Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Ahora duermo contigo

Te conocí amando mis defectos; mis cara fea, mi extraño cabello y mis ojos normales como la tierra donde están los muertos.
Viste de mi mis lamentos, conociste mi poco interés.
Descubriste mi extraña fijación a la luna, mis desvelos a boca de lobos y como con una mano destruyo mi vida.
Te fijaste suavemente en mis dulzuras y placeres. Me llamaste por mi tonto nombre y sonreíste cuando mencione al tuyo.
Me permitiste llegar al cielo tres veces de ida y vuelta y, quedarme una noche en el.
No creo que me este pasando esto, yo te tenia que amar y tu me terminaste amando.
Increíble y amargo...
Te conocí cuando tu visitabas la cima, una inalcanzable espalda con alas y una trompeta que suena.
Me sonrojaste las mejillas con solo la punta de tus dedos, convocaste al tonto que llevo dentro.
Me corregiste todos mis dolores y remordimientos.
Y lo peor es que al final jamas leerás esto.
Me inclino para ver tus rodillas, raspadas de mis fantasías y tu mente solfeando en la superficie de un cuento.
Tu estas en tu casa y yo en mi encierro.
Dos paredes y una puerta, pero la libertad ya fue echa
solo faltan las ganas de ser libre y decirte lo que no fue posible.
Mis fantasías nos llevan lejos, corriendo por lugares donde no llega e viento.
Siempre seré el mismo pero ahora duermo con tu pensamiento.
Dulce e inalcanzable lamento.
5
sin comentarios 47 lecturas versolibre karma: 46