Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

A la sombra de mi yo

Cuando la soledad se hace un motivo,
La nocturnidad de la luna envuelve al alma,
Los versos recogen las cenizas del corazón,
Cobijan la piel,
Invade los pensamientos,
Acaricia el frio del cuerpo,
Esta piel se eriza,
Pero sólo somos mi ventana y yo,
Ay pobres andanzas de este verso errante en medio del amanecer,
Nadie dice nada,
Ni cuando se fueron la esperanza ni el amor,
Quizás,
Cuando amanezca este día,
Desempaque este medio corazón,
Lo pondré al sol para que se recargue de luz,
Dejará de ser invisible,
Este corazón,
De poesía,
Volverá.

etiquetas: poesía, poema, verso, amor, soledad
4
4comentarios 63 lecturas versoclasico karma: 59
#1   Qué desolación y qué tristeza... pero tiene algo realmente hermoso:

'Los versos recogen las cenizas del corazón,'


Este verso merece miles de aplausos. Es tan cierto, y tan real....... Buen poema! Abrazo!
votos: 2    karma: 29
#2   #1 gracias, a veces es el reflejo de lo mas profundo del poeta. Un abrazo
votos: 1    karma: 29
#3   Bravo poeta. Que ese corazón siga cargado de luz... y de versos.
votos: 2    karma: 19
#4   Leyendo estos versos se te mete la soledad bien adentro... aunque están cargados de belleza.

Además hay una parte especialmente bonita:

Quizás,
Cuando amanezca este día,
Desempaque este medio corazón,
Lo pondré al sol para que se recargue de luz,

Muy bello!!!
votos: 2    karma: 29