Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1202, tiempo total: 0.007 segundos rss2

Busco...

Busco la fecha y veo que no sigues a mi lado,
que te fuiste y que partiste
aquel día que recuerdo.

Busco el aroma de tu piel y de tu cuerpo
que creaba tantas sensaciones en el mío.

Busco tu mirada y también ese fondo transparente,
y cristalino, de tus pupilas,
para intentar leer en ellas unos versos olvidados.

Busco la poesía de tus labios, entre los míos,
para rescatar tantos besos compartidos y conseguir,
otra vez, el embrujo de la vida.

Busco la paz de tu palabra, de tu vida y compañía,
y me despierto solo y en silencio.

Rafael Sánchez Ortega ©
01/11/18
16
5comentarios 86 lecturas prosapoetica karma: 117

Un día...

Un día comprendí que había dejado atrás
la primavera
y que en ella quedaban dormidos
muchos sueños y proyectos.

Un día recogí el soplo de la brisa
que volvía con fuerza hasta mi lado
y entendí el mensaje que dejaba.

Un día volví a la vida maltrecho y sediento
pero con la esperanza
de encontrar unas nuevas mariposas.

Un día me di cuenta de que los corazones latían,
las pupilas miraban,
los pajarillos cantaban en los árboles,
y los niños corrían en la plaza…

Y todo esto lo vi en los ojos del anciano
sentado en un banco del jardín.

Rafael Sánchez Ortega ©
21/10/18
11
2comentarios 78 lecturas prosapoetica karma: 108

" Alma vacía " ~ Haibun ~

Nada puede llenar este vacío, que se ha aposentado en mi.
Despiadado se esconde con excusas y ya no quiere salir.
Me aciaga su oscuridad tan profunda.
Se desvanecen tras el eco, los ruegos que le imploro. Como en una espesa niebla, que no puedo atravesar.

Me remueve la tormenta gris del pensamiento. No quiero llover, pues el paraguas que me cobijaba, también pereció en el viaje.

Tan rota por dentro, que mis pedazos no se recomponen. Mi alma está hecha de sus jirones, que voy dejando en el camino. Ya no me reconozco.
Soy melancolía, existencia sin historia.


"unos jirones
me desgarran el alma
en el otoño"
leer más   
21
20comentarios 152 lecturas japonesa karma: 143

" Otoño sin Final" - Haibun -

" Mientras me adentro en el sendero de mi ocaso. Siento crujir la hojarasca bajo mis pies.
Parece acompasar los pasos, como el diapasón, que marca el ritmo del "tres por cuatro".
Todo a mi alrededor se convierte en una melodía reminiscente. Me abstrae.
Y escucho los colores, del armonioso devenir.

Me detengo, para saborerar cada pincelada, cerrando los ojos para empaparme
de la belleza otoñal; del verde esperanza, del sabio ocre… del dorado recuerdo…
Cuando más ensimismada estoy … La lluvia, conmovida, empieza a caer ...
Derramando el consuelo con sus finas gotas ..
Abro mis manos, alzando mi rostro al cielo, para recibir su bendición.
Un brillante resplandor se apodera de mi paisaje …
Reverdece la vida, en mi otoño sin final... "



"yacen las hojas

del dorado recuerdo

junto al otoño "



- Prosa poética, con hokku final -
leer más   
29
24comentarios 189 lecturas japonesa karma: 129

" Amor manantial" ~ Haibun ~

Me perdí ese amor suyo, sin poder retenerlo conmigo.
Ahora que floreció otra primavera, donde los manantiales llevan agua clara y nueva, regalada por las nieves.
Comprendí que su amor, era como intentar recoger agua entre las manos.
Si las cerraba demasiado, me rebosaria
y si las abría, se me escaparia por el hueco que dejan los dedos.

Amé sin saber medir, por no querer perderlo … se abrió su jaula y voló.
Sus alas, eran demasiado hermosas, para estar prisioneras.
Ahora entiendo, que su amor debia fluir .. como agua del manantial, cómo ave sobre mi cielo.



“brota el amor

de su manantial bebo

es primavera "

- hokku -
leer más   
20
21comentarios 187 lecturas japonesa karma: 133

De esa manera...

De esa manera volvió la vida,
se estremecieron las palabras
y una brisa nueva me besó en la cara.

El alma sintió la ráfaga furiosa de la primavera,
que llegó gritando, dejando su caricia,
y hasta cerró los ojos de placer.

El sol salía y saludaba con fuerza,
las olas venían a la playa
desgranando una sinfonía en las resacas
que llenaban mis oídos

El corazón volvió a latir con fuerza,
y hasta el cuerpo se estremecía con pasión
al sentir el alma renovada.

Volví a vivir
y una sonrisa, temblorosa,
se posó tímidamente en mis labios.
sin darme cuenta.

Rafael Sánchez Ortega ©
19/10/18
7
3comentarios 56 lecturas prosapoetica karma: 103

Sentí tu aliento...

Sentí tu aliento en aquellas letras
que me dejaste en el cuaderno.

Fueron un bálsamo,
quizás una ventana abierta,
por donde pude dejar volar mis sueños…

Y soñé y viví, (o eso creí entonces),
hasta compartí mi vida y sentimientos contigo
en un cruce añorado y estimulado
por tus palabras.

Pero un día, meses después,
fue tu palabra, precisamente,
la que me hizo despertar en una nueva realidad.

Negaste tu sentimiento, negaste que me querías
y que, incluso, nunca me lo habías expresado
de esa manera

Quise mirarte a los ojos, pero no pude.
Ya no estabas a mi lado.

Rafael Sánchez Ortega ©
17/10/18
14
2comentarios 93 lecturas prosapoetica karma: 125

Aún te siento tan cerca...

Aún te siento tan cerca, con tu risa y tu vida,
que hasta siento tu aliento
golpear en mis labios
y dejar sus caricias
con pasión por mi cuerpo.

Aún te veo a mi lado, en las tardes aquellas,
caminando despacio, comentándome cosas,
que te habían pasado.

Aún escucho el latido de tu pecho cercano
susurrando mi nombre
y rompiendo el silencio, virginal,
de la tarde.

Aún aspiro tu aroma y me embriago deprisa,
recordando tu cuerpo que, desnudo,
venía al encuentro del mío.

Aún maldigo la noche que, llegó sin pensarlo,
y rompió tantos sueños
y cristales de barro…

Rafael Sánchez Ortega ©
14/10/18
6
2comentarios 46 lecturas prosapoetica karma: 89

Livor mortis

Desalados mis mares; desenrollados tus cielos en la quietud desesperada. Dos abismos al alcance de un paso extendido hasta el último polvo del Cosmos. Besas y temo. Gritas, y muero. Tu caricia es tela de ira. ... Fino el corte de tu pacífico llanto. Acerquémonos para apagar las luces. Surquemos en calandria los lagos del deseo o de la rabia, presos y dolidos los huesos. Removamos nuestros restos enredados tras el Livor Mortis. No habrá centinela interruptor ni serafín que reproche. Demos sitio a la ausencia de espacio en la colisión de las elipses... Cien millones de veces, crecidos y luminosos. Vuelves a enrollar tus cielos. Vuelvo a salar mis mares. Polvo colapsado en sus remanentes. Mil respiraciones. Se escucha la Luz... la Noche........... Nada.



Yamel Murillo


Mutual instauración©
D.R. 2017
leer más   
7
2comentarios 123 lecturas prosapoetica karma: 90

Venganza

Rebeldes las aguas en tu mirada
atadas a la fuerza en las entrañas
se niegan a derramarse mansamente
ante el escarnio de una mano cobarde,
de acero los ovarios orgullosos
la frente alta recibe la bofetada
la ignorancia con la mano alzada
acobardada por la mujer que no teme,
mojé con llamas mis mejillas rosas
juré venganza ante una cruz de hielo
un dolor creció conmigo en duelo
y ahora soy un hombre que no duerme.
leer más   
4
sin comentarios 58 lecturas prosapoetica karma: 73

Pagaría mil años por ti

Pagaría mil años de karma por ti.
Retribuiría en las tinieblas cualquier agobio con tal de rozar tus labios, oh ángel abrasador, que has venido del firmamento, has situado mi corazón a gemir por tu amor.
Y tú has volcado tu mirada, hacia la mía, con esa vehemencia lóbrega en ella, por eso cada noche te cavilo como su fueses un hechizo que vino directo a mi corazón.
Tu mirada figura como afable, tus labios tórridos, tus cabellos son como hilos blancos que surcan tu cuerpo y tu corazón es el de un demonio embalado en un encanto desenfrenado.
Timas a todos con tu divinidad, y yo sigo en agonía, no te vayas de aquí, abrázame y llévame contigo que la vida es escasa y voy a pagar un precio inasequible por una mirada tuya.
Tórrido hombre, ven y baila conmigo en esta lobreguez mía, cíñeme y sana las heridas de mi corazón.
leer más   
8
3comentarios 46 lecturas prosapoetica karma: 103

Trataré...

Trataré de olvidarte, canción de la infancia,
con la gran inocencia que inundabas mi alma.

Trataré de que sigan las palabras sinceras,
en quietud y silencio, al compás de mis pasos.

Trataré de que brille el fulgor en tus ojos
como aquel, que recuerdo, del ardiente verano.

Trataré de que cese el temblor de tus manos,
aunque tiemblen las mías, al sentir el otoño.

Trataré que la vida te refresque las sienes,
y te cubra de rosas, con auténticos besos.

Trataré de que seas algo más que un recuerdo,
mariposa sin nombre, que alegraste mi vida,
aunque ahora estés lejos.

Rafael Sánchez Ortega ©
28/09/18
5
4comentarios 59 lecturas prosapoetica karma: 70

Desaparecidos

Cada voz que se perdió en el silencio
ave obscura que bate sus alas al miedo
cuando los monstruos construyeron
vacíos en las almas de nuestros abuelos
huérfanas manos con hijos que desaparecieron
la nubes fueron grises y el llanto negro
tumbas sin cuerpos donde las flores crecieron
miradas blancas bajo blancos pañuelos
donde los sueños subsisten tercos
en la búsqueda infinita de los que se fueron.
leer más   
16
11comentarios 165 lecturas prosapoetica karma: 121

Ven a mi poesía de mi alma

¡Poesía mía no me desampares! ¡poesía mía quiero que me perdones!
Deja que tus letras sigan penetrando a mi alma, no desampares mi lecho.
Y tú te vas sin decir adiós, no puedo escribirle a lo que es trivial, necesito el combustible de tu remolino atronador de letras.
Los días son monótonos, sin sentido alguno, las personas transitan exhibiendo únicamente rostros llenos de estertor y pocas veces de ventura.
No necesito eso, necesito un pequeño soplo de letras que deriven de tu alma, nada me importa, solamente tú, poesía mía, que te has empecinado en prescindir mi espíritu, no lo sé, puede que estés visitando otras almas en busca de ti, almas que al igual que yo, siguen rebuscando.
Ven y estréchame que no te dejaré ir más de mi vida, ven y persiste conmigo y seré tu cautiva leal.
leer más   
6
4comentarios 61 lecturas prosapoetica karma: 97

Mal vendió su libertad

Ella amaba los vientos, volar por encima de la montaña y planear por encima del valle. Pero el colectivo de la media sin aspiraciones superiores más allá que reproducirse como las palomas, y que no sirven para volar sin parvadas, se encargaron de que mal entendiera su libertad. No la soportaban volando sola por los cielos. La querían enjaulada y sometida. Decidieron hacerle creer que estaba sola, que tenía que tener crías y someterse a ellas.

Ella solo quería amar a los vientos, con libertad.

Terminó por mal vender su soledad por un plato de algo que le hicieron creer que era cariño; y que no era más que desperdicios, una pantomima futil; una copia mala del más alto de los sentimientos humanos... O al menos lo que dicta el entender colectivo idealizado en comedias televisivas.

Hoy ya no vuela. De hecho, odia a los vientos.

Lograron su cometido. Ahora ya no sabe volar.
leer más   
6
6comentarios 91 lecturas prosapoetica karma: 82

Viví...

Viví muchos meses soñando con tu voz
y tus palabras,
creyendo en un sueño infantil
que tú animaste.

Viví con las luces de la infancia
que alumbraban mi ceguera
y me llevaban tras tus pasos.

Viví en la mentira de la vida juvenil,
en un otoño edulcorado por las risas
y caricias de tus labios.

Viví una utopía seductora
con la ilusión de los mendigos
que persiguen las migajas de unos dedos
que se unan a los suyos.

Viví y desperté, una mañana,
tras sufrir la pesadilla
de aquel mundo inexistente
que formó mi fantasía.

¡Entonces comprendí cuánto te amaba!

Rafael Sánchez Ortega ©
09/09/18
15
8comentarios 113 lecturas prosapoetica karma: 146

Está lloviendo...

Está lloviendo
y siento tu presencia
cerca, muy cerca.

Quizás la lluvia
me traiga tu sonrisa
que tanto anhelo.

Pero sin lluvia
también vas a mi lado,
constantemente.

Rafael Sánchez Ortega ©
09/09/18
16
5comentarios 78 lecturas prosapoetica karma: 130

Me dijiste...

Me dijiste que querías aprender de mí,
para escribir aquello que quemaba tus entrañas.
Y te enseñé lo poco que sabía.

Me dijiste que querías conocer
la forma de callar y aguantar
lo que sentías,
sin que nadie lo supiera.
Y te enseñé a fingir, sin darte cuenta.

Me dijiste que querías ser un témpano de hielo,
para rechazar la pasión que corría por tus venas.
Y te enseñé a mentir y hasta mentirte,
al negarte mis caricias.

Me dijiste que te enseñara a odiar
para olvidarte de aquel a quien amabas.
Y no pude ayudarte
porque aún te amo.

Rafael Sánchez Ortega ©
09/09/18
14
13comentarios 123 lecturas prosapoetica karma: 141

Libre soledad

Se me incendian las lágrimas
bobas encendidas para iluminar la mirada
cada llamita que rueda por mis mejillas
va dejando surcos para que los sigas,
queman el piso con el dolor del alma
arde el corazón con el candor de las llamas
en las noches se esconden bajo las sábanas
y al amanecer sus cenizas huelen a alas.
leer más   
7
2comentarios 64 lecturas prosapoetica karma: 90

Había miedo...

Había miedo en tus ojos infantiles
cuando aquella tarde nos vimos en la clase.
Tú dijiste que no te encontrabas bien,
que era la gripe,
y bajaste la cabeza.

Algo se removió en mi corazón
que empezó a latir más deprisa.
Yo había visto tus lágrimas
correr por las mejillas
y no eran gotas de lluvia ni de gripe;
había algo que se me escapaba
y no querías contármelo

Al cabo de unas semanas llegó tu carta
con la tinta emborronada por las lágrimas.
Tuviste que marchar, salir de casa,
ibas a vivir con otra persona
y no querías decírmelo

Rafael Sánchez Ortega ©
05/09/18
5
sin comentarios 29 lecturas prosapoetica karma: 90
« anterior1234550