Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Cortesía, deferencia

¡Qué bonito es el amor,
he visto a una pareja besarse!
Intercalo esta impresión,
usando interjección,
no hallo mejor modo de expresarme

A comprar el pan de cada día,
a la tahona del barrio me he acercado,
la panadera es caucásica, atractiva, seria y formal,
hace poco tiempo que ha llegado,
rubia auténtica, no está mal

Su esposo, argentino, porteño, parlante.
que también es casual,
me recuerda a un cantante,
Don Facundo Cabral

En un impulsivo arranque,
ella se ha dirigido hacia él,
breve secuencia, beso impactante,
imposible capturar ese instante

Mientras inclinados apoyaban sus frentes,
entrelazaban con ternura las manos,
yo intuía que milímetro a milímetro, América y Europa,
sus placas tectónicas, terminarían friccionando .

La ocasión de escribir era buena,
no es la primera vez,
que apoyado en una barra,
me sorprendo esbozando un poema,

Tres croissants de oferta, uno ochenta,
contemplando a esa pareja extasiado,
dos baguettes integrales, francesas,
y hasta manzanilla con sacarina he tomado.

Con amabilidad,
me han atendido los dos,
en principio a la infusión,
sonriente y muy gentil,
Don Carlos Gardel me ha invitado

Y Yúrievna Sharákova, al salir
la acristalada puerta a abrir,
con cortesía me ha ayudado.
y un guiño cómplice y feliz,
sin más pedir me ha dedicado.

etiquetas: pan, ternura, amor, capacidad de asombro
11
11comentarios 97 lecturas versolibre karma: 90