Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Al atardecer

Yo no tengo algo de qué hablar sino de todo
porque nunca llevé un master en nada.
Era la vida misma mi escuela y mi enseñanza
y de ahí saque lo poco que guardo en la canasta.
Me acostumbre a los días sin sosiego,
haciendo de todo lo que no tuviera importancia.
Amigos iban y venían entre la noche y el día
y no hay quien pueda decir que me conoce,
aunque fuera un libro abierto para las palabras.
Amores tuve pero ninguno pudo ver bajo mi piel
y mi piel cambió en más de una estación,
pero no la sangre que corría debajo de ella.
En cuestiones de andanzas caminé mucho
y sigo caminando buscando al que perdí,
porque en algún recodo del camino se quedó
el que venía siendo y no pudo llegar aquí.
Ahora no me abruman los días sin mañana,
me sigue gustando vivir sin calendarios, aunque
se me amontonan los proyectos inacabados
que nunca pude llegar a concretar,
como estos dichos mismos que ya están
dejando de ser lo que quieren ser,
y ya se va la tarde con mis devaneos
buscando con quien compartir un café
y hablar de poesía o de lo que disponga usted…
6
1comentarios 53 lecturas versolibre karma: 73
#1   Un poema solido, por decir lo menos, por no querer usar el termino "maduro".
votos: 1    karma: 13