Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Declaración

Yo no quiero que mi hijo se haga poeta ni cantor del pueblo,
porque los poderosos le temen a la palabra encendida
y a la canción que denuncia los abusos y la opresión,
y su temor fabrica deshonras o se monta en una moto y mata.
Yo quiero para mi hijo una vida sin complicaciones,
como la que tiene ese hombre del medio que no conoce la pena.
Pero me temo que ese hijo mío, hecho de mi sangre y de mi piel,
aunque no viva en los extramuros de la sociedad,
no podrá dejar de tomar la mano del hombre pobre,
para armarlo de razones y llevarlo allá, a la casa grande,
donde mora el que acumula los sueños truncos de los demás.
y decirle a todos los que quieran escucharle su decir,
que la tierra no será más un lugar ajeno para los desposeídos
ni casa de acogida para el que se empeña en sobrevivir,
y que el sol alumbra fuerte su camino hacia la liberación.
Con versos que habrán de levantar el polvo del camino,
o cantándole a la Luna, cuando se cuelga en la noche oscura,
tiñendo de plata la ilusión de los que anhelan la felicidad.
Y todo su empeño puesto en palabras que trasunten humanidad,
para buscar el sueño imposible, aunque antes de ello
se caiga de la nube en la que viaja, y se entere
que la poesía no basta para cambiar la realidad, y
que un canto acompaña a la batalla, pero jamás
un verso puede tomar el lugar de una bala de cañón…
(Aunque hay palabras que han llevado a los pueblos a la guerra
y hay guerras que olvidaron que todo comenzó con una palabra).
19
7comentarios 102 lecturas versolibre karma: 105
#1   Un canto que encierra dolor y miedo, pero al mismo tiempo alberga orgullo y esperanza.

Hermoso trabajo.
votos: 1    karma: 22
#2   Mis respetos por su obra es un poema recomendado para leer un abrazo compañero
votos: 1    karma: 28
#3   Excelente!!! Saludos.
votos: 1    karma: 28
#4   Precioso poema. Cuanta verdad en cada palabra {0x2764}
votos: 1    karma: 27
Ann Ann
#5   Hermosa declaración. La poesía, por sí sola, no puede cambiar la realidad...pero sí puede luchar contra ella, abriendo las mentes y los ojos de los que no ven ni saben. El poder de la palabra es grande, no podemos callarnos...
Estos versos son de Gabriel Celaya:
"Maldigo la poesía concebida como un lujo
cultural por los neutrales
que, lavándose las manos, se desentienden y evaden.
Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse.
Hago mías las faltas. Siento en mí a cuantos sufren
y canto respirando.
Canto, y canto, y cantando más allá de mis penas
personales, me ensancho..." (de su poema "La poesía es un arma cargada de futuro")
Un saludo cordial, compañero.
votos: 1    karma: 28
#6   Grande, hermano.

Excelentes versos: "Aunque hay palabras que han llevado a los pueblos a la guerra
y hay guerras que olvidaron que todo comenzó con una palabra".

Arriba con tu poesía.
votos: 1    karma: 22
#7   Muy agradecido y emocionado por sus palabras, son un gran estímulo.
votos: 1    karma: 36