Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 385, tiempo total: 0.004 segundos rss2

¿Quién sino tú?

...

Las horas no las entiendo, son tú mismo
los gatos, la ciudad el mar y el olvido,
pues mi palabra crea el Dios perfecto
entre lo que soy y lo que me dices que soy.

Los anchos valles repletos de nubes y espantos,
siempre veo colgada mi locura de un sauce llorón.
Voy por adentro de la hierba,
y soy la poesía de “De la Rokha”

Brinca un Dios invertebrado en lo que escribo
y doce lunas me salen a regurgitar,
como madera tallada de un épico angular.

Un gran soplo el de un muladar ofendido.
Cuándo te busco es cuándo te pienso,
eres la voz de una mañana de sueño y vejez.

A nadie te pareces desde que te escribo,
déjame abreviarte entre mis huesos desnudos.
¿Quién sino yo escribe sobre tus lunares posados en la estrella enorme
de la constelación del sur?

Por ello, déjame escribirte como eras entonces;
cuando no existías y cuando yo escribía.

De pronto mis horas suenan y me llamas por entre la ventana semi abierta
el mar es una red de suspiros y mirlos en tu nombre,
a mi vienen todos los peces, todos
y la lluvia ya me hace camino.

Tú, tu pequeño, abanico volador de cuerpos
minúsculos que sobrevuelan la mesa. Respiro.

--------
a tu nombre y memoria
leer más   
17
10comentarios 114 lecturas versolibre karma: 113

Canon

Latidos melifluos empezaron a surgir
concluyeron de lo inmarcesible al desenlace
entraron al rincón de una gran conmoción
y alojaron el peso en mi revelación

Como un avión despega contra el viento
donde sus hélices se expanden a lo lejos
siento en su cielo el esplendor eterno
que derrocha al perfecto morador de versos

Un modelo especializado para lucirse
es el canon influyente de mi sonata
que atrapa las pequeñas partículas de silencio
y torna la sinfonía de un piano a la octava

las infinitas constelaciones de un adagio
rescatan a los prisioneros de la trama
contemplan la claridad del arrebol
y firma con gran ímpetu su llegada
leer más   
10
4comentarios 69 lecturas versoclasico karma: 92

Mis aves vespertinas

...

Mis vespertinas aves lloran por salir de mis manos
y llegar enormemente hasta tu encuentro,
están asesinando a todo aquel pájaro delator que no me mira y no te mira.

Inocentes vuelan y desperdician el pan de la alacena
vuelan sin cordones, ni estatuas pegadas al pecho.
Vuelan por la simple ilusión de hacerlo, de reclamar el llanto que no es tuyo.

En la espeta de verte perdido entre la eternidad
vuelan con sus alas desgastadas y su pico endemoniado
hasta la plaza donde el color ojo les está esperando.

Son las cuatro y todo está inmóvil y ellas aún no han salido.
Son las cinco y todo parece inmenso y ellas aún no han salido.
Son las cinco y un minuto y todo está al revés: ellas han adornado el vuelo.

Lloran agitadas por no encontrar una rosa en sus manos
y no ven en sus cielos los poemas a los que yo estoy acostumbrado.
Mis vespertinas palomas lloran por salir de mis manos.

Mis vespertinas palomas lloran por salir de mis manos.
y llegar enormemente a tu encuentro;
llegan y llegan vuelan y vuelan.

Salen inmundas sobre el tiempo a volar, a predicar su vuelo
como mendigos de un Dios que no existe, pero que sus predicadores
de puerta en puerta se empeñan en demostrarnos lo contrario.

Malditas aves que no vuelan, solo lloran tu partida
vuelan y lloran aman y aman;
la carne putrefacta no se hizo para sus delicados picos.

Vuelan y ríen lloran y lloran
van en busca de cualquier espalda y cualquier pared para saciar sus
Instintos.

No saben abandonarse a los brazos que una vez ya nos tuvieron,
a las manos en que una vez ya nacimos, sin el permiso del dueño de la casa.
Están sacrificando el vuelo por la estancia.

Nacen y vuelan lloran y lloran
ahora que las veo con mis ojos de aguja siento posar su vuelo por
donde hay una inmensa tela de donde coser.

Ahora que las veo por el cielo surcando con sus alas de tierra
y que van llevando un pedacito de muerto entre sus fauces,
ahora que las veo eternamente quietas saludando al cielo.

Cuántas caricias van dejando esas aves en los arboles de junio
y no saben a hablar de mí, dueño de esas caricias y dueño de todo.
Mis vespertinas palomas lloran por salir de mis manos.

¡como me veo reflejado en todas las cosas; como tú en todas las cosas!

Con el vuelo de esas aves se va el olvido y
el llanto convertido en nieve y polvo
que nadie, ningún trabajador, recoge ni barre del suelo.

Vuelas y vuelas vuelas y vuelas
y no saben acurrucar la voz desde mi boca cansada, tienen
un tumulto de voces arrancadas al olvido por mi temprana partida,
decididas a suicidarse.

Vuelan y cantan olvidan y olvidan matan y matan
y no se deciden en los charcos altivos del cielo a encontrarte,
te detienes silencioso por entre todos los rincones de las cosas y esperas.

¿Pues que quieres que te diga?
no pude encontrarte, ni salir por el sol
ni tomar un té en la casa de fantasmas.
A tiempo te decidiste esperar bajo un farol
cuando ya mi piel estaba arropada de vejez.
¿Pues qué quieres que te diga?
Los largos días de hierro atraviesan mi memoria y no me matan
y yo me olvido de todo pero ya todo me olvida.
Hablo y lloro escribo y escribo
tu lloras, caminas y cantas y cantas ríes y esperas esperas
y te vas adornado de flor sin refugio
sin las aves vespertinas de mis manos,
de mis aves vespertinas con su silueta de aire.
leer más   
16
5comentarios 67 lecturas versolibre karma: 108

Primaveral

~ senryu~

Luce en mis ojos
la gentil primavera
de tu recuerdo.


*******************

~ hokku ~

Se mira el sol
en el índigo espejo.
Es primavera
leer más   
14
12comentarios 91 lecturas japonesa karma: 103

Mujer: reivindicación e historia

...

Porque no se sientan a esperar el viento
ni se desnudan ante él;
sino que van con él desde su nacimiento
agitando las corrientes y gritando en alta voz.

Porque no es una lucha fría, ni sola
es un grito empalmado entre las raíces;
de la tierra es su nombre y coraje
para reclamar lo que tantas veces se ha perdido.

Porque la historia continúa y el paraíso se amenaza;
las flores al borde del precipicio son el ejemplo
y de las tiernas ramas de un cerezo en la tarde
son el andar constante de un verbo y salida.

Porque su voz es aguda y está a contracorriente.
No hay lirios ni maleza por donde sus pasos ya pasaron.
Hay constantes incendios de una vida en rebeldía
y hay hogueras inmensas que brotan de sus ojos.

Porque la carga es sutilmente pesada, lo sé;
pero nunca hay dos manos; sino ocho, mil, tres mil
que se juntan en constantes aleteos de una crisálida
y hay voces para calmar su llanto. Nuestro llanto.

Porque no estamos, ni somos; ellas son, ellas serán
una cuna viviente de un mar profundo sin huellas
y esa llama permanente en nuestros sentidos.
La voz agitada de una persona que jamás duerme.

Porque siempre tomamos posesión de esa lucha inherente
y andamos en movimientos rojos para defendernos de lo azul.
Porque hay gemidos que cargan antorchas y se deslizan
y van por la montaña o el páramo a conquistar otro deseo.

Porque de las cuatro manos en constante peregrinación
dos acarician al Mundo y dos se animan a vencer.
13
5comentarios 88 lecturas versolibre karma: 108

"A todos los enamorados"

Hay una luz celestial
que resplandece
como un diamante vibrante,
cubriendo de pies a cabeza
a todos los enamorados
al encontrarse,
y purifica sus corazones
como si fueran
rios de agua fluir
desde el centro de sus pechos
hasta por sus bocas
que se refrescan y rozan
entre ellas,
con un cariño tierno,
inmortalizando el momento,
al sus vidas compartir.











Enid Rodríguez Isáis
Estados Unidos
@EnidIsáis

Marzo 5, 2019.
leer más   
23
14comentarios 111 lecturas versolibre karma: 337

"Aún"

Al fondo de una plaza insólita y pérdida
esperaré tus manos acariciar mi cuello,
como una brisa suave que despiertan,
mis deseos de abrazarte a mi pecho
y arrullarte con los luceros de la noche,
amor, me he empeñado a no dejarte ir,
Sí tendría que perder mi vida por tenerte...

¡Que me den pena de muerte!
¡Que me den pena de amor!

El vapor que exhala nuestras bocas,
son fantasmas del pasado familiarizados
por el compás de nuestros labios tocarse,
aquí sólo existe el momento entre los dos,
perdámonos siglos en nuestros ojos viendo,
que su fuego nos mantenga a salvo del frío,
como dos adolescentes primerizos riendo.

¡Ah, que delicia es vivir!
¡Tenerte y respirar tu esencia!

Aún siento la música de la poesía revivir
a este viejo corazón tan rasguñado y herido,
aún puedo ir a tu encuentro en los callejones,
para saborear nieve de pureza y mística cereza,
porque hasta en las piedras negras veo belleza
y hasta te veo en el vuelo de esa mágica mariposa...

¡Oh, amor mío, aún estás aquí abrazándome,
aún nos envuelve el silencio y nuestro sollozar!



Enid Rodríguez Isáis
@EnidIsáis
Estados Unidos
Marzo 2, 2019.
leer más   
23
25comentarios 190 lecturas versolibre karma: 145

El amar de verdad

El amor a veces lo
tomamos bien o mal
Muchas veces definimos el
amar
El cual en ese pensar

Porque amar
es mas que hablar
Es demostrar que darías
La vida por esa
persona o cosa
En especial

Muchas veces
cuando definimos
el amar
Cometemos un error
fatal
Y es que lo definimos
a nuestro pensar

Y eso quita el gran
sentido de lo que
es el amar

Cuando amamos de verdad
tu vida cambia
por esa persona o
cosa especial verdad?

No borremos algo tan
hermoso
Como el amar

Porque eso
aun en las siguientes
generaciones
se presentara

Y el amar es lo mueve
al mundo de una forma
maravillosa
Como lo hacemos nosotros
verdad?

Cuando amas de verdad
darías la vida
por cuidarlo verdad?

Quitemos esas cadenas
de amor pasajero y
amemos de verdad

Como una fuerza
que mueve el mundo
No dejemos de amar
de verdad
leer más   
2
sin comentarios 14 lecturas versoclasico karma: 12

Y, ¿si nos escribimos?

…, y, ¿si te escribo? Y, ¿si nos volvemos a hablar? Y, ¿si te digo que te extraño y que me extraño estando contigo?

Marwan dice que el amor resiste mucho más de la que dura, en mi caso duró, dura, mucho más de lo que resistió.

A veces, te pienso y llego a la conclusión de que no te recuerdo, de que mi mente idealizó tu imagen. Pero luego, sigo pensándote y me da igual tu imagen porque yo te amaba por como eras, por quien eras, y…, también por tu imagen, ¿qué más da lo que diga mi razón?

Y, ¿si te pienso? Y, ¿si tú también me piensas? Y, ¿si da igual el resto?

Sigo imaginándote, imaginándonos. Sigo extrañando lo que no vivimos, lo que pudimos ser. Sigo sin saber qué me faltó para llegar, para llenarte. Sigo…, sin hallar explicación.

Y, ¿si me gustabas? Y, ¿si me gustaba yo cuando te tenía? Y, ¿si te ocurre lo mismo?

A veces, aún hoy, te necesito. A veces, lloro pensando en lo sencillo que sería estando tú a mi lado. A veces, creo que eras la parte de mí que me falta, que me daba impulso. Ahora, tengo que coger carrerilla yo, y cuesta, pues nunca llego a saber si es la suficiente.

Ayer conocí a una pareja, él perdió la vista a los treinta y cinco años, ella le explicaba lo que veía y él creaba fotografías en su mente. Su cabeza estaba llena de imágenes que nunca había visto.

Tú me describías lo que debía ver, ahora lo entiendo. Contigo todo era más sencillo no porque de verdad lo fuera, sino porque creabas en mi mente fotografías, sin saberlo, de paisajes a los que quería ir, de imágenes que quería alcanzar, ese era tu impulso, tu poder, ese eras tú en mí.

Nunca me dijiste lo que debía hacer y nunca me aconsejaste, porque sabías que yo hallaría la solución, el camino o la respuesta. Simplemente me dibujabas fuerte en mi mente, me impulsabas con palabras, creías en mí…

Supongo que ahora me aferro a eso, me aferro a la visión que me dabas de mí para poder continuar, para poder avanzar, me aferro a las fotografías que cree junto a ti, gracias a ti.

Y, es que, recuerda que tú escribes mis letras.
2
sin comentarios 26 lecturas prosapoetica karma: 12

A Mitad De Un Caminó

A Mitad De Un Camino

No se que fue lo que seco
Aquélla lágrima solitaria
Que recorría tu mejilla
Mientras te hacía compañía

Ni del viento que acaricia tu cara
Mientras detrás del velo
Tu tristeza ocultabas
Mientras segabas tu mirada

Pero, cuando pase por aquella orilla
Donde yacias solitaria
Mientras tus brazos se mecian
Mientras algo me decía
Acompañala en su tristeza
Y quédate junto a ella

Toque la puerta de tu llanto
Y entre en las puertas de tu angelical mirada
Nunca sabré quien te hirió con sus palabras
Ni tampoco si de verdad te amo

Pero me quede para hacerte compañía en tu soledad
La mano que secas tus lágrimas
Y los brazos que te puedan dar consuelo

Ser un astro para iluminar tu cielo nocturno
Ser un Lucero que te guíe en tu caminó
Puedo colorear tu paisaje que yace gris aunque no sea pintor
Brindarte un sueño en vez de una ilusión
Casualidad o destinó
Sea cual sea...
Me alegró haberte encontrado a la mitad de mi caminó
Que me guio hasta ti. ..
leer más   
21
18comentarios 92 lecturas prosapoetica karma: 107

Carta de una hoja suicida

...


Pues, llegó el verano
el árbol ya no aguanta más mi peso.
Son las 6.35 de la mañana y la lluvia ha empezado a cobrar sus primeras víctimas.
Primero fueron las hojas marrones del lado izquierdo del árbol
que en picada iban desfilando
- una por una - .
Segundo, las hojas en tono púrpura hacia el lado derecho del árbol
caían y en su torpe caída lastimaban
a los poetas que empezaban a escribir de ellas.

Por último, yo
la hoja en tono verde – aún verde.
Llego el invierno y sobreviví.
Llegó la helada y sobreviví.
Llegó el escritor con sus ínfulas de anciano y sobreviví.
Llegó el día martes y sobreviví.

Me amarro al árbol
como mi única fuente de vida y alimento,
pero estoy cansada
y el árbol igual.
Tomo de él la última gota de rocío
y me dispongo a lanzarme a vacío.

Son las 7 de la mañana y el amanecer se ve vivo
¡Qué envidia!
Son aproximadamente 3 metros hacia el suelo.
La última tinta verde se ha posado en las raíces
no hay más. Salto.
El viento sopla inmensamente – me lleva –
no se si quiera ir con él,
pero su voluntad es más grande.

Ráfagas de viento y lid
se posan en mí.
No puedo ir a contracorriente.
Estoy destinada a ser fugaz
y estamparme donde el viento lo diga.
Ya está. Quedo quieta.
En este torpe vuelo no nos hemos hecho daño
¿pero dónde estoy?.
Estoy rodando por el suelo
soy parte del collage de la naturaleza.

Toda mi memoria se tiñe en marrón.
16
13comentarios 64 lecturas versolibre karma: 100

Puente

Cruzo la mirada hacia la orilla,
Esperando tu llegada,
Desde esta altura puedo hasta tocar el cielo
Que tanto alegaba que no podía tocar
Con mis manos.

Desde aquí la vista es bella
Se puede divisar el atardecer
Cayendo en tus ojos de campo,
Puedo ver más allá de tu cuerpo
Veo tu alma llegando desde la lejanía del horizonte
Junto a la luna
Iluminando mi oscura noche.

En este puente
Las horas pasan despacio
Los segundos son como los niños corriendo
Y sonriendo viendo el anochecer llegar
Y yo aquí esperándote.

Quisiera nada más poder ver tus ojos de cielo
Que hace que me olvide que es verdadero
E irreal en este mundo
Que me pierdo entre las difusas nubes
Que me invaden el sentimiento
De finalmente encontrarnos
Vernos juntos otra vez
Y que deje de ser un anhelo.

A pesar de la larga distancia
Que nos separa
Y que provocara que ambos tomáramos
Caminos diferentes
Siguiéramos nuestros sueños
Que entretejimos con mucho esfuerzo
Al igual que este momento
Que te espero en este puente.

Con un ramo de flores entre mis manos
Más un poema que te dedico
Lo mantengo guardado en el bolsillo
Ya que te veo llegar...
leer más   
23
25comentarios 125 lecturas versolibre karma: 102

De la mano de un niño

...

Soy ese niño que se esconde detrás de esas puertas negras
en tremendo silencio y con las miradas de insomnio;
Con todo el peso del Mundo sobre las silabas decadentes
y el sombrío alunar de un corazón desangrado.

Quizá vaya por el bosque en busca de círculos
pero, desde el sol, solo me vienen ráfagas...
hablo como se habla en mí, obstinado.
Voy regando tinta por donde camino y sale el sol.

Voy siendo un hombre caminando de la mano de un niño
con todas sus mentiras y la pasión por calmar el
l
l
a
n
t
o.
14
7comentarios 74 lecturas versolibre karma: 105

Dardos de Cupido

Me contaron, hace años, que Cupido lanzaba flechas y a quienes les llegaban se enamoraban. Flecha con flecha y amor, amor con amor y felicidad, tú conmigo y…, vuelve.

…, sentía tu hilo, ese por el que Cupido nos unió, o lo intentó, o yo lo creía. Juro que lo sentía, como se siente el mar en los pies, de esa forma tan extraña, de esa forma que te atrae y te aleja a la vez. Tu hilo rojo me hacía amarte, me hacía amarme, me hacía verme con tus ojos y esa visión ya no se refleja en mis pupilas porque…, vuelve, déjame volver a amarme con tus ojos.

Pasado que amé, ayer que…, no es hoy.

…, pero se rompió el hilo, se cortó y…, ¿dónde estás Cupido? Que es 14 de Febrero y se rompió el hilo…, vuelve. Una flecha a mi corazón, lánzamela y sino aciertas en el otro corazón…, déjame, que sangre, déjame, que se escape la vida, que sin amor la sangre deja de fluir, la vida deja de ser vida, la vida…, se hace gris, déjame volver a ver el rojo aunque sólo sea para perder, vuelve.

Flechas…, flecha con flecha… Quizá se equivocó Cupido y me lanzó un dardo, un dardo mentiroso, un dardo que me dio y me quitó…, me quitó tanto que hubiera preferido no haber ganado nada, vuelve. Dardos que no matan, pero que tampoco hacen fuerte. Dardos que…, duelen, vuelve y quítamelos. Dardos que mienten, corazón que cerró los ojos y se dejó engañar, dolor que no sé callar, consejos que no sirven, porque sólo…, vuelve.

Vuelve, que tú eres mi cura. Vuelve, que tú eres mi color. Vuelve, que tú eres mi espejo. Vuelve, que hoy es 14 de Febrero y no tengo rosa roja, sino negro el corazón. Vuelve, que es 14 de Febrero y necesito tu beso, como el mar en los pies en un mes de Agosto. Vuelve.
9
2comentarios 61 lecturas prosapoetica karma: 67

La Estación Del Tren

Me sumerge
La lúgubre
Luz del umbral
Mientras el tiempo
Pasa tan lento
En la plenitud de la calma
Mientras mi alma
Se pregunta
Cuando llegarás

Mientras tomaba
Asiento en el banquillo
Recordaba
La primera
Vez que te conocí
Fue en primavera
Lo sé porqué del nido de hojas marchitas
Empezó a germinar
Una guirnalda
Que adornaba
Mi huerto
Sentía
Como latía
Mi pecho
Y como de a poco una breve
Candela recorría
Mi cuerpo hasta llegar a sien
De allí un par de palabras
Se me escaparon
Mis manos se extendieron
Hasta tocar los suyos

En esta estación
Te conocí
Supe desde aquel día
Que está era la vía
Que debía
Tomar
Hasta llegar a alcanzar
Aquel cielo que quería tocar
Aquel mar
En los que quería nadar

Los meses pasaban
Cada vez me enamoraba
De tus forma de ser
De tu carisma
Y la bella dama que eres

En otoño
En mi corazón
Animaba entre las hojas
Un sentimiento que creía
Pérdida
Pero al verte volvió
A renacer entre los restos
Del invierno

Que ya no era tan frío
Eran tan cálidas las noches
Nevadas
Ni hablar del calor
De tus brazos
Que hasta un niño abrazaria
Para encontrar consuelo

Eres la primavera
Hecha naturaleza
En mi jardín
Complementas
Toda su belleza
Y la frescura
De tu fragancia
A canela

Se que en verano
Tuviste que partir
E tomar
El tren antes de irte
Dijiste
Que volvería
En primavera
Eres la vida
Por la que daría
Esperar aquí
En esta estación
Donde pasan los días volando
Los meses son recurrentes
Y las estaciones se hacen cada vez más corta. ..
leer más   
30
32comentarios 152 lecturas versolibre karma: 114

Hay gatos en la estación

...

No, no me escribas.
No estés ausente cuando quiero que estés ausente.

Vete a rodear el mundo con tu nombre
y de vuelta talla en mío en alguna de tus alas.
De seguro, adornarán el próximo equipaje hacia el próximo viaje.

Duerme
y recorre el tiempo hacia atrás, a nuestra no coincidencia brutal.
Dime ¿viste algo?
No. La vida era literaria sin matemáticas.
Ahora, la vida es matemáticas sin el punto exacto ni la raíz nuestra.

Escribe
lo que te sobra de vida
y lo demás vive, vive tanto que no haya nada que reclamar.

En las cuatro estaciones finales. No descanses
que ahora
veo gatos en la estación
14
9comentarios 82 lecturas versolibre karma: 97

El Poeta Enamorado

Mi estrategia
Es conquistarte
Para luego robarte
Un simple beso
Ser preso
De tu felicidad

Mi táctica
Es demostrarte
Que te quiero
Hacer que la ilusion
Sea una dicha
Para hacerla realidad

Conocerte es una de las cosas
Más bellas
Que pudo
Haberme pasado
Quede enamorado
De tus ser

Eres la flor
Que conforma
Mi huerto
Y con ella complementa mi edén
El paraíso que deseaba ver

Amarte es la mejor manera de saber que estoy vivo
Quítame el pan si quieres
Quítame el aire
Pero no tu sonrisa
leer más   
14
7comentarios 91 lecturas versoclasico karma: 91

Volver A Verte...(En Colaboración con @Claudia _Viviana_Molina y @Nitsuga_Amano )

Desde la lejanía
se siente la poesía
que no me hace olvidarte
y por las noches me hacer recordarte
yace mirando el manto sagrado
de la noche sin luna solo las estrellas
iluminándonos
tiñendo de blanco nuestras pálidas miradas
sumidas en el tal vez nos volveremos a ver

Se que estamos separados por la distancia
se que ambos debiamos cumplir nuestros añorados sueños
que hilábamos con tanto esfuerzo,
que tuvimos que separarnos.

Yo también sé
que alejarnos no fué fácil
camine errante por las calles de París
imaginando ir de tu mano
admirando el camino junto a ti.

Por las noches pensando
que estaras haciendo
y con quien estaras mirando la luna llena
que esa noche brillaba para mi.

Desde que no estas
las noche se vuelven largas
y los días se volvieron pasajeros.

Mis pensamientos meditan
Ilusionados con volver a rozar tu mano
en poder encontrar
lo que alguna vez perdí
mantengo la ilusión
de algún día volverte a ver.

El tiempo ha pasado lo sé,
pero tú siempre serás la poesía
que quiero volver a leer,
la que el tiempo no ha de corroer
porque es amor de lozanias
hoy que te vuelvo a ver
entre estos versos
de las vueltas que dió la vida,
Quiero que juntos seamos poesía
para que nos volvamos a leer.

Aguntin
San Juan, Argentina

Claudia Viviana Molina
Buenos Aires, Argentina
leer más   
13
14comentarios 93 lecturas colaboracion karma: 98

Enamorado De La Musa (Con Erato)

Cuando me besa la Musa
soy yo quién rehúsa,
tomar una pluma
y manchar el papel,
mancharlo con amarguras
y tristes locuras,
que siento, pegado a mi piel.

Soy iluso
De tu mirada
Mis ojos te vuelven a encontrar
Y me vuelves a conquistar
Quitar el aliento
Cuando te veo pasar

Musa, soy ilusa
porque sueño con él,
miradas perdidas
miradas plasmadas,
solo en el papel.

Mi técnica es conquistarte
Para robarte
Un beso
Mi estrategia enamorarte
Con mis versos
Escribirte
Con pasión
Ya que eres la única
Que me da inspiración
Y que me roba el corazón
Cada vez que nos volvemos a encontrar

Si quisiera su boca besar
con la fuerza de una ola
con la fuerza de la mar,
entre él y yo
kilómetros vacíos
y una sola, hoja de papel!..
leer más   
14
8comentarios 68 lecturas colaboracion karma: 88

Cantar en azul. Colaboración (@Minada)

...

Pues sucede que sí
¡perdimos!
volvimos a tropezar con los aciagos nubarrones
que acechan bajo las almohadas.

El estanque no se ha llenado nunca
de tantas lágrimas degolladas
y de tantas grietas sin costuras.
Y uno que otro lirio al borde del suicidio camina.
¿Pero de qué vamos?
Pudimos volar
y remontar con alas descosidas
¿pudimos?
Estamos inevitablemente amarrados al suelo.
Sí, amarrados con mástiles sin candados.

Anda amor, mejor duerme
que la flores y el mal nos esperan mañana.
siempre con sus brazos abiertos.

Déjalas
que su tiempo y el nuestro es realmente corto,
pero surquemos los mares profundos
engullendo cada ola, cada brisa
de uno que otro idilio.


¿Estamos rotos?
Nariz, boca, piel, mano,
y arteria
son accidentes, vamos pensando morir
cuando enterramos una nueva caricia
pero ¿realmente lo hacemos?.
Superemos esta escritura pesada y densa que se nos posa encima
rayemos el costado y atrapemos
una costilla, al fin, el abecedario será nuestro testigo,
el albacea de nuestra resurrección.

Escupamos el dolor y gritemos allá afuera:
fuerte, muy fuerte donde el mundo ensordezca.
Que somos hijos del viento y que no hay dolor;
que tenemos la necesidad de hacernos daño
somos una ensimismada máquina de escribir
- de antaño –.
que sobrevive aún con muletas.

Vamos, amor, amigo poeta
una vez más con la pata quebrada,
sangremos en la noche, escribamos sobre ello y,
veremos que – algún día -
cantaremos azul
y vestiremos de estreno
sobre una que otra boca llena de púas.

--------
Febrero 2019
@Minada
@poesia_al_alba
leer más   
19
10comentarios 80 lecturas versolibre karma: 94
« anterior1234520