Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 20, tiempo total: 0.003 segundos rss2

Quiero besarte

Quiero besarte mil veces.
de tus labios la mieses
quiero extraer extasiado
ese sabor adorado

Quiero besos de fuego
que lleguen hasta mi alma
Quiero besarte en la mañana
Quiero besarte,pronto,luego.

Quiero sentir en mi boca
ese dulcísimo sabor
Que me concede tu amor
y a mi alma disloca

Quiero besos con sabor a sal,
de mares de distintos puntos
Quiero esos labios saborear
estar junto a ellos,muy junto

De azucena y rosas
de violetas,claveles y lirios
Sentir en mi boca el delirio
que tu boca en mí provoca

De chocolate y frambuesa,
de limón y pimienta
Ese sabor a mí me tienta
cuando tu boca me besa

Cualquiera sea el sabor
que me prodiguen tus labios
Como picaflor lo libaré
y en él me deleitaré

Yo de todos tus besos
recogeré el sabor
Y mis labios quedarán presos
como el ebrio del licor

Mil sabores podré encontrar
Mil sabores podré crear
Pero sólo quiero gustar
los que vienen de tu boca
leer más   
8
7comentarios 75 lecturas versolibre karma: 93

Como saborear la felicidad

Si no sufrieramos por nada,
¿Como nos daríamos cuenta cuando llega la felicidad?
Debemos pasar por heridas y cicatrices,
para darle más sentido al estado de felicidad.

Y como un círculo perfecto,
luego del dolor
se saborea la dicha
y asi otra vez se vuelve a empezar.

Ahora con mas sabiduría,
la que fué cosechada por las heridas,
que lograron cicatrizar,
que luego de pasar el dolor, colorearon otra vez tu vida.

Heridas y felicidad,
estas dos son muy amigas,
que se ponen de acuerdo en tu vida,
de quién será la que prevalecerá.

Si son solo momentos que pasarán.
¿Porqué nos preocupamos tanto?
Aprendamos que luego del sufrimiento,
saborearemos otra vez la felicidad.

Claudia Viviana Molina
12
8comentarios 109 lecturas versolibre karma: 112

Golosina





Explosión de caramelos
como kilonovas lechosas
se adhieren a tu piel porosa
de naranja jugosa
cual fragancia erótica destila
una estela vaporosa cítrica
endureciendo mis sentidos
y tu par de copos de nieve
bañados de exquisita vainilla
¡Oh, colosal delicia!
Voy saboreando entre
tus puentes de coco...
mi golosina favorita.



youtube.com/watch?v=DtXM3okKv0o
leer más   
17
13comentarios 138 lecturas versolibre karma: 119

Recordarte un placer

Recordarte un placer

Hoy recogerme en mís recuerdos, recordarte ha sido un verdadero placer,
cuando con tus ojos me mirabas deseandome,
y yo, excitado como un verdadero ser
también te deseaba, deseábamos lo mismo,
te llenaba de besos, caricias y esos abrazos,
que te penetraban en la profunda vagina
del deseo,
tu piel sedosa con olor a caramelo y fresa,
llenaban todos los huecos y fisuras de mi deseo,
y tus pechos con forma de manzana que aún huelen, en esta habitación vacía con la presente ausencia de tu aroma,
tersos, suaves, dulces, aterciopelados
con sabor a ti.

Recordarte un placer
roces contra roce,
que nos hacía volar al infinito de los placeres.
leer más   
11
2comentarios 126 lecturas versolibre karma: 116

Si puedes... (Experimental Postvanguardia)

SI PUEDES...
(((Postvanguardista)))

Recuerda
Almohadado, corre después si quieres
la desazón no puedo doblar en la esquina.
Los piscívoros enrojecerían como encrudecen
para ocultarse antes del amanecer ligeros.

Me has dicho como exhalan holgados.
Mis exangües alaridos por ahilar
en el campo despierto y la ciudad dormida
con el sabor espiriforme y fétido solícito.

En nuestra piel nevosa reflorece la sequía
En mis huesos destejen cereza cada noche
los escuálidos satélites zurciendo montículos.
El sol aunque amarillare tarde enverdece.

Me olvidarás cuidadosamente almendrado
por encima del ocaso disociado.
Me olvidarás adormeciendo la voz
escondida en la semilla ennegrecida.

¡Mírate!... Desnudo al embarbecer angelado
aquéllo que azularía urgido de platear.
Pregúntate si quieres, entenebrecer dulce
al ácido trajeado más allá del quizá.

Reconsidera, si volarás desentumeciendo
las alas deshonrosas al rojear.
Por el espéculo enmielado célibe cíclope
pendiente sin falta del prismático ridículo.

He buscado defender al tiempo entristecido
por colocarlo en inhóspitos atardeceres,
sin escucharlo, ni acariciar el sueño,
pródigo en flautas fulgurantes.

Escucha como sucedió el rodaje
cuando el murmullo escapó por la ventana
nadie preparaba las dudas suplantándolas
y no tenía exactamente un olor fresco.

Descansa, nada importa al sol el día
aún si reverdeciere después de amarillado
y nosotros manufacturaramos focas
multando a las cenizas con espuma.

De nada sirve al miedo endentecer
al ovejero con subterfugios belicosos
de los insomnios al correr acojinados
cuando a lo lejos pase poco.

Hoy me encuentro en la soledad
inexplorada por tus preguntas al olivo
colorido de las letras usando collares
en la vergüenza demasiado pronto.

Recuerda, recuerda, recuerda,
si quieres cuando puedas olvidarte
del agua humedecida a cada instante
tan lentamente hecha hollín con seda.

Ha sido publicado en e-Stories.org a solicitud de Joel Fortunato Reyes Pérez.
Publicado en e-Stories.org el 08.02.2015.

Autor: Tanto del texto como de la imagen.

POST DATA:
Referencias útiles son...

www.lifeder.com/postvanguardismo/
También
es.scribd.com/doc/171744000/El-Postvanguardismo
leer más   
22
13comentarios 166 lecturas versolibre karma: 132

Compulsa Evocable

COMPULSA EVOCABLE
((Neosurrealista))

Entre las azules sonrisas el tiempo
nos ha olvidado por el atroz rojo del aire
en el capullo de lluvia que arrulla
los empeños del grito que se fija en los
detalles de las inmundas reacciones detalles
en la virtud del callejón que regresa enseguida

Compulsa en la playa con traje
Evocable en la orilla desnudándose
Compulsa en la esquina carnosa

En los vasos irritados de versos interiores
Con la angustia reincidente de las nueces
Y unas hormigas unos años unas horas
Lejanamente amarillas por cada parpadeo
De los máximos fragmentos cada asamblea
Atestando estrepitosamente una aguja

Evocable como el suspiro del granito
Compulsa como el misterio del verde
Evocable como el contrato del manto

En la desolación del espacio niño
Al salir del rostro abrupto el árbol
De la reunión de las ostras amadas
Al enrabietado caminar corriendo
Al amurallado comienzo terminado
¡ Con las curvas del absurdo cuadro !

Compulsa fervorosa y pura compulsa
Evocable vibrante esmeralda evocable
Compulsa frondosa y suave compulsa

En el triángulo que rueda sangre
Y el hambre ahorca lenguas fría
El olor con sabor a nada queda
A nada importa a nada escapa
Del tiempo inmensas uñas aquí
Por el sedimento seco bloque...

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)


Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=23699 © Latino-Poemas

POST DATA:
Referencias útiles...

www.youtube.com/watch?v=fdKOoUAdta0
También...
arte.laguia2000.com/pintura/el-surrealismo
leer más   
18
13comentarios 90 lecturas versolibre karma: 128

NADA ES MENTIRA... (Experimental posmoderno)

NADA ES MENTIRA

En tanto las velas se agiten con el vacío
rocío preocupado por el trigo alado y
las agujas se claven en un ropero rosa
en la calle de la vitrina víctima inerme.

Con el humo anaranjado durmiéndose
una hormiga está con su casco de corcho
y dócil el rencor flota de bajo de un árbol
con el ritmo iluminando los lagartos.

¡ No, adelante !... Imaginalos de nieve
con los pies trepando al escritorio sucio,
lleno de soles muertos con gasolina dulces,
en las alfombras despojadas, y eliminados.

Míralos recortar el agua con las tijeras
y lavar los jabones con vino blanco
y correr los caminos con alas grises
en el mar, temeroso de las mismas nubes.
Cuéntales del añejo amor con fiebre
con la voz de las orugas arrepentido
de la esperanza al colgar sus calcetines
en la pared con los coágulos al fondo.

¡ Ven !__ Te mostraré el perfume inaudito
del guardián de las noches un instante
de los últimos años sembrados en tumbas
donde el nácar aplaude y asciende al pantano.

No dejes que asesinen la memoria indefensa
de los cisnes aterrados por las balas ordenadas
que sumergen a las hienas amigas con el dedo
igualmente levantado ante múltiples borregos.

Sigue a las ballenas ahogando el agua cobardes
horribles mariposas goteando sangre ajena
en el cementerio atroz arrodillado y salado
por un llorar seco de escombros inconscientes.

Dicen haber lavado el olor con calentura dulce
en el asombro morado de los tigres profundos
en la tarde que suda satisfecha sus amarillos
acribillados sobre una escoba agitado perfume.

A lo lejos un reloj comía su tiempo en fuga
retratando los motivos de la espuma dura
tan lenta en las sillas de jumento inverosímil
que se arrastra podrido en cada hueso.

¡ Siguen siendo las mismas selvas del pantano
con la ternura dulcificada basura magra hostil
de la enmohecida sonrisa bajo la mano infame
en el rincón violento de la espalda espinosa !.

____ Porque nada es más seguro que morir
si no comulgas, con el sabor, inclinado y agrio
afilado por los roedores en el asfalto sonrientes
al apropiarse del poder de hacer daño a su gusto.

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)
leer más   
13
8comentarios 70 lecturas versolibre karma: 144

Entre tu mundo y el mío

Vengo a por tu boca y poso en ella mis labios
y su pócima con vainilla, sonríes y asoma tu lengua
ávida de sabores, de gustos de fantasías
me miras a los ojos y en un guiño tu alma feliz
se queda dormida, y la mía la abraza sin querer volver
conmigo a casa, y en silencio al borde del abismo de tu cama
me duermo también haciendo equilibrio, entre tu mundo y el mío… Lola #microcuento
soundcloud.com/lola-bracco/entre-tu-mundo-y-el-mio-sueno
15
5comentarios 166 lecturas relato karma: 118

Brindis

La dulzura de tu salada embocadura, se celebra cada mañana con el brindis que hacen nuestras pestañas al rozarse. Eres mis sorbos intensos, pausados, tardíos, dilatados...
Tú, mi maridaje perfecto.

Marisa Sánchez
9
3comentarios 119 lecturas relato karma: 61

Madrugada

La noche es fría, reina el silencio. Las escaleras transportan a la planta baja: más frío.
Alrededor unos muebles con libros de todos tamaños, colores y edades, fieles testigos del conocimiento compartido. Resalta la gran ventana de cristal, que se deja atravesar por la luz proveniente de la calle, provocando un vaivén de sombras en las paredes desnudas; simulando así una especie de cine antiguo, en blanco y negro.
Una silueta en especial se dibuja sonriente, montando guardia y haciendo juego con la magia de dicho recinto.

En frente la puerta de acero cumple su objetivo: una vez afuera, el aire melancólico de la madrugada te eriza la piel. El zaguán luce solitario, sólo inquietan las voces lejanas de cierta gente que parece disfrutar “la hora de la bruja”, empujándote de un salto de nuevo hacia el interior.

A la derecha la cocina parece más lúgubre, sin embargo, las artesanías mexicanas, la despensa en la alacena, los trastes en el fregadero, y el comedor al centro con su mantel blanco y bordado la convierten en un lugar habitable y acogedor. Llama la atención un brillo intenso que se observa desde la única ventana. Desde ahí puedes ver dos bicicletas que han sido abandonadas después del paseo y varios otros juguetes repartidos sin orden alguno.

Y de nuevo el fulgor… al contemplar detenidamente se cuentan varias veladoras colocadas con respeto al pie de tres fotografías cuyas flamas iluminan los rostros de los que son en esta fecha recordados. Las flores de cempasúchil adornan solemnemente con su amarillo radiante el arco que complementa el altar. El papel picado colorea de alegría los espacios a los que fueron destinados y los dulces típicos forman pequeños cúmulos de sabores; el pan de muerto y la fruta fresca perfuman el ambiente dejando en el olvido la baja temperatura, respirando nostalgia, mirando fijamente el ígneo halo que se forma inexplicable, pero tan real como el mismo viento que susurra y mece las plantas, haciéndolas danzar con los espíritus visitantes.

-Aria Nahual
/Nov17/ 2015
Fotografía: Aria Nahual
leer más   
7
sin comentarios 89 lecturas relato karma: 73

Sabor

Que insípido y que pobre resulta el mundo,
tras probar el sabor
de cada rincón de tu boca.
Que aburrido el dulzor,
después de haber sorbido
la sal mediterránea
de tus labios finos…
Después de degustar la menta,
y el calor,
de tu lengua especiada.

Pues sabes a paz, siendo guerrera,
sabes paciencia en el estrés,
y a sol dorado en la llovizna.

En el silencio, sabes a canciones.
Sabes en el agobio a descanso,
y sabes a insomnio,
cuando estás entre edredones.

Y ante tanta variedad, ya solo quiero
perderme en los aromas
de esta cata selectiva,
y resistir la fuerza de esos dientes,
que al morderme, hieren con vida.
15
sin comentarios 61 lecturas versolibre karma: 91

Entre sabanas

Era luna su belleza,
recorrí los senderos de la luz,
gritaba su nombre en sueños,
y en las noches de insomnio
murmuraba mis deseos.
Oye, espera...
De a golpe sentía miedo a las alturas
pero sus besos me hacían bajar en paracaídas,
sus lunares eran mi paseo predilecto y navegar entre su espalda un millón de constelaciones,
rozar mis labios en su cuello y enamorarme de su piel,
abrazar sus caricias y degustar entre las sabanas cada uno de sus sabores.
leer más   
4
sin comentarios 106 lecturas relato karma: 51

Bebe, traga

Último trago con sabor eterno,
maravilloso sabor exento
cuando hay excesos
del compuesto escusado,
del florero polvoriento.



Andy López 31 Mayo 2018 Versos de inspiraciones inoportunas
leer más   
12
sin comentarios 42 lecturas versolibre karma: 95

Sabor

Sabor,
a la menta de tus besos,
a ginebra y mil excesos,
al dulzor de tu saliva,
tu piel aceituna, a oliva,
y a intenso sabor a mar…
cítrico, almeja y sal.

Tus ojos, aroma a ron,
que vierten lágrimas de licor,
calmantes de la áspera sed
en los bares de mi embriaguez.

Sabor,
tu cuerpo excelso, a vainilla,
a picante tu mirada
que quema como guindilla,
todo el sexo a mermelada,
y tu lengua, a piperina,
o a una ácida mandarina.

Tus pechos, las uvas de la ira,
flanes glaseados de mentira,
y queda un postre que se espesa,
con la nata sobre tu fresa.

Sabor,
tu cuello, a afrodisiaca canela,
los pezones, a tiernas cerezas,
tu boca, a carnosa ciruela,
y no verte…, regusto a tristeza.

Tus labios me saben miel,
tu olvido…, a amarga hiel.
13
sin comentarios 82 lecturas versolibre karma: 99

Mi ambrosía

Al girarme vi una silueta.
Noté tu esencia,
algo dentro de mí se iba.
Sin poder evitarlo te marchaste.
Quise frenarte pero algo lo impedía.

Entre paso y paso que dabas
algún que otro momento
nuestro se escapó.
Se metieron en mis pupilas
haciendo que te desvanecieses.
En forma de lágrima
tu recuerdo cayó.

Al borde de tu partida
el tiempo se paró.
El viento que mi rostro rozaba,
trajo consigo un familiar olor.
Hizo que pensara en ese día,
inevitablemente tu nombre
a gritos de mi boca salió.

Corrí hacia tí pero gracias al
tiempo tampoco te movias.
Al acercarme,el aroma aumentó.
Creí saber de donde venía,
así que con incertidumbre
rozé tus labios.
Aunque yo sabía
muy bien lo que hacía.
Efectivamente lo volví a sentir.
Nunca podré(mos) olvidar
aquellos besos sabor ambrosía.
leer más   
3
sin comentarios 25 lecturas versolibre karma: 44

Deleite al atardecer

He caminado por largos caminos,
Mis pies se han inundado
Con la arena que los ha cubierto,
El agua ha fluido por mis manos,
El viento ha acariciado mi rostro,
El mar no ha dejado de seducirme
Y su olor de encantarme.

He caminado por largos caminos,
Cuando eché a un lado mis zapatos
Y de mi mano los he llevado,
Muchas veces me he despeinado
Al son de las relajantes olas,
Mis lentes han conspirado con el sol
Y sus rayos sobre mi piel han destellado,
La música ha sido partícipe
De un momento mágico,
Aquella melodía que me ha maravillado
Repleta de violines y bajos
Con ese erótico tocar de piano
A cada paso que marcó.
La caminata libidinosa
Cada vez más dichosa
Y a cada momento más placentera,
Rebosante de sonrisas y simpatía
De miradas y guiños enloquecedores.

He caminado por largos caminos,
Con la lujuria en cada compás,
La picardía a cada pestañear,
El labio que se torna brillante,
Rosa vivo y juvenil,
La piel tostada y exfoliada,
Los pies suaves y lisos,
El cabello brillante y sedoso,
Y la felicidad propia emanada.
La licenciosa risa cómplice
De pensamientos escandalosos
Convivir conmigo en un profundo bienestar
Levantar los brazos de alegría,
Deleitarse con el atardecer
Y la esculturalidad de los cuerpos presentes.

He caminado por largos caminos,
La efervescencia que se desborda
Con cada sonrisa espectacular,
Aquella confianza que se distingue
Cuando se te observa caminar,
Aquella despreocupación por lo que pasará
El abandono a ir contrarreloj,
A la dependencia y al yugo.

Aquel despertar a sensaciones increíbles
Cuando de repente se percibe
Que he caminado largos caminos,
Darse vuelta y mirar todo lo recorrido,
Burlarse de sí mismo
Y recordar aquel tropezar,
El traje de baño ya seco
Y el cuerpo bañado todo de mar,
Visualizar todas aquellas miradas
Que nos estuvieron persiguiendo
Por todo nuestro andar,
Dar un beso al viento
Y esperar a quien lo sepa dar.
3
2comentarios 20 lecturas versolibre karma: 35

Tu como la tierra

Hoy me llego a ti,
y por algunos momentos
quedaré recogido en tu esencia,
en tu calor y sabor,
antes de ser dispersado de nuevo
por toda la tierra,
lamiendo humedades,
robando colores de luces y sombras.

¡Hoy sentiré, otra vez,
con los nervios de Gaia,
sufriendo los espasmos de Circe!
¡Latiré contigo abandonado
a la frecuencia de las ondas!

¿Mas dónde?
¿Dónde la última vez que se paró el latido?
¿dónde quedó perdida la conciencia de mi vínculo;
el percibir el sabor, el calor de tu esencia,
sin admitir el frío de la nada?

¿Recuerdas acaso si hablaba un silencio,
la algarabía de la dispersión?,
¿o el sonido de agonía de molécula a molécula,
de este universo que ya estaba moribundo?

Hoy quiero cesar en ti.
Depurarme de nadas, de sonidos, de silencios.

Tú.
Como la tierra que me acoge toda.
leer más   
5
sin comentarios 82 lecturas versolibre karma: 60

Sentidos

Verla siempre fue difícil
Su sonrisa una prisión
Su mirada cautivante
Como inclina su cabeza al mirarme

Oírla inspira una pasión
Su tono siempre muy agradable
Un eco permanente en mi alma
Que no se anima a dejarme

Tocarla es como un viaje
Lleno de entusiasmo y euforia
Pero siempre queda la nostalgia
Saber que en algún momento debo alejarme

Su olor esclavizante, lleno de recuerdos
Dulce como sus encantos
Lo acompaña una melancolía de fondo
Me acecha de noche y me engaña en el día
Cuando pienso que es ella, pero es solo una fantasía

Su sabor es hilarante
Deja una marca en mi piel
Sus labios rozan los míos
Y todo se vuelve intangible

Su compañía es sublime
Amarla fue inevitable
Olvidarla imposible
4
4comentarios 66 lecturas versolibre karma: 57

Invierno

El café de ayer,
frío y sin azúcar,
aún en el pocillo de peltre
donde solías entibiar leche
para comerte
tus panquecitos con chispas de chocolate;
el último pan dulce de la cena,
tu ausencia-presencia,
el sabor de tu recuerdo.

De Sombras, 2012
leer más   
5
2comentarios 41 lecturas versolibre karma: 78

¿El sabor del color de tus ojos nunca se desvanece?

Todavía no te he escrito un poema Emily.
Siempre he pensado en escribir poesía para ti.
Sus ojos de mujer, son tan grandes, su par de ojos, puros y grandes, traen un mar azul grisáceo y un cielo azul infinito. Me veo con sus ojos azules, desde la oscuridad.

!Amor ves las aves en el cielo, los elfos azules. ¡Qué elegantes y hermosos vuelan!
Señalas el valle, las casas una por una, la floresta está tranquila bajo tus dedos, nos abrazamos, vemos la puesta de sol; es
un verdadero milagro, los bosques están bañados en oro, las olas verdes son brillantes.

La luz es turbulenta, hermosa y pasará. ¡Nacemos por la belleza! Levanté la vista y vi sus lágrimas iluminarse en la noche. Beso suavemente sus pestañas: tienes las pestañas más hermosas y largas del mundo.

Sobre la mesa, la última nieve seguía avanzando, tendiendo pies negros. Hacia el este, hacia el oeste, el camino que conducía a él, estaba enterrado una y otra vez.
Estoy tocando la piel. El recuerdo de la piel está lleno de suspiros.

La habitación era blanca, y pequeñas flores desparramadas en la cama, flotando en las cortinas de la ventana, todo era
maravilloso.
Allí escribí en una pequeña mesa de madera, la mesa es tan pequeña que no cabe en nuestro jarrón, en una hilera de sus libros, su retrato, simplemente nos mira desde
la mesa. Al vernos entrar en su habitación, dejar el equipaje y
besarnos.

Eran tan altos los ventanales con vistas a la mar, entraba la brisa que soplaba en la noche, me quedé en la cama, acostada en sus brazos, ...
mirando
sus labios entreabiertos, su cara ovalada, sus ojos color
del espliego.

A la luz de la noche, su rostro se sacudió ligeramente.

Yo asentí. Me entregué a ella, la
tomé y pagué el precio.

"Eres mi amante, eres mi invitada ... ¡
Nuestro amor es tan infinito,
tan infinito, de verdad!"

Me caí en la cama y rodé sobre tu cuerpo.
Abriste los ojos de forma felina y me tomaste en tus brazos.

La brisa del mar. Entra: la gran brisa marina, la habitación de
Emily, el deseo de Emily, mi Emily, Emily, no sé,
tu ventana es tan alta, las estrellas en la noche están dispersas Iluminan tu rostro.

¿Vienes de nuestro mundo? Tu naturaleza profunda,
sus ojos bien abiertos, demuestran que te estás levantando del reino eterno. Eres muy joven, su rostro es brillante y deslumbrante.

Su enorme silencio se horroriza por las olas blancas del invierno. Las aves marinas gritan sobre nuestras cabezas.
Sí, si hay suficiente tiempo en el mundo, ¿puedes hablar?
¿Reteniendo la luz invisible del año? soy su amante desde ese momento. Después de haber intentado el silencio, el habla, cuando estés sola, disfrutando la soledad conmigo.

En el jardín trasero al atardecer, la música y la niebla se alzan.
En un invierno de poco viento escucho su respiración entrecortada, y nos dejamos ir.

Sus caballos como los recuerdos siempre corren en las fotos amarillentas.
De pie detrás de su bella espalda desnuda, el sol está lastimando su piel, parpadea y mira las fotos fríamente.

Pensé que el amor es una noche larga y abarca el futuro
que soñábamos cuando éramos jóvenes.
Sin embargo, un día ya no se entrego con pasión,
cerro la puerta, ni siquiera soñó.

Estás vistiendo una blusa blanca que acabas de lavar,
y tienes el pecho al sol, como una soldado que acaba de convertirse en héroe.
Su cabello es grueso y denso. Cuando besas, el sol
está iluminado por un bosque denso, cada hoja se quema lentamente.

(¿Esta es la historia de la imaginación o de mi amante?)
No puedo recordar.

Ahora sentado en el atardecer tranquilo,
¿recuerdo el pasado?
¿Piensas en la vergüenza pasada después de hacer el amor?

¡Escucha, la música está parada! La niebla es más espesa.
La hierba en el jardín trasero se ahoga en la lluvia y la niebla
entra en nuestras vidas del pasado.
Es el silenciado solitario que observa el final de la historia.

Las semillas del tiempo plantaron una línea en nuestros corazones, y no hubo dolor en la aniquilación.
Y tú, arrogantemente, tienes que reescribir la vida,
pensando que esto es solo reescribir el libro de texto.
Te amo todo el tiempo, como una luna de miel.

Después de muchos años estamos destinados a juntarnos. La puesta de sol está detrás de ti, tu delgado cabello gris brilla con una luz deslumbrante, tus grandes ojos están en ti
llenos de oscuridad impenetrable: ¡demasiado tarde! No solo comprendió que era demasiado tarde, sino que era demasiado tarde para disculparse.

Querida, querida,
tus lágrimas brillan, sus lágrimas son más grandes que sus ojos. Escucho sus murmullos, escucha las olas, las semillas
del tiempo están en ti y en mí.

El amor pasado se ha convertido en una hierba cálida en las ruinas, incluso las nubes blancas en nuestras cabezas también fluyen en la distancia.

Querida y joven Emily somos así, esperando pacientemente y aburridos: el final de esta alegre ópera triste.
Soy sus ojos oscuros, su pelo negro ...

Estado de Virginia.

Che-Bazan.España
leer más   
3
sin comentarios 25 lecturas versolibre karma: 56
« anterior1» siguiente