Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Arañas

Arañas en la oscuridad.
No enciendas la luz.
Ellas no podrán verte.
Perros salvajes,
mascotas de satanás.

Tu único amigo el silencio,
ese lugar donde pasas
la mayor parte del tiempo,
donde nadie puede escuchar
tus pensamientos masoquistas

Hay en tu habitación
un retrato de Dorian Gray,
una televisión difuminada
y una cuchilla
que viola tus entrañas.

No vuelvas a mirar atrás
ese tiempo que revives
nunca existió.
Sólo quedas tú
y las mentiras que inventaste.

Aquel espejo,
donde se reflejan tus entrañas.
Aquellos vicios,
se cobrarán su peaje.
Aquel cerebro
de un adolescente,
siempre se negó a crecer.

Vivir en la irrealidad,
mires donde mires,
tratas de encontrar aquel momento
en que tus células sonrosadas de la infancia
se convirtieron en arañas negras,
que te miran a través de ocho ojos
y clavan en todas tus virtudes
sus patas puntiagudas.

Se han dado un festín con tu piel,
Ahora tienen ganas de vomitar
todos los pecados que cometiste en su nombre.
Todas las veces que obtuviste la redención
y renunciaste a ella
a cambio de seguir a su lado.

El deseo que le hacías sentir,
ya no lo siente
y lo que era
un instante supremo de necesidad,
ahora sólo es un cuerpo desnudo
que se está marchitando.

Es tu carne oxidada,
degradada hasta la putrefacción.
Sólo quiere descanso
y no encontrará nada más que dolor.

Sueñas con un amanecer
que las espante a todas.
Sin darte cuenta
de que, por muchos amaneceres que veas,
la oscuridad seguirá residiendo en tu interior.
Arañas de sangre verde viscosa,
cáncer, VIH, qué más da,
escogiste demasiadas enfermedades,
mientras el polvo blanco y el marrón
entraban en tus venas.

etiquetas: arañas, adicciones, carácter destructivo
5
2comentarios 47 lecturas versolibre karma: 68
#1   Muy original
votos: 0    karma: 17
#2   Gracias!
votos: 0    karma: 6