prosapoetica karma: 68

Deslumbra

Existe una flor perfumada del color
a jazmín, en mi eterna suave huerta,
y todas las mañanas recibe el agua
de mis manos abiertas, que el olor
me llena y embriaga de apasionada
belleza, de contraste con el Cóndor
y que me sobrevuela a gran altura
desde la que me observa, su rubor
es palpable, me llena, me ampara
y me excita mis poemas, de humor,
amable y cariñoso, sincero y plena
está en la tormenta, que de rencor
no entiende aunque se le ofrezca
pues Dios la Bendiga y el agricultor
la tiene en su pensamiento del día
a la noche y ve claro en el fragor
de la temperatura que amenaza
y esta vez por permanente calor
su existencia, pero su presencia
juntos, que le ofrece su cuidador
que alimenta de palabra tierna
toda su vida y de su resplandor
es culpable, pues transparencia
tiene en su esencia y todo vigor
que sobresale nada más al verla,
pues camina sereno el pensador
por el prado y la letra que habla
de ella y le comunica el temblor
que estremece, noble presencia
y está cerca la acaricia sin dolor
sino suavemente en la distancia,
que muestra natural el creador,
por su simpatía situada pradera
de palabras de contenido amor
a su belleza, natural digna reina
del paisaje y paisanaje de la flor
conocida Luz, que alumbra toda
la existencia, fragancia y frescor
en detalle de una vida, así plena.
La Redondela 21/05/2019 15:29 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

*Dedicado a mi amiga Luz.

Todos los derechos reservados.
leer más   
9
4comentarios 55 lecturas prosapoetica karma: 79

De Nuevo Poesía

Nos vemos, que desde hace ya
tiempo que no me obsequias
con tu paciente escucha,
y te olvidaste del recuerdo,
ese mismo que perfora
los sentidos,
pues luego opino, y
lo hago descifrando tus mensajes
que arte, salen de tus dedos
finos,
pues tu figura es de enorme,
trayecto ya recorrido,
y nunca espera, quien
sin amor ha vivido,
pues desconoce
las raíces con profundo
compromiso,
y que será del amor, cuando en
átomos nos hallamos
convertido,
pues el amor es a la eternidad
su atributo
definido, por la
poesía de amplio recorrido.
La Redondela 24/05/2019 00:35 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
4
sin comentarios 20 lecturas prosapoetica karma: 64

Angelical Cariño

La noche cae, sobre el atril
de mi escritorio, te subes a él
que somnoliento te recibe,
y el amor está despierto
pues como un Ángel te apareces
con tu pelo rojo recogido
y descubres tus placeres,
que fascinan mis oídos,
y me desvelan tus susurros
sobre la piel que compartida
del arte, se despide el triste frío
que la temperatura sube
y me abrazas, con arrumacos
esos que comienzan su recorrido,
en los parpados casi entreabiertos
pues ya te miro, y que Angelical
sabor recorrido, de besos entregados
y de recuerdos atrevidos,
pues el placer del alma alimenta
el espíritu, de amores que se aman
siendo consentidos, en lugares
de insólitos recorridos,
que tus manos me hablan
y atesoran todo mi cariño.
La Redondela 24/05/2019 00:32 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
4
sin comentarios 16 lecturas prosapoetica karma: 65

Silencio

Se comprende a quien del silencio
vive, pues hace carrera de una vida
en casi pocas palabras, y entendido
como de un sueño puede tener llena
su capacidad para hacer del gesto
y las emociones transmitidas, con la
mirada, las manos y con el medido
aporte de una expresión corpórea,
que ayude a entender todo aquello
que un poeta del silencio persiga,
transmitir, y son autores con uno
de los métodos de lo fino, escasa
palabra para ser dueño del destino
de sus silencios y disponen de una
erudición muy llamativa, y llamó
la atención de este poeta la traza
del por qué, del donde, del modo,
del como,… describía un maestro
con línea gruesa sin pensar, buena
parte del contenido del magisterio
de su arte innato, ese que atesora
y que con gotas de fino saber dio
a conocer, pues la palabra escrita
es de amplio contenido explícito,
“y a buen entendedor”… y explica
su obra en síntesis, de ahí bebió
este joven poeta de la escucha
paciente a los mayores, de niño
y descubrí rincones de sabiduría
y Luz, que ilumina cada paso dado
cada día, lo consiguió desde toda
Cañada que es de amplitud, y lo
que es más importante ser uno
de los pilares que llenan de vida
y fundamenta mi existencia, ello
me hace recordar, como el poeta
dice “somos dueños de nuestro
silencio que habla y hace, llegada
la situación, hablar”, y observado
el paisaje y el paisanaje se vería
reflejado en su poesía, que brotó,
brota y seguirá haciéndolo hasta
que Dios me de vida, y preguntó
¿Cómo es posible en una escasa
exposición dar una medida como
en un relato extenso? Y el poeta
contestó “lo breve si bueno”…, lo
que lleva a otro pilar que funda
su serena poesía, limpia, y hondo
mensaje que trasciende a toda
palabra escrita y es lo auténtico,
pues la copia no tiene vida propia,
y es de escasa proyección y corto
bagaje como escritor, que sería
de su faceta cuando enfrentado
a la soledad del papel y la pluma
lo original no saliera en un paseo
con los versos sin nada donde la
escritura se plasmase, todo eso
es auto engañarse, toda la vida.
La Redondela 21/05/2019 00:50 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
8
sin comentarios 43 lecturas prosapoetica karma: 82

Amores Prohibidos

¡Se desconocían a tantas flores de entretiempo!,
y eran tan mágicos esos momentos que se solía
dispensar el mejor trato posible a cada sentido
deseo de encuentro, y a la vez era extraña cada
vez que una flor perfumada se hallaba, y ello
por ser únicas en su especie lo que favorecía
que fuesen como un endemismo, y que sólo
se da en lugares concretos de lo natural, esa
rareza ha provocado que crezca su limitado
peligro de desaparición, a nivel de máxima
protección, ya que para que se de este tipo
de flores hace falta una evolución rodeada
de condiciones para la flora silvestre, dada
su escasa área de población, con un tiempo
de exposición, pluviometría, temperatura,
edafológicas, humedad relativa…, entorno
que suele ser de extraordinario valor, y ya
que andando en serranía, el monte, prado,
valles fluviales, el poeta conoció “de aquella
flor que tiene su propio paraíso de colorido
vibrante, esbelta y de aroma sin igual para
con su edad evolutiva, pues verde la halló”,
y todas las tardes así, permanecía su atenta
mirada embelesada de su olor, con idéntico
paseo, de paso lento, casi torpe y se sentaba
a su vera, le escribía poemas y luego le recitó,
pues eran reales, como la personificación da
vida a lo inerte o a seres sin razón, y se llevó
agua para dar vida y que no se escapara nada
de la esperanza viva que en ella, así depositó,
era un agua bendecida y del río Jordán la traía,
pues en sus poemas le escribía de amor y eso
lo hacía, para que comprendiera que su vida
tenía sentido pleno desde que ella lo inspiró,
le hablaba de su boca con trazos de una lenta
pasión, de sus bellos rizos idealizados, de la
sonrisa que se mimetizaba en los dos, y eso
tenía su razón, pues sus manos él quiso una
vez entrelazar, y ella su flor, aceptó, y puso
en su letra una promesa, esa que cumpliría
pues creció el amor, y desde entonces, lo
que ocurrió fue creando vida que versaba
de colorido, pues llegó el tiempo que unió
las voluntades del poeta que enseñó, “toda
una lección de aprendizaje para quien vio,
como amores que son prohibidos y que la
naturaleza no dispone, logrando vencerlo
y su pasión se viera complacida, que hasta
el momento, nadie creía que naciera algo
sin medios para que el fuego encendiera,
pero detalles para una combustión aportó,
desde aire limpio con el que la vida nacía,
hasta los cuerpos llenos de llama demostró
y como combustible inagotable la caricia,
el beso y el verdadero amor”, ese sentido
en lo más profundo del corazón y el poema
era de naturaleza de inicio efímero, cuándo
la flor encontró, pero una fuerza creadora
de poesía donde la vida natural, el camino
abrió, y otros conocieron su amor, ya había
flores creativas, que soledades así, desterró.
La Redondela 23/05/2019 21:58 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
3
sin comentarios 21 lecturas prosapoetica karma: 58

Las Flores

Es el aroma deudor de la flor,
al igual que el olfato lo capta
en el ambiente de la fragancia
que regala, ya que su esplendor
es efímero, pero de importancia
inmaterial para toda una apta
elegancia, pues deja constancia
en los sentidos del alma, un color
rojo pasión que acorta distancia.
La Redondela 13/05/2019 01:17 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
4
2comentarios 28 lecturas prosapoetica karma: 64

Flexibilidad

De todas las palabras que motivan la escritura de
esté Libre Pensador y Poeta, es otra metáfora sobre el
valor de la Caña común (Arundo donax), como sustentador
inquebrantable del espacio físico, de nuestros márgenes,
donde confluyen aguas de distantes orígenes, que por
escorrentía de distintas procedencias, de predios y unas
y otras tierras, pues el agua superficial, cuando el suelo
está desprovisto de vegetación, y las raíces no hacen por
inexistentes la función primaria que es sostener las plantas
en sus diferentes estratos, herbáceos, arbustivos y arbóreos,
pues son además fijadoras del suelo fértil, tesoro de las
tierras cultivables, ya que si no existen la remoción en masa
o erosión hacen su función sin impedimentos o estructura
que la retenga, y ello provoca, que esos mismos estratos
de existir formarían distintas pantallas de protección del
suelo, sobre todo en alta, media y zonas bajas o valles
fluviales de las montañas, y ahí entra la caña en acción,
pues es una planta que sus raíces son de estructura extensa
y muy ramificadas, lo que las hace merecedoras del honor
de evitar que las escorrentías se transformen en riadas
o aún peor en inundaciones de espacios de cota suave o baja,
pues son zonas de inundación o sedimentación, para que ocurra
y su función cumpla, tiene que existir en las divisorias de los
barrancos, cárcavas, cascadas, riachuelos, arroyos, ríos…
los estratos descritos, que se caracterizan, por tener
diferentes alturas, lo que provoca que según el poeta
“cumplan su función debida, cuando la lluvia cae de
forma torrencial y hay perdida de la cubierta vegetal,
el agua no encuentra freno y cae sobre el suelo desprovisto
de vegetación, de haberla funcionaría rompiendo el estrato
superior arbóreo con sus ramas y hojas, la fuerza y disgregando
en gotas más finas que perderían velocidad y peso, pues así,
cumpliría su función primaria, romper las gotas de agua y
frenar la energía cinética que trae la misma en su caída, por su
propio peso, le sigue el estrato arbustivo que funcionaría de
igual manera disgregando y frenando el agua ya más fina, pues
cuando llega al estrato herbáceo el agua se llega a convertir
en neblina, sin apenas poder de erosión o remoción en masa
de la tierra, por lo que la escorrentía superficial sería poca o
casi nula, y ayudaría a recuperar los acuíferos en un primer
momento, saliendo el agua mansa y por las vertientes o
divisorias, hasta llegar a su cauce primario, donde comienza
la función de la Caña y su enorme sacrificio, por retener y
evitar inundaciones, se suelen colocar en los taludes de
los prados, huertas y campos de labor, incluso en zonas
de arbolado, pues sus propiedades demuestran que su
flexibilidad es un tesoro, pues el viento como agente que
ayuda al agua de lluvia a aumentar su velocidad, es
aplacada en los arroyos cuando tienen amplitud suficiente,
pues si están muy encajonados aumentan la velocidad del
agua, aumentando su peligro, por ello, y como enseñanza y
reflexión que deja el poeta comenta “en la vida hay que ser
flexibles para no rompernos por dentro, ante los avatares
de nuestra vida, que como la caña enseña a quien de la
observación hace así su existencia, nos permite frenar las
dificultades, los inconvenientes y los problemas serios
a la especie humana, dada a las dificultades antes que a
la prudente flexibilidad, solucionando nuestras diferencias”.
La Redondela 19/05/2019 03:09 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
6
sin comentarios 14 lecturas prosapoetica karma: 65

Amor

Amor de mis amores
Siéntete libre entre flores
Pues eres la más bella en colores
Y tu aroma tiene resplandores
Que no se acaban por temores
Ya que valientes son tus olores
Sécate tus lágrimas y no llores
Porque entre tus honores
Está una de las mayores
Fragancias destiladas en vapores
Y en mi jardín quiero que atesores
Nuevos y vibrantes valores
Que en tus tallos están los vigores
Causa de mis fervores
Ya que sin ti el espacio que no decores
Quedará vacío y para que lo rememores
Querido amor quiero que conmemores
Este día y que nunca te deteriores.
La Redondela 20/05/2019 01:12 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
10
10comentarios 45 lecturas prosapoetica karma: 90

Equilibrio

Se hace necesario el reencuentro con los recuerdos
que se han vivido, como punto de partida para
ir subiendo de forma progresiva la pendiente
de la existencia, ya que dependiendo de su intensidad
se necesitará anclar con mayor o menor esfuerzo
esa experiencia que puede dar los dichos o los hechos,
como puntales, hitos o ejemplos que en presente
y a futuro ayuden a encauzar las pisadas, que
como caminante de un destino incierto hacemos, y por
los cambios que llegan sin avisar que puedan
provocar desconcierto, de inicio o en el trayecto,
de eso se encargan los puntales como puntos
de apoyo donde asirse los viajeros de todos los tiempos,
y que además descargan los pesos sin fundamento
e innecesarios para nuestra mente y para nuestro
cuerpo, esas prácticas según el poeta “ayudan
y son un consuelo para enderezar el sendero,
cuando los momentos ponen a prueba las capacidades
innatas o aprehendidas con el tiempo, pues la
existencia de un mundo mágico no arregla los entuertos,
sino que el poeta refiere que “debe existir una relación
entre la veracidad de esos dichos que se correspondan con
los hechos y eso entona el cuerpo”, que ahora es ocasión,
de que aparezcan en el plano de la realidad los hitos,
que son puntos de máxima expresión al conseguir
tanto los retos como las metas que se han propuesto
alcanzar, en el mundo conocido y sin la fantasía de por medio,
que pertenece al plano de los deseos, con una preparación
y oficio bien hecho de alcance real y a una distancia
media del objetivo dispuesto, pues es el centro
equidistante de los extremos, un valor que asegura
la consecución medida de ese clímax o momento
álgido, en las distintas fases por las que pasa nuestro
cuerpo, desde el inicio hasta la senectud, pasando por
espacios intermedios, e incide el poeta en reflejar
“que nada asegura que estando en el lugar, en un
tiempo y con una situación o contesto dado, se consiga
ahora sí nuestros sueños y anhelos”, pues comenta el poeta
que “quizás las mejores enseñanzas partan de los ejemplos
de vida, que son puro arte en un plano de perspectiva
clara y diáfana, esos que se dan a lo largo del trayecto”,
que son sobre todo la prudencia, la paciencia y el ser en esencia
sencillo, lo que ayuda a retirar obstáculos de en medio, pues un alma
se sostiene por el cuerpo, efímero envoltorio de duración tasada
por desgaste de los elementos, de este plano salen las
buenas enseñanzas de tío “maña” esas que ayudan en todo
momento, a dar una solución a lo que delante tenemos y
como bien sabemos es el equilibrio un punto medio de encuentro.
La Redondela 16/05/2019 15:22 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
6
2comentarios 25 lecturas prosapoetica karma: 72

Tejiendo sueños...

ilusión
y sueños
van de la
mano.

Tejiendo
un camino
de ensueño...

Donde el
miedo a
veces irrumpe,
interponiéndose
en tu camino.

Y ahí estás,
con tu maleta
llena de
sueños,
yendo
por ese
camino,
aún
desconocido,
para ti.

Esquivando
al miedo,
y dejándole
atrás...

Para que
el miedo
sepa, que
contigo
no puede,
porque
tú al el,
no le temes...

© Derechos de autor
Isa García
14
5comentarios 73 lecturas prosapoetica karma: 75

El animal triste

Ya no me quedan leches que ofrecer
parezco la ubre de una puta vieja:
seco...
gasté todos mis fuegos
artificiales o no
batiéndomela...
lo mañanero en lo de otras calenturas.
Quedé triste y resumido
retraído y fetal
enrollado sobre mí mismo
como al final quedan los hombres
después del tacto del amor.-


@ChaneGarcia
...
10
2comentarios 73 lecturas versolibre karma: 92
« anterior1234550