Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 469, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Guitarrista

Describes la sinfonía
Entre tus palmas
Tocando al compas
De las cuerdas de tu corazón
En una melodía
Que conquista el mediodía
En el mismo parque
Ah la misma hora

Guitarrista
Que tocas
Las letras
Que escuchas
Y las vuelve poesía
Que plasmas en la libreta
Y te vuelves poeta

En vuelves
Con tu canto
Junto
A la guitarra
Con sus cuerdas
Hilando
El amor que sientes
Por la musica
Artista
Que conquista
Las masas
Y te roba el corazón
Guitarrista
leer más   

etiquetas: inspiración, sueño, melodía
3
1comentarios 8 lecturas versolibre karma: 47

Mi ideal

En las series
En los videojuegos
Siempre se puede ver
El ideal del amor
Lo que quisimos tener
Con lo que nunca
Dejo de soñar
¿Mi meta de vida?
Es poderme casar
Y de él
No separarme jamás
Buscando el ideal
Con basta esperanza
De poderlo encontrar
A la vuelta
De cualquier esquina
Mi gran ambición
Mi gigante obsesión
Es conseguir
El verdadero amor
Y ver que ese anillo
En mi dedo izquierdo
Jamás me dijera adiós
Y custodiara mi cuerpo
Cuando este rígido y frio
Me acompañara
Mucho después de mi último aliento
leer más   
7
1comentarios 45 lecturas versolibre karma: 88

Llegó el silencio

Llegaste en silencio, mandando callar a tus pasos,
que bailaban con el recuerdo
de lo que un día fue tu sueño.

Intentaste mandar callar a tus brazos,
pero tus manos saludaron el ruido,
que te llamaba despacio.

Entraste junto a Morfeo sin saludarle,
como siempre habías dicho que harías.
Te giraste y negaste un adiós a lo que ya sabías
que se había ido, que se había acabado.
Tan solo, tanta distancia,
un muro entre el cielo
y el infierno.

Después llegó el silencio,
y todo volvió al principio,
te cubrió el sueño.
leer más   
13
8comentarios 116 lecturas versolibre karma: 92

Acorazado de sueños…

En una tarde despejada de lloviznas y en la veraniega ensenada de la costa tropical caribeña teniendo al azul intenso golpeando las sienes de los pescadores por la labor de pesca que día a día se esfuerzan se vio conmovida por la llegada al puerto lacustre de un viejo amigo…Relator de aventuras; un verdadero lobo de mar, nuestro infatigable Capitán Lorenzo Barco. Los lugareños cercanos a la margen de la costa vienen a saludarlo y compartir con él sus relatos, aventuras y leyendas que muestra como emblema en su colorida y frondosa vela bañada por las traslucidas aguas azules del Caribe mar. Entre saludos y abrazos el Capitán disfruta de sus hazañas y cuando se le acercan los niños mete sus experimentadas manos en el bolsillo de su chaqueta gris andaluza comprada en Marruecos y que permanece bien sujetada comprimiendo sus músculos y regala nueces de castaño del Mediterráneo.

José, parado cerca del púlpito de olas a orillas del terraplén se emociona en verle contar sus travesuras y hazañas de navegador infatigable. Lo contempla en toda su extensión como navegante portentoso, el gran Lorenzo Barco. José camina donde está fondeado el gran navío y admira sus balaustres remos, el estribor, el babor, la proa acanalada y la popa. Tienta el ancla de fondeo que está unida al barco por un largo cabo amarillo. La acaricia como un padre mima a sus hijos con sublime amor y respeto y comienza a conversar para sí mismo mientras las gaviotas y garzas vuelan chirriando sobre el acantilado y la brisa de playa lo sumerge en una verdadera sinfonía de colores y sabores. José le musita al ancla…Dime acorazado de sueños ¿Más allá de este suelo que existe? ¿Acaso no hay labriegos que trabajen la tierra? El valeroso capitán se acerca y le contesta_ Joven marinero te he escuchado con mucha atención a pesar de tu susurro y déjame decirte… Más allá de este anchuroso mar existe una ciudad hermosa trazada por laberínticas calles y grandes edificaciones. Sus pobladores están sumergidos en sus propios quehaceres, a veces le noto frialdad en el trato, viven en una constante zozobra como apurados, no tienen tiempo de contemplar el cielo estrellado menos de ver el ocaso, pero eso sí, han desarrollado la industria y el comercio y les gusta surcar los mares en búsqueda de tesoros y especies. Ellos ya no se ocupan de la tierra, solo esperan que de las tierras altas le lleguen los escasos frutos del suelo. Se han convertido en importadores de bienes al desarrollar la ciudad. La gente se vino en estampida dejando su labor de labriegos abandonaron sus posesiones y el arado fue tragado por la herrumbre. Cuando visito esos lejanos lugares al poco tiempo quiero estar de regreso.

José un joven pescador, amante de la literatura marina en especial disfruta cada vez que lee los libros de Jack London " El Lobo de Mar "y "Movy Dick "de Herman Melville.Obras clásicas que heredó de su abuelo también navegador de mares. José Sueña con ser un gran marinero de ahí la admiración por el Capitán Lorenzo Barco.
Dice José _ Y de tus andanzas por el viejo mundo… ¿Hay un amor esperándote? Presumo que en los puertos que has visitado dejaste anclada la vela como señal inequívoca de tus pasos furtivos por alcobas rodeadas de lindas doncellas y aromas de sándalo, menta y magnolia. Dime respetado navegante algún caballero de esos con bigote alto, sombrero de puntas y pistolas cargadas de humeantes balas de plata te haya retado a muerte segura por el amor de su princesa.

Dice el Capitán _ joven marinero... Sus mujeres son tan hermosas que acarician con sus cabellos el brillo de la tarde, hay blancas y mestizas, pues su genes se han mezclado debido a los itinerantes viajes y conquistas que han hecho desde su metrópolis. Y en cuanto si tengo amores que me esperan, claro que sí, hay una hermosa blanca de raíces Espartana y Croata, gitana y odalisca que me tiene prendido, es mi Alma peregrina, es tan hermosa como la luna cuando se acuesta en las frondosas ramas de olivo verde. Y yo como soy poeta errante me inspiro y le escribo bellos poemas, es mi Erato, yo le llamo Beatrice o Artemisa son varios los nombres que ella guarda en secreto, en su corazón estanco. Una vez pisé el peligro con una dama de la clase alta, vivimos un torrente romance, pero su esposo, un caballero de armas nos sorprendió, pero eso fue en el segundo viaje a la ciudad de Cádiz, nos retamos a muerte. Ambos sufrimos heridas y salimos ilesos, la carga de humo fue grande que mis compañeros de viaje aprovecharon la espesa neblina y me encresparon a abandonar esa ruleta siendo llevado al barco a sanar las profundas heridas.

Y continua José interrogando al viejo timonel _ Dígame Capitán ¿Las campanas dejaron de sonar en las iglesias?
Joven marinero le responde el Capitán _ Su arte pomposo y excesivo es hermoso y sus iglesias están decoradas con hilos de plata y oro y siempre están agolpadas de fieles pero he observado que hay un séquito de ellos que se golpean el pecho y cuando tienen que socorrer al prójimo miran de reojo y voltean. Se hacen los tontos útiles, mientras el cordón de miseria se multiplica.

El joven marinero interrumpe y dice _ Todas esas aventuras, travesías y sueños alcanzados te han hecho ser un gran navegante. Capitán algún día voy a echar andar mi barco y te prometo llevar de testigo tu heroica enseñanza. En tu rayado y vistoso navío se nota que has atravesado muchos mares sorteando tempestades, ciclones y arrolladoras olas que chocan con las parades lacustres de las costas.

Como te decía _ El mar es peligroso y a su vez te acoge en un suave vaivén, recuerdo que una de mis tanta travesías peces rapaces y corrompidos trataron de desmembrar la existencia de toda la tripulación. Eran peces voladores que saltaban y movían las paredes del barco y la lluvia cargada de astros incandescentes no nos permitía defendernos pero nuestra valentía expuesta pudo sortear esos abismales momentos. Fueron horas y días tormentosos la sangre salpicaba la proa, el frio nos congelaba, fue traumática la ruta, como pudimos nos armamos con arpones que aun quedaban, debido a que el oleaje nos cubría por completo y bajo la vigilia de un lucero errante que con su luz nos cobijó, pudimos dar de baja a los peces . Hasta que el mar se aplacó y el faro de la mañana hizo huir a los devoradores de marinos, como pudimos navegamos sin brújula y bitácora por toda la costa del Mediterráneo, ahí fue donde conocí a la linda blanca que es la flor que me alumbra.

Capitán Lorenzo Barco hábleme del valor y arrojo que muestra cuando navegas por el mar bravío. Sé que tu estancia en tierra firme es corta porque tienes que volver a surcar los océanos y esta vez tienes la misión de llevar lo que se produce en este noble suelo que hasta en época de verano las espigas de la vida brotan y el sol las acaricia. Pero antes de irte mi querido y viejo amigo te pido de corazón no cargues el recuerdo, déjalo caer…Solo el presente es real, el pasado y el futuro solo son conceptos que el ego ha inoculado en la mente por largo tiempo para generar miedo. Mantén en alto la brújula y cuando tú alcances ver tierra más allá de tu vista, descansa…Cuídate del bullicio y las luces de la gran ciudad, son grandes traficantes de sueños y en tus ratos de soledad comulga con tu esencia es la joya más preciada del ser y que poco caso hacemos pues vivimos en un constante padecer por lo material, que es necesario no cabe duda, pero no como la fuerza del espíritu que es hoja cortante fundida en las montañas de cuarzo y nos mantiene anclados y centrados en esta arena de suaves murmullos.

Interrumpe el viejo timonel y le dice a José _ Joven marinero…Para ser tan novel donde aprendiste a filosofar y a pensar con arte me dejas consternado con tus palabras como sacadas de un libro de auto ayuda, me impresionas. Estoy seguro que vas a ser un gran navegante porque antepones al ser humano y su entorno como esencia vital y es cierto, el presente es nuestra realidad, lo demás es un espejismo que nos mantiene deslumbrado y abstraído.

Le dice José al Capitán _ Ahora con el respeto que usted se merece puede acostarse sobre la cálida arena; si quiere… Cuente los arrecifes, los corales, y las caracolas que el galeón imperial proveniente de la madre patria las crío con esmero y quedó encallado a fines del siglo XVII por la arrolladora fuerza de los piratas del Caribe comandados por el corsario y filibustero capitán Morgan quien de esta manera pudo saquear a su antojo y quedarse con los tesoros más preciados de la realeza española. Capitán es cierto que en tu camarote guardas el puñal de acero que corta las rocas de manantiales y hace estremecer el relámpago que se asoma con su luz en las noches colmadas de estrellas.

Habla el Capitán _ Mi querido amigo si algún día dejo de navegar, pues el indescifrable tiempo ya me agobia, ten la seguridad que mi puñal de acero forjado en las minas del sur y con el que me he defendido de la naturaleza abrupta que representa el mar tú serás el encargado de seguir portándolo. Pues siempre me demuestras habilidad, destreza e inteligencia para llevar esta noble herramienta. Déjame decirte que Dios nos dio el libre albedrio para decidir, crear, imaginar y hacer posible los sueños. Este puñal que te muestro es un arma noble e insigne. José dio tres pasos hacia atrás, sorprendido, pues no se imaginaba que el capitán tenía el puñal guardado en su alforja, se sobresaltó al ver tan filoso cuchillo. _ No te asustes joven marino si este puñal es manejado por unas manos irresponsables, es letal y mortífero. Pero en el fondo quiero que sepas que los elementos, herramientas y armas no son malos, es el ser humano que le da el uso indebido. Fíjate en el fuego que ha sido tan vital en el desarrollo de los pueblos, pero al ser mal utilizado puede causar terribles tragedias. Por ahora permíteme que descanse... Mañana antes de la medianoche debemos partir a la hermosa ciudad de Cádiz.
leer más   
16
3comentarios 84 lecturas concursobac karma: 96

Nuestra Historia

Nuestra historia nunca se escribió
solo fue un borrador en el viento
tenía los aromas más dulces
y las caricias más tiernas.

Nuestra historia empezó con un sueño
vivimos un romance poético
nuestras almas bailaron
y nos besamos bajo una estrella fugaz.

Nuestra historia estaba llena de anhelos,
de atardeceres a la orilla del mar,
de lecturas bajo la luz de la luna,
de abrazos bajo las sábanas azules.

Nuestra historia pudo ser la más hermosa,
de esas que inspiran a los demás a soñar
a creer en la fantasía y el amor
dónde las almas se vuelven eternas.

Nuestra historia hubiera sido eterna
como las canciones de Chavela,
como los poemas de Neruda,
como las pinturas de Dalí .

Tuve el tintero lleno de tinta color carmín,
tuve la pluma dorada y las hojas blancas,
tuve su mirada y sus labios
la tuve tan cerca, que la sentí real.
leer más   
14
6comentarios 77 lecturas versolibre karma: 83

Me soltaste

Soltaste mi mano,
me dejaste caer al abismo
y en ese momento
mi corazón dejo de latir.

Por un momento pensé
que nunca me soltarías,
que siempre estarías aquí
como una vez habías prometido.

Tal vez fui demasiado
complicada para ti,
o tal vez no fue lo que tú
esperabas de mí.

Es verdad estoy hecha de pedazos,
mi corazón tiene quebraduras,
mi alma está llena de tormentos
y mis pensamientos me traicionan.

Vivo de poemas e ilusiones,
sueño con besos llenos de magia,
con el amor entre dos almas
y que no hay distancia.

Pero sé que de poemas y migajas
no se puede vivir para siempre,
eso me lo dijiste justo antes
de soltar mi mano.

Mientras caigo al abismo
y mi corazón deja le latir,
volteo al cielo y te veo sonreír
tan hermosa como la luna.
leer más   
12
7comentarios 93 lecturas versolibre karma: 85

Sueño nítido

Ahogo de un latido,
caricia al humo...
Tú en cada sueño nítido.
Desnudo tus ojos.
cuerpo de agua tibia de mar y río.
lluvia en tu extensión, recorrido de la rosa de los vientos.
Exhalación de incendios al oído.
Inhalo adicción en tu aroma.
Maremotos del torrente sanguíneo, tus manos en mi cadera.
Vibro secretos de piel,
huracanes deshacen la brújula del destino
No abriré jamás, mis ojos.
leer más   
26
8comentarios 227 lecturas versolibre karma: 102

Siento..

Siento como si no estuviera viviendo,
como si mi vida fuera un muestrario de momentos.
Saber que llega el mañana y, despierto,
sentir en este frío invierno que arde todo mi cuerpo.

Horadando mi espíritu las gotas de lluvia
se deslizan entre mis dedos, y yo,
desnudo en mitad de un abismo volátil,
sucumbo al sueño de un vano deseo.

Y es que he soñado esta noche cuán extenso era tu cuerpo,
y cómo rozando tu piel pasaban las noches, los besos,
las caricias hasta medir tus extremos,
el creer que una vida entera no era suficiente para querernos.

Siento que las noches a tu lado eran primaveras
floreciendo en mi boca raudas tus ganas,
coloreando mis sueños tu mirada de esmeralda,
mojando mis miedos la pasión desenfrenada.

Duermo porque soñando más vivo me siento,
siento que la realidad no es más que dolor,
rabia, decepción, inmundicia, pena, tristeza,
hipocresía, falsa alegría, y deshechos.
11
4comentarios 102 lecturas versolibre karma: 108

Siempre el mismo sueño recurrente

Siempre el mismo sueño recurrente,
¿Porqué das vueltas en mi mente?
¿Que disfrazas en mi subconsciente?
¿Fatigas mi consciente con miedos inexistentes?

Dime sueño recurrente
que inundas con aguas inconscientes
parte de mi presente
¿Que es lo que tú quieres?

Me sumerges
arrastras y lo sabes
¿Dime qué ocultas?¿Qué crees?
¿Porqué no me hablas de frente?

Te disfrazas y usas escenarios diferentes
te condensas y me envuelves,
pero me dejas siempre con mismo sabor ausente
¿Con que fín confundes mi mente?

Dime sueño recurrente
¿Cuánto tiempo más serás un tibio de mente?
Si tienes el valor para hacerme frente
¡Ven te espero aquí, con mi consciente presente!

Claudia Viviana Molina
14
12comentarios 76 lecturas versolibre karma: 115

Insomnio almendrado

Para Ángela Guerrero Sanz

Cada madrugada te busco en un sueño
para arrancarte de un único bocado
esas dos perlas de color almendrado
que fueron robadas al cielo sin dueño.

No sé si es el dulce perfume tostado
o el resplandor angelical y risueño
de su candoroso océano trigueño
lo que azuza a mi apetito encaprichado:

Pero como el insatisfecho pequeño
que se prende al regazo acaramelado
para saciar el deseo desbocado
que secuestra la placidez de su ensueño:

Mi ser se aferra y busca desesperado,
tus dos perlitas de color almendrado.

De Versos perdidos, 2011
leer más   
11
sin comentarios 55 lecturas versoclasico karma: 108

Pasaje

He vivido lágrimas inusuales
Situaciones de un vasallaje
Aprovecho mis necesidades
Dándole paso a otro viaje

Si dudo en el tiempo
Libro mi señuelo
Elegante bípedo sin sueños
En este espacio-tiempo

Bajo la mirada pensando en la guerra cada mañana
Mi presión aumenta mi corazón estalla
Enumero cada día de mi vida, y nada
Los días son largos y eternos, que triste es la vida

Si voy a casa mi dama me mata
Si voy al casino me dan un tiro
Buscando en mi mente leo el presente
Pero al final me doy cuenta que todo es un sueño, un pasaje.
leer más   
4
sin comentarios 30 lecturas versolibre karma: 40

Soñando en tu cuerpo

No sé si estaré despierto
o si aún estoy soñando,
más bien será una ilusión
porque me arropa tu abrazo.

Y es que anoche vi una fonda
bajo la luz de tus párpados
y me dio el pase pernocta
un suspiro de tus labios.

En ese mismo momento
un aliento evaporado
de tu boca y de la mía
en el cielo se hizo un lazo.

Sí, tiene que ser un sueño
porque sigo delirando
con hospedarme en tu cuerpo,
con que tu piel sea mi hábito.

Sueño con que mi almohada
sean tus pechos tan blancos
y con dormir cada noche
sobre tu vientre alisado.

Que me cobijen tus piernas,
que mi asilo esté en tus brazos,
mi refugio en tus caderas,
y en tu cama, mi regalo.

Al abrigo de estos sueños
me guarecí en tu regazo,
sigue abrazándome fuerte
que seguiré aquí soñando.
15
4comentarios 89 lecturas versolibre karma: 95

Amor soñado  vídeo

Amor soñado
¿Puede llegar a existir?
mil veces me lo he preguntado,
sin poder obtener un si.

Contando los miles de pasos errados,
en el camino para ser feliz,
aunque estos fueron desacertados,
nunca quise que fueran así.

Saborié las falacias, de tus labios,
queriendo que no fueran así,
pero sólo fueron desmembradas,
a un abismo que no tiene fín.

Sosegada en la agonía
de sueños sin cumplir,
embaucador de ilusiones,
de promesas sin vestir.

Si quiero obtener respuestas
a esta trivial pregunta,
el amor soñado, es mi tumba,
esperando revivir.

Autora: Claudia Viviana Molina
13
2comentarios 89 lecturas versolibre karma: 85

El trasegar del alma

Incrustado en las paredes, se transporta en los aromas, vuelve en una y las mil formas el tormento del insomnio que gobierna en las ausencias.

En el intento fallido de trasegar el alma obtengo la misma respuesta en cada noche que culmina, en cada sueño que se va, manifiesto de todo aquello que no podemos olvidar con el avanzar del tiempo.

Cómo separar la vida que se adhiere hasta los huesos, cómo curar sin herir cuando sabes que a pesar de lo efímero del tiempo logran trascender las letras sin saber en qué momento y aun así se le entintan en papel.

Que ironía de nuestra vida, te repites las nostalgias para recordar el vivir y las tienes que resentir para comprender las partidas que como enciclopedias de vida las apilas una a una como experiencia adquirida.

Son vestigios, solo eso, un baúl que se ha guardado con el debido cuidado que solo al pasar de los años te dará como respuesta el para qué que tanto nos ha atormentado.

Se han mantenido los restos que conservan las esencias de aquellos lapsos de vida que al ocultar bajo mis ojos se reviven uno a uno cuando fingimos dormir.

Sí, así se engaña a la memoria que delira en soledad, venciendo a la monotonía del diario cansancio, sin pensar en lo profundo del sueño, sin despertar por siempre de aquel eterno soñar.


Por: WilyHache®
03 de febrero de 2019
11:55 a.m.
México

21
6comentarios 101 lecturas prosapoetica karma: 109

El piso número 8

Dormía, después de un largo viaje había llegado a mi destino. El piso número 8, ubicado antes del final del pasillo, donde pernoctaría por tiempo indefinido. Apresuradamente subí las escaleras, buscaba mi habitación. Abrí la puerta, al cruzar, inmediatamente cerré; un cristo grapado de un brazo se encontraba detrás. Atrajo mi atención debido a que estaba inclinado hacia mi derecha y sin la cruz. Frente a mí, ventanas sin sentir calor, un piso opaco sin limpiar, una cama cubierta con sabanas empolvadas. Aromas de un viejo lugar donde historias de más de seis lustros, fantasmas quizás, se habían ocultado entre la lobreguez de aquellas paredes. El ruido incesante del abrir y cerrar de aquel viejo ropero, me hacía huir de aquel profundo sueño después de guardar mi ropa.

Aquella primera noche el calor del verano sofocaba los sentidos. Vientos alisios que se colaban por las ventanas aminoraban la temperatura del aposento. Era necesario el ducharse para combatir al enemigo. Al regresar a la cama comenzaba una nueva batalla con el brillo de la luna que se asomaba por la ventana, la cual estaba desnuda, sin objeto alguno que impidiera el jugueteo con mi rostro de sus deslumbrantes destellos. Una almohada vieja era el escudo perfecto que me ayudaría a repeler los embates de su intenso brillo y así conciliar el sueño.

Al paso del tiempo comprendería que aquella habitación tenía una forma muy singular de comunicarse conmigo, un refugio necesario para alimentar el alma. Transcurrirían las horas en un sueño profundo. Era de mañana, observaba por la ventana como el viento mecía cuatro enormes palmeras que se encontraban a un costado de la entrada del edificio.

Infinidad de lugares rellenos de concreto y ladrillos. No observaba sitios verdes, ni árboles frondosos, algún arroyo donde pudiese ver el agua correr en mi andar no existía. Solo mezclas perfectas para aumentar la temperatura. La transpiración hacía estragos en mi cuerpo.

Cuando retornaba, un efluvio matizado; flores de cuatro estaciones, antiguos rosarios, cenizas de incienso conquistaban mis sentidos al caminar por el sendero. Acaso estaba soñando –pensaba. Se movilizan los engranes de mi máquina del tiempo. Me embarcaba en un recorrido de emociones que me llevaría directo a una puerta, al final de la travesía se detuvo. Comencé a tocar, la alborada era testigo, invadía un espacio no conocido. Ante mi insistencia, se abrió. Entré sigilosamente a un templo sin ser invitado. Al cruzar, una silueta se encontraba sentada en un sillón, el aroma percibido aumentaba, el brillo de sus ojos me dominaba. No tengas miedo –me dijo. Todavía siento tu perfume como aquel último día en que mis ojos te vieron partir –suspiraba. Muchas veces en mis sueños has regresado, te quedas conmigo hasta el amanecer, hasta que tengo que despertar sin querer hacerlo –decía.

Algo atravesaba mi cuerpo, el calor de su mirada, de sus palabras. Te he visto llegar –me dijo. Mil vidas recorrí para encontrarte. Sentía que podía abrazarle. Al hacerlo, comenzó a desaparecer el entorno, uno a uno los objetos dejaban de existir. Sus brazos rodeaban mi cuerpo, lograba acariciar el olor de su pelo. De pronto, un fulminante estruendo destruía aquella escena. Caí al vacío. Ensordecidos mis sentidos y ante su mirada atónita al verme caer, lograba leer en sus labios que decían mi nombre entre gritos de silencio. Un fuerte golpe en el techo me despertó provocando el caer de mi cama con una pregunta en mi mente. ¿Existes?




México
Por: WilyHache ®
11:00 a.m.
02 de febrero de 2019

Relato corto de sueños de verano GHM, Segmento de una historia que se escribe.

Saudades, 31 de agosto de 2018
19
2comentarios 77 lecturas relato karma: 99

En mis sueños

Lo espero como siempre
cada noche entre mis sueños
cuando invaden los recuerdos
de esa tarde, de aquel muelle
que despidió su figura, sin decir: adiós…

Me dijeron, me contaron tantas historias
distintas de su partida, que he creado la mía
donde me ha robado hasta el último suspiro
abrazándome fuerte el último beso en silencio…

Y también me invento esperarlo
al final del mismo repetido sueño
en el mismo muelle, donde dicen
cuentan, que se perdió en un bote
en aguas calmas, entre la neblina
con toda su poesía, como único equipaje…

Lo espero, desde hace tiempo
ya no imagino claramente el color
indefinido de sus ojos
pero mi boca no logra olvidar
sus besos, esos que nunca me ha dado
pero que sigo soñando, cada vez
que vuelvo a buscarlo, en el muelle
desolado…

soundcloud.com/lola-bracco/lo-espero (Lola)

.
10
5comentarios 104 lecturas versolibre karma: 83

Ayer por la noche, te soñé

Riqueza de los Pueblos Latinoamericanos

Ayer por la noche, te soñé

Tan cansado, muy cansado, dormité;
Al cerrar mis ojos, en penumbra me escapé;
Hice un viaje tan adentro, muy adentro sin saber;
Tal asombro; boquiabierto me quedé.

En un mundo tan hermoso, un paraíso, el edén;
Grandes ríos, bellos lagos; selvas y animales por doquier;
En sus montañas y volcanes, bosques y llanuras pernocté;
Tan arriba, muy arriba con la vista, a sus islas visité.

Y de pronto, de un pueblo y muchos pueblos, a mestizos vi brotar;
Tan diversos en sus etnias y contraste cultural;
De colores y matices esta tierra se impregnó ;
Muchos pueblos de mestizos, en un solo corazón.

Del aborigen y el indígena, el valor encontrarás;
Pues es la parte de tú pueblo, que te hace singular;
Lenguas, dialectos o idiomas, se unen todos en este lugar;
¡América Latina, un prodigio cultural!

En las artes y las ciencias tú futuro hallarás;
En tú sangre llevas números; matemática original;
Arquitectura imposible, de la nada hiciste ya;
Mestizos hoy latinos, caminemos a la par.

Solidarios nuestros pueblos, deben ser;
Pluriétnicos y pluriculturales es nuestro poder;
Integrados como un todo, nada nos puede vencer;
¡Oh! mí pueblo tan querido, hoy te soñé

Caminando hacia el futuro, muy unido te miré;
Firme y decidido, cual gigante imaginé;
Tradiciones y creencias te rodeaban sin cesar;
Haciéndote valioso y en los mitos o leyendas destacar.

América latina, el nombre de un titán;
Entre mares alojado, esperando despertar;
Y al hacerlo ten cuidado, ya que suele hoy volar;
Tan alto, tan alto y su magia evocar.


Danzas, música y folclor;
Letras, ciencia y religiosidad;
Riquezas milenarias, conservadas sin profanar;
Por los pobres sin herencia, ¡saqueadores fuera ya!

Hoy mí pueblo, unificado está;
En espíritu y materia, reforzado va;
Pues el diálogo hecho escudo, nos representa ya;
Y su espada envainada, gran sinceridad.

Tan cansado, muy cansado dormité;
Y al abrir los ojos, vi un amanecer:
Tan hermoso, tan hermoso que perplejo me quedé;
Mí América Latina, de ti me enamoré.

Marco Gerardo Méndez Jácome
jerry801003@hotmail.com
6
4comentarios 56 lecturas versolibre karma: 66

Alambicado Intríngulis

ALAMBICADO INTRÍNGULIS

Sobre un lago de sueños largos,
anidan blandas las ventanas,
los pasmados pasillos, el turbulento entusiasmo,
deglutiendo malabaristas malmandados,
allá donde los párpados resucitan fábulas,
e instantes de plata,
e inquisidores encantos.
*
**
¡Ni lo pienses!. El fuego ocioso muere solo,
y las ausencias permanecen,
y el horizonte desaparece,
como esplendente portento,
como vínculo insondable.
¡Facsímil al culebrear, al lisonjear,
al desagraviar, escabroso pululando!.
**
*
¡Oh, lámpara peregrina!. Hierve al destino gris.
Desnuda la llama tierna y adversa.
Sin encubrir lo intrincado.
Sin dispersar demorando,
al inusitado insolente,
friático, atosigante, viscoso desfiladero,
en la ingente ingenuidad del incauto.
*
**
Como los relámpagos que lentos huyen,
abriendo relojes donde mueren sueños.
En las mañanas de seda, de cera, de lodo,
en la fuente de los pantanos. ¡Ni lo pienses!.
Hielo e hilo es lágrima al desvanecerse.
¡Como ola pensativa!.
Como consuelo en las rodillas. ¡Sin futuro!.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
tanto del texto como de la imagen.
leer más   
15
10comentarios 54 lecturas versolibre karma: 93

Somos

.
Respiro de las olas la sal, la sal de la vida
de la vida que en el mar nos transporta
con su oleaje y su marea bajo la luna llena
o en su ausencia nos venera renaciendo
como nueva…

Cierro los ojos para verte
para que la brisa en tu nombre
me roce y me bese
para que el mar y sus olas
fantaseen con un viaje
a mi memoria…

Y se desliza el abrigo
con las ansias de un abrazo
eterno contigo, haciéndonos sueño
de un instante de silencio embravecido…

Es cuando el frío quema la piel por dentro
cuando cada lunar es tu estrella preferida
y se desnuda mi espalda recordando
tus besos cuando en mi la amas…

Y amarte, amarte imposible más que a nada
a la orilla del mar donde eres sal y viento
al desnudar mi alma diciendo tu nombre
en la alfombra donde nos amamos
ahora en silencio…

Y vuelvo a respirarte en el deseo de mi cuerpo
a besarte dulce mientras soñándote nos amo
y en mis manos te espero…

Y es que somos sentidos guardados
y escondidos, que recelosa la memoria los comparte
cuando extrañamos el antes, el durante, el después
y ausente de sabernos compartidos…


soundcloud.com/lola-bracco/respiro-de-las-olas (Lola)

.
19
6comentarios 119 lecturas versolibre karma: 104

Promesas que se cumplen con nuestra voluntad

El hombre propone y Dios dispone,
hay sueños que nacen de nuestro corazón,
ellos fueron plantados por Dios, desde toda la eternidad,
solo debemos luchar y con la ayuda de El los podremos concretar.

No hay sueños tan grandes,
que no estén allí solamente porque si,
si nuestro corazón fue valiente de soñarlos,
es porque los podremos cumplir.

Paciencia será la pizca
y nuestra valentía sera la chispa para dar ese paso para dar ese si,
promesas de Dios son en sus manos,
que se van a cumplir.

Como Moisés confió en que Dios,
cumpliría su promesa, de llevarlo a la tierra, que daba leche y miel,
aún que debio caminar cuarenta años por el desierto, el nunca perdió la fé en El.

Porque las promesas de Dios, son hechos que han de ser,
pero no debemos sentarnos a esperar,
debemos caminar para llegar,
a nuestra tierra prometida sin perder la fe.

Cuando Moisés llego, Dios le hablo, diciendo allí tienes tu tierra prometida,
pero alli habia otros que tambien la poseian,
Dios le dijo ahora debes luchar por ella, para conquistar estas tierras para valorar mis promesas.

Aqui Dios nos da la receta,
para alcanzar sus promesas,
caminar con fé por el desierto para obtenerlas,
allí estará Dios con su amor bajando su diestra.

Y al llegar debemos luchar por ellas,
allí estará nuestra voluntad en querer poseerlas,
las promesas de Dios si son ciertas,
la fé, confianza y voluntad es la receta,
caminar por el desierto y Dios con su amor nos añadirá el resto, para conquistar nuestras tierras prometidas.

Claudia Viviana Molina
11
11comentarios 85 lecturas versolibre karma: 90
« anterior1234524