Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Clase de matemáticas

¡Qué dulce es el quejido!
¿sará el de la consorte,
o acaso es el marido?
¿De amor será el sonido...?

¡que humor del mexicano!:
del gis ya su tamaño
se ve disminuido,
al fin violento macho,
la hembra te ha vencido...

Lo blanco bien se plasma,
él funge como tinta,
y es fértil la pizarra
seguro ya está en cinta...

¡Oh fruto, ya te miras,
tan pronto ves el día,
en nada hay que esperar!:
a ti te llaman fórmula:
la fórmula integral.

¿Qué dices dulce amada:
si falta aquel que escribe
de dónde sale el alma;
de dónde aquella chispa,
la chispa de la flama?:

Si borro la pizarra
se notan los residuos,
y así cualquier curioso
bien puede reescribirlos;

¿mas sabe de su canto,
entiende de la vida;
sabrá cual fue el mandato
que el loco matemático
le diera a la pareja?

Y así también pregunto:
¿hay alguien que comprenda,
por qué multiplicarse,
por qué poblar la tierra?


Al frente de mi grupo
tranquilo meditaba,
mas dí la media vuelta:
la clase ya empezaba;
y al joven auditorio
le hablé de esta manera:
¿qué dice el repertorio,
qué formas hay de prueba?

etiquetas: heptasilabo
3
2comentarios 62 lecturas versoclasico karma: 46
#1   Un aplauso y un sombrero que me quito {0x1f3a9} .
Saludos amistosos.
votos: 0    karma: 14
#2   Muy agradecido, por tus palabras y tus lecturas, bonito día.
votos: 0    karma: 13