Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 2100, tiempo total: 0.006 segundos rss2

Tan Clara

Esta noche es tan clara
mas que una palabra que se desvela
de las estelas de las estrellas
de este manto que nos rodea
o como el cosmos que se inclina
sobre tu pecho.

Tus sueños descansan sobre el lecho
castaños de tus ojos.
el amor lo tienes refugiado
en el corazón
para que ningún ladrón
te lo arrebate.

Tu eres tan clara
como la luna posándose sobre la laguna.
un lucero que guía este naufrago anonadado
en este mar turbulento
de mis pensamientos

Como el reflejo
de un espejo
que no dejo de mirar
Mientras me pierdo
en sus ojos de cielo

cuando callas
te sientes tan lejana
tan lejos de mi alcance
como cuando tratas de alcanzar con tus manos
alguna de las estrellas

eres ese manto del cielo que jamas podre tocar
solo puedo admirar
con mi mirada
mientras me pierdo como un nómada
tratando de buscarte
en estas lejanas
y llanas tierras

Eres tan clara como un lucero
partiendo en el horizonte
iluminando la oscuridad
que invade esta ciudad de sombras
donde la penumbra se escapa
se ilumina cuando tu estas.
leer más   
20
20comentarios 86 lecturas versolibre karma: 119

Si miras el mar

Si miras el mar
guardaré las espinas y pétalos
de una tarde cualquiera.
Se fundirá mi respiro a tu anhelo
como ola dispersa entre piedras
y será mi patria ese mar ahora tuyo,
y en tus péndulos trazaré nuevos senderos.

Si miras el mar
la llegada inesperada
en tu puerta será sosiego.
Conjugando ironías y estragos
serás rebeldía
del color eterno en mi lienzo,
y así reunida será la espera
en los latidos de un mar incontenible.

Si miras el mar
no me busques
en azules ni navíos,
y desde tu puerto seré un destello
repetido en las ondas,
de la ausencia emergente
en mi huerto y mi andar.
leer más   
6
sin comentarios 72 lecturas versolibre karma: 93

Refugiados En El Olvido

Aquí es donde los recuerdos
Yacen olvidados
Sobre sus sepulcros
Donde los pensamientos lloran
Los sueños yacen rotos
Como cristales reluciendo
Como un manto de estrellas
Sobre el asfalto
Oscuro de la noche

Incompletos
Sin una razón de ser
Golpeados por la realidad
Abandonados
Por sus dueños que los dejaron
Aquí en este callejón
Que yace vació

Quedando inconclusa
Los abandonan
Y se venden la esperanzas
Que alguna vez algún mantuvo
Vivo.

Aquellas ilusiones
Que no pudo concretar
En concreto
Se volvieron.

Las dejaron ir
Porque las hirieron
Tantas veces con palabras
De impotencia
Que solo querían clemencia
De tantos intentos
Sin victoria
Recorriendo a la amarga derrota.

Quedando las ideas anonadadas
Las ilusiones siendo un simple truco
Un sueño sin alcanzarse
Dejándose desvelarse por la verdad
Una mentira piadosa

Querían ser mas que un puñado de palabras
Ser un verbo no un sustantivo concreto
No ser una simples cosas
Que puedas guardar y luego dejar marchar
Dejándolos abandonados
En este mar náufragos

Siendo esperanzas que se transformaron en ceniza
Para que el ruiseñor las tome con sus manos
Los deje allí en el lúgubre callejón
Donde la luna no se asoma
Mientras la única luz que existe es aquel lucero
Pobre que dejo de brillar

Como un viejo dicho dice:

Si te rindes pierdes
Sino arriesgas no ganas...

Pero en este callejón viven
Y se venden los recuerdos
Que los dueños dejaron a su suerte...
leer más   
13
11comentarios 64 lecturas versolibre karma: 106

Cien, mil, un millón

Podría jurar que han sido mil,
mil cartas que te he escrito,
mil veces que te he pensado.

Pero han sido cien,
cien cartas nacidas para ti,
cien veces que te he pensado.

Y mis letras siguen,
porque son infinitas,
porque son para ti.

porque aún en el vacío,
tu voz resuena,
tu voz me llena.

Porque no hay oscuridad,
porque tu eres mi luz,
porque tu deslumbras todo.

Podría jurar que han sido mil,
mil veces que te he fallado,
mil veces que te he decepcionado.

Pero han sido un millón,
un millón de heridas,
un millón de disculpas.

Y sigues estando aquí,
y me sigues mirando,
y me sigues amando.

Amor tan único,
amor tan inigualable,
amor tan tuyo.

Amor que no cambiaría,
porque me hace mejor,
porque me hace creer.

Podría jurar que han sido cien,
ó han sido mil,
ó han sido un millón,

Podría mentir,
podría omitir todo,
podría exagerarlo.

Porque no he contado
los besos que te he dado,
porque no he contado
las veces que me has robado
TODO.
12
3comentarios 71 lecturas versolibre karma: 93

si vens...

vull segrestar trencada
l'olor d'avenca flor,
la veu que ja no es meva
perquè pertany al bosc,
vull disfressar paraula
cansada de ser jo,
si vens serem llinatge
dues aus en extinció...

si vens serà nodrir-nos
de música les pells
mirar-nos sense cara
perdent el que hem après

si vens faràs marrada
grimpant l'avern sencer
ensems prendrem jugada
arriscant al tot o a res
i quan el bleix s'apagui
i la lluna miri a l'est
bategarem les ales
al cel...intermitent
4
sin comentarios 29 lecturas catala karma: 68

Monos imitadores

Que tu inteligencia

baje al barro,

y que barra todos

los pájaros

que quisieran

echar a volar.

Que elimine

cualquier resquicio

que quede en los demás.

Y que destruya

el aire, comprimido

y benigno,

para no dejarnos pensar.

Que haga todo eso;

que se vuelva cuerdo

el loco,

y los planos

hundidos.

Que lo hagan,

que al fin y al cabo,

es lo moderno

desde tiempos pasados.
9
2comentarios 24 lecturas versolibre karma: 98

Aprendí de ti

Si mis versos, son versos
que te saben a mentiras,
dale salida a tu vida,
que ya no cabe con la mia.

Si crees en mi amor como falsa
dejame en el suspiro,
que de estos confundidos,
ya mi alma esta curada.

Si aún te queda la esperanza,
de querer estar conmigo,
has pisado en el olvido,
ya no quedan ni las brasas.

Te perdiste mi confianza,
al dudar de mi palabra,
jugaste con fuego,
te quedaste en la comparsa.

Tu duda fue mi amiga,
advirtiendome de ti,
tramposo infeliz, Jugaste,
pero aprendí de ti.

Aurora: Claudia Viviana Molina
24
15comentarios 104 lecturas versoclasico karma: 122

Los versos más tristes (Tiempo de mala cosecha)

Ayer la tierra anochecía amarga.
La siembra acrecentaba cada minuto
de misericordia
con la desdicha de un cambio de hora.

El abrevadero quedaba vacío
con cada verso digno
del mejor de los literatos, y
su nombre pacía en la falsa calma
de una promesa.

Golpe a golpe,
verso a verso,
quedaban merecidos
los rastrojos
y las entretelas
del miedo más penetrante.

Sonaba, tan impasible
como imposible,
el martilleo del que en su
euforia
se creyó herrero,
y engendró al peor de los vástagos
del sol naciente.

Rompió con valía la armonía inexpugnable
de los pianos, el sentimiento
que pintan con lágrimas
los cantaores.

Y sus guitarras... ¿Qué fue de
sus guitarras?
Por no quedar, no quedaron
ni las mentiras del poeta
en Nueva York.
Fue sólo corona de espinas,
adecentando a verborrea pura
los besos en balde
y las cenas de novios.
Grabado a fuego quedó,
en su espada, una única y afilada
advertencia,
como su mirada propia:
“Te quiero...
...¿Qué haces?”
10
1comentarios 62 lecturas versolibre karma: 103

Pintor

Los colores
de tu paleta
son sueños
pintados
con letras.
Y pintas versos
mi poeta
derramando tu alma
sobre el lienzo
como las olas
del mar besan
la playa,
tú pintor,
con tus colores
besas mi alma,
porque pintas
poesía
y yo intento
con mis versos
pintarte una sonrisa.

Bela

Imagen:
“La botella del náufrago”
Óleo sobre lienzo
Autor: Jose Bautista Martínez
leer más   
18
14comentarios 80 lecturas versolibre karma: 95

"Átame con tu poesía"

En este jardín de letras
a mi me gusta que me ates con flores
la suavidad de mi cuello y de mis muñecas
y que me adornes la melena salvaje
con una fina liga de diamantes
que sollozan lágrimas amarillas
Oh amante de tinta...
a mi me gusta que me aceches
que me mires
que me cantes con tu lírica azul
que arruines por dentro
en cada rincón escondido
de mis grutas abundantes en miel y oro
con todo tu descaro
con toda tu locura
mantenme lejos de mi misma
mantenme debajo de tus sábanas de espuma
de aquella boca melosa
de tus huesos de hierro
de tu piel canela
de tu vientre dominante
Oh, yo quiero ser tu anhelo
fundirme con tu fuego
crear una real fantasía...
así que mi buen poeta
¡Átame con flores
Átame con tu pluma
Átame con tu poesía!
leer más   
26
36comentarios 180 lecturas versolibre karma: 121

Tristeza

Tristeza

Si una gota de agua cae en tierra
y luego se desvanece con un aire de resignación.

Si el viento golpea fríamente a una hoja seca
y la misma cae con un peso de confusión.

Si el viento sopla en la tierra seca
y levanta el polvo, el cual se mueve
de un lado al otro con una silente sumisión.

Si el frío inunda la noche con una cascada de ausencias,
tiñendo los recuerdo y los anhelos,
con pinceladas de nostalgia y de dolor.

Si soñar es un tenue relampaguear,
donde el amor, la alegría y la ternura
se disfruta en un corto hálito fugaz,
y al final queda el sello del dolor.

Si amar es sufrir, llorar y entregar
todo con esfuerzo y sin condición.

Si lo único que atesoro de ti es ese pequeñito obsequio,
que lo guardo en lo más profundo de mi corazón.

Pues no sé cuáles son tus pensamientos,
ni cual es el sentir de tu corazón.

No sé en cuál lugar de tus sentimientos,
tienes guardado mi tierno y sincero amor.

No sé en cuál palpitar del tiempo
podré disfrutar de tu vivo y bello fulgor.

No sé y no entiendo cómo has saboreado los momentos
en que te he dado de mí lo mejor de lo mejor.

Distancia, silencio y ausencia es lo único
que sigo viendo en el campo de mi tristeza
y en la silente llanura de mi dolor.

Solo sé que nunca, nunca, nunca dejaré de amarte,
te quiero y te amo y siempre y para siempre serás mi amor.

Autor; Joel Fariñez
Derechos reservados de autor
Venezuela Caracas
leer más   
4
sin comentarios 8 lecturas versolibre karma: 48

Hábitat

Hay un descenso en las
aguas coralinas,
traigo agua,
conservo flores,
espero la lluvia en
las noches,
para liberarme del invierno,
y crujirme de los sonidos.

Tengo ramas de ilusión,
pero también existe
el fuego de las corrientes
que me ataca, y suelo
enfrentar la vida misma
con el triscar de mi fuerza.

¡Qué pura el agua de la mañana!
cuando combina nuestro reflejo,
efigie del silencio,
esa albada repentina que
visita lo somero de los extraños,
¡Y sí que hay extraños invisibles!
no de piel, no olvidados,
no de humanos.

Extraños deambulando con
nuestra soledad,
atravesando ríos de tristezas,
acompañando el alba de todos
los días, acabando el fuego,
despertando el sueño forestal,
amaneciendo vidas, y criando noches.

Todavía existe agua en el corral,
allí salva escondida,
ya despertó del coma,
toma su sueño en un frasco,
y guárdalo hasta saciar de ti.
9
2comentarios 76 lecturas versolibre karma: 97

Y a las maduras

Érase una era

en la que las mesas

eran de madera

o pulida piedra,

en desconocido

y vivo planeta

con los adjetivos

de absortos poetas.

Demonios postrábanse

en sus escrituras,

a lienzo, a papel

y a fuego en la piel.

Y sus andaduras,

junto a las andadas,

siempre retractábanse

do’más deberían

unirse a las duras.

Pero las maduras

dejaban caer

en la cuenta duros

y simples monedas

para que, tal vez,

al ver las pequeñas

este triste gesto,

tomasen sin risa,

pues, la iniciativa

de romper el hielo

y juntarse a ellas

sin sumo interés.

Así, demostraban

las supuestas grandes

que su dignidad

(solo en apariencia)

no se trastocaba

al no defender

la comunidad.

Esta es la madera

de la que están hechas

falsas madureces

hartas de sus heces,

altivas, pesqueras

y tan altaneras.
6
1comentarios 29 lecturas versolibre karma: 95

Bauman [Síntesis mediocre]

Las dudas inundan mi dormitorio,
de día a noche,
de muerte ínfima
a vida transeúnte del anonimato.
Dónde ha quedado ella.
Nos hemos vuelto endríagos,
fanáticos de lo efímero,
de lo pernoctante.
Nos hemos sumido
todos
en el profundo antónimo
de la felicidad,
y no nos hemos percatado
de su falsa eficacia.
Andamos vidas cortas,
luchamos para estar en paz
a la hora de la cena
y morimos bajo un arcoiris
de niebla atemorizada.
Y con la vanidad de nuestra
entrepierna
lo denominamos, sin menor dilación ,
placer.
El universo se mantiene con la presión
de nuestra falsedad
y todos somos inútiles partícipes.
Pusilánimes dedos controlan
nuestro destino.
No sólo miran nuestros ojos
con buen lustre,
sino que se hace grande
nuestra morbosidad
y reventamos nuestra inhumana mente
en un aterrador
clímax.
¿En qué momento se volvieron cortos
el tiempo divino
y el pesimismo de los poetas?
¿En qué momento se hizo
erógena
la manía de morir?
Quizás haga falta una guillotina
para darnos cuenta de lo que
vale el tiempo.
11
sin comentarios 67 lecturas versolibre karma: 106

Turbio

No hay remolinos en el agua de mis ojos
en el mar inquieto de mis entrañas
un vendaval de palabras a su antojo
hierven en sus pócimas extrañas
por los cauces de los rojos ríos
arrastrados a fuerza de extrañarla
anclan en mi corazón turbio y frío
versos para entibiar el alma.
leer más   
12
8comentarios 64 lecturas prosapoetica karma: 117

El calabozo

Se rompen las palabras en las manos
el vano intento de volcar el alma
sobre el desierto preñado
de una hoja blanca,
el obscuro corazón repica al alba
una gota de versos llovió tan escasa
como limosna en la tinta del poeta
que sobre la arena derrama,
cansados sus ojos nublados
sus dedos temblando de calma
resignados poemas en el pecho
susurrando libertad reclaman.
leer más   
14
2comentarios 50 lecturas prosapoetica karma: 123

"El don de las lágrimas" Autores: @CorazónDeFlor y @carlosmolina012

Érase una vez
allá lejos en el éter
donde se unen
todos los planos.

Una lagrima valiente
que sonriendo
quería ser tan solo
una sonrisa.

Ahí en donde
los quebrantados
esperan a que pase
generosa la cabra Amaltea.

Justo ahí
bajo el árbol astral
padre de todo lo pasado
lo presente y lo futuro.

Hay un jardín lejano
y escondido, donde duermen
muchas almas
entre las flores.

Y no perecerán nunca
aquellas almas poéticas
somnolientas que renacen
en la aurora rosada cantando arias.

Un diluvio de caricias
las empapa hasta extasiarlas
las vuelve blancas, las vuelve eternas
en esta alborada diáfana.

Donde los colibríes
son de seda turquesa
aleteando vivaces
a tan prístina presencia.

Rayos de oro
de un sol generoso
que no quema
que no lastima.

Resplandecerá sobre
estos pétalos bañados
en finos besos
de ternura infinita.

Brotando el bálsamo
del perdón
en los deshojados lirios
que derramaron su don de lágrimas.



Pintura: The Vision of Endymion
Por: Edward John Poynter.


Enid Rodríguez Isáis
Estados Unidos

Carlos Luis Molina Lara
Guatemala

2018
leer más   
18
17comentarios 142 lecturas colaboracion karma: 112

Taconeando

La parca le fue
taconeando.

Las piedras hicieron
de cada día
un pan,
tan necesario como enfermizo.

Inyectando a las goteras del miedo
su vida, su alma,
pasaron de verse estoicas.

Dejó
su sombrero
de ser.

Cada uno de sus espejos humedecidos
reflejaron, con impotencia,
el final del trayecto.

Nunca llegó a puerto.

A su vela la golpeó un rayo.

Peor dicho:
El puto cáncer.
10
7comentarios 70 lecturas versolibre karma: 102

Haiku

Haiku sin kakekotoba y kigo indirecto de primavera.

Tras la tormenta

el sol entre las nubes.

Ciruelo en flor.

Haiku- con Kakekotoba y kigo directo de otoño

Tarde de otoño

llegan las golondrinas.

El mar en calma.
21
21comentarios 112 lecturas japonesa karma: 107

Construcciones

Una fachada derruida.
El edificio que en mis años mozos
fue guarida para mis noches
hoy es testigo decadente
de la sociedad embalsamada
que construye y desconoce
los restos de otras almas.

Hombres de corbatas anchas
como anclas a estribor
encallan su mundana plaga
ofreciendo al pobre postor
felicidad a vapor
durando suspiros
el cigarrillo que pende
de los hilos del nubarrón.

La tormenta se traga el futuro
pensando que un paso más
le quita valor a lo que pudo
engalanar antes de encantar.

Una fachada derruida.
Aún recuerdo las victorias obtenidas
y en la derrota me quedará
el sabor renegrido del café
brebaje eficaz.
leer más   
10
2comentarios 77 lecturas versolibre karma: 104
« anterior1234550