Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 736, tiempo total: 0.008 segundos rss2

Soledad

Tu sonrisa
nunca se acercó
a mis labios,
pálidos los míos,
de esperarte tanto.

En tierno capullo
el amor murió,
la soledad
nos abrazó a los dos,
tu alcoba
está vacante,
¿Y la mía?
Vacía como yo.
leer más   
14
10comentarios 55 lecturas versolibre karma: 105

Rompecabezas (Micropoema)

Oh dulce doncella
Que mira las estrellas
Buscando en ellas
Una señal
De que no estás sola en noches oscuras
Esperando encontrar en un beso
Un amor que te reconforte
Y sea la pieza faltante de tu rompecabezas
leer más   
19
9comentarios 41 lecturas relato karma: 123

El trato

Mi tristeza y yo tenemos un trato,
Algunos días afloja mis cadenas y me permite disfrutar placeres e intercambiar sonrisas.
Decide retirarse y hacerme creer que me olvida, más se alía con mi mente y se camufla en mis buenos ratos cual camaleón, es astuta.
Sabe hacerme sentir libre, y justo cuando lo creo, aparece de nuevo,
Y arrastrando mis cadenas me lleva de vuelta a nuestro espacio.
Mi tristeza y yo tenemos un trato,
Ella nunca me libera para que yo nunca la olvide...
leer más   
4
sin comentarios 12 lecturas versolibre karma: 53

Tanka (la lancha)

Sobre el reflejo
quieta reposa, sola;
espejo de agua,
triste lancha nostálgica,
mudo lago de lágrimas.




~~~~~~~~~~~~~~~
©
Tanka
Poesía japonesa

@AljndroPoetry
2019-Nov-17
leer más   
15
4comentarios 65 lecturas japonesa karma: 114

Siempre camino hacia ti

Soy el caminante agradecido
de la vereda de tus besos,
un navegante de tus pétalos, húmedos aún
por la matinal lluvia.

En pos de ti,
de tus brazos, tu calor,
tu aroma a colinas llovidas,
a cabaña montana.

Soy tu poeta, tu hijo, madre milenaria;
y puedo ser tu amante,
cada que la luna te haga llorar caricias
debajo de los cedros.



Imagen utilizada: Derechos reservados a su autor.
leer más   
8
6comentarios 89 lecturas versolibre karma: 114

El camino al infierno

"En la noche oscura del alma, el individuo deambula solo por la ciudad gótica, callejeando hasta que llega a algún lugar entre la línea de sombra y luz."

¿Es pecar de soberbia el citarse a uno mismo? Puede, ¿pero acaso importa la soberbia o el pecado cuándo uno ya está condenado? ¿Sigue importando, cuándo el camino al infierno ha sido abierto por uno mismo a través de las distintas decisiones que ha ido tomando a lo largo de su vida?

Una vez escuché que la vida se mide en las distintas bifurcaciones que hemos tomado a lo largo de este camino; en las distintas opciones escogidas.

Las opciones.

Las opciones, en eso consiste todo; en las distintas decisiones que tomamos cada vez que se nos presenta la posibilidad de elegir.

Pero las decisiones son un arma de doble filo y tienen su reverso oscuro e inevitable: las consecuencias. Las consecuencias; todas las decisiones tienen sus consecuencias; consecuencias que determinarán nuestra vida, nuestro futuro, nuestro propio mundo; como una conexión neuronal que interrelaciona todos y cada uno de los elementos de nuestro entorno, y en el centro de esta tela de araña estamos nosotros: nuestras decisiones.

En eso consiste todo, en las distintas decisiones que tomamos cada vez que se nos presenta la posibilidad de elegir. Pero hay que preguntarse en las consecuencias que tendrán y como será nuestro mundo después de haber tomado dicha decisión, porque puede que nuestra propia historia cambie. Para bien o para mal. Y ese es el problema, en el camino que he ido forjando en torno a mí. En un camino construido sobre brasas que conducen directamente a un infierno en el que no existe vía de escape ni hacia el purgatorio ni hacia el cielo. Un camino que sólo lleva a las profundidades de nuestros pensamientos y miedos, como los nueve círculos del infierno sobre los que se asienta, en el centro, un diablo de tres cabezas dispuesto a devorarnos hasta el último suspiro de nuestro aliento.

¿Es pecar de soberbia escribir sobre uno mismo después de citarse para definir su fuero interno?

Puede.

¿Pero acaso importa la soberbia cuando uno ya está condenado? ¿Acaso importa el pecado cuando uno va camino de estar muerto?

No, ¿verdad?

Pues eso. Dejad a este escritor agonizante que prosiga con sus últimas voluntades antes de terminar su camino hasta el infierno.
3
1comentarios 29 lecturas prosapoetica karma: 58

Vida

Se llama vida.
También corre por tus venas.







Imagen ©poeta desolado.
leer más   
16
6comentarios 65 lecturas versolibre karma: 113

Entre La Incertidumbre (En Primera Persona) (Con @Salpernog)

La incompleta incertidumbre
se apoderaba de mí.
Iba dando pasos de un lado a
otro, yendo y viniendo con la mirada perdida...
Trataba que la incertidumbre no
se acabara de apoderar de mi ser...

Porque?
Simple, nunca té sentías
Agobiado durante las noches
En la soledad de este cuarto
Sintiendote vacío, y qué la única
Compañía sea la incertidumbre...

El alba con sus rayos
Comenzaban a asomarse, en la
lejanía del mar casi tocando con su estela
La acuosa superficie
No más en un suspiro mi alma se perdía
yo solo contemplaba desde mi ventana...

Aquél espectáculo tan hermoso con el cuál me sentía conforme
lo iba observando, mi angustia por la incertidumbre, iba desapareciendo,
como si los rayos del sol me sonrieran,
diciéndome que no me angustiara por nada.

En mi rostro iba cambiando paso a paso
Cambiaba está soledad
Por un momento de plenitud
y al final, esa incertidumbre que me estaba comiendo las entrañas,
se evaporó, desapareció convirtiendose en una
agradable certidumbre...
Y el sol, con sus rayos ya a pleno rendimiento,
me sonreían hasta abrazarme con su calor...
leer más   
20
21comentarios 97 lecturas relato karma: 115

Honraré tu memoria

No me importa,
que ahora seas polvo,
o que seas viento,
yo te honro,
en el agua que corre por
los surcos que la madre tierra te dio.
Ojalá, que me recuerdes ahora
que eres luz y que estás en
todos lados.
No te olvides de mí,
y acaríciame en esa brisa que
acompaña mis caminatas
en la montaña.


Imagen utilizada D.A.R.
leer más   
16
15comentarios 75 lecturas versolibre karma: 102

Anda, ve al mundo

Vuela.
Anda al mundo,
crece, conócelo.
Si quieres regresar,
ven por mí,
llévame a volar
y a andar el mundo, pero de tu mano,
que solo, no quiero saber nada,
ni de mí mismo.



imagen utilizada D.A.R.
leer más   
29
20comentarios 156 lecturas versolibre karma: 128

Días del alma

Hay días que el alma se vacía,
de luz, de toda esperanza, de toda alegría.
Que el sol no basta para iluminar el sendero,
ni la luna alegra más la noche.

Días oscuros como la madrugada;
Jornadas aciagas en medio de una nada,
y a la vez de un tanto de sensaciones que duelen sin lograr entender sus razones.

Días de ceremonias interiores, de buscar alivio, refugiarse en la lectura, en el olvido y en uno mismo, para esperar que lo vivido ya no haga herida propia en el alma ni en lo recorrido.


Imagen utilizada bajo D.A.R.
leer más   
15
6comentarios 165 lecturas versolibre karma: 102

Síndrome de ti

Me enfermé de ti,
de tu ausencia,
de tus ojos que ya no me miran;
de tus besos con abandono,
aun antes de que te marcharas.

Me compliqué de ti,
de la falta de tu respiración en mis madrugadas;
de tu permanente ansia al entregarte.
Me compliqué, por la falta de tus besos de luna.

Me agravé de ti,
de esa tarde de jueves
cuando te fuiste.
Del domingo que ya no estuviste.
Del café que hoy bebí solo;
de la estación donde partiste.

Me morí de ti,
del abrazo ausente,
de la quietud de mis mañanas,
del vacío en mi habitación,
de la caminata a solas.

Me acabé de ti,
por tu ausencia.



Imagen utilizada ©
leer más   
27
17comentarios 358 lecturas prosapoetica karma: 122

Soledad

Muchos odian tu presencia,
otros añoran tu ausencia.

¡Oh, soledad!
La mejor compañía de los olvidados,
la calle sin salida de los enamorados
y mi eterna oscuridad.

Solo los caídos conocemos tu hermosa elegancia,
tu hermosa fragancia
y tu elegante compañía.
Soledad, mi fiel amante.

Querida luminiscencia
en mi extraña elocuencia
y más allá de la ciencia...
Te tendré en toda presencia.

Soledad,
única atadura de la mente,
condesa de la muerte.
leer más   
3
sin comentarios 41 lecturas versoclasico karma: 20

Silencio

Siento el frío como me consume,
El hielo me abrume, y me deja en silencio.

Siento un aroma a perfume,
A solo colores negativos veo en un tunel.

Escucho como el silencio grita de dolor,
Solo siento el alma renacer,
Y volver a un silencio sempiterno.
leer más   
7
2comentarios 58 lecturas prosapoetica karma: 88

Las serpientes también tuvieron sueños

Dicen que las palabras son como ríos que el tiempo se lleva, escapándose entre los dedos. Cosas bonitas que se dicen en momentos poco bonitos. Momentos en los que la suerte te abandonó y las probabilidades de un dado no son de una entre seis.

Dicen que el tiempo lo borra todo. "¡INK! ¡Error!" Exclama una voz de hojalata y robotizada. Los sentimientos solo se vendan y se encierran en algún lugar profundo y oscuro, una gruta salvaje que los aprisiona con cadenas de dolor y sufrimiento. Mejor. El hades no está hecho para los vivos.

Dicen que un clavo saca otro clavo. ¿Por qué no un parche que cura una herida? Suena igualmente mal, pero ¿acaso existe una forma bonita de decir sustituta? No creo. Las cosas claras y directas, a la cara y sin miedo; quizás así el mundo sea cada vez un poco más sincero; un poco más libre; un poco mejor... En definitiva, un poco más humano.

El código no opina igual. Más = mejor. Eso dice el bro. No se. Pero a veces eso es... tan poco; tan solitario.

Quisiera ser un lamento al viento; polvo de estrellas; fractales sin clasificar.

Pero en el fondo solo soy un puñado de palabras escritas en la arena.

Vigo mientras suena la sinfonía de la primavera.

Un otoño que se desespera y quiso ser reflejo.

Un chupito de tu sudor añejo.

Un susurro, un espejo,

de lo que fui

y se perdió

de alguien que no se encontró.

Solo soy una serpiente que soñó

con ser dragón.
12
3comentarios 68 lecturas prosapoetica karma: 112

"Mi soledad" Jotabé con estrambote

Siento que la soledad no me abandona
vive dentro de mi como otra persona

es quien está al terminar cada jornada
me acompaña no me deja abandonada
busca mantenerme siempre ilusionada
cuando la pena me quiere encadenada

a cuatro paredes de mi habitación
no acepta, del amor su intromisión

y con gotas de recuerdos lo presiona
pero, surge la paz como su abogada
dando el juez a la pena… su decisión

sin ninguna presión
y su condena será a perpetuidad
viviendo con la total oscuridad…






Clementina Bravo Rivera
Cleme Eternamente
Embajadora de la Rima Jotabé en Chile
30 de octubre de 2019
Arica – Chile.
leer más   
18
20comentarios 115 lecturas versoclasico karma: 110

Gotas de soledad (@Galilea, @AljndroPoetry)

Diáfano, vacío, huérfano de historias,
languidecía en su rincón.

Se evaropaba su esencia,
una partícula de su alma a la vez.

Cosmo de bendito olvido,
de inseparables ausencias.

A veces…
le alcanzaba la fría tenaza del tiempo,
oprimía el pecho de tal forma,
que hasta exhalar su propio aliento,
se convertía en trabajoso suplicio;
dolía, corroía por dentro sus entrañas,
sin concebir otra manera de paliarlo.

Gota a gota…
los segundos caían ralentizados
─cada uno con el peso de una eternidad─
sobre su conciencia adormecida,
el aire, el oxígeno en su cuerpo,
se hacía un plasma denso,
que con dificultad reptaba
por sus bronquios.

Soledad….
Óxido de angustia, de esperanza indefensa,
brizna de arena compañera de silencios,
de gemido mudo, ateo, huérfano de aire,
de sigilo opaco, en días vanos, desterrados,
piel de la soledad hambruna, seca de recuerdos.

Sintiéndose un intruso dentro de su propia vida,
la dejó pasar sin apenas tocarla,
su muerte no sería un suceso destacable,
ni un titular siquiera,
pasar sin dejar un vacío,
ni siquiera una huella,
pasar sin dejar un recuerdo detrás,
un luto, un llanto, una ausencia.


Soledad…
esa que mata sin acero...


Una gota más
en el océano de realidades,
castillo de arena
que se lleva la última ola,
parpadeo imperceptible
en la interminable perpetuidad;
árbol cuyo fruto nunca nació.

Soledad...
sarcófago, duna de olvido...


Subirse a la barca de Caronte,
con las monedas de la ceguera,
del ahogo, en los ojos del dechado,
del miedo a no encontrar huida,
estigma en la mano hueca,
sello que lacra el féretro de la promesa,
amamantando la sed de mi soledad .

Soledad....
retiro de gotas de soledad...
leer más   
21
21comentarios 153 lecturas colaboracion karma: 113

No sé cómo describirlo

Después de hacer el amor contigo, ahora estoy aquí, sentada en un banco viendo a la gente pasar y me pregunto ¿Cuántos como yo, vienen de pecar? Sí, de estar con alguien que no sabes qué papel juega en tu vida, y lo único que está claro es que, quiero que el tiempo contigo pase lento, pero mira, hasta temprano me has dejado en casa hoy. Es un lío, de esos difíciles de resolver, porque tu sonrisa me llena lentamente de ternura, de amor y pasión por tenerte hasta siempre a mi lado. Pienso en ti y mi mundo se llena de magia, y qué daría yo porque se llenara de mi realidad soñada, que me despertaras con un «buenos días», aunque fuese en el móvil o que yo me sintiera a gusto dándotelos a ti, pero ni eso, cuando cojo el móvil para escribirte, me tiemblan las manos y lo dejo a un lado, por el temor de obtener una respuesta que sé, va a doler o quizás no, pero no me atrevo, porque no quiero dejar de verte y sé que si me dices que entre tú y yo es solo sexo me iré, sí, me iré hacia donde no debí haber salido...
7
3comentarios 46 lecturas prosapoetica karma: 81

Ese silencio...

Si supieras cuánto extraño ese momento en el que nos miramos a la cara y nos decimos tantas cosas. Ese silencio acompañado de suspiros que es capaz de demostrar tanto sin decir una palabra. Extraño tanto de ti... De nosotros!
5
sin comentarios 37 lecturas prosapoetica karma: 65

8 haikus para ir tirando

I

Soledad en el pecho
y el viento
ya sopla lejos



II

Me perdí en tu mirada
y ahora que me busco
ya no estoy.



III

Sonríe,
sí,
why not?



IV

Quemé carretera
tras de ti
¿y tus pasos...? ¿dónde...?



V

Yo,
que sé yo,
solo...



VI

Arañé el techo,
salí a flote,
y respiré.



VII

Me encontré
en un verso,
paz.



VIII

Ese aleteo de libertad,
rozó el horizonte
y voló.
16
5comentarios 100 lecturas japonesa karma: 103
« anterior1234537