Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Cirugía, gastronomía y clases de moral

(Relato)

8:15 domingo en quirófano después iniciada la cirugía,
un día poco usual para operar los domingos,
pues los domingos son para la familia.
De pronto una voz masculina rompe el silencio
- ¡Tengo hambre !
dijo el joven anestesiólogo, al enfermero,
enfermera y doctor que en esos momentos hacía la cirugía.
entre la anestesia, que no es total,
es como un relajante, estaba en el limbo
pero los escuchaba hablar, quería saber que le inyectaron,
se sentía tan bien y relajada, descansada y con mucho sueño,
si así es la muerte, estoy de suerte, pensaba.
Hubiera querido estar así tiempo indefinido;
la plática oía claramente a pesar de los sedantes.
- Deberíamos mandar traer esos tacos mexicanos,
que tu novio a veces nos ha traído,
de ese nuevo restaurante de antojitos
mmm ¡me encantan! con esa salsa de chile habanero
¿ así se llama ? - dirigiéndose a la enfermera -
y afirmando los demás
- no va a venir dice la enfermera
- ¿Como? si él siempre viene a acompañarte
y sobretodo que es domingo él no falla,
menos cuando hay cirugía los fines de semana
- ¿ dónde habrá unos tacos que estén ricos?
preguntaba anestesiólogo insistiendo.
Y el cirujano a su paciente
- ¿ cómo se siente?
no podía hablar estaba en relax demasiado relax,
flotando la mente sin gravedad, pero con dificultad le dijo
- bien doctor con sueño, tengo sueño.
Vuelve a preguntar el anestesiólogo
- ¿dónde habrá unos tacos que estén sabrosos?
tengo mucha hambre, me gustan esos de cochinita pibil
y los de barbacoa.

Entre dormida y despierta la paciente dice:
los de "Moya", son unas tortillas rellenas de varios guisos, cochinita entre ellas;
y agregó aunque ya le costaba trabajo mover la lengua,
dicen que los de "Maleno" están muy buenos es un puesto callejero
y enfrente está su restaurante
deben serlo pues a almorzar a su carretón llegan del extranjero.

Ya estaba más en el limbo que en tierra.
-¿Dónde quedan? pregunta el anestesiólogo
sin darse cuenta que la paciente casi no podía hablar.
En eso le pregunta el doctor
- ¿cómo se siente? ya casi terminamos
- bien doctor me estoy durmiendo -
con dificultad responde.
Después de checar los signos vitales de la paciente
contesta la enfermera al anestesiólogo;
ya no tengo novio, ahora anda con mi mejor amiga
- ¡Qué! dijo el anestesiólogo con voz de incredulidad
¿ tu amiga se quedó con tu novio?
no lo puedo creer ¡que moral ! y tan decente que se veía
que pena por poco y la cortejo, uuuf! ¡de lo que me salve!
le gustan las traiciones, porqué en obviedad se sabe
que es una de las acciones más bajas que una amiga puede hacer
es traicionar la amistad y la confianza.

El cirujano un hombre maduro de unos cincuenta años,
había estado en silencio, concentrado en lo que hacía,
aún así no podía evitar escuchar lo decía,
al fin y al cabo ese era su equipo médico y confianza les tenía
Se dirige a la enfermera
- te llevabas tan bien con ella, pero una gente así
que se acercan fingiendo amistad, quiere tener lo mismo que los amigos,
en ese caso, lo tuyo incluido el novio
y a eso se le llama envidia, sin dejar de agregar
que moralmente están mal ambos, tu novio y ella, en fin,
son iguales de malas personas, nunca hubo amistad
y de tu novio no era amor lo que sentía
amistad y amor era débil y se fracturó, deberías poner distancia por siempre
y debes aceptar que las cosas cambiaron, que nunca fue tu amiga,
y a él le faltó tener más hombría, porque una amiga no traiciona,
y un novio, ya lo dijo el poeta, como copa vacía
en un futuro escoge mejor a tus amistades, aprendiste una lección
que sabiamente te dio la vida sólo es experiencia, ahora a lidiar con el dolor.

_ ¿Siente alguna molestia?
le pregunta a su paciente el cirujano
- hemos terminado satisfactoriamente
con dificultad contesta nuevamente
_ no, pero me estoy durmiendoouu
_ todo ha salido bien muy bien dice el doctor
_ Gracias doctor le contesta con la lengua enredada para hablar
y se quedó dormida ya no oyó que más platica alguna, cuando volvió en si,
ya se estaban yendo a la sala de recuperación
dónde ya le esperaba un familiar.
Más tarde el doctor fue a verla lo que le pareció gracioso
es que le dijo el doctor cuando ya le dio de alta,
"trae taquitos o gorditas de su región la próxima ves, que ya nos dejó antojados"
Sonrío y le dio pena al mismo tiempo la anestesia le traicionó
y que falta de educación intervenir en una conversación, pensó,
se disculpó y el galeno se rió divertido , esto sucede muy seguido le dijo,
no es anestesia total lo bueno para usted era que estaba consciente dentro de lo que es,
porque hemos escuchado cosas que no les gustaría al paciente
saber después lo que dijeron.
Mientras se retiraba sonriendo le decía,
no olvide esas gorditas de su tierra, la próxima visita.
se quedó divertida, preparaba sus pertenencias para irse a casa,
mientras pensaba; que buena mezcla, medicina, comida
clase de principios y moral vaya, y haciendo cirugía.

Y reflexionó, todavía existe gente que piensa
y actúa con responsabilidad y madurez,
está sociedad tiene esperanza mientras haya personas así.

Gente con valores responsables, que suerte
y no dudó que estuvo en buenas manos.

MMM
Malu Mora
imagen de internet

etiquetas: cirujano, paciente, antojo, moral, quirófano, enfermera, anestesiólogo
9
10comentarios 168 lecturas relato karma: 96
#1   Gran relató y conmovedor
votos: 1    karma: 36
#4   #1 Un fuerte abrazo Agustín!!
votos: 1    karma: 35
#7   #4 Un abrazo Malu
votos: 1    karma: 35
#2   ... En buenas manos...
Buen relato! {0x1f44f}
votos: 1    karma: 33
#5   #2 Cuando hay gente con principios y valores se están en las mejores manos. Abrazo enorme Gali!! :hug: :-*
votos: 1    karma: 33
#3   Por supuesto que es muy bueno que aún haya gente así, que estudie, que mantenga sus valores intactos, y lo que es más valioso aún, que dé sus consejos gratis. Por eso te apreciamos, amiga. Porque eres de esa gente, y te lo digo de corazón. Un abrazo, y gracias por nutrirnos a diario de tu sapiencia. Hasta pronto!
votos: 1    karma: 31
#6   #3 Estoy de acuerdo contigo Victor la gente que mantiene sus valores y raíces son personas valiosas.. Y sencillas! un abrazo enorme que abrace a ambos a ti y Ley.
votos: 1    karma: 32
#8   Un gran relato inspirador y motivador. Saludos.
votos: 1    karma: 36
#9   Muy bonito relato!!!

saludos Malu
votos: 1    karma: 37
#10   #9 Podemos confiar en gente con valores y principios Saludos!!
votos: 1    karma: 37