Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

«Confesiones a una musa»

Hay fríos en mis versos
porque el calor de mis manos,
un día,
con el amor se marchó.

Hace mucho,
por quererme libre
a la mujer que amo
dejé partir;
y desde ese día...
me siento su esclavo.

Jamás he temido
ni a la oscuridad
ni a los hombres
pero me deshago en miedo
al pensar en su olvido.

Le verso día y noche...
¡para no morir!
Mis raíces me impiden
correr hacia ella;
sus alas le niegan
quedarse conmigo.

Le escribo poemas
que muchos leen.
Le lloro en silencio
sin que nadie lo sepa.

En las tardes,
cuando el sol cae
y el crepúsculo
al horizonte abraza...
recuerdo de ella,
sus intensos besos.

Quiero confesar
que, por olvidar sus ojos,
en otros mares he navegado;
pero es mi puerto,
que su bandera iza.

Hay en mi armónica,
partituras de ella,
que cuando las toco;
los cielos lloran.

Tal vez algún día
la llegue a olvidar.
Tal vez algún día
me llegue a olvidar.
Ya que la distancia
al amor no conoce.
Será el tiempo…
el que verse el final.

@Oskr Diaz
15
3comentarios 99 lecturas versolibre karma: 97
#1   Hermoso y triste poema, saludos
votos: 2    karma: 23
#2   Añoranza y sentimiento a partes iguales. Y acabamos con un puntito de resignación, qué se le va a hacer si sus alas la hacen alejarse... pero los dos últimos versos me han gustado mucho. Buen poema! :-)
votos: 2    karma: 25
#3   Totalmente hermoso
Saludos y abrazos
votos: 1    karma: 23