Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 828, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Memoria histórica

La historia es la huella
de aquello que sucedió,
la memoria es el recuerdo
que a algunos les quedó.

¡Que no me hablen de memorias!,
cada cual tiene la suya
y cada vez que la recuerda,
según sus intereses, la transforma.

Podrás disfrazarla de ley,
y bautizarla con apellidos,
y que la aplaudan en las audiencias,
pero no será más que otra infamia
de las que políticos vividores
tienen por costumbre usar,
en perjuicio de la verdad,
y para sus propias ganancias.

¡Que no me hablen de memorias!
Tan sólo actúan en su provecho
disfrazando los sucesos
de creíbles patrañas
para, adoctrinados borregos,
consumistas de ignorancia.


©Pacodecáceres
10
9comentarios 50 lecturas versolibre karma: 87

La cigarra y la hormiga

Hay quien vive, sin trabajar,
reivindicando derechos,
pero son más
los que sobreviven trabajando
para que esos zánganos
saquen provecho.


©Pacodecáceres
13
9comentarios 35 lecturas versolibre karma: 92

Desde la ladera

Desde lo alto de la ladera
se divisan las casas,
el arroyo, la iglesia,
sus calles y la plaza.

Desde allí, la fría escarcha,
el renacer de las flores,
el bochorno del verano,
el mudar las hojas sus colores.

Desde allí, el paisaje en calma
te descifra en migajas los recuerdos,
te transporta los sonidos del agua
y te lleva por el mundo de los sueños.

Desde allí, el dolor, enmudece,
se disuelven los problemas,
se arrinconan las tristezas
y el espíritu se fortalece.


©Pacodecáceres
13
6comentarios 34 lecturas versolibre karma: 96

Mientras cae la tarde

Todavía discurre clara
el agua que baja
por la vieja acequia
para regar los surcos
que cuidadosamente
labraba el campesino.

Nada queda de la algarabía
de chiquillos corriendo
alrededor de los manzanos,
ni de los tordos negros
volando, de rama en rama,
entre los cerezos.

Por aquellos huertos,
hoy secos de frutos
y de sentimientos,
desaparece tibio el sol
entornando sus rojos
ante unos ojos desiertos.

Sólo restan la huella noble
que el azadón dejó sobre la seca tierra,
y el caminar pausado
del viejo labriego,
que sigue oteando las cercas
mientras cae la tarde y la noche se cierra.


©Pacodecáceres
leer más   
23
16comentarios 98 lecturas versolibre karma: 104

Treinta mil muertes

Más de treinta mil muertes ignoradas.
Féretros que adolecen de cariño.
Víctimas, a solas, ante la parca,
olvidadas al borde del abismo.

Más de treinta mil campanas, callaron,
perdiendo de repente su sonido,
por siempre silenciadas se quedaron,
por siempre, para siempre en el olvido.

Más de treinta mil familias destruidas,
parientes olvidados a su suerte,
llorando cada gota de su vida,
penando cada instante de sus muertes.

¡Malditos los que olvidan a los tuyos
dejando tanto muerto en la cuneta,
buscando, sin escrúpulo, chanchullos
que reportan provecho a su cartera!

Serventesios encadenados.

©Pacodecáceres
17
7comentarios 61 lecturas versolibre karma: 91

Los libros de los muertos

“Con sus libros, los muertos
abren los ojos a los vivos”.


A través de sus palabras
nos trasladamos al pasado,
aprendemos de sus versos,
andamos con sus pasos,
recorremos sus caminos,
leemos sus pensamientos,
en sus sueños nos regocijamos,
saboreamos su filosofía,
sus matemáticas, sus cuentos,
sus formas de vivir la vida,
sus modos de entendimiento.

Con sus libros viejos
nos enseñan lo que vieron
y nos señalan el camino
para abrir nuestros cerebros.

¡Qué sería de nosotros
sin los libros de los muertos!


©Pacodecáceres
13
1comentarios 27 lecturas versolibre karma: 86

Una vida a medias

Vivir una vida a medias
es menos que media vida.
Vivamos con entusiasmo
lo que nos resta de vida.


©Pacodecáceres
11
7comentarios 88 lecturas versolibre karma: 97

Morir

Morir es escapar de tu cuerpo,
es desvanecerte en el vacío,
es llevarte tu mundo contigo.

Morir es partir de ser nosotros
y llegar a ser nuestro recuerdo
vivo en la memoria de unos pocos.

Morir es dejar llanto a tu espalda,
puñales clavados en tu estirpe,
sangre de tu sangre congelada.

Así como nacer es el todo,
declaro que morir es la nada.


©Pacodecáceres
11
9comentarios 83 lecturas versolibre karma: 89

Los tatuajes de la infancia

Y el tiempo barrió
los mágicos tatuajes de la infancia,
se marchitaron todas las maravillas
de cada catástrofe
de un mundo en miniatura...

El drama de un juguete roto...
La odisea inalcanzable del estante...

Aún hallo en las yemas de mis dedos
las manchas de rotulador
que coloreaban todos los sueños
de "cuando sea mayor..."

Risas, fiebres, varicelas...
!Qué aventura llegar
por las calles a la escuela!

Y el amor era a lo lejos un paisaje
por donde un rato después,
supurarían una a una
mis heridas por los versos...

Era un mundo sin jueces
ni drogas ni notarios,
solo coches y castillos,
piratas y corsarios
y Tintín y Dartacán...

Y poco a poco y de repente
por las ventanillas de mis ojos
se colaba un mundo diferente...

Ya no era niño, era peatón,
era robot (¡qué ironía!)
Adiós a los héroes y disfraces,
esperadme en la esquina...

Volveré...

Raül Bernadas
leer más   
11
7comentarios 82 lecturas versolibre karma: 94

Más iguales que distintos

La melanina que llevamos dentro
nos hace parecer distintos,
pero tan sólo nos diferenciamos
por una combinación de pigmentos.


©Pacodecáceres
15
12comentarios 100 lecturas versolibre karma: 84

Dignidad (Shadorma)

Despierta,
mujer, despierta.
Sin miedo,
levanta
la cabeza y defiende
tu dignidad.


©Pacodecáceres
15
2comentarios 79 lecturas versolibre karma: 99

Soy y no soy

No soy
como vosotros me veis,
para mí,
soy como yo me veo.

Soy de madrugar tranquilo,
de actuar con calma, sin prisas.
Impetuoso en mis quehaceres
y con varios asuntos en curso.

Soy de caminar sencillo
y sujeto a mis rutinas,
de dar importancia al respeto
y de mirar con la cabeza alta
teniendo mis manos limpias
y el honor como divisa.

Soy de temperamento optimista
y disfruto consumiendo mis días
cultivando con trato amable
menos penas que alegrías.

No soy de enfrentamientos bruscos
que se enfangan con la torpeza,
soy de encontrar soluciones
donde otros buscan problemas.

No soy de izquierdas
ni de derechas,
ni monárquico
ni republicano,
soy de votar con la cabeza,
al que mejor gestione,
en cada momento,
los recursos que les otorgamos.

No soy de tolerar
a los que se esconden tras el odio
escupiendo a los demás.
Soy de buscar la paz
entre los que caminan unidos
soñando por la hermandad.

Soy, aunque suene a iluso,
alguien que quiere sosiego
para todos los desamparados
que nos vemos obligados
a vivir bajo el mismo cielo.

©Pacodecáceres
16
sin comentarios 62 lecturas versolibre karma: 97

Redondos

No siempre
hay que redondearlos,
algunas veces,
los poemas,
nacen redondos.


©Pacodecáceres
18
7comentarios 83 lecturas versolibre karma: 108

Nada a cambio

Era mi deseo dártelo,
y, cuanto me pediste, te di.

De tus labios sedosos
tan solo un susurro percibí.

No me llegó
un te quiero,
ni un beso,
ni una caricia,
ni una sonrisa,
ni un abrazo,
ni un adiós
para el sendero.

Todos mis desvelos te ofrecí.
Nada a cambio esperaba,
nada a cambio recibí.


©Pacodecáceres
14
14comentarios 101 lecturas versolibre karma: 84

La muerte del hombre invisible

Un apellido tachado,
una carta devuelta,
un "qué se le va hacer",
un código de barras.

Un suceso que no ocurre,
una noticia en el rellano,
una mota de polvo,
un chisme lejano.

Un pariente de un pariente,
una falsa cercanía,
un "ya no vive aquí",
un "no le conocía".

Un dato en un sistema,
un pulgar en red social,
un cliente olvidado,
una estadística local.

Raül Bernadas
leer más   
13
8comentarios 103 lecturas versolibre karma: 85

Ventajas inútiles

La tarde
gana terreno al mediodía,
se abre paso
a ráfagas de viento
que aprovechan para despeinarme
y empujar sonoramente una puerta...

Y la noche
ganará terreno a la tarde,
y la madrugada,
a su vez,
a la noche;

y así,
vueltas
y más vueltas...

Qué inútil es la ventaja
cuando la vida es finita...

Raül Bernadas
leer más   
15
13comentarios 77 lecturas versolibre karma: 83

Más que nunca

Más que nunca eres tú mi corazón
y traduciré lunares de tu cuerpo
con la calma de un gato de perfil
o el zambullido inocuo de la rana...

Me desespera la libertad del contrabandista
que alega en la penumbra no ver nada,
así es como ironizo sobre ti,
entre los iones y protones de tu ausencia.

Y más que nunca eres tú mi corazón,
yo soy césped artificial, quirófano y pergamino,
y me abalanzo sobre el hambre
que provoca tu mirada cuando callas,
cuando te sales del retrato de tu ser.

Soy el puente y la marmota,
una luciérnaga en el carnaval,
escaparate en venta,
roedor con caries
y adorno en el tanatorio.

Y más que nunca eres tú mi corazón,
siendo yo carta, extraviada o leída de rodillas,
infame lamento,
juego de domingo
o estiércol sin campo...

No me esperes si no llego,
y menos si aparezco con flores
que no sean para ti;
llegaron a mis manos por hipnosis,
ya sea pedida
o inducida o accidental.

Y más que nunca eres tú mi corazón,
por la anestesia recibida
que ocupa mi paciencia de impaciente.
¿Cuánto tardarás, muerte?
Pregunto...
Nadie responde,
ni siquiera los que gritan.

Date una ducha de abanicos
con los chorros del aire que me falta,
las cejas arqueadas,
y no te apresures a seguirme.

¿De qué sirve ser imbécil,
premio nobel, payaso o traductor?
Si tropiezan los tractores de tus miedos
con los surcos que dejan los arados
de mi otra decepción,
la que estalla en poema
sin importar apenas nada,
nada más que tú...

Raül Bernadas
leer más   
18
10comentarios 98 lecturas versolibre karma: 92

Con otros ojos

El artista
ve la realidad
con sus propios ojos,
si la viera
con los ojos de los demás,
sería otra cosa
pero nunca artista.


©Pacodecáceres
19
15comentarios 105 lecturas versolibre karma: 95

Regálame uno

Regálame un poema
cuyos versos no pueda vivir sin ellos,
que me inquiete
como cargar con un cadáver,
y me haga temblar
como tiemblan los cimientos del planeta...

Que me asuste de verdad
como aterra el primer temor
o el último aliento,
que me conmueva
como lo hace el llanto
de un niño perdido
en los pasillos de un laberinto.

Que sea asfixiante
como el silencio de un pueblo ruinoso,
fiero como una manada hambrienta,
o cruel como degollar a un cachorro.
Que sea insípido
como el aliño de la nada,
tétrico o angustiante
como un funeral anticipado.

Un poema, regálame,
que me apasione o me enloquezca o me incinere,
que me engulla mar adentro
con las olas de todos los alivios,
que me haga extender las alas
de todas las memorias,
en especial de aquellas
que quedaron olvidadas...

Raül Bernadas
leer más   
23
27comentarios 139 lecturas versolibre karma: 113

Predicar y otorgar

Podré creer
lo que dices
cuando la libertad
que predicas
para ti,
guíe tus acciones
y sea
la misma libertad
que otorgas
a los demás.


©Pacodecáceres
15
14comentarios 131 lecturas versolibre karma: 114
« anterior1234542