Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Decepción

Sufro, por no tener arrojo.
Porque con un envite no rompo,
de esta carne débil las cadenas
que me coartan la existencia.

Y con mis brazos mover glaciares,
formar con mis manos dos cuencos,
cazos, para vaciar lagos y mares.
Apagar con mis soplos los incendios.

Dominar esos corceles de fuego,
caballos de las guerras con furias.
Curar cada herida con mis besos
convirtiendo en amor cada locura.

Sufro, y lloro insatisfecho,
por querer parar cada injusticia
y pasarme los días durmiendo,
en el cómodo sofá de cada excusa.

Se puede hacer algo al respecto,
pero estoy harto de tanta abulia
de no ser malo de verdad, ni bueno.
44
8comentarios 351 lecturas versolibre karma: 160
#1   Una gran reflexión colega, es un gran detalle y se siente mucho realismo y gran inspiración
votos: 1    karma: 40
#2   #1 Muchísimas gracias
Recibe mi más cordial saludo
votos: 1    karma: 40
#3   Una vez más compruebo que anda suelto un genio.
votos: 1    karma: 40
 *   --12686--
#4   #3 Muchísimas gracias
votos: 0    karma: 20
#5   Excelente poema, son bellísimos tus versos y llenos de sentido
votos: 1    karma: 30
#6   #5 Muchísimas gracias
Saludos
votos: 1    karma: 28
#7   Todos tenemos una especie de dualidad, no somos ni malos ni buenos del todo, Ussegb...pero te aseguro que es mil veces mejor que la bondad aflore más en nuestras almas, pues eso nos llevará hacia la luz de Dios algún día. Un saludo cordial. Ingrid Zetterberg
votos: 1    karma: 26
#8   #7 Gracias por el comentario.
votos: 0    karma: 20