Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 894, tiempo total: 0.006 segundos rss2

«Sonear»

Tal vez, remotamente exista una conexión extra sensorial, quizá unida por una fibra acústica que implica un punto de partida común, por encima de alguna posible pretensión espiritual, un elemento donde convergen todas las vertientes rítmicas y armónicas para impregnar de carácter universal y redentor el lenguaje más popular del planeta: la música.
Por eso tocábamos, cada vez que las obligaciones daban una pausa —tocábamos— sonaba una cuerda, un cuero o un metal, con dos propósitos bien definidos: sonar y soñar. La afinación de la voz era una menudencia absoluta, era más ponderado el entorno, la sombra de la Acacia floreciente, alfombrando de rojo con exquisito aroma. El tres y la guitarra, el bongó y el cencerro y por supuesto, las volubles figuras femeniles, derrochando juventud y una gracia excelsa en una danza espontánea, fresca con algo de irreverencia. Verso, ritmo, poesía y melodía daban rienda suelta a esa propiedad intima de sonar y soñar que acierta en su capricho de volar sobre el azar y sus consecuencias; sonar y soñar, vaya placida manera de conjugar dos verbos en uno solo inexistente, cual la presencia de un afable fantasma: “sonear.”


Fotografía. Calle de nueva York 1977 de autor anónimo, mostrando la juventud de Franki Vasquez y Louis Matos. (los dos que logro reconocer)
leer más   
13
13comentarios 80 lecturas prosapoetica karma: 93

Campamento

Confieso que es
verdad, he podido
estar perdida
desde siempre.
Pero lo he estado,
en el parque nacional
más hermoso
que existe llamado
"mi vida".
leer más   
4
sin comentarios 16 lecturas prosapoetica karma: 41

Nótese

Nótese el tiempo
inscribir
su momento entre cigarrillos,
las tazas de café
interminables
y el devenir constante.

El ruido incendiario
de pulsar
la vieja Remington
pendiente
del hilo temporal,
del verso
que nunca halló patente,
su hogar
en la tinta y el lienzo.

Nótese la ventana
impertérrita
cambiando lo de dentro.
Los bordes toscos y fríos
me entregan
la vida que no vivo
pero las heridas
que me perdí
hallándome observando
lo que pasa
allí afuera.

Nótese al cielo
redimirse
ante el invento
que le conferí
escribiéndole
una sombra al sol.

Me agradece y huye.
No valía la pena.
leer más   
5
sin comentarios 19 lecturas versolibre karma: 80

Mi Diario: La luna y yo

La noche desliza su fulgor entre el fenecimiento de la luna creciente y el florecimiento de la luna llena. Me apasiona y fascina su embrujo. Agiganta mi imaginación, la luna roja, luna rosa y luna negra.



¡Prodigio cautivante!





Fijo la mirada en las alturas, para no perder el instante aquel, cuando la luna extiende su manto sobre el firmamento deslizándose lenta y sigilosamente sobre la madre tierra.



¡El mundo yace y la luna exhala!




En noches como ésta noche, y las que se aproximan, mi alma se ensancha y el espíritu azora.



La luna en su esplendor, extiende sus rayos sobre el ventanal, quebrando en pedazos mi sueño nocturnal. No he podido sustraerme a sus hechizos. Más aún, cuando acompaña su camino, el viento delicioso que entra presuroso descorriendo la bata de mis sueños y el sostén de mis vaivenes.




La luna en su hermosura, baña en su integridad mi preciado ser.



Ella y yo, secretos en su alma guardados.




No hay sueño que soporten mis pupilas con su brillo en el firmamento.



Adoro su luz y las sombras que se proyectan a un costado de los objetos que a su paso estampa. Dantescas se miran a veces.


Amo mi gato y las plantas bajo su resplandor.


Ni pensar cuando del amor se trata, más aún, si en su ingratitud se sacia. Afloran como fuente viva los gritos del alma y sus lamentos.



Es tal su embrujo, que es capaz de traspasar los cielos para secar mis lágrimas.




Al igual que la luz solar, la aurora boreal, el crepúsculo nocturnal y el ímpetu del viento que desliza mi túnica, arrastrando de mí ser el dolor del alma, amo la luna, la naturaleza en su magnánima integridad.



Bajo su influencia mi pluma ha florecido.


¡La luna, simiente de mi inspiración!



¡Adoro la luna y su divino fulgor!





Luz Marina Mendez Carrillo/17042019/Derechos de autor reservados.
5
3comentarios 37 lecturas prosapoetica karma: 83

Precio Y Desprecio

Tedios al unísono
cada universo en contacto
es el principio de una unión
una cofradía eterna
la principal exposición
de lo abstracto y abstemio
de tamaña cotización.

Somos precio y desprecio
una módica suma de cosas
expresadas en valor
por las caricias ajenas
el brazo o el cachetazo
de donde parte un origen.

Volvemos a encontrarnos
en los pañuelos que llaman mundo
a las calles angostas
donde caminamos inviernos
por tener la mirada
adherida al piso
hasta que nos cansamos necios
y nos levantamos.
leer más   
9
6comentarios 62 lecturas versolibre karma: 102

Hojas Secas

Un montón de hojas secas
sobre el suelo del porsche
y la mitad del otoño
sucedido en fotografías
que no revisten el color
amalgamadas en ese sepia
(la sonrisa a medias
la voluntad a media asta
cuando solo queda volar).

Tanto respiro para el dolor
que un solo corazón claudica
abrazando la estación al llegar.

Temprana primavera
aún no floreces
cambiándole el destino al suelo
sabiendo que en la flor
todo cielo fue infierno.

Una montaña hacia el fondo
se recorta inhóspita
en la ladera difuminada
que solo alcanzo a otear
atascado en mi propia lagaña
con el ojo engañado
(perdón, empañado).

Todavía no te desvistes otoño
sobre los árboles amarillentos
pero el final es un cuento
de siempre acabar
aunque a veces tanto sedimento
desprenda lo poco del flash.
leer más   
11
4comentarios 54 lecturas versolibre karma: 108

El amor les hace...

Frente a frente
ellos dos,
acariciándose
sin medida y
con pasión...

De fondo se
escucha, una
melodía.

Son los latidos
de ellos dos,
de un solo
corazón...

(El amor
les hace a
los dos)...

Se besan
con frenesí,
llegando
al mismo
éxtasis.

(La noche es
de los dos)...

Donde
piel con
piel se
juntan,
hacen
POESÍA
ellos dos...

© Derechos de autor
Isa García
14
8comentarios 97 lecturas prosapoetica karma: 85

Soñar juntos

Me he colado entre tus sueños y he querido salir sin hacer ruido, sólo quería que me tuvieras en cuenta, que supieras que en silencio, entre miradas furtivas ... te echo de menos.

Sí, ya sé que no se echa de menos lo que nunca se ha tenido, pero el recuerdo de tu voz susurrando lo que mis oídos escuchan, de tus palabras escritas en un papel esperando que mis ojos las descifren… esto , ha moldeado mis sentimientos haciéndome sentir que eres un poco mío, que soy un poco tuya.

Aunque el terciopelo de tus dedos no haya rozado mi piel, o tus labios no hayan dicho mi nombre a mi oído, o tus ojos no hayan podido desmontar los míos ... todo eso no importa ... suéñame ... piénsame...

Yo lo he querido hacer y de repente, me he encontrado con tus sueños de cara, mezclados con los míos ...

Atrevámonos a soñar juntos

Àngels de la Torre Vidal (c)
"Maneres d'Estimar-nos"
leer más   
10
8comentarios 61 lecturas prosapoetica karma: 89

23 de Abril, ¡Feliz día del libro!..

Grandes historias
se esconden
entre sus páginas,
nuevas y
algunas envejecidas,

Acompañada de
una taza de
café, te sumerges
en un mundo
imaginario, de esos
que te llevan
a VOLAR...

Te hacen viajar
a otra dimensión,
te hacen SOÑAR...

La historia te
atrapará, haciéndote
protagonista de ella,
viviendo mil
aventuras.

Te hará luchar,
llorar, reír...

Tu piel
se erizará, y
en tu alma se
guardará,
esa pequeña
historia
que sientas en
tus entrañas.

Y algunas
frases
tatuadas en
tu piel
quedarán...

Y al acabar,
te sentirás,
que te falta
algo.

Tu cuerpo
en esta
realidad, y tu
mente, aún
en la otra
realidad...

Y así, de
vuelta a
empezar...

23 de Abril, ¡Feliz día del libro!.


© Derechos de autor
Isa García
3
sin comentarios 41 lecturas prosapoetica karma: 39

Respiros de vida

No sé quién soy o quién fui,
pero me encuentro y me reconozco cuando le respiro,
mi amor es algo así como convivir con el sentimiento feroz de querer profanar su cuerpo,
y así poder ver mi casa por dentro,
ojalá algún día,
fusionar la sangre, los cuerpos, la vida,
y es que somos almas ya reconocidas,
juntos semillas de luz y esperanza,
lo sé, suena bestial querer ser él,
y que él sea yo,
quizás la compenetración nos haya vuelto locos,
segura estoy de que la conexión nos ha hecho uno,
os cuento que por momentos mis cimientos se desmoronan,
y es normal, cómo a muchos tantos,
pero yo ya encontré mi oro,
ya nada importa tanto,
hay que ser agradecido,
muchos morirán y nada de ésto habrán conocido.
7
1comentarios 17 lecturas prosapoetica karma: 65

Transformación

Viaje largo, llueve pena, destrozando tu corazón.

La mayor de las pruebas es la que curso hoy y es esta de mantener cálido mi corazón.

Me retiro en el olvido de mi propia soledad, buscando la respuesta que nunca he de encontrar a esta soledad que siempre me seguirá.

Los días paso como una flor que no florece, los besos pasan como fugaces historias vacías.

Creo que ya es hora de evolucionar, actuar y no tanto soñar.



Y es que la mayor prueba del humano, es no caer en la dureza y es que el mayor pecado es aquel contra ti mismo, ese de no ser lo que quieres con lo que tienes.

Días tras días persiguiendo lo invisible, palpando lo impalpable, persiguiendo lo intachable, siguiendo la fantasía, la droga del alma y la vida de la dopamina.

Creo que ya es hora de evolucionar, de encontrar la síntesis y mi ser mejorar.

De tomar las armas y empezar a viajar, a viajar como un guerrero listo a pelear en el esplendor de la palabra y no en la vieja metáfora, las cosas sencillas no serán y comprendo el costo que tendrán.




El día en que el soñador deje de imaginar, ese día el fin de su mundo vendrá, esa es la lucha que a diario hay que pelear, no como un utópico viajero quizá más como un utópico guerrero.

Pelea por los sueños del mañana, por las causas más grandes, pero empezando, empezando por tu mente, por tu cuarto, tu vida, tu exterior, tu país, tu voluntad esa que lleve a los otros a encontrar la suya.

Y sobretodo tu sinceridad.
leer más   
4
sin comentarios 27 lecturas prosapoetica karma: 56

Todo por un beso...

Miro tus profundos ojos verdes, sin bajar los míos. Mis labios entreabiertos ven las pupilas de los tuyos, abriéndose, preparándose para hablar ese idioma mudo de palabras, lleno de matices, que no pertenece a ningún país ... sólo al deseo.

Te acercas sin dejar de mirarme. Mis manos se despliegan, buscando acoplarse a tu cuerpo... Poco a poco vamos haciendo contacto, eléctrico, magnético ... Nuestros labios se encuentran y se funden, se moldean con los del otro, aprendiéndose.

Los dedos se estiran llamando a una piel que desea, dejando que una caricia se escurra por en medio. Mientras los labios sellan una sola boca, un solo aliento y una sola respiración pautada, compartida...

Y dos cuerpos que se rozan, pidiendo mutuamente las mariposas que el otro le traspasa con cada aliento, con cada beso...

Después... el deseo hecho mirada... la tuya y la mía.

Obra de la fotografía: Tomasz Alen Kopera ©
leer más   
5
4comentarios 36 lecturas prosapoetica karma: 74

La casa Mayor

La casa Mayor

En un desvío del "Camino Real" al pueblo de La Fundación, el rastro de las ruedas de carreta sobre el camino de tierra, delineado por añosos arboles, pareciera dar inicio a un largo recorrido, enseguida al pasar el recodo a poca distancia una reja de gruesos barrotes, continuada de un ancho muro con aleros de tejas floreado de rojas cayenas, cercan la imponente casona, morada principal de "El Encanto ", antiguo fundo de cacao.
"La Casa Mayor", como se le conocía, rodeada del verdor del campo y arbolada por frondosos Bucares Anaucos, Apamates, Araguaneyes y Flamboyanes sombrean del canicular calor dando un agradable frescor a la casona.
Coruscantes paredes encaladas relumbran en la claridad, sobre el dintel de la elevada puerta, de recia madera, señero cuelga el bruñido blasón emblema de la dudosa prosapia de sus moradores.
Enseguida traspasada la puerta principal, el ancho zaguán se abre a un fragante jardín saturando de aromas la casona: Berberias,corimbos blancos y morados, astromélias , araucarias, malvas,rosas, jazmines y el rojo encendido de las buganvillas florean de contrastantes colores el soberbio jardín.
A su entorno lo encierran las arcadas y columnas de los amplios corredores, repletos de colgantes helechos, al pie de las columnas macetas de barro dan acomodo a erguidas palmas.
Resalta en el corredor principal un esplendido tinajero, recoje en su bernegal, el cristalino frescor del agua destilada gota a gota en la arcaica piedra porosa.
Asombra la profusión de muebles dispuestos en los corredores:
Mecedoras de copete con asiento de espadaña,chambranas clásicas, alejibres traídos del Virreinato de Mejico, faldistores de bronce y cuero repujado que dan una solemnidad conventual a la casona.
Ornando las paredes del recibidor principal, variadas y costosas panoplias, pinturas de retratos de personajes de la nobleza y paisajes aledaños plenan el recinto.
Orlados cortinajes en puertas y ventanales enseñorean salas y recibidores, mullidos sillones fraileros, taquillones de nogal tallado, mesitas marqueteadas, sillerias de " Baquetas de Moscovia ", candelabros
de Potosí, suntuosos espejos con enmarcaduras de bronce labrado, tapices de lizo, lamparas forjadas de Toledo, arañas con lágrimas de cristal y rosetones dorados cuelgan majestuosas de los techos.
En la parte alta los aposentos no son menos prodigantes: Macizas camas de palosanto, arcones tallados, bargueños de ebano flamencos y toledanos, flabelos pintados con alegorías sevillanas, briseras de cristal veneciano, aguamaniles de porcelana.
Esparcidos sobre los tocadores, figuras de alabastro, guarda rizos, camafeos,abanicos sevillanos, fíbulas de oro de fina orfebrería.
Hoy era un día festivo, Marcelita entraba a sus 18 años, los preparativos desde la madrugada volvieron la casa un pandemoniun, atrás en el solar una variedad de animales listos a ser sacrificados presentían su suerte.
Un suntuoso banquete, almibarados postres y finos vinos serían ofrecidos.



Malco
©Todos los Derechos reservados.
Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.
leer más   
4
2comentarios 24 lecturas japonesa karma: 66

Laberinto De Cemento

Alumbras mi sitio con tu luciérnaga
pequeña presea de claridad
amanecen los restos de este naufragio
dormido en las entrañas de la ciudad.

Camino las noches despabilado
recorro tus venas eternas de verdad
aroma al tiempo que arrasa con todo
siendo abstemio en zonas de piedad.

Ojos de hormigón escrutan el signo
llamando a teléfonos sin señal
escena obscena de otra hipocresía
vientos recios que osan amainar.

Mirando los sitios por las mirillas
amigas y enemigas del viejo mural
las lluvias que beben tus bocas
saciando la sed de una vieja ciudad.

Bohemios que respiran tu drama
se empapan de la misma reciprocidad
viviendo anhelos de unos sueños
habitan los días donde siempre estas.
leer más   
14
2comentarios 65 lecturas versoclasico karma: 108

Barro Y Tal Vez

Todo lo destrozado que no halló estación
quedo a la deriva de un sueño
enganchado a tu pelo enmarañado.
Tu cabeza llena de bucles
no conoció el peine por coqueta
y los dedos que la visitaron
solo hablaron un dialecto demacrado
en albores de libertad.
¿Cuán prisionera podes ser
de las miserias enarboladas
al cuerpo de nunca acabar?
Ese silencio obligado
que tu dedo nunca habló
te habitó desesperada
en la tibia ciénaga,
hallando costados en las cuerdas
que formaron el rectángulo
que te vislumbró.
Combativa como explosiva,
tu barro fue el vestido para tus encantos
llenos de ropa interior
encontrando las manos
que a simple postor pudieron bajar
cual bandera conquistada.
Llena de vidrios como de esquirlas
sonríes para una foto que nunca se tomó
pero se bebió todo el alcohol
de las bocas hambrientas de prisión.
Porque a fin de cuentas
todos sabemos
que una cárcel que se prueba
se vuelve a visitar
por más húmedas
que sean sus rejas.
leer más   
11
3comentarios 53 lecturas prosapoetica karma: 109

Poeta No Tumba Puentes

Los construye, no desde la óptica pragmática de la ciencia numérica, sino desde otro universo indescifrable y laberíntico donde la huella genética se entrevera con el entorno. Un verso es una entidad magnificada en una contundencia pasiva, que no intenta avasallar, sino convocar a la confraternidad sin militancia, aunque milite, no pretende someter sino convencer, no procura confrontar sino disuadir por medio del sentimiento.
En el vasto y atribulado devenir contemporáneo, ya tenemos enormes y poderosas flotas de centros de destrucción, no solo de puentes, sino de todo cuanto la naturaleza y el hombre mismo han sido capaces de edificar e imaginar.
La palabra, puede corroer y puede sanar, todo aquel que la usa, debe ser consciente de su efecto, desde luego, que no es una actividad con severa propensión al peligro como guiar aviones, trenes y tanques de guerra u operar metralletas, pero un mínimo de responsabilidad atañe a su modulador.
Yo, desde el insignificante y diminuto umbral donde yago a espera de mí última fracción de tiempo de respiración, me propongo usarla para construir.
leer más   
14
7comentarios 58 lecturas prosapoetica karma: 108

El cielo es de todos

Viernes, siempre era lo mismo,esperar impaciente su regreso,la angustia hacía las horas interminables, inquieta pasaba largo rato en la ventana engañándose, confundiendolo con algún transeúnte.
Las luces de la ciudad la cautivaban por momentos, dejándose llevar por sus reflejos sentiase flotar,una liviandad le devolvía la calma pero enseguida la intranquilidad regresaba y con ella las preguntas de siempre:
- Donde estará?
-Que hará hasta estas horas?.
-No le importaran los peligros de la calle?
Y con esos pensamientos, en un ir y venir por el modesto departamento, tomar un libro y hojearlo sin prestar atención y dejarlo tirado en el sencillo mueble,volver a la ventana, fue acusando un cansancio y una mezcla de rabia y verguenza por ser tan débil, porque no mandarlo largo al carajo,era como si un hilo invisible la mantenía atada a su vida o una fuerza gravitante impidiera separarse,sentía faltarle el aire con solo pensar que la dejara .
Desde la puerta del cuarto miraba la cama vacía y fue a acostarse del lado en el que el dormía,enseguida un tropel de recuerdos se deslizaron en su memoria:
--Como pasa el tiempo hace 11 años que estamos juntos,quién iba a pensarlo.
Esa tarde en la Universidad nos avisaron que el profesor no asistiría, casualmente era viernes,que tal, enseguida improvisaron una fiesta,se hizo la recolecta para la bebida y las tapas y hágase la música .
La había sorprendido preparando un trago,parado a su lado la saludo:
--Hola, me llamo Martín,encantado de conocerte y tu no bailas.
--Si,pero no con desconocidos, además me preparo un trago.
--Desconocido? Pero si ya me conoces,vamos a bailar y luego nos servimos dos tragos.

Al apretarla contra su cuerpo, Raquel sintió un temblor en las piernas, un delicioso calor se le subió al rostro,quiso separarse y no pudo, dejándose llevar.
--Tienes novio?
--Eso a ti no te importa.
--Ya lo dijistes todo,no tienes novio y te averguenzas por eso.
--Te dije que no te importa.
--Bueno,desde este momento te declaro mi novia hasta que la muerte nos separe.
--Pero que te has creído tu.
--Vamos a prepararnos el trago.
--Yo puedo ir sola.
--Bueno,el mio "on the rock", te espero .
Su amiga Martica le advirtió,ten cuidado con Martín es medio loco y mujeriego completo.
--Ya me di cuenta, ya me lo quito de encima.
Esa desfachatez de Martín,en el fondo le atraía,nunca había tenido novio y no había conocido a nadie tan atrevido.
--Y mi trago?
--Sirvetelo tu.
--Empezamos mal,el amor es reciproco,entrega,tu me sirves uno y yo te sirvo el otro,pero no importa vamos a bailar para celebrar nuestro noviazgo y tomándola de la mano se dejo llevar como embobada,su olor penetraba
sus narices, a menta, canela, a naranjas no podía identificarlo,¡Que confusión!,
¿será que ese era el olor del amor? y de nuevo ese calor que se le salía por los poros.
--Y tu no piensas darme un beso?.
--Tu como que eres loco.
--Tengo fama de eso y una reputación muy bien ganada,
--Entonces anda al manicomio y si sigues no bailo más contigo y no te dirijo la
palabra.
--Esta bien,pero dentro de 2 o 3 horas también estarás loca y no me culpes.

A las 10 de la noche,Martín dejaba a Raquel frente a su casa y se despedían
con un apasionado beso.
Raquel entró cantando y hablando sola: ¡SE HABÍA VUELTO LOCA!

Los pliegos de las sabanas parecían envolver los recuerdos,los aliso con sus
manos y acurrucada recordó la invitación del día siguiente.
--Raquel, te invito a desayunar, te espero abajo y le colgó el teléfono.
--A donde vamos a desayunar?
--Te vas a sorprender, descubrí un sitio único para desayunar y es baratísimo
no está muy lejos, y se come muy bien.
--Menos mal,porque tengo mucha hambre.
--Te vas a poder comer lo que quieras.
--Y tienes dinero?
--No te preocupes por eso.
--¡Pero Martín,que es esto!
--No ves el letrero.


FUNERARIA
"EL CIELO ES DE TODOS"

--Como se te ocurre invitarme a desayunar a una funeraria,estas más loco de lo que pareces.
--Y podemos venir a almorzar,el difunto era muy distinguido,casi un aristócrata, y los invitados de alta clase.
--No,no, ¡como me vine a enredar contigo!

En el cuarto una atmósfera de nostalgia y soledad trepaba por las paredes,dos lágrimas rodaron por sus mejillas y sintió como si un grito
de tristeza quisiera escaparsele,pero un nudo grueso en su garganta que la ahogaba se lo impedía, que sensación tan fría y extraña la cubría, miro el reloj y marcaba las 3 de la madrugada,una presencia irreal parecía tocarla y de pronto todo volvió a ser normal.
Once años habían pasado sin pertenecerse, dudando de si misma ,sentía que su existencia era una sombra que se desvanecía con el temor de vivir sin Martín,ese loco que la trastornaba y la hacía feliz y la incertidumbre por conocer que locura se le ocurría y recordó.
--Raquel, te paso a recoger a las 8, te arreglas de gala,es una fiesta exclusiva,elegantísima ,estrictamente con invitación.
Sorprendida Raquel al ver a Martín de smoking y bufanda y en un auto señorial,no se atrevió a preguntar nada, solo dijo para sí: ¡Esta noche si vamos presos!.
--Llegamos,vistes esa mansión, pásate al volante,yo te abro la puerta.
Pudo ver por el espejo retrovisor como Martín abría la cajuela del coche,y al momento aparecía ante ella con un vaso con hielo y licor,y abriendo la puerta del coche dijo en voz alta:
--Bienvenida mi amor,pensé ya no vendrías, por favor valet parking ,estacione el coche de mi esposa.
Y tomándola por la cintura se dirigió a la entrada.
Su tarjeta de invitación por favor.
--Pero no vistes que acabo de salir a recibir a mí esposa,no ves el vaso de whisky,caramba.
Disculpe señor,me distraje un instante,bienvenida señora disfrute la velada,
--Tiene que estar mas atento,para evitar estas aclaratorias desagradables, aunque lo disculpo porque hay muchos oportunistas sin abolengo, que de que cosas no harían por entrar a tan distinguido agasajo,ya le haré llegar la propina.
Gracias señor adelante.

Un sopor le fue haciendo pesados los parpados,su cuerpo fue cediendo y relajadamente cerró los ojos y se quedó dormida.

*************************

Por la empinada calle larga y solitaria,apenas alumbrada por un agonizante farol, una figura dando la impresión de una silueta chinesca en movimiento,
.bajaba aprisa, una espesa niebla comenzó a cubrir la calle,Martín continuo calle abajo,en la salida de un callejón,un pesado bulto cayo sobre él,sintió
como se hundía el metal en su cuerpo una y otra vez hasta quedar inerme,
vaciados los bolsillos y despojado del reloj, desapareció el asesino a toda prisa, en la esquina bajo una tenue luz echó un vistazo a lo robado,unos pocos billetes arrugados,un paquete de cigarrillos, y un encendedor, el reloj marcaba las 3 de la madrugada.

Arriba el cuerpo de Martín sin vida,en su mano derecha una cajita con dos anillos de compromiso, esparcidas por el piso tres rosas rojas y una tarjeta:

Raquel, ¡SIEMPRE TE AMARÉ!


En el cementerio,reunidos el cura daba el adiós.
Aquí nos encontramos reunidos ,para despedir y orar por las almas de Raquel
y Martín,que estuvieron unidos y la muerte no los separó.


Fin



Malco
©Todos los Derechos reservados.
Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.
leer más   
7
6comentarios 79 lecturas relato karma: 86

Tejiendo sueños...

ilusión
y sueños
van de la
mano.

Tejiendo
un camino
de ensueño...

Donde el
miedo a
veces irrumpe,
interponiéndose
en tu camino.

Y ahí estás,
con tu maleta
llena de
sueños,
yendo
por ese
camino,
aún
desconocido,
para ti.

Esquivando
al miedo,
y dejándole
atrás...

Para que
el miedo
sepa, que
contigo
no puede,
porque
tú al el,
no le temes...

© Derechos de autor
Isa García
5
sin comentarios 29 lecturas prosapoetica karma: 55

Influjo

Mañana te amaba
te acariciaba los ojos
en versos con alas,
te peinaba sonrisas
sedientas de besos
y bebía tus lágrimas
de pan ausente,
pero hoy, hoy me duele
quiero olvidar
el porvenir, duele,
la indiferente huella
de tus pasos
sin abrazos,
sin adioses,
sin restos de los días
mañana te amaba
y tenia infinitos días
compartidos,
era mi mañana
creía en él,
ayer no supe
decírtelo, -te amo-.
PD: Escribo bajo el influjo
de "Libertango"
cuando leas esto escúchalo.
leer más   
6
sin comentarios 45 lecturas prosapoetica karma: 74

Un Mundo De Colores

Sus ojos son marrones
Como la piel de los cimarrones.
Sus labios son rojos
Como los de un Cerezo

Lleva sobre sus rizos
Una corona de rosas
Donde las multicolores
Mariposas que se van se posando

Cuando ella camina
Sobre la gris avenida
Las hojas de color ocre
Le hacen reverencia
A su reina
Formando a su paso
Una alfombra de hojas

Según describe ella
El cielo es un mar
Dada vuelta
Siendo como olas
Las blancas nubes

Desde el edificio
Puede casi apreciarse
La oscuridad del espacio
Y el celeste destellante
De las estrellas

Es el mundo de colores
Que miro a diario
Desde mi punto de vista
Es un mundo de colores
Como el ocre de las marchitadas
Hojas de cobre

O como la turquesa
De las celestiales alas
De una mariposa

O como las rojas fresas
La colorada rosa
Oh la apenada cereza
Que en sus ojos avellana
Danza un brillo similar
A los pétalos de una vainilla

La amarilla pulpa del limón
O la acacia en donde descalzo
Y veo oscurecer
Y ocultarse
El sol ambar
En los grises cerros
leer más   
13
11comentarios 82 lecturas prosapoetica karma: 99
« anterior1234545