Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Breve Crónica en Cuarentena

Dos naranjas y una manzana conformaban mi inventario alimenticio para el décimo quinto día de la cuarentena, la noche anterior, había ordeñado el último tetra pack de vino tinto hasta disuadir a la gota más resilience dentro de aquel contaminante envase. Tengo dos empleos en negro . Hay pocas cosas que un inmigrante indocumentado pueda hacer fuera del parámetro lógico de la premisa «si no trabajas, no comes»
En la editorial, por unos cuantos pesos, soy desde corrector hasta electricista, y cuando llega el camión con las resmas de papel, mi lomo y mis brazos acuden solícitos a su desalojo, también reparo las computadoras y teléfonos móviles de los compañeros (a veces no cobro por ello) ; dentro de mi exiguo equipaje reposa incrédulo, un cartón con falsa apariencia de pergamino,refrendado y sellado tratando de persuadir mi acreditación en una rama técnica casi obsoleta.
Mi otro empleo —no menos importante—es como arreglista, consejero,luthier, sonidista y atrilero de la Banda de sonidos Tropicales del Sur, allí me dan quinientos pesos por presentación, y a veces tocamos hasta cuatro bailes a la semana (Al decir arreglista no me refiero a la ejecución de arreglos musicales, sino al arreglo de los objetos que se rompen).
El camino al pueblo no es largo ni corto, ni ancho ni angosto ; es inevitable como el camino a la eternidad; y ahora, ingrimo, absolutamente despoblado, en su defecto yo no soy un hombre solitario,Hay a mi alrededor de incógnito ángeles de la guarda y ladridos caninos espantando mi soledad. —Aspiro morir de viejo—

etiquetas: crónica, alrededor de la soledad y el destierro desamparo
21
23comentarios 213 lecturas relato karma: 107
#1   Un relato muy bien construido y escrito, que tiene tu esencia, tu toque personal de humor irónico en el que advierto además de lo fantástico, algo de realidad desolada, aunque sea en el tono.
Un abrazo, amigo.
votos: 1    karma: 40
 *   mariaprieto mariaprieto
#18   #1 Si Maria, quise mantener la esencia de la soledad y silencio de aquellos que como yo, tienen que racionar lo poco que tienen; solo que yo soy un "bullaranga" porque tengo este y otros medios para expresarme, ellos comen y racionan calladitos y en la sombra de la soledad, quizás algún fiel perro (como en mi caso) les acompañe a compartir esa fracción de nada que tienen.
votos: 1    karma: 40
#2   Es un relato lleno de verdades, de fantasía, de humor negro, de tristezas, nos muestras un conmovedor relato que seguramente dentro de esa realidad o de la fantasía se verán reflejados en una situación que desbordó el universo de historias disimiles, pero que a la vez se repiten desde acá hasta la china. Un relato que muestra una realidad fantasiosa al desnudo. Abrazos por ese excelente relato
votos: 0    karma: 18
 *   Varimar Varimar
#17   #2 Es una transcripción de muchos fragmentos de realidades equidistantes y disimiles de aquellos que no tienen voz y tienen que comer lo poco que tienen racionado y calladitos.
votos: 0    karma: 20
#3   Se nota la inspiración en el realismo que vivimos actualmente compañero me gustó el relató
votos: 1    karma: 40
 *   --3746--
#16   #3 Es un retrato de la realidad mía y expandida a muchos sin voz que se la comen calladitos...gracias por estar presente.
votos: 0    karma: 20
#4   Aspiro morir de viejo

Me maravilla el relato, su fina construcción, su picaresca personalidad, su contenido detallista y su reflexivo y certero cierre. Una aspiración a la cual queremos alcanzar todos/as. Me ha encantado, Domingo. ¡Enhorabuena! ¡Abrazo!
votos: 1    karma: 39
#15   #4 Oh! Gracias Alejandro. gracias por ese comentario y por estar presente.
votos: 1    karma: 39
#5   Imenso como siempre
votos: 1    karma: 36
#14   #5 Gracias Lidi...Un placer saber que estas bien.
votos: 0    karma: 20
#6   Maravilloso
votos: 1    karma: 40
#13   #6 gracias Miguel¡
votos: 1    karma: 40
#7   Gran relato, donde la verdad de la vida la reflejas con certeza implacable y con una máxima incuestionable "si no trabajas no comes", pero dónde te acompañan en tu transitar esos ángeles de la guarda, que deben ser muchos y esos fieles amigos de cuatro patas, así que la soledad se atempera mucho y por supuesto con ese deseo vital, saludos amigo!!!!
votos: 1    karma: 40
#12   #7 Muchas gracias Minada , el transito es mas llevadero si no sobre valoramos la soledad, gracias por estar presente.
votos: 0    karma: 20
#8   hermoso relato,espero ver mas publicaciones como esta
votos: 1    karma: 26
#11   #8 Esa apreciación vale oro en mi corazón, gracias por tu presencia.
votos: 1    karma: 26
#9   Qué belleza. Me encanta que en medio de la cruda realidad se destaquen los tonos cómicos que ayudan a sobrellevar la vida. Besitos y abrazos. {0x1f618} {0x1f618} {0x1f618}
votos: 1    karma: 40
#10   #9 Me alegra que hayas atrapado las pizcas de humor escondidas detrás de la tragedia. muchas Gracias.
votos: 0    karma: 20
#19   Muy bueno.Lleno de realidades.
Me encanta como lo has descrito.
Abrazos!
votos: 1    karma: 40
#20   #19 Gracias a ti Delia, siempre es un honor recibirte en esta sala.
votos: 0    karma: 20
#21   Un relato muy bien detallado y muy emotivo de lo cruda y dura que puede llegar a ser la vida para muchas personas a pesar de todo el esfuerzo y trabajo día tras dia para poder sobrevivir , personas que como dices si no trabajan no comen, que hacen de todo y tienen muy poco o nada, a ver si este mundo se arregla ya de una vez por todas... muy bueno tu escrito sobre esta gran verdad. saludos
votos: 1    karma: 40
#22   #21 El mundo estuvo bien, hasta que los humanos lo degradamos, no es él quien tiene que arreglarse, somos nosotros, los humanos. Gracias por tu comentario y tu visita, siempre serás bienvenida, !adoro tu poesía¡
votos: 1    karma: 40
#23   #22 Muchas gracias a ti {0x1f339}
votos: 0    karma: 20