Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 6, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Los gitanos

Los gitanos.

Ellos errantes por los caminos del viento
como caracolas en las playas y peces en el mar.
Van hacia el horizonte de sueños
idolatran las fiestas, llenas de campanas de bronces y farolillos.

Sus ancestros les reclaman, perdurar y ser ellos,
taconean la vida para olvidar, sus filigranas danzan piruetas de sol y sangre
cuerpos vibrantes de nervios y dolor
piel canela con sabor a menta y hierba buena.

Ojos vidriaos negros y azules ocasiónales, de pelos oscuros azabaches
de mirada neutra penetrante, que se clavan en el corazón y el alma
gitanos como luceros del alba en la madrugada.

Hondo valle de la guitarra, sombreros de paja jazmín hado, del patio
sal cante jondo de las gargantas, y saetea a la luna, noche esmeralda.

Un gallo canta en la torre, una voz destrona la mañana y el sol agachado tímido, le bloquea la montaña.
Caldero de agua, bulla a lo lejos los gitanos bailan y cantan
entre rosas y claveles, recuerdan a Porrina, Juan Breva, La Parrala.

Camarón su alma revolotea entre los olivos plateados
y deja aromas de buen cante, en las playas gaditanas
plata del cáliz, vino de sangre, la saeta en las calles cruzadas.
Federico G. Lorca los inmortalizó dentro de la cultura paya.

Un cajón viejo lo toca un joven gitano, y las palmas de dos gitanas, acompañan el quejido de una nueva guitarra,
la voz rota de un cantaó vibra en la plaza.
leer más   
3
sin comentarios 74 lecturas prosapoetica karma: 55

Vibra

La clásica musa,
La vida misma,
La piña de mi cerebro
Envía los escalofríos

Voy con la energía correcta,
Antes de ir
Me cargo un poco de mi,
Cauteloso por las trampas del ego
Alimento mi alma
Para que vibre eterno.

A veces ciegos del miedo,
Volteo los ojos hacia adentro
Busco problemas
Que aún no he resuelto.

Canto con la voz interna que frecuento
Sinónimos que iluminan a mi encuentro,
Así salto un poco más alto
Para que vibre eterno
8
1comentarios 38 lecturas versoclasico karma: 76

La despedida

Cantaban los pájaros negros entre los cipreses

Trinos de amarguras calmad mi sed, mi dolor,

Vibra pecho herido
De su muerte

Lágrimas y cielo gris se juntaron

Rostro inerte
Estremecen
Los llantos

Tarde luminosa de los pájaros volando

Los colores se quedaron opacos

La vida, la noche, y la muerte

Fuiste noble semilla
Experta en sufrimientos
Creatividad y talento

Rota
Mi alma


Ventana libre
Horizonte perdido del valle

Noche luminosa

El más allá que deseaste

En tu camino de flores lilas, azules, y blancas
Sobre tu pecho de escarcha

Nace el nuevo día blanco, sin tu vida

Paisaje de dolor triste
Sin ti

Fuente de luz

Estrella de mi guía.
leer más   
6
3comentarios 103 lecturas versolibre karma: 77

El poder de la manipulación

Pensó en soltar lastre y por una vez, dejar de fingir una realidad que no existe. Disfrazarse igual que lo hace un camaleón, mimetizándose tras una cortina de humo fabricada de mentiras, ya no se sostenía.
Tal vez una recapitulación de los hechos, podría darle suficiente margen aún, para encontrar una salida mínimamente digna. Pero una fuerza interior le detenía, no pudiendo evitar contemplar su obra con vanidad. Vibrar gozoso frente al absoluto control que ejercía, sobre todas aquellas personas que todavía confiaban en él, era una sensación de poder, de la que no quería desprenderse. No era ético. Lo sabía, pero no le importaba.




Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2017/11/05/escribe-tu-relato-de-noviembre-ii-concha-
9
6comentarios 71 lecturas relato karma: 88

Vibrar acrostrico

Vibra con cada parte de tu ser,
Inhala sonriendo, sintiendo tu cuerpo.
Basta con poner la atención dentro.
Ríe hasta que vibre todo tu ser.
Ama el momento.
leer más   
4
2comentarios 27 lecturas versolibre karma: 56

Yo quiero que logres vivir de nuevo

Quiero hacer vibrar tu alma
sacudir todos tus sueños en un solo momento
que tu energía lo sea todo
que no pierdas la esperanza y no te conformes con un simple no puedo.

En algún momento de tu vida
fuiste sangre y fuego
recobra las energías y no dejes ahogar tu ruego
los años han pasado dejando su huella.

Ya no eres tan hábil
como cuando eras un niño
aún puedes vencer al ego que a todos domina
deja que la felicidad te invade de nuevo.

Aún puedes recuperar el tiempo perdido
vivir los días que te restan con dignidad y aventura
no vivas esperando que otros te hagan feliz
tu puedes evitar que otros controlen tu vida con una palabra.

Poesía
Miguel Adame Vázquez
17/12/2016.
2
1comentarios 206 lecturas versolibre karma: 24