Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

El vuelo herido

Observo el suicidio
de la bandada errante
de gaviotas inquietas
ante mi ventana.

El mar las ha traído
vomitando saña,
con aspavientos quebrados,
para que yo rescate su llanto
de guturales sonidos
que me sobrecoge.

Ya se alejan.
Tornan al océano,
tan amado, tan odiado,
para redimir sus alas rotas,
y posarse en la bravura
del cielo ceniciento sobre el oleaje.

etiquetas: gaviotas, vuelo, mar
14
9comentarios 63 lecturas versolibre karma: 100
#1   Hermoso poema, con la mar como fondo. Un placer leerle.
votos: 1    karma: 36
#2   #1 Muchas gracias, Lucía. Un abrazo.
votos: 0    karma: 16
#3   ¡Es una belleza!
votos: 1    karma: 37
#6   #3 Muchas gracias. Abrazos.
votos: 0    karma: 17
#4   Me gustó mucho, María José. El mar amado y odiado...
votos: 1    karma: 32
#5   #4 Muchas gracias. Un abrazo.
votos: 0    karma: 17
#7   Qué hermoso poema!!! Parece que las estoy escuchando graznar... dan miedo las gaviotas!
Un abrazo, querida poeta!
votos: 1    karma: 37
#8   #7 Gracias, María. Si quieres escucharlas graznar mira la versión en vídeo que he hecho, en Facebook. Grabé a las gaviotas delante de mi ventana...
votos: 1    karma: 37
#9   #8 Siempre me han parecido inquietantes cuando las observo en la playa...
Ahora lo voy a ver...
votos: 1    karma: 37