Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Doce números

Son horas de tedio y soledad entre la gente. Mil personas esperan sinmigo una esperación pausada, que acumula rabias y le roba horas a la vida sin algo a cambio que valga el más mínimo de los respiros.

Hay sillas, todas ocupadas. Faltan doce números de a quince minutos o más, cada uno, para llegar al mío. Lxs demás lo toman con calma (no yo...), no vale la pena otra cosa en la mente mientras exista la pequeña hendija para una satisfacción menos que mediocre.

Y sigo haciendo letras sobre mi libreta pequeña; son como culebritas venenosas nacidas de mis dedos. Huele a conversación sin café, ni cigarros, ni teléfonos tontos, ni brisa, ni sol... ni cómoda. Luces blancas en un ambiente cargado, niñxs que callan.

Faltan todavía once malditos números para llegar al mío...
7
6comentarios 75 lecturas prosapoetica karma: 81
#1   Siempre hay poesía en todas partes... hasta brotando del hastío y los enojos ! Muy bueno.
Felicitaciones por el lenguaje inclusivo de tus versos !
votos: 1    karma: 33
#4   #1 Es verdad. Hastío, enojo: poemas. Alegrías, tristezas: poemas. Tedio: poemas. Dolor, felicidad, alivio: poemas... y así sucesivamente.

Muchas gracias por venir. Y sí, lxs poetas tenemos el deber de contribuir a hacer del mundo un lugar donde todxs estemos incluidxs por igual. Gracias por notarlo y apoyarlo.
votos: 1    karma: 32
#2   Mientras tengamos esa libreta en la mano todo irá bien. Nunca estaremos tan solos y la espera será un poco menos espera.
Me encantó lo de "mil personas esperan sinmigo una esperación pausada".
Al final, ves, César? Salió algo bueno de esos doce números que faltaban para llegar al tuyo.
Genial!
votos: 1    karma: 40
#5   #2 Es que era exactamente así... esperaban sinmigo, sinsigo, ausentes de esta tierra. Y sí que era una esperación (que es cuando te obligan a esperar) hecha ella misma pausa, impersonalidad, tecnogonía, tecno-agonía también. De mil amores habría jugado con lxs niñxs presentes una partida de monopolio o de damas chinas. Con lxs grandes no sé, demasiado cartón y corsé amarrando sus mentes. Y la señorita de detrás del vidrio tan derechita ella, tan maniquí, robot, persona devaluada a…   » ver todo el comentario
votos: 0    karma: 20
#3   Cuando pasen los once numeros tendrás tu número y una libreta llena de culebrillas hermosas.
votos: 1    karma: 34
#6   #3 Jajajajaj, se parecían a las de los cómics impresos cuando los personajes se enojan. Pero gracias por ser condescendiente con ellas. Un saludo cordial para ti, Daniella con ll.
votos: 1    karma: 35