Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 220, tiempo total: 0.006 segundos rss2

—Mujer, hecha mercancía—(#NoMásViolencia)

I

Cada día se convierte en un momento
de trágica vergüenza en el falso profeta
de la liberación con aroma de mujer,
pues los hilos del machismo teje en la
conciencia de la humanidad la
adoración material de la mujer.
—Vanidad de vanidades— exclamaba el sabio justo al frente de su harén.


II

La mujer, tan real como el fruto
de su vientre,
es flébilmente comercializada como
un instrumento ciego creador
de necesidades de aparente carácter fundamental,
—mujer— tan llena de historias extraordinarias en el cúmulo de
átomos que giran a las velocidades fantásticas de la calidez humana.
Pero, ¿por qué el mercader ostenta el cautiverio de la honra hecha mujer?
—La mujer va más allá de curvas
y pasiones;
es la sabiduría radiante en el
amanecer del hombre nuevo.
9
1comentarios 45 lecturas versolibre karma: 102

—El torbellino de la materia— (¿Quiénes somos?)

Los electrones giran
en los invisibles átomos,
y en los núcleos,
–los protones y electrones–
se desplazan a velocidades
fantásticas.
En equilibrio dinámico
las partículas del ser
superan la velocidad de la
luz.
Lo intangible se hace extraordinario
cuando miramos con
los ojos del alma.
El día se avecina cuando
–los ojos–
se cierran prudentemente
para entrar en el fecundo
silencio interior,
y el mérito de intuir
esa realidad fundada
es la verdad y el amor.
En las entrañas de la materia
que palpita con vida,
se inician las pasiones sensibles
entre lo bueno y lo malo.
Cuanto más se detiene
el hombre en sus impulsos,
emociones y afectos en la
arrogancia del ego,
más paraliza y cosifica su vida
en un vago sentimiento enfermizo
bautizado egoísmo.
La humanidad se teje con finos
hilos que entrelazan átomos
que vibran sin soberbia;
un corazón, cuya interioridad
más profunda, no se resguarda
a la integridad del amor,
se muere en el descaro.
En la abismal noche de la nada
resuena en el mandato creador:
"Fiat Lux",
"Hágase la luz", y convertida en
energía, alumbra la aurora de los
tiempos y espacios.
5
sin comentarios 14 lecturas versolibre karma: 77

—Pudiera escribir mil versos—

Pudiera escribir mil versos
pero sólo un par me hace
irreductiblemente feliz:
“Amarás primero la locura
del poeta, y luego al hombre
detrás de las letras”.
El primero te llevará
a caminar junto al primer
poeta de la creación, en cambio,
el segundo necesitará un
milagro.
20
8comentarios 97 lecturas versolibre karma: 111

—Pido a gritos—

Pido a gritos un pedacito de luna
que combine con tu sonrisa.
Pido a gritos tu mirada
que refleje la nitidez de mi amor por ti.
Pido a gritos la hermosura de tu piel
que se combina con todos mis sentidos.
Pido a gritos el néctar que fluye del panal
de tus labios para endulzar mi existencia.
Pido a gritos tus suaves palabras
que irrumpen el silencio para enamorarme.
Pido a gritos tus manos
que sostienen mi corazón
en la lealtad de nuestros actos.
Pido a gritos tu aroma
que viaja por los aires
para el encuentro de dos almas.
18
11comentarios 82 lecturas versolibre karma: 127

—Alguien—

Alguien ha bordado tu cuerpo
con el hilo de mi alma,
ha sido un poeta,
un poeta que brilla con
luz propia y no teme hacerlo.
Alguien ha esculpido tu cuerpo
con el barro de mi concepción,
ha sido un alfarero,
un alfarero con manos libres
y una imaginación sin fronteras.
Alguien te ha amado con locura,
—Soy yo—
un ser imperfecto,
indomable en el hacer,
rebelde en el pensar y
defensor de mi amor por ti.
17
6comentarios 105 lecturas versolibre karma: 104

—Morir en el intento—

Morir en el intento, antes de perderte
en una memoria desolada,
morir en el intento, aunque mi corazón
se marchite en la espera de tu presencia,
morir en el intento, en lugar de vivir
en la cobardía de un hombre desesperado,
morir en el intento, a dejar de amarte
en la primavera más fructífera,
morir en el intento, aún en la pelea
contra el gigante de la injusticia.
Morir en el intento,
–entre tanto– pido las fuerzas para
resistir en el tiempo,
morir en el intento, sólo los valientes arrebatan tu cielo.
20
6comentarios 107 lecturas versolibre karma: 95

—No quiero despertar— (Dedicado a María)

Despertar, no quiero despertar,
tu sonrisa en mis sueños es mágica,
el brillo del arcoíris alumbra
el camino de dos grandes enamorados.
María: ¿de dónde has salido?
Todas las noches cantas con dulce
melodía las vocales de mi nombre, y
susurras en el viento la ilusión
de un sentimiento inesperado.
María: ¡Qué feliz me siento!
Porque puedo nadar en el
subconsciente de nuestro amor
perdido.
Despertar, no quiero despertar,
la felicidad en los sueños carece de la
rígida infidelidad del alma.
21
1comentarios 79 lecturas versolibre karma: 106

—Soy venezolano—(En honor a mi madre)

Soy venezolano,
con tinta tricolor en mis venas;
mi corazón es tan cálido como
las olas del Caribe.
Soy venezolano,
camino en la desembocadura
del Orinoco en la mar, y
el delta abraza mi sangre
ancestral de legendaria verdad.
Soy venezolano,
con manos morenas
adornadas con el oro negro,
que se combinan con las orquídeas
nacidas en el pulmón de la humanidad.
18
10comentarios 112 lecturas versolibre karma: 99

—El mundo—

El mundo no gira
camina cansado
por la vejez de sus entrañas
sufre de amnesia consciente
por el peso de los recuerdos.
Extraña con melancolía
la inocencia robada
de una moribunda humanidad.
La luna se oculta de vergüenza
el sol palidece por la injusticia
la mar pierde el reflejo del cielo
las aves se preparan para el funeral
de un mundo que el afán consumió.
¿Y las manos levantadas?
Han agotado sus fuerzas en
la adoración de lo innecesario.
21
8comentarios 89 lecturas versolibre karma: 110

—La mujer ideal— (Dedicado a todas)

La mujer ideal
es aquella que
despierta achares
en la sabiduría
misma.
La mujer ideal
es aquella capaz
de retar al amor
a un duelo de
titanes.
La mujer ideal
es aquella que
inspira a los
poetas a vencer
las letras muertas.
16
4comentarios 70 lecturas versolibre karma: 107

—Hagamos un trueque—

Toma mi cuerpo,
soy barro en tus manos,
moldea mi silueta:
¡Haz la obra perfecta!
El artesano exclama:
—¿Cómo podré dar forma
al fuego,
al agua,
al aire
y a la mar de emociones
de una silueta de mujer
hermosamente concebida?
¡Hagamos un trueque!
—Exclama el artesano.
Toma mi cuerpo de hombre
imperfecto y moldéalo a la
semejanza de la madre tierra.
15
sin comentarios 64 lecturas versolibre karma: 93

—Te vi partir—

Te vi partir
y me quedé
esperando el
adiós, o tal vez,
un hasta luego.
Te vi partir
y me quedé
esperando que
apagaras con tus
labios la sed de
mi alma.
Te vi partir
y te llevaste mi
sombra.
25
8comentarios 83 lecturas versolibre karma: 100

—Cuando el machismo tritura los cristales—

Cuando el machismo
tritura los cristales
perfectos —concebidos mujer—
siente terror a una voz
estruendosa que recita los versos:
“eres el fruto de una semilla
que germinó en el vientre
sagrado de una mujer”.
Tormento eterno, —vivirás—
en donde las llagas no se
cierran y el gusano jamás
muere.
12
10comentarios 95 lecturas versolibre karma: 112

—Tenerte en lo íntimo—

Tenerte en lo íntimo
con las miradas amándose
y las palabras ausentes
en el silencio que lo dice todo.
Tenerte en lo íntimo
con los corazones desnudos
y la inocencia ciega
de un amor que florece.
Tenerte en lo íntimo
–despacio y sin apuro–
en la luz perpetua
contra el asedio infiel.
Tenerte en lo íntimo
aunque no te pueda ver.
20
10comentarios 114 lecturas versolibre karma: 102

—Metamorfosis—

Me transformé,
cedí las penas,
ahogué el odio y
di pinceladas
a tu reflejo.
En el tormento
excarcelé la verdad.
Me transformé,
cambié de forma y
desconecté el silencio.
Ahora estoy aquí,
camino en luna llena
y volví al génesis.
22
7comentarios 112 lecturas versolibre karma: 87

—Me confesó—

Me confesó:
¡me quiero morir!
Contesté:
—Dale muerte a la
autocompasión.
17
6comentarios 116 lecturas versolibre karma: 95

—Valle de los huesos secos— (#NoMás Guerras)

Fría es la conciencia en el funeral
de la verdad y cálida es la sangre
en el tormento perpetuo.
El cielo rubescente muere de
desolación,
ondas expansivas asesinan
a la humanidad y,
el sendero luminoso espanta
a la paz.
Las pieles inocentes se esparcen
en la mortandad en un mundo
ciego saturado de vanidad.
¿Quiénes recogerán los huesos secos
que no florecen en las ruinas
de la extinta libertad?
¿Dónde estarán las sonrisas
curvas de los párvulos que la
guerra embauló?
La desesperanza abate las luchas
de los pueblos por las causas justas.
El valle de los huesos secos
rinde honor ala barbarie
y acelera el fin de los tiempos.
17
13comentarios 132 lecturas versolibre karma: 86

—Morir en el intento—

Morir en el intento, antes de perderte en una memoria desolada,
morir en el intento, aunque mi corazón se marchite en la espera de tu presencia,
morir en el intento, en lugar de vivir en la cobardía de un hombre desesperado,
morir en el intento, a dejar de amarte en la primavera más fructífera,
morir en el intento, aún en la pelea contra el gigante de la injusticia,
morir en el intento, –entre tanto– pido las fuerzas para resistir en el tiempo,
morir en el intento, sólo los valientes arrebatan tu cielo.
19
2comentarios 89 lecturas versolibre karma: 84

—Debajo de mi piel—

Debajo de mi piel
hay otro cuerpo,
tiene un sexto sentido
y muere en el olvido.
Su mayor virtud es la
paciencia para escuchar y,
a la vez, soportar las
espinas directas al corazón.
Debajo de mi piel
hay otro cuerpo,
no tiene vestido ni
calzado,
pero sí sabiduría.
17
8comentarios 89 lecturas versolibre karma: 101

—Me contó el abuelo—

Me contó el abuelo
que el amor jamás
se entrega,
en su lugar,
se comparte;
es adimensional
y converge en tres
vectores:
altitud, longitud
y profundidad,
y su esencia más
hermosa es la
conjugación de su
verbo en un sólo
tiempo:
presente.
19
6comentarios 115 lecturas versolibre karma: 90
« anterior1234511