Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 575, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Creíste que sería fuerte... y me dejaste

Creiste que seria fuerte y me abandonaste a la deriva, pero aquí sigo, derrumbada, llorando constantemente cada que el recuerdo llega a mi memoria, lastimando mi interior al recordar cada momento en que fuimos felices o al menos eso me hiciste creer, ilustrando aquel tormentoso momento en que me dejaste para poder encontrarte y saber que es lo que realmente deseas tener, leyendo cada carta que aún guardo dentro de aquel cajón jamás olvidado qué contiene promesas que juraste nunca cometer, deseando ir corriendo a buscarte y decirte que no puedo seguir con esto pero hay quienes si se preocupan por mi y me sostienen cuando lo quiero hacer. Creíste que sería fuerte, pero ¿quien puede serlo cuando le han roto el corazón? Decidiste acabar con esto y sabias que cuando lo hicieras yo ya no podría continuar y dejaría llevarme por la depresión, esperaste a que no me quedara nadie más que tú para abandonarme y que cayera en la oscuridad y desolación, donde mis mayores miedos toman fuerza y ya no controla a mi cuerpo la razón. Creíste que sería fuerte aún cuando luego de conocerme por tanto tiempo bien sabías que eso no era lo que soy yo, tomaste lo mejor de mi y te lo llevaste para siempre, ahora ya no tengo nada, ni a nadie, y ser débil es todo lo que gracias a ti soy.
leer más   
2
sin comentarios 27 lecturas versolibre karma: 27

Recuerdos arrancados

Recuerdos arrancados, atrapados
en insomnios de pétalos grises;
indudable refugio de pensamientos
taladrados por historias acumuladas,
apresados en amargos instantes de tinieblas.

Recuerdos arrancados con premura
de mi mente austera y desamparada
que desconfiada encuentra la duda
intentando devolverme los sueños…

…pero se escabullen sutiles entre la niebla.
15
16comentarios 108 lecturas versolibre karma: 78

☆Piel de Luna☆ ~Por @mariaprieto y @garros_b~

☆PIEL DE LUNA☆

Piel serena
Tatuaje
Aferrándose
A la luna

Fría plata
Goteando
Ornamentos
De cristal

Un suspiro
De azabache
El silencio
Entrecortado

Luces rotas
Sus pupilas
Clareando
Soledad

Piel de azules
Ambarinos
Suavidades
De satén

Tibio manto
El firmamento
Que se rasga
Hasta llorar...


*María Prieto y Marta Garrós*



(Imagen: Ámbar azul)
leer más   
24
46comentarios 193 lecturas colaboracion karma: 83

La tristeza

La tristeza
parió larvas en la mente;
Se reproducen cada vez que la alegría
intenta brotar.
La carencia de deseos fértiles es su abono.
Sola, refugiada en mis profundidades
encuentro cierto equilibrio
para seguir respirando.



Maricel 19/05/2019


Foto tomada de internet
27
23comentarios 120 lecturas versolibre karma: 94

Ayer

He de recordarlo el primero de cada mes, cuando llega la madrugada de un nuevo día/mes juntos que ya ha dejado de ser.
Las mañanas de los que serían felices días se convertirían por siempre en un incesante dolor en el pecho, como si una aguja penetrara constantemente mi corazón y en mi garganta se hiciera un nudo gigante el cual no me deja respirar, se llenarían mis ojos de lágrimas por cada uno de los recuerdos vividos y durante cada hora de esos días, desearía decirle cuanto lo extraño y lo mucho que aún lo amo; y de cómo no olvido nada de él, desde cada parte de su cuerpo hasta sus gestos, forma de reaccionar o hablar y las pequeñas manías que no he dejado de amar y de admirar. Seguiré pensando en él por más tiempo aún cuando él ya no piense en mi nuevamente, porque fue él quien decidió sobre los dos y nuestra relación; y un día se dará cuenta que nuestro amor era único y sin condición. Y que si él no vuelve, yo querré a alguien más como a él o incluso un poco más, pero que jamás nadie nunca lo amará como lo hice yo.
leer más   
4
sin comentarios 35 lecturas relato karma: 45

Demasiado

Demasiado triste para respirar, la melancolía invade mi cuerpo y siento como el se niega a vivir; y en las noches cuando puedo por fin concebir el sueño mi corazón se detiene y mis músculos también, y por pequeños momentos dejo de respirar hasta que un salto de vida me llena y sentada al borde de mi cama me siento morir lentamente.
La mañana se vuelve un infierno al momento en que mis ojos se despiertan pero mi cuerpo no lo hace, y siento una angustia que se acomoda en mi garganta cuando por mas que lo intento no puedo levantarme, y es casi comparable al dolor, desasosiego e infelicidad que siento cada noche antes de dormir y te recuerdo, o cada mañana donde mis sueños me han traicionado y me tengo que hacer a la idea de que no estarás de nuevo.
Demasiado triste para vivir, demasiado dolor que resistir, demasiados recuerdos para olvidar. Demasiado todo para esta edad.
leer más   
4
sin comentarios 40 lecturas relato karma: 39

Final

No era un día normal, tomaba café como casi nunca lo hago, presagiando cuan diferente sería de ahora en adelante.
Desperté temprano, así me permitiría fortalecer el cuerpo para una segura muerte del alma. Dos cucharadas de cacao en polvo sin azúcar para probar algo nuevo, sin embargo fue más amargo de lo que esperaba ¿ cómo alejé el dulce que tanto ansiaba ?
Luego de varios días que fueron una eternidad para mi, salí a ver a quien con tanto fervor esperaba mi cuerpo sentir un día a la semana; pero no fue como siempre, tomé otro rumbo y sonó esa canción, ella deseaba decirme que estaba por suceder, después de una espera que se hizo mucho más larga donde nos reuniríamos llegó con los ojos decididos y melancólicos, un beso en la frente para olvidar los malos recuerdos y un abrazo por la espalda para evitar mi caída a la oscura depresión.
Se aferró a mi como un niño a su madre cuando tiene miedo, mientras sus lágrimas caían luego de preguntarle por quinta vez que le sucedía; entonces entendí, me puse de píe dispuesta a alejarme cuando comenzó a explicar porqué ya no podría volver a ver esos ojos llenos de amor y sentir sus manos acariciando mi cuerpo, de como no volveríamos a reír juntos con algún chiste interno, que en las mañanas y cada noche no podría recitarle mi amor eterno a él ni el hacia mi, que aunque sintiera mi vida caer y desplomarse, no podría acudir a sus besos o sus abrazos.
Y pensé, cada uno de los 1226 días, o más, que viví junto a él se desvanecerían desde entonces, ya no importarían todos aquellos planes que hicimos cuando era el amor y no la tristeza la que rodeaba nuestras vidas, de nada serviría pedirle una y otra vez que no dejara pasar lo que hubiese sido la gran historia de amor de su vida y también de la mía, tampoco pedirle que recordara aquel día en que le dije que lo amaba, cuando tenía tanto temor de que no sintiera lo mismo; por lo cual se lo susurré al oído, y el respondió sonriendo y con lágrimas de alegría : yo también; como extraño ese día.
Desde entonces, no tomaría su mano fuerte y un poco acabada, y seguramente volvería la inseguridad que el destruiría. Un vaso de agua deseando que fuera tequila, para borrar las penas y empezar la nueva vida.
leer más   
5
1comentarios 24 lecturas relato karma: 44

Agonizando

-Es posible morir de amor ?
-Claro que no- respondió fríamente.
Miraba hacia el abismo de un puente lleno de historias como la suya mientras seguía cuestionándose porqué la vida había sido tan dura con ella, el la veía llorar sin sentir ni una pizca de remordimiento o temor a perderla. Escondía sus dedos entre los puños para que él no notara la sangre que derramaba en sus palmas luego de un momento de intenso dolor cuando ya no sentía nada más y sus uñas penetraban en su piel aún sin sufrirlo. No dejaba que tocara sus piernas las cuales fueron golpeadas brutalmente por sus propios puños, al igual que su vientre; pues si lo hacía se sentiría decepcionado o culpable, cuando al hacerlo, las marcas de dolor la delatarían al gestar su aflicción. Recordó cada instante de felicidad que vivió antes de aquel suplicio, aquella primera sonrisa de complicidad mutua, el incontenible deseo de sus cuerpos entregándose el uno al otro durante cada encuentro, su anhelo a conocer nuevos lugares juntos; luego volvió, sintió una inmensa melancolía que no habría de desaparecer sin importar cuantos días pasaran y comprendió que es la falta de amor la que en realidad la mataría.
leer más   
3
1comentarios 23 lecturas relato karma: 45

De cómo vivir sin ti

El tiempo sigue pasando y por ninguno se detiene, enseñándonos que al igual que él nosotros tambien debemos avanzar.
Luego de un mes de melancolía infinita y llanto constante, de levantarme temprano cada mañana y pensar: un día más; de iniciar a contar los días sin ti a mi lado luego de haber contado todos los que pase contigo, de sentarme a ver fotos nuestras deseando volver a aquel momento solo por un beso mas, un abrazo, una mirada... pero ya no hay nada. Después de todo quedan las dudas, el anhelo por cambiar lo irreversible, la incesante tortura de tus caricias sobre mi piel, conversaciones imaginarias contigo sobre lo que pudo ser y un mar de lagrimas cada que recuerdo el ayer.
Aquí sigo, viva. El dolor disminuye con el paso de las horas, los días, las semanas, meses, y el cuerpo no se derrumba como antes, se convierte en algo mas soportable de lo que fue al principio.
El deseo de tenerte sigue presente y espero que cuando vuelvas, aun siga latente; de lo contrario, el tiempo habrá hecho de las suyas y ya no estarás mas en mi mente.
leer más   
5
sin comentarios 23 lecturas relato karma: 56

No Cuento

.
Hay cuentos que ya no cuento
y no los cuento ni los escribo
porque escribirlos serían revivirlos
de un pasado que se fue…

Se fue
dejando su halo de tristeza
su tristeza sin promesas
promesas que nunca dijo
ni cumplió
y en el camino de su huida
huellas perdidas dejó
bailando con otros tacos
acompañando su risa
de otra mentira
que antes de llegar
también perdió…

Y me quedé en poemas
porque la rima es sólo de la poesía
y la poesía nunca se arrimó sin pedir nada
y yo nada le respondí…

Pero siempre habrá cuentos
disfrazados de sonrisas
y sonrisas dibujadas
para ilustrar
las paginas vacías
de esos cuentos
que terminan mal…

Por eso no cuento
no cuento ni rimo
ni creo en sonrisas
que esconden avatares
avatares sin rostro
avatares que imitan
y desafían
avatares que provocan
eso que nunca serán
y escapan de si mismos
en historias, lejos su realidad…

Y no hay más cuento que yo misma
ésta que escribe cada día, que sonríe a la mañana
que llora, que extraña, que apasionada entre letras se desnuda
de cuerpo y alma, te abraza, te besa, y te espera
tras la puerta o en una esquina cualquiera
para contarnos en silencio, la verdad…


soundcloud.com/lola-bracco/no-cuento (Lola)
,
14
2comentarios 118 lecturas versolibre karma: 91

Ojos tristes,ojos cansados

Ojos tristes, ojos cansados
andan deambulando
por toda la ciudad.
Una turba de miradas
carentes de sentido,
pretenden encontrarse
y solo consiguen
derramar sollozos
sin afecto.
No me busques
en la calle,
ni de bajo de las piedras
No estaré en tus reservas
ni en la alfombra del solar;
podré vivir tranquilo sin ti
así mi vida diga lo contrario.
Hablo de ti,
le sonrío a tu sombra,
pero es imposible fiarme
de tus artimañas.
si siempre caigo rendido
a los engaños que escupe
tu boca.
Ojos tristes, ojos cansados
han probado la derrota,
saben a dónde irá a parar
los quebrantos
de un sórdido corazón,
un alma vagabunda, torpe y rota.
11
6comentarios 69 lecturas versolibre karma: 82

Recuento de cadáveres

Cuento
desparramados,
un reguero de muertos
con mi rostro.

Varios niños huérfanos
de una ciudad sin charcos
y mirada vacía de futuro.
Una casa alta
de paredes desnutridas
que resiste semi erguida al abandono,
cientos
de esqueletos de árboles
pasto del hollín y negras fotos
miles,
empolvando unos restos diluidos,
todos
mis cadáveres legítimos,
precursores de una herencia
que me pertenece,
a la que pertenezco,

como un triste patrimonio.
leer más   
10
8comentarios 71 lecturas versolibre karma: 94

Lo que un día fuimos

No supe salir de tu mirada, recordar el pasado me daña. Tan solo necesitaba más tiempo de ti, pero acabé maldiciéndome eternamente. Nos mirábamos a los ojos, compartiendo nuestros sentimientos entre sollozos. Disfrutábamos juntos de la brisa, hasta que vino el invierno y el viento lo heló todo. Nos distanciamos, intenté avanzar, pero daba los pasos solo. Palabras vacías, llevadas por el viento a la nada. Recuerdos guardados que dejaron huella, porque la primera mirada nunca se olvida.

Llenamos nuestro cajón de futuro, pero el presente nos superó. Me perdía en tus ojos, porque estaba cansado de perderme en mí mismo. Me derretía ante tu sonrisa, me ardían tus besos. Siempre fuiste tú, me regalaste un sueño, pero se acabó estropeando con el tiempo. Sigo escribiendo en este cuaderno de lágrimas, asimilando, que lo único bueno en mi vida, fue la tuya. Me hiciste imaginarme un mundo dentro de esta jaula, pero ya solo siento el frío de la soledad. Se sigue repitiendo esta historia interminable, esperando a que llegue su punto y final, ella.

Guardo mi llama para que no se apague, sin saber muy bien por qué. Sentado frente a ella, preguntándome si brilla con fuerza. Quizás, ignorando la luz que ilumina todo. Porque esto no tiene sentido si no es cosa de dos. Porque cada palabra lleva tras de sí un recuerdo, cada frase son pasados vividos. Guardemos esa llama hasta el final, porque protegerla uno solo, no tiene sentido.
1
1comentarios 44 lecturas relato karma: 39

Sueños idílicos

Mundo sin sentido, cada vez más lúgubre sin ti. Pierde la belleza, nuestro color favorito. Tu silueta en mi mente en cada paso que doy, tu rostro presente en cada lágrima brotada de mí. Infinitos que nos separan, intento romperlos, pero es algo que se me escapa. Dame la mano, te necesito.

Soñando contigo. Querer ser tu superhéroe para vivir el beso de película cada vez que te rescate. Cuidarte como un precioso y frágil cristal, incrustado dentro de mí para tenerte siempre, doloroso a veces. Eras la melodía que siempre quería escuchar, eres. Siempre buscando entre mis recuerdos tu sonrisa, esa preciada maravilla, la número uno para mí.

Estas bonitas palabras escritas, pero insuficientes, para que no desaparezcas nunca de mí. Mi nombre, que se vuelve perfecto al nacer de entre tus labios. Perfecto por el simple hecho de no ser un anónimo para ti. Pero se me escapa, bella forma que se desvanece como si de humo se tratase al intentar alcanzarla. "No te sientas mal", imposible sin ti.

Miro atrás, escenas vividas deseando volver a repetirse. Miro atrás, deseaba no olvidarte. Miro, deseo que no me olvides. "No existe la mala suerte", pero sin ti no existe nada.
4
sin comentarios 25 lecturas relato karma: 40

Sombras de cuneta

La tierra se enciende con mi voz
mientras en mis manos se levantan
una lluvia de balas y silencios estridentes.

En las carreteras a Víznar,
las sombras del asfalto
apartan la grava con sus dientes.

Se me arranca el grito de búsqueda,
pierdo el sentido de mi auxilio
y la impotencia envuelve el paso de los huéspedes.

Lorca,
Arcolla,
Galadí
y Galindo.

Nombres grabados en la piedra angular
de la historia española,
manchada de sangre gris.

Pero son simples sombras
cuyo recuerdo no conviene
en las calles franquistas
que conmemoran esta mierda de país.

Así que seguid enterraditos
durmiendo en vuestras cunas de cal viva;
que desde lo más profundo del suelo,
lloraremos pirámides de sal
con tal de que os saquen de la tierra.
15
10comentarios 73 lecturas versolibre karma: 99

Cuando llega la oscuridad

CUANDO LLEGA LA OSCURIDAD

Y cayó la noche.
Así… de repente.

No avisó, pero su manto negro cubrió mi vida.
No mandó carta de advertencia, pero llegó.

Tiñó mi espíritu.

Y el negro más absoluto se apoderó de mi alma,
sin estrellas,
sin luna plateada.
Y la soledad más grande rodeó mi presencia,
absorbió mi alegría,
se apoderó de mi ánimo
e invadió mi existir.
Negro.
Oscuridad aciaga.
Desesperación desbocada en cada aliento.

Y la muerte empezó a rondar por mi cerebro,
su pensamiento albergaba un halo de libertad
y solo nombrarla deleitaba mis sentidos
y me embargaba, queriendo hacerla realidad.

Negro.
Oscuridad aciaga.
Desesperación desbocada en cada aliento,
y tú, muerte, me ofreces libertad.


Y entonces como en un suspiro…
tu mano acaricia mis angustias.
Tu cálida voz es agua en mis desiertos
y el negro de la noche tan solo un color.
Y el negro es el manto que absorbe otros colores
y en su profunda negrura reconozco otro clamor.

Es negro el manto de mi vida
y la miro osadamente.
Es negra la capa que recubre mi existir
y la visto de elegancia con una sonrisa.
Es negro sí el momento,
pero yo lo abrazo y lloro,
para luego sonreír en su negrura
y encender la llama que le de una chispa de luz
a esta mi vida.

Y en tu luz camino.
Y en el fresco elixir de tu voz bebo.
Y reboso de esperanza en tu mirada
Y en el cálido abrazo de este amor
que siempre, siempre, me acompaña.
16
15comentarios 122 lecturas versolibre karma: 102

La Primera Segunda Vez (1#)

Dentadura no uniforme
Siempre reparada por tu nombre
Un sonido melifluo
En ocasiones parecido a algo divino

En sus ojos
Quiero ver algún color en especial
Si no sabes que hay detrás del lente
Perdiste a menos de la mitad

Dijiste que ya habías muerto antes
Me decías que te ahogaste
Después yo fui la causa
Lo que significo una vez ahora significa nada
Por que sabes que es lo único que durara para nosotros

Tenia algo que contar
Necesitaba que fuera a ti
Mira donde estamos...

Podemos decirnos lo que queramos
Sin embargo
Lo que necesitamos decirnos estará encerrado por años



Te espero fuera de la casa de la superficie obscura y la nube purpura
leer más   
3
1comentarios 28 lecturas relato karma: 34

Vacío

Vuelvo a verte, cada vez que cierro los ojos. El mundo se vuelve perfecto, por tu sonrisa. Tomas mi mano, me llevas contigo. Veo felicidad en tu mirada, me veo reflejado en ella, sonriendo. Te encontré, la estrella más brillante de mi cielo gris. Encontré el motivo por el que seguir luchando cada día, poder verte un día más. Un infinito de pensamientos de lo que seríamos, pensamientos inalcanzables.

Una vida junto a ti, miles de momentos. Soledad derrumbada, me ayudaste a construir sentimientos nuevos, me ayudarías. Levantarse cada día, sobrevivir solo. Vivir para dejar de vivir. Todos los problemas se desvanecerían, tan solo si pudiera abrazarte. Seamos nuestro apoyo, démonos nuestro mejor amor.

No encuentro mi camino si no es contigo. Camino interminable, fuerzas esfumadas en cada paso.

Abro los ojos, somos una estrella en un cielo de millones de ellas, no te darías cuenta si me apago, nadie se daría cuenta.
4
1comentarios 32 lecturas relato karma: 40

Más cerca de lo que crees

Todo empezó con un hola, continuado de un piérdete,
todo era nada, y nada era todo,
en cuestión de segundos,
todo por tan solo mis gustos,
nada que hacer frente a ese abuso.
Era como el fútbol, yo la pelota, ellos los jugadores y un entrenador que va de malote.
Nada pasaba si me pegaban, pero yo, yo lo pagaba.
Nada le decía a mis padres, y eso, eso fue un desastre.
Todos los días me pegaban, hasta que me rebelé, se lo hice saber,
yo también me se defender,
no te daré un puñetazo o una patada,
te desmontaré con el poder de la palabra.
Ahora soy fuerte, me quejo a un profesor y…
“¡¡Son cosas de niños!!”

Sigue pasando y me voy calentando,
exploto, lloro, y, por último,
ato el hilo de la vida a mi cuello...
3
1comentarios 34 lecturas versoclasico karma: 30

Mientras Llueva

Te buscaré mientras llueva
en tu cama y en mi lecho,
mientras mis manos no lleguen
a enredarse con tus dedos,
mientras mis ojos llorosos
no te encuentren en mis sueños.

Te llamaré mientras llueva,
al subir cada repecho
de este camino olvidado,
de este cortijo maltrecho,
que ayer era nuestra casa,
y hoy sólo huele a recuerdo.

Y clamaré mientras pueda,
alzando la voz al cielo,
para decirle a los dioses
en un tono bien sereno
que aunque me envíen la lluvia
yo aún te adoro y aún te quiero.

Àngels de la Torre Vidal ©
Del Poemario Inédito “Mientras llueva”
14
6comentarios 58 lecturas versoclasico karma: 82
« anterior1234529