Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Confundida

Una mujer risueña,
su mirada lo decía todo
la calidad de su risa hacía
que la adoraras, incluso
antes de haberla conocido.
Te atrapaba, te seducía,
con una mirada y su bella sonrisa.
Pero un día, todo desapareció,
aquel ingenuo corazón
quedó destrozado por lo que ocurrió.
Mujer dañada por un individuo
que entró en su vida
por la puerta de atrás.
Ella que estaba segura
de poseerlo todo, familia, trabajo, amor,
no era una gran vida, pero
era feliz, era su existencia.
El amor estaba asentado en su corazón,
no fue ese el hombre dañino.
Apareció donde menos lo esperaba,
su lugar de trabajo fue el destino maldito.
Muchos años habían transcurrido
sacrificios, renuncia, hacer de todo
hasta llegar al puesto elegido.
Un nuevo jefe, aparentemente anodino
tímido, si bien con el tiempo
descubriría su auténtico temperamento,
un lobo con piel de cordero.
Pero para entonces ya era tarde,
tres años de sufrimiento,
de malos modos,
de encantador de serpientes
a diablo echando fuego,
pero qué podía hacer ella
más que aguantar lo que venía.
Y resistió tres años
hasta que su cuerpo no aguantó más,
tras las señales de alarma
una baja por enfermedad
descubrió la auténtica verdad.
Un ataque de pánico al verle
hizo que buscara ayuda,
no comprendía el miedo que sentía,
y el resultado fue inesperado
acoso moral le diagnosticaron.
El mal de nuestros tiempos,
el mobbing qué tan común se está haciendo.
¿Pero por qué a ella se preguntaba
una y otra vez?.
Luego supo que no había sido la primera
y que tampoco sería la última
un narcisista perverso
ese era su perfil, tirano, egocéntrico,
llevaba años practicando
destruyendo a toda mujer
que tuviera a su lado
daba igual quien fuera, su esposa,
una estudiante, una secretaria
o una becaria.
Al final todo se arregló, no perdió su trabajo
a pesar de sus tentativas para despedirla
no podía permitir que se descubriera
su auténtica personalidad.
Un caso único,
el jefe obligado a marcharse
ante la perspectiva de un escándalo
porque ella era conocida
por su entrega en el trabajo.
Pero tras su marcha
quedó un río revuelto
aguas turbulentas
que impiden que ella prospere.
Aunque sabe que algún día
saldrá adelante, siempre lo ha hecho
ahora queda la resaca
un corazón destrozado
un cerebro dañado,
necesita toda la ayuda
que puedan darle sus allegados.
No sabe cuándo recuperará la sonrisa,
la alegría que era su vida,
esta poetisa espera que eso ocurra pronto
y pueda volver a ver
la mirada alegre en sus mieles pupilas.
2
sin comentarios 19 lecturas versolibre karma: 28