Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 837, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Noche de hogueras (soneto)

Sonidos desde el campo de batalla,
pequeños artefactos y armonías,
estallidos de luz, policromías...
¡En cada petardazo el mundo estalla!

Noche de hogueras soy; soy atalaya
con visión espacial, soy el vigía
de estratégica orquesta y compañía
del sordo y vigilante que habla y calla...

Fuertes, graves y agudos entre el humo
levitan disparados los cohetes...
¡La música del miedo y del consumo!

Uno de los misiles arremete
contra la oculta luna cuando asumo
¡que soy niño y la noche es mi juguete!

Raül Bernadas
leer más   
19
7comentarios 211 lecturas versoclasico karma: 91

¿Qué será ? (Pandemia) (Soneto)

Ésta triste situación... que hoy nos priva.
Con temor... arrebata a cada niño,
su inocencia, expresando su cariño...,
le impide alzar el vuelo... es lesiva.

Su futuro..., un barco a la deriva.
Su sonrisa..., tan tersa, cual Armiño,
con tristeza, en silencio, solo tiño.
¡Que dolor...! le impide, que reviva.

¿Que será, del juego, de la rayuela?
¿Que será, si la situación empeora?
¿Que será..., del beso de la abuela?

¿Que será del que nace..., a ésta hora?
¿Que será..., al volver, a la escuela?
¿Que será, de mí...? Porque mi alma..., llora.
leer más   
11
6comentarios 197 lecturas versoclasico karma: 87

Fragmentos

Silencio. Camino. Polvo. Huida.
Viento. Arena. Lágrima. Soledad.
Llanto. Página. Verso. Tempestad.
Fantasmas. Ausencias. Recuerdos. Vida.

Noche. Cielo. Estrellas. Nube. Viaje. Ida.
Aullido. Sombras. Miedo. Oscuridad.
Suelo. Sonido. Siseo. Oquedad.
Ojos. Serpiente. Veneno. Salida.

Muerte. Paz. Descanso. Eternidad.
Espíritu. Mentira. Cielo. Infierno.
Necrófagos. Carne. Cuerpo. Tierno.
Tierra. Tumba. Mensaje: "Recordad,

en esta tierra gris y sin nombre,
yacen los sueños que ayer fueron hombre".
leer más   
6
2comentarios 31 lecturas versoclasico karma: 71

El soneto de la dama

La majestad florece en lo sereno...
¡oh manantial de agua cristalina
−perfección de la gracia femenina−,
que insondable es el fondo de tu seno!;

¿es que acaso resguardas la doctrina
que en la esencia de sí misma, ajeno
siempre deja al curioso y vil veneno
que imprudente proclama toda ruina?

Muestras la flor del fruto de tu esencia,
y entre más da, más crece su riqueza:
¡que incansable es el cáliz de tu ciencia...!

¡dime Diosa!, ¿me gozo en su certeza,
o acaso gozo aquella trascendencia
que en sí misma sugiere tal belleza?
leer más   
10
2comentarios 42 lecturas versoclasico karma: 88

Poeta (Soneto)

¿Con cuántos versos se hace uno poeta,
cuántas sinalefas o estrofas, rimas?
¿Cuántas virtudes, bardo, sobrestimas
hasta considerar tu obra completa?

¿Cuánto lloraste ante la luna inquieta
con tu propia vida que desestimas,
por sus destellos, tu materia prima,
para aprisionarla en una libreta?

El firmamento te entregó un presente
y te murmuró sobre sus secretos
encargándote que los descubrieras;

Revelarlos te será suficiente
para que reconozcan tus cuartetos
¡los mejores del país!... cuando mueras.
11
10comentarios 77 lecturas versoclasico karma: 78

A Federico

A FEDERICO

En el camino de Víznar y Alfacar
amanece un nuevo llanto y canción,
los poemas se entristecen al pasar
y una bala atraviesa el corazón.

Silencio a las cinco de la tarde
que emana de este triste romancero;
preludio de un mal crimen y cobarde
del niño que nace en Fuente Vaqueros.

Molestan cuando riman las verdades
del puño y de la mano de un poeta,
la guerra que siempre pierde el obrero

en busca de luchar las libertades,
un verso que no cabe en la maleta
de un incierto soneto y verdadero.
14
4comentarios 59 lecturas versoclasico karma: 80

La poesia es...

Cofre de oro que las palabras guarda.
Susurro de sirena enamorada.
Melancólica dama abandonada.
La pasión que hace que el corazón arda.

Tristeza que dulce consuelo aguarda.
La serenidad de la mar calmada.
Bella ninfa de flores adornada.
El cobijo que del dolor resguarda.

Eres la más perfecta sinfonía.
Eres amor por desamor herido.
Arte cargado de bella armonía.

Manantial del que mana la alegría.
Recuerdo rescatado del olvido.
Profundo sentimiento, es poesía.
leer más   
16
5comentarios 65 lecturas versoclasico karma: 83

Mi canto alejandrino

Escribiendo poemas, recitándole al viento,
suspirando de amores, recordando dolores,
recorriendo caminos, degustando sabores,
en el canto del día, palpitando el momento.

Y en el grito del alba, rebuscando sustento,
y en la noche estrellada, fabricando colores,
escuchando momentos, en los brillos de flores,
escarbando la dicha, recordar lo que siento.

Salpicar de alegría, la tormenta sagrada,
recibir bendiciones, en el himno bendito,
descubrir paraísos, en el tibio crepúsculo.

Y en la noche brillante, transferirme a la nada,
y en el cuarto menguante, recordar que en el grito,
que se ahoga en los mares, el solaz es mayúsculo.





~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Poesía de Alejandro Cárdenas
@AljndroPoetry 2020 - Jun/14

Soneto Alejandrino
Hemistiquios simétricos
Ritmo simétrico: 3, 6, 10, 13
leer más   
16
21comentarios 105 lecturas versoclasico karma: 93

Lamento

El principio y el final de mi lamento
lleva tu nombre atado a la memoria
no hubo celebración, no existió gloria,
desde que tu presencia trajo el viento.

Quiero olvidar tus ojos y tu acento,
borrar de nuestro haber toda la historia,
sin tener que inventar aclaratoria
que justifique mi triste aislamiento.

Mis recuerdos se avivan en la noche
y con rabia cuestiono mi derroche
de nobleza, de entrega, y de verdad.

No mereces ninguna introspección,
ni mi tiempo, ni mi cavilación,
eres la encarnación de la maldad.

ALDA
(Soneto Italiano)
leer más   
23
16comentarios 109 lecturas versoclasico karma: 97

Los ojos de mi hija

Los ojos de mi hija son morenos.
Candiles son, de lumbre amulatada.
Son broches de coral y más que nada,
los ojos de mi amor son ojos buenos.

Son ojos que sin odios ni venenos
transmiten luz y paz con su mirada,
y mira que es el sol de la alborada
mi niña, la que tiene ojos morenos.

Los versos se me prenden de la vida
cuando pienso en los ojos de mi flor,
mi azucena preciosa y consentida.

Que nunca guarden trazas de rencor,
que no deban llorar traición ni herida
los morenitos ojos de mi amor.
leer más   
10
10comentarios 73 lecturas versolibre karma: 88

Mi Quinto Elemento

Eleváronse mis sentidos
al ver cuatro elementos,
dirigiendo mis latidos
al desierto con los vientos,

al llegar sin entretiempo
ya la noche me ha caído,
sigiloso he comprendido
que sin tí...¡Sólo me encuentro!,

cuando el frío no soporto
fuego llega a dar calor,
apagando la sequía
del silencio de tu amor,

al abrir por fin mis ojos
en la tierra veo nacer,
la esperanza de tenerte
y por fin volverte a ver,

en mi alma yo te he amado
te lo digo cual castigo,
y en silencio te he buscado
pero hallarte no he podido,

¡musa hermosa!, ¡ojos de miel!
¡mi quinto elemento!,
trae la lluvia a mi desierto
y apacigua tu desdén.
leer más   
6
sin comentarios 49 lecturas prosapoetica karma: 74

Reliquias (soneto)

¿Qué me hará despegarme ya de ti?
Malditos los silencios y las flores,
benditos nuestros ambos desamores...
¡Hoy hace tanta falta huir de aquí!

Desertar, no ser más ya quien yo fui...
Roídas todas luces y colores,
me dijiste "de mí no te enamores"
¿Y qué hacer con los versos que escribí?

La arena del desierto ya no canta;
las manos llevarán al corazón
reliquias del museo del amor;

pero perdí fortunas y fe y tantas
miserias e ilusiones sin razón
que hoy duelen las espinas del dolor...

Raül Bernadas
leer más   
17
14comentarios 155 lecturas versoclasico karma: 103

La vida ya (soneto)

Dadme algún momento álgido, un respiro,
que no quiero morir atropellado;
quizás sobrevivir ya es demasiado...
La vida ya es pasado, es un suspiro.

La vida ya no suele estar a tiro
y ya las desventuras han surcado
en la piel y en el cuerpo maltratado...
Y ya la vida clama su retiro...

A gritos ya la vida me habla a veces;
la vida ya está sorda en ocasiones
y yo exprimí la vida ya con creces...

Y ya amenazan hoy sus estrecheces;
me canta ya su angustia en sus canciones
y ya pienso yo a veces "lo mereces".

Raül Bernadas
leer más   
13
7comentarios 126 lecturas versoclasico karma: 97

Mi cuadro, tú (Soneto, 37)

Mejillas de amapolas soñolientas
y en tus ojos las gotas del rocío.
Es tu pelo trigal en el plantío
son tus labios las plantas suculentas.

En tu frente, las flores polvorientas
y en tus dientes sabor a desafío.
Es tu cuello tan grácil ¡que bravío!
En tu cuerpo amenazan las tormentas.

Con mis manos hundidas en tus ramas,
perdiendo en tu inocencia la cordura
ansiosos tus luceros prenden llamas.

En tus alas se mece mi cintura
abrazada a las mieles que derramas
¡en mis sueños te pinto con premura!
15
8comentarios 108 lecturas versoclasico karma: 95

Todo (soneto)

¿Y si en vez de poeta fuera perro?
¿Si en vez de loco, lúcido y atento?
¿Y si atento yo fuera en un momento,
sería visitante de mi entierro?

¿Y si de niño fui un poco gamberro,
seré de anciano lánguido lamento?
¿O será escribir esto un vano intento
de enfrentarme a la vida que me aferro?

Son las dudas inquietas mediodía
y las cavilaciones madrugada;
son todos los tormentos noche y día;

son inciertas respuestas, letanías,
rezando en oración desesperada...
¡TODO es lo que habrá y TODO es lo que había!

Raül Bernadas
leer más   
23
12comentarios 152 lecturas versoclasico karma: 99

El horror de la tormenta, Parte III (soneto)

En peor pesadilla todavía
derivó dicha huida ciudadana;
no era evasión menor, ¡tampoco vana!
¡fue el fin de todo gozo y alegría!

Cuentan que lo más cerca que allí había
era otra vieja y triste villa arcana
y el reino de una bruja muy tirana
que de tanta tormenta enloquecía.

Al llegar todos vieron alarmados
que lo peor no fue tormenta y viento
ni el Rey Mal ni los rayos despiadados,

sino los gritos tétricos malvados
que invocaba la bruja en su aposento
para atraer así a los desgraciados.

Raül Bernadas
leer más   
15
11comentarios 119 lecturas versoclasico karma: 99

El horror de la tormenta, Parte I (soneto)

¡Muy buenos días lluvia y vecindario!
Os invito a la tan bella tormenta,
con música de truenos que alimenta
un junio que atormenta al calendario.

Desde el balcón de casa el campanario,
tranquilo y empapado, se aposenta
bajo rayos y ráfagas violentas
de un viejo viento tétrico incendiario.

Un horror terrorífico y mortal
que da forma a un espectro fantasmal
desata un pavoroso eco en el cielo;

y el chubasco diabólico del mal
en un grisáceo espíritu infernal
aterriza con prisa sobre el suelo...

(Continuará...)

Raül Bernadas
leer más   
20
24comentarios 224 lecturas versoclasico karma: 82

El horror de la tormenta, Parte II (soneto)

Surgió el horror cuando éste aterrizaba
sobre el suelo tornado en barrizal
después de un chaparrón primaveral...
¡Y el mal con asustar amenazaba!

El monstruo por las calles paseaba
disfrazado de lluvia y vendaval,
de sombra y del mismísimo Rey Mal,
siguiendo a todo ser que respiraba...

Quisieron darle caza los valientes;
quisieron los cobardes ocultarse...
¡Pero el horror ganó a todas las gentes!

Inquietos todos, cuerdos y dementes,
lo que hizo el pueblo entero fue largarse...
¡En éxodo masivo y de repente!

Raül Bernadas
leer más   
15
12comentarios 126 lecturas versoclasico karma: 80

Volver a empezar

Volver atrás, con el deseo de recordar
las pequeñas cosas que a veces uno se olvida.
Volver atrás, con el instintivo afán de hurgar
en el pasado: un alivio, un consuelo, una herida.

Una excusa que se llame el destino, el azar,
la casualidad de aquel encuentro, de aquella huida.
La razón, el motivo para justificar
transitar por un túnel sin buscar la salida.

Volver atrás para vestirse como de ayer.
Abrir las puertas o una ventana amanecida.
Cerrar el paraguas, sentir la lluvia caer.

Sacudir las sábanas a un nuevo despertar.
Recuperar el equilibrio, la fe perdida.
Releer aquel buen libro, volver a empezar.

mello
leer más   
15
2comentarios 119 lecturas versoclasico karma: 84

Pedir perdón a un soneto no escrito

Perdóname, soneto, qué olvidado
te tenía... Mi azar, mis desmemorias,
me invitó a que escribiera otras historias,
dejándote de lado, abandonado.

Dí, qué rimas, soneto del pecado,
deseas hoy y aquí para tus glorias,
¿requieres paz?, ¿amor?, ¿tal vez euforias?
¿un corto escrito dócil, delicado?

Muérame si no cumplo mi promesa
de poeta, con fuerza y con valor,
firmar este soneto y lo que expresa.

Cumplí y no escatimé en tinta ni mesa
y derramé esta rúbrica de autor...
¡Y mi alma sigue viva, intacta, ilesa!

Raül Bernadas
leer más   
22
24comentarios 181 lecturas versoclasico karma: 93
« anterior1234542