Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 6777, tiempo total: 0.013 segundos rss2

"Prístino misterio"


"Dios ha creado al hombre
para que por sí aprenda,
del mundo a despedirse.

Su postrera mirada
es oteo de un cielo
que no acaba en ceniza."

-FERNANDO RIELO.


Te nombro a solas
cuando no soy nadie,
solo sé que me miras
y temo tu santo juicio...

¡Quedáme ya morir!
En la aurora de tu presencia,
con la potestad de tus ángeles,
Pues no eres astro distraído
ni el verbo herido de mis soledades.

¡Quedáme ya morir!
Sin tanto veneno,
mi alma es pobre
y se mutila
con dagas de tristeza.

Esquivo mi reflejo,
la belleza no me ciega.
Es solo una flor ajena
a punto de marchitarse...

Ay mejor he de correr
hacia tus valles,
ahí donde tus coros no cesan.

Ya no quiero nada,
solo morar
en tu prístino misterio.



Enid Rodríguez Isáis
Estados Unidos
Mayo 2020.
leer más   
25
27comentarios 232 lecturas versolibre karma: 122

Desasosiego

Como olas bravas, así,

así de inquieta se volvió la calma;

el frío ahora quema

y no sé qué es peor,

que me perdí o que te perdí;

tengo un alma solitaria

que llena de dudas

baja la mirada

en busca de respuesta alguna;

engañas con dulces palabras

con unas cuantas caricias

y mi alma cariño,

saboreó con deslumbra.

Tomé vuelo

y desde que partí,

mis alas ya no aletean

tengo temor de córtalas…

todo por mi dulce desgracia.
6
4comentarios 37 lecturas versolibre karma: 80

"Arroyo"

Anoche mi gacela
te buscaba los lunares
perdidos hacia tu espalda;
bebía del vaso
de tus noches y amaneceres.

Oh, desnuda palpaba vida
sumergida en un arroyo dorado
donde moraba tu alma.

En ese sueño
de tinieblas y gitanos,
se apoyaba en limoneros
y en tus manos.

Anoche mi gacela
se encendía amarilla
como una almendra,
fue un canto de sirena
a tus oídos y decía versos
de mar y arena.

Ay anoche venía,
con sus ojos tristes de doncella,
con su espíritu inundado
de flores y praderas.

Ahí te esperaba
atada a tus plantas,
hambrienta de lunas y amor.


Enid Rodríguez Isáis
Estados Unidos
Mayo 2020.
leer más   
19
16comentarios 128 lecturas versolibre karma: 97

Eres Perfecta

Y pensar que me enamore
de una hermosa chica
Porque eso es lo que eres, Hermosa
Delante de mis ojos, siempre lo serás
Me encanta siempre lo diré
Desde tus hermosos ojos
Hasta tus perfectos lunares
Con esa sonrisa que me enamora
y esa mirada que me mata
Esa voz que me hipnotiza
y esa carcajada que me contagia
Simplemente eres perfecta
Perfecta para mi...
leer más   
2
sin comentarios 26 lecturas versolibre karma: 17

"El eco de mi nombre"

Me perturba el impulso
de mi mente,
las paredes no son de mármol,
es lluvia o tal vez nieve.

El eco de mi nombre
es una ola;
palpo su desnudez
y soy ligera.

Me brotan arrecifes y nado
entre perlas y mantarrayas;
hacia el trópico de cáncer,
mi ombligo, mi sangre.

¿Quién despluma mi alma?
Si mi palabra queda
plasmada en la piedra
y en su fuego,
arde mi mirada...

¿Quién me mata?
¡Si soy eterna!




Enid Rodríguez Isáis
Estados Unidos
Mayo 2020.
leer más   
35
25comentarios 225 lecturas versolibre karma: 104

Testament

Lo he buscado,
¡Vive Dios que lo he buscado!

En los mapas y en los libros,
en un viaje sin retorno entre pueblos y condados,
como aquellos que hace tiempo
en la fiebre del dorado,
con la vista en la aventura
se embarcaron hacia el sueño americano.

Y era eso…,
una entelequia, una ficción,
un simple sueño.

Eran calles esculpidas por el humo de un cigarro,
el idílico paisaje dibujado por el ron,
una noche que flotaba entre el alcohol
que servían en los bares de un ghost town imaginario.

¡Testament!, yes baby,
fue ilusión…

Fue el narcótico delirio en el desierto
de un crepúsculo de excesos,
el dislate de un sonámbulo
ofuscado en devaneos
de camino hacia el éxtasis balsámico
de aquel trance, loco
e insensato,
en que en un viejo motel de carretera,
en lugares y momentos inventados,
sobre la tibia piel de una ranchera,
en sus trazos y contornos,
pulidos y engañosos,
tatué la invención de un testamento
tan auténtico, como apócrifo.
16
3comentarios 80 lecturas versolibre karma: 94

"Aguacero"

A los pies de una almendra,
descargo dolencias
de un aguacero oscuro
sobre mis muslos.

Es mi agonía al tenerte
atado a palomas,
si acaso me llamas
y desnudas mi pensamiento
¡No llegues tarde!

Me inunda tu verbo,
la luna entre tus pestañas.





Enid Rodríguez Isáis
Estados Unidos
Mayo 2020.
leer más   
40
18comentarios 276 lecturas versolibre karma: 127

Sin título...

Sobre cielo vestido
de azul...

Danzan las estrellas,
y la Luna cantando
versos...

El espectáculo empieza...


©Derechos de autor
Hilando letras
Isa García
14
20comentarios 105 lecturas versolibre karma: 101

"Benévolo" (Plumas: @EnidIsáis y @Ocho_Impar)

Oh mar angosto
te llamo padre
te llamo hermano,
soy huérfano de sueños,
esclavo de mis palabras...

Mientras bordo el silencio
en la ribera de mis latidos,
descamo en gotas de despedidas
todo recuerdo que tu boca
tatuó en cada océano de mi alma.

Regreso a ti,
a la orilla donde
de nuevo existo.

Dónde el poliedro
de tu compañía
se descompone en luz.

En un instante
soy pesado
en tu centro verduzco azulado,
creo conocer tus secretos
y los nombres que descansan en ti.

Secretos que convierten la noche
en confesionario de mis pecados,
en perlas de un collar
que me ahoga por no susurrar
el nombre que abandoné entre cicatrices.

¿Cuántos ojos
y voluntades sepultaste?
¿Por qué eres benévolo
en la luz del día y distante
de noche cuando navego?

Porque el dolor es un caparazón
donde verter los renuncios,
porque en la obscuridad
el amor no es benévolo,
tan solo es el anzuelo donde muero.
leer más   
26
27comentarios 246 lecturas colaboracion karma: 111

Es un día menos, es una poesía más...

Es un campo de batalla inesperado,
el de aulas o de parques,
el de cines o teatros,
el de bares, oficinas o de estadios
o aquel otro del asfalto trashumante de las calles.

Es un campo de cultivo de contagios,
de esta guerra, que sin tanques
ni misiles o artefactos
causa estragos
en un mundo que no sabe atrincherarse.

¡Qué desastre!

Ha cambiado el escenario,
y ahora el frente donde libran el combate
contra el virus del diablo
nuestros héroes sanitarios,
no es el aire, ni la tierra, ni los mares,
sino el alma de repletos hospitales.

No les vence ni el cansancio
porque hay bombas que se paran con aplausos,
prodigándose en coraje,
todos juntos, mano a mano,
resistiendo en el alambre,
y luchando…

¡Y ayudando!

Y nosotros, ahí seguimos, encerrados,
enjuagándonos el llanto
por aquellos que se marchan con los ángeles,
como el barro miserable
que se exclama en los versos más amargos.

En refugios que son cárceles,
en presidios al resguardo
del acecho de esos males
invisibles, e inmutables
sin vacuna que derrote su terrible corolario.

Y nos queda, esperar que todo pase,
y si pasa, levantarnos,
aferrarnos a los lazos terrenales,
al esfuerzo solidario
y a esos ánimos
sin los cuales
las rutinas del encierro cotidiano
serían cumbres cada día infranqueables.

Es posible que este viaje
de quietud y de inquietud resulte largo,
que haya quejas y hasta hartazgos,
pero no está bien buscar culpables,
ni siquiera lamentarse,
porque en tiempos de una crisis lo sensato
es ser leal, gente de estado,
dar soluciones y resolver dificultades.

Ya me callo,
y hoy, en esta cuarentena inexcusable,
viendo cómo llueve en los cristales,
me da por pensar en ese instante,
añorado,
en que todos…, podamos abrazarnos.
24
6comentarios 116 lecturas versolibre karma: 118

Cualquier lugar

No consideraba
el no como una palabra al filo.

No estaba hecha
a la lluvia de su regazo,
ni a soñar sobre las noches sin luna.

Ni a su voz,
la que envuelve
cuando hace frío,
cuando ya no queda nada
y hay que volver a empezar,
la voz que es regazo y manta.

Tiniebla y amanecer.

Despertar al sueño o
al filo del sueño,
imposible de cualquier mañana.

De cualquier lugar.


Rita.
18
5comentarios 87 lecturas versolibre karma: 89

"Lágrimas de garza"

Saca las espinas de tu alma
y a los espectros
de tus sábanas.

Entonces ven a mi,
bañado en lágrimas
de garza...

Desnudo.

Y beberé de tus perlas,
el agua de tus muslos,
el verde de tus praderas,
entrégate a mi.

En mi vientre florecen versos,
hay volcanes de espuma,
y una lengua de felpa.

Entonces ven a mi,
bañado en lágrimas
de garza...

Mío.





Enid Rodríguez Isáis
Estados Unidos
Mayo 2020.
leer más   
29
21comentarios 235 lecturas versolibre karma: 98

El efecto de la noche...

Bajo el
efecto de
la noche...

Fuego de
estrellas
fugaces...

Bailan los
besos
hasta el
amanecer...

©Derechos de autor
Hilando letras
Isa García
13
6comentarios 79 lecturas versolibre karma: 102

romance

No le conozco,
y sin embargo
cuánto ha abierto mis ojos.
Cuánta belleza encuentro
en nuestras largas charlas,
que como estrellas brillan
en mi mente cada noche,
haciéndome sentir reconfortada.

No le conozco,
y sin embargo
qué miedo le tengo a la despedida
cuánto temor ante lo incierto,
ante no saber si,
algún día,
volveré a conectar mi alma con alguien
de la manera en que lo he hecho
con él.

Paseo y me encuentro
dos sillones entre árboles,
juntos,
como si siempre hubiesen
estado destinados,
a no separarse.

Ojalá nosotros
seamos como
esos sillones.
Ojalá se sienta igual que yo.
Ojalá no tener
que separarnos.

No le conozco,
y sin embargo
cada mañana toda yo ansía verle.
No le he besado,
y sin embargo,
todo mi cuerpo quiere hacerlo.

No le conozco
y sin embargo
cuánto ha abierto mis ojos.

No le conozco,
y sin embargo
cuánto deseo hacerlo.
13
7comentarios 117 lecturas prosapoetica karma: 107

Ritual de un Nomo

Cuando dispongo hacer poemas
—digamos—...
me tomo todo el aire
de turbonadas de viento
pasajeras por mi calle.
Suelto al ínfimo intelecto
gravitante en mi cabeza,
saco las fibra del zurdo
y paralizó
a este ingrávido esqueleto
tan adicto a la pereza
(y a los fiambres).

Para hacer poemas desactivo
la pizca de cordura
equilibrada en ansiedades,
agarro un haz de sol y lo confino
me despojo de todas las capas
(incluso)
las capacidades
...y si me diera sed
tengo aquí,
agüita de vino.

Para construir poemas
ignoro que hay normas de plomo
(me desnudo bajo la tormenta)
le pongo sal al miedo y me lo como
aderezado...
con un poquito de pimienta.
!Así comienza¡
el fúnambulo ritual
de un nomo.
leer más   
28
42comentarios 214 lecturas versolibre karma: 108

"Viejo campanario"

Madre, ya no ores por mi.
Deja que los cuervos
profanen mi cuerpo
y las moscas decoren
mis oscuros cabellos...

¿Acaso no hueles
la enfermedad de mi alma?

Desde que nací,
el sol fue frío
y dormí debajo
de la paja.

Mis enemigos ataron
la voluntad de mi fe,
y pisé descalza
valles de espinos,
nadie me dio posada.

¡Oh, madre!
No llores por mi.

Me habita un viejo campanario,
una garganta muda
sin memoria...

Anhelo en mi salida
una lluvia
de pétalos o luceros
y más poesía para arrullarme
en mi profundo sueño.




Enid Rodríguez Isáis
Estados Unidos
Mayo 2020.
leer más   
31
26comentarios 144 lecturas versolibre karma: 105

"Antes de despertar"

No me despierten
la noche es fría y sonora.
Me trae versos olvidados
desde una mazmorra.
Mi canto es libre como
un mirlo alado de felpa;
me refugio en su pureza,
aún cuando venga
la sombra del pasado
vestida de tristezas...
¡No me despierten!
Todos se desplazan
como estrellas enclaustradas.
Anhelo mi reflejo sellado
en diminutas esculturas
de sol y agua nieve...
¡No cierren la ventana!
Primero he de gritar
mis temores,
antes de despertar.


Enid Rodríguez Isáis
Estados Unidos
Mayo 2020.
leer más   
31
22comentarios 199 lecturas versolibre karma: 106

"Llueve"

Llueve,
siempre llueve
en mi corazón sediento
y te recuerdo...
en ese tornasol,
en la belleza de tus manos
cuando se deslizan
junto a la aurora
y llueve,
siempre llueve,
al añorarte
tocarte...
amarte.



Enid Rodríguez Isáis
Estados Unidos
Mayo 2020.
leer más   
28
21comentarios 180 lecturas versolibre karma: 112

Invocación

De cada ola brota
una cara,
invocando la muerte...

¿Escuchas?
El silencio de una llama
apagarse.

¡Qué tristes recuerdos
carga mi alma!

Regreso a la superficie
y anhelo ser sal,
aunque todo acaba...

Todo se lo lleva el mar.




Enid Rodríguez Isáis
Estados Unidos
Mayo 2020.
leer más   
34
15comentarios 235 lecturas versolibre karma: 111

Primavera enredada en la ventana...

Primavera
enredada en las
ventanas...

Raíces de
sueños marchitados...

Caminos sin
huellas, hacía
ningún lugar
andado...

©Derechos de autor
Hilando letras
Isa García
15
9comentarios 124 lecturas versolibre karma: 102
« anterior1234550