Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Mi Diario: El Telar de los Recuerdos

*

La luz del plenilunio, testigo mudo de mi tierna infancia.

No fue ajeno al intelecto de aquellos días, ni a mis inquietas manos, el ramillete de luceros que florecieron en mi sendero. La luna plateada de inigualables rayos que del firmamento bañó la tierra, y el aire tibio y sereno.

La fuente cristalina con olor a hierbabuena, que inmisericorde reflejaba la conmiseración humana. El velo traslúcido traspasado por hermosas mariposas, y los caballitos de mar de un azul intenso, que en extraño zigzag, ondeaban de la tierra al cielo y del cielo a la tierra.

En aquél mundo mágico y fascinante, jamás faltó Micifuz, el hermoso gato blanco y su cascabel de cristal, la Mirla encantada, revoloteando airosa, llena de luz de luna, de amor fraterno, Rosendo, el caracol mágico y diminuto, y por supuesto, Filipo, el osito gris, que en aras de conjurar contrariedades y sufrimientos, musitaba a mi oído, la hora de regreso,

Estado del alma tierno y mágico que aún permanece incólume. La sombra de recuerdos difusos y trastocados por el lento transcurrir de las horas, no han hecho mella en el sagrado telar de mis recuerdos.

En las noches de plenilunio, aun veo descender del hilo fluorescente de las estrellas, la preciosa Mirla encantada, y oigo cerca de mi ventana, su hermoso y melodioso canto.



¡Catarsis del alma!
¡Efluvio de vida!



Merodeando en círculos extraños y ascendentes, levanta su vuelo a la magna belleza del sempiterno, dejando sobre mis pechos, perfumados lirios.

La luna rosa que incursiona en mis aposentos en la mitad de la noche, reflejándose en el espejo cóncavo de mi alma ignota, observa taciturna y silenciosa gratificante panorama.


Y sin más, tomando del tintero del escritorio mi mágico pincel, pinta de rojo intenso el azul de sus labios pálidos, y entorcha uno a uno sus largos y delicados cabellos.



Tierra de mi alma
Que de aromas se hizo verso

¡Sed del corazón!
¡Pócima divina!

Déjame tocar
El cielo

Déjame palpar
Su sombra



*Imagen: Créditos a su autor.
Luz Marina Méndez Carrillo/24062020/ Derechos de autor reservados.

etiquetas: magia
3
2comentarios 53 lecturas prosapoetica karma: 36
#1   Preciosa historia llenó de belleza y encantó
votos: 0    karma: 20
#2   #1 Gracias Agustín por su constancia y apoyo. Veo que éste portal murió. Saludos.
votos: 0    karma: 9