Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 272, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Muerte

Al morir, volveremos al mismo estado en el que estuvimos antes de nacer…
Solo que hoy, después de la muerte, habrá nostalgias,
y lágrimas de aquellos que nos recuerden, algo que, por cierto,
antes del nacimiento tan solo era añoranza de aquellos que
soñaban con nosotros, antes de ser.

Al final, todo es un sueño.

La vida, lo es.
La muerte, lo será.
Valdría más vivir en vida este sueño,
que en la muerte, si es que hay algo más,
estar nostálgicamente recordando lo
que pudo ser, y ya no será.

Que nos causará más escozor,
el no llevarnos nada, o volver a ser nada…
O, al cerrar los ojos, recordar aquel beso que no dimos,
y por el cual temblamos y sonreímos.

Qué disyuntiva,
vivir la vida para disfrutar la muerte,
su eternidad.

Hay que tener siempre en la mente,
nacimos para morir, y cada día que pasa,
el aliento se nos va un poco más.

Qué otra cosa podría ser la muerte,
sino testigo el testigo silencioso e irrefutable,
de que hubo vida.

Luis Oscar
raczoblue

etiquetas: muerte, poema, silencio, vida, sueños, nostalgia, nacimiento
1
sin comentarios 9 lecturas relato karma: 7

El canto rodado

En el espejo
de mi baño,
junto al jabón,
el reflejo de unos guijarros
de playa.

Suma de recuerdos
olvidados, perdidos
como la arena que les cubría.

Suaves y brillantes
por las caricias de las olas,
casi transparentes, algunos.

En la palma de mi mano
los observo.
Si el silencio se pudiese condensar en un único objeto,
sería como este.
20
4comentarios 84 lecturas versolibre karma: 101

Somos todo

Aunque nada somos
todo lo decimos
bajo el manto de momentos breves
de suspiros y de silencio,
en esos instantes de despedida
en los que regresamos
cada cual a su sendero obligatorio,
tras inflarnos de intuiciones
y de explicar con un abrazo
(y con un beso)
la magna luz de futuro
que nos ha unido para siempre.

Por la ladera cauta de la vida seguimos,
rodando ambos,
sin exigirnos ni claudicar,
conformes con aprender a ser poco
para serlo todo
desde la coherencia vibrante
y el matrimonio de las miradas,
sin lastres en la conciencia
ni apellidos
con los que disfrazar el corazón.
leer más   
14
12comentarios 101 lecturas versolibre karma: 107

Compañía

Ven
Siéntate a mi lado
Mientras
Nos esperamos

Acompañame
En los ruidos
De este silencio
Tan callado


~"Hay silencios que hacen ruido toda la vida"~
leer más   
23
25comentarios 116 lecturas versolibre karma: 118

Una capa

.
Era sólo una capa para cubrir mi madrugada
fresca, como todas las que llevan consigo ausencias
como todas esas en que me acerco a mi abismo
de no verte en el horizonte y permanecer…


Era una capa y con el tiempo quiso cubrir más el frío
de mi tiempo de invierno, y ante tanto silencio de permanecer
el mar dejó de traer sus olas con furia y salpicar
y un manto de piedad dejó de ser capa
para cubrir mis huellas marcadas de cada regresar
para secar las lágrimas sin que caigan al mar….

Un manto, del color de la tristeza
con la oscuridad de quien ya no regresa
con el largo que se hace eternidad…

soundcloud.com/lola-bracco/un-manto-de-piedad-microcuento (Lola ) #microcuento #PoeCuentos
12
4comentarios 81 lecturas prosapoetica karma: 110

Palabras

.

" No necesito tantas palabras
somos más allá de cada orilla
el castillo de arena que solemos habitar
en nuestro silencio… "


soundcloud.com/lola-bracco/nuestro-silencio-corto (Lola)
17
1comentarios 44 lecturas versolibre karma: 105

~Tres versos de historias sin destino… ~

.

Dicen que los amores, no saben de prohibidos
ni de tiempos, mucho menos eligen destino
donde quedarse a habitar en otros corazones
y es verdad, y es amor y capricho
de aquella caricia imposible …


Todos dicen, algunos sin saber que decir
sin saber que se siente, cuando cada latido
reclama el cuerpo y los besos de aquél amor
por lejano, prohibido…


Y nos hacemos fuertes, nos aferramos sin soltarnos
soñamos, y amamos con cada poro, imposibles
en otros brazos, hasta que las letras en silencio
se resignen, y ya no quieran soñar…


soundcloud.com/lola-bracco/tres-versos-sin-destino (Lola)
14
3comentarios 88 lecturas versolibre karma: 109

Antes del comienzo

Antes del comienzo queda la nada…

Un espacio sideral
catapultándose
como una espiral estrecha
y sinfín.
Antes del comienzo
solo hay silencio,
un silencio que grita
desesperadamente
que ha llegado
la hora del reverso.
No hay avance,
hay ondas repetitivas
generando un bloqueo.
Pajazos mentales
abruman,
atraen los remordimientos.
El verbo carne se hace débil,
frágil sin ningún pretexto.
Antes del comienzo
el mar reposa
y sus olas son tenues
que pueden bañar
al mismo tiempo.

Antes del comienzo
estoy yo a medias
sin fe,
y con la verdad
entre las piernas.
Estás vos,
ensimismado,
pensando en el ayer,
en los besos que te di
mientras tu boca
recitaba engaños.
Antes del comienzo
estamos los dos,
dispersos
en caminos distintos
buscando, tal vez
reencontrarnos
de nuevo.
14
10comentarios 98 lecturas versolibre karma: 93

Culpable

.
Y me matan tus espacios
tus callados te amos, tus tantos tus
me matan, me torturan en arrebatos
por no arrebatar, me socavan el corazón
tanto que no sangra, y se congela mi cuerpo
y vuelves callado a torturar mi mente…

y te digo despacio que resuene en tu silencio
mírame bien, porque he pensado, porque he llorado
y he maldecido el espejo que nos amo reflejados
y al no contestar tampoco el espejo receloso
y cómplice de nuestros pecados
te digo, te juro, me escapo
del castigo de esta historia
historia que en juicio
he condenado
y te declaro culpable
culpable y sin perdones
de que ya, ya, no puedo amarte…


soundcloud.com/lola-bracco/culpable (ByLola)

.
12
6comentarios 73 lecturas versolibre karma: 118

123 pasos

Me amarás
solo cuando logres comprender
que mis pasos
son pregoneros del silencio,
que mis huellas
son hijas de las mañanas de bruma,
que mis dedos
explican lo que con los labios
no puedo describir.

Me amarás
cuando se unan en un lazo
nuestras manos,
prestas con la ceguera de la libertad
ante 123 peldaños
instaurados sobre el camino presente,
cuando nuestros ojos
se hagan a la parsimonia del orbe
que ahora no sabemos definir,
cuando aprendas
a convertir en cenizas el miedo
con tu sonrisa blanca de otoños.

Entonces me amarás,
cuando comprendas
que mis zancadas son lágrimas sueltas,
que mis pisadas son regalo de aguas,
que mis manos pronuncian
lo que mi boca
no debe de explicar.
leer más   
18
10comentarios 95 lecturas versolibre karma: 99

Te llamo en silencio...

El viento susurra
tu nombre
haciendo eco
sobre mi cama.

Te llamo
en silencio
tú respondes
pronto...

Mi alma da un salto
se enreda
en tu mente.

Te pido
que hoy te quedes
en mis sábanas blancas.

Embotello suspiros...

Le pongo llaves
a los cuchillos.

Tomo aire
y te llamo a gritos.

Ya no más lagrimas
ya no mas timos.

Entonces
abro la ventana
de las dichas
y te escucho entrar.

Tu voz... me hace callar.

Pronuncias mi nombre
ya no hay ecos.

Te siento cerca.
¿Llegaste?

Y me respondes

Aquí...

Te busco
con la mirada
de un sediento.

Abrazo tu sombra.

Y una vez más te vuelvo a llamar
en silencio.


Claudia Viviana Molina



11
11comentarios 71 lecturas versolibre karma: 98

Ruido

Escucha. Dime qué queda cuando todo el ruido ha remitido. Cuando las voces que agredían la calma cesan de repente en sus rebuznos. Cuando el desgañitarse de la tormenta se disipa y todo a tu alrededor queda suspendido en un silencio que es mortaja. Yo cierro los párpados con un suspiro, como si la saeta de la muerte hubiera hecho diana en un último latido. Nada importa. Todo cuanto rugía es ahora un sinsentido, un catálogo de urgencias que a nadie interesa. Vivimos rodeados de alarmas. Sobresaltados a cada paso por vuvuzelas estridentes que nos agotan los tímpanos y la tranquilidad del día. Agobiados por las bravatas con que los estúpidos enjaezan sus discursos de sangre. Cuando el griterío cesa yo rebusco en la brisa el quedo murmullo del otoño acercándose pardo y cabizbajo a mis jardines. Las palabras merman sus aristas y se hacen pacíficas como corceles desbocados que la luna amansa en la pradera. Escucha. Ya no hay prisa. Todos los campanarios del mundo duermen al unísono. Es como al principio de todas las cosas, cuando nadie violentaba los paisajes profiriendo alaridos de discordia.
9
2comentarios 59 lecturas prosapoetica karma: 102

"Maldito el que crea en las promesas de los hombres" Por: @Sinmi y @CorazónDeFlor

Ya se rebosó el vaso.
Ya no caben más penas
En este ser al que le dictaron condena.

Esta enfermedad
no sólo llegó a mi cuerpo,
caló en mis huesos
Y heló mis sesos,
sino que avanzó
Hasta donde mi fe se agotó.

Ya no vienen los que me amaron,
Aquellos que me juraron
Estar conmigo hasta en lo malo
Se comportan como tiranos
Que olvidan a sus hermanos.

Ahora comprendo su indiferencia,
A pesar de mi clemencia
Pues siguen su vida en medio de la opulencia
Mientras yo sufro por su ausencia.

Ya no tengo la compasión
De aquellos a los que siempre amé,
Ni siquiera de este reflejo
Que me deja medio perplejo
Al mostrarme que me muero
Y hora a hora ya me alejo.

Me refleja, ya no como humano,
Sino que muestra los pedazos
De una mujer hecha de retazos

Y de mí ya nada queda,
Ya que por estas venas
Sólo hay sangre que me quema.

Ahora solo queda el frío
y un continuo desvarío
en está blanca habitación
Que acompaña mi desolación
Con este sufrimiento que no cesa
Preguntándome sin pensar
mientras me lanzo al vacío.

¿Cómo he caído aquí?
¿es esto levantarse en victoria?
¿Qué hago yo aquí?
¿Acaso es esta la prometida gloria?

Cascadas de cabellos se caen al suelo,
los pétalos de mi flor ya se marchitaron
mi alma enlutada se esconde tras un velo,
pues mi nombre se va con el viento olvidado.

Todos a mi alrededor ríen, se visten de seda
se visten de blanco, celebran nuevos lazos
nuevas vidas, nuevos cantos, nuevos abrazos
el mundo no deja de girar, se salva el que pueda.
¡Ay de mi, voy en pena y se salva el que pueda!

Bien dicen los sabios "maldito sea
el que crea en las promesas de los hombres
dolor y decepción se llevará",
así será, así será...
¡Ay de mi, decepción se llevará, así será, así será!


@Sinmi
@CorazónDeFlor
Febrero 2019
leer más   
27
39comentarios 237 lecturas versolibre karma: 100

_______

Pan de memorias
adormece en tu trigo,
verano escaso.

En tu recuerdo
se columpian mis ramas,
viento de invierno.

Sobre el envés
de tus hojas de roble
resbala el alma.
leer más   
11
1comentarios 47 lecturas japonesa karma: 104

Llegó el silencio

Llegaste en silencio, mandando callar a tus pasos,
que bailaban con el recuerdo
de lo que un día fue tu sueño.

Intentaste mandar callar a tus brazos,
pero tus manos saludaron el ruido,
que te llamaba despacio.

Entraste junto a Morfeo sin saludarle,
como siempre habías dicho que harías.
Te giraste y negaste un adiós a lo que ya sabías
que se había ido, que se había acabado.
Tan solo, tanta distancia,
un muro entre el cielo
y el infierno.

Después llegó el silencio,
y todo volvió al principio,
te cubrió el sueño.
leer más   
13
8comentarios 122 lecturas versolibre karma: 92

En la cima de tu olímpico suelo

¿Mujer que haces en la lejanía?
Saboreando tu dulce melancolía
exquisito ámbar labrado
en los galeones de efigies lunares,
dúctil y suave ambrosía.

Un azulino cortejo de aretes y hadas
cuelgan de tus negras, y profusas pestañas.
Tu fulgurante figura Esparta
en la cima de tu olímpico suelo.
Imágenes divinas se pulen en los cavernosos veneros
del astral mundo donde espero mi velero.

Oh, cascada de lunas, oh, manantiales de brumas
de tu hálito sutil brotan los más tiernos azahares.

Hojas fragantes inspiración divina
salen de tu pluma cual diadema encumbran.
Tu menuda figura, silueta de sombras
en esta noche de trémulo solas.

Mar infausto que separa... Mar que impulsa las olas
los pensamientos fraguados
en la roca ígnea permanecen dormidos
en los espejos termales 
y se acortan las distancias.

Voy buscando tu mundo de sirena antigua
persiguiendo tu imagen de musa encarnada
guardada en mi libreta de apuntes.
Me abruma el silencio...Y me abraza la soledad.

Cabimas, 02/09/2018
leer más   
15
7comentarios 81 lecturas versolibre karma: 96

Una guía rápida para entender que te amo

...

Un desenlace trágico para no estar en tu camino
y que ya no seas, pero eres.


Una guía rápida para no escribir
y no amarte, pero te amo.


Un silencio en calma y una voz perdida
para no hablarte, pero te hablo.


Un minuto en silencio
para no pensarte, pero te pienso.


Un instante de emoción y un golpe de suerte
para no existir, pero existo.


Un río inmenso de suaves gotas tristes
para ya no llorarte, pero te lloro.


Un acantilado
para ya no rodearte, pero te rodeo.


Un conjuro de estrategias
para ya no verte volver, pero vuelves.


Un minuto de silencio desencadenado
para ya no pensar en ti, pero te pienso.


Un último intento alto en la madrugada
para no alcanzarte, pero te alcanzo.


Un alto vuelo y una alta joven
para no mirarte, pero te miro.


Un camino dulce y lejano
para no besarte, pero te beso.


Una sonrisa manchada y esparcida
para no verte, pero te veo.


Un llamada inconfesable y una tertulia lenta
para no encontrarte, pero te encuentro.


Un suave golpe y una suave palabra
para no escribirte, pero te escribo.


Un suave rastro de olor
para ya no mirarte, pero te miro.


Un queja errante vacía de sentido
para no inspirarme, pero me inspiro.


Una voz en el alto parlante
para no llamarte, pero te llamo.


Un oído sordo y una voz cansada
para no cantarte, pero te canto.


Un suave deseo y un respiro reprimido
para no inhalare, pero te inhalo.


Una línea suave y un gorrión desnudo
para no volar, pero lo hago.


Un murmullo de un viejo
para no rozarte, pero te rozo.


Un suave descanso eterno
para no disiparse, pero lo hago.


Una suave queja de los inviernos en la noche
para no ser presencia, pero lo soy.


Un minuto de más
para no ser tu tiempo, pero lo soy.


Un estancia amplia y blanca por el camino
para ya no vivir en ti, pero te vivo.


Una salida rápida para morir
y seguir muriendo, pero vivo.
11
12comentarios 84 lecturas versolibre karma: 101

En silencio

.
Estoy caminando el silencio
volviendo sobre los pasos
donde dejé aquél día mis letras
y ya no estuvieran
quizás me encuentren otras
de un amor que en el mismo camino
también se perdió…

Ya no le hablo al silencio
comprendí que no siempre me escucha
que si lo quiero de aliado, sólo camine a su lado
sin distraernos hablando, mientras una a una
las letras voy pisando, formando palabras
versos nuevos y poemas, en mi propio silencio
sin que me escuche, recitados…



soundcloud.com/lola-bracco/caminando-el-silencio (Lola)

.
12
3comentarios 94 lecturas versolibre karma: 84

Silencio

El silencio es la melodía de aquellos que buscan la calma
y la agonía de los que les aterra encontrarse con su alma.

El silencio somos tú y yo
dejando que el sol, queme las palabras
y nos hiele poco a poco el corazón.
leer más   
20
2comentarios 71 lecturas versolibre karma: 92

En el lago de Deieu(Capítulos III, IV, V)

Capítulo III
El Vaho del aliento

Nos recogemos a la presencia del brasero,
tomamos de la botella un sorgo grande de vino tinto y tomas delantera en el paso hacia el baño.
Me quedo de pie esperando que termines de bañarte.
La lluvia sigue contando historias gota a gota, hora a hora, tengo algo de frío pero se escucha el rechinido de la puerta anunciando que ha terminado de ducharte.
Te me quedas viendo y exclamas:
¿Aparte del vino tienes ungüento para suavizar el rizo relieve de mi espalda?.
De prisa voy al segundo piso por dicho ungüento, al regresar estabas tirada boca abajo en la alfombra diciendo:
¡Joder! esto es para hoy...
Unto suavemente en la espalda el calor sin ritma alguna, y en la presencia del calor liso la rigidez de la piel.
Pasado el tiempo escucho tu respiración profunda confirmando que estabas dormida.
Optó por cubrirte con la cobija de barbas y sin preámbulo pongo otra madera en el brasero.
Sentado en el sofá quedó dormido al par de horas despierto en un brinco y descubro el anuncio del silencio pues había terminado de llover, me asomo a la puerta y observó que la luna iluminaba la noche sin cólera ni hostiga.

Capítulo IV
Sin respiración

Haz despertado y levantado tu cuerpo, te sientas en el sofá, tomas la cobija y comienzas a contar las barbas.
Curiosamente analizas mi mirada al quedar perpetro ante majestuosa luminaria noche, me pierdo varios segundo y al paso siento tu presencia cerca, descubro que sólo la cobija cubría tu cuerpo pues debajo de ello yacías desnuda. Me pides que te deje pasar y emprendes el caminar hacia la iluminada noche.
Entre árboles y velo de luna te sigo, al llegar al llano te sientas bajo la conífera de madroño y pronuncias:
¿Qué me vas a preguntar que no sepa la misma luna de mí?
Y respondo:
¿Cómo has llegado a ella?
Me miras y te levantas diciendo:
Desnuda para no entorpecer su claridad.
Y en ese momento dejas caer la cobija quedando a viva imagen de Eva.
Sonrió y hago génesis en tus pechos tratando de alimentar el vaho del aliento, tomas mi cabello y otorgas al frasco la esencial del ahora. Sólo tu respiración se cantaba y al par de gestos suelto la vid de tus cántaros pechos.
Recoges la cobija y sigues andando. La luna aumentaba su brillo y en las huellas que ibas dejando por tu andar descubro la cría de la noche llamada: Deieu...

Capítulo V
El puente

Seguía caminando detrás de ti pero con la satisfacción que sus huellas iban dejando parte de ella.
Al horizonte fijaba mi mirada al alto total que habías hecho, al acercarme me topo que estás arriba de un puente, en silencio tu atención estaba hacia el otro lado del mismo.
En mi inquietud me acerco a ella y quedó maravillado de lo que había descubierto sin que ella misma se diera cuenta pues lo encontrado era la conexión entre este lado del puente y lo que tu atención secuestraba: un lago...
Transitado por completo el puente una neblina invadía el presente y se opacaba la visibilidad de aquel lago. Te palmo el hombro y me anuncias lo siguiente:
La luna sólo sabe de este espacio pero descansa un poco porque hemos llegado a donde podrás minimizar las dudas que has visto en mis huella y te mostraré lo inimaginable.
Estaba invadido de un soplo de viento crucial y perpetuo de silencio, sabía que algo estaba por llegar sin duda alguna pues sentía esa inquietud por ya ver pasar la neblina y descubrir ese lago...
Ambos sentados descansando bajamos el cuerpo quedando relajados por los sonidos de grillos y en un solo movimiento sacó la botella de tinto de entre el pantalón y la cintura, otro gran sorgo invadió nuestro paladar disfrutando aún más y ya hay esperamos que se despejara la neblina, decidí no preguntarte hacia dónde íbamos realmente y que dudas iban a descansar.
leer más   
3
sin comentarios 7 lecturas relato karma: 35
« anterior1234514