Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

El éxtasis del ridículo (o la crítica esdrújula)

Soy contemporáneo de una época
rica en célebres déficits,
insípidos ídolos,
cólera poética
e hígados cirróticos.

Cálculo en las vísceras
este diabólico período
próspero en cárceles,
teléfonos móviles
y héroes erráticos.

Cráneos del jurásico
como género modélico
y bárbaros histéricos
como bálanos eléctricos;
es el éxtasis del ridículo.

Ganaron las fábricas inhóspitas,
los códigos fácticos,
los antipáticos cómicos
y la genética misógina.

Vencieron los cánceres de esófago,
los estériles atléticos,
las diabéticas metáforas
y los alérgicos a lo auténtico.

Triunfaron las cópulas inalámbricas,
la física sin química,
los clásicos sin micrófono
y los caóticos crónicos.

Es el éxtasis del ridículo.

Soy contemporáneo de una época
rica en mórbidas imágenes,
pacíficos bélicos,
lágrimas sintéticas
y brújulas sin ártico.

Ángulo cóncavo
este gráfico de la década
próspero en crítica,
cómodos líderes
y cínica política.

Lo extrínseco a la cáscara
como límite, cúspide
y los típicos tópicos
como sólidas máximas;
es el éxtasis del ridículo.

Ganaron los médicos hipocondríacos,
las búsquedas frívolas,
el vértigo ortográfico
y los dentífricos sin éxito.

Vencieron las soporíferas dialécticas,
los autócratas de fábula,
los ávaros filántropos
y los vehículos fantásticos.

Triunfaron las clínicas estéticas,
la ética anoréxica,
los catedráticos neófitos
y la música diarréica.

Es el éxtasis del ridículo.

Soy contemporáneo de una época
rica en póstumos panegíricos,
periódicos hipócritas,
tentáculos económicos
y pólvora informática.

Película tragicómica
esta crónica patética
próspera en estadísticas,
tétricos retóricos
y monótonos sábados.

Oráculos catódicos
como simpáticos psicópatas,
y decrépitos prostáticos
como esperpénticos playboys;
es el éxtasis del rídiculo.

Ganaron los estúpidos estrépitos,
los lúgubres propósitos,
los demócratas de plástico
y los discípulos del desánimo.

Vencieron los créditos escuálidos,
la gramática equívoca,
los católicos heréticos
y la mísera lírica.

Triunfaron las matemáticas erróneas,
los alcohólicos anónimos,
los cónyuges apáticos
y el pánico a lo artístico.

Es el éxtasis del ridículo.

Es el éxtasis del ridículo.

Es el éxtasis del ridículo.

O la crítica esdrújula.
18
10comentarios 150 lecturas versolibre karma: 97
#1   Buenísimo, originalísimo y esdrújulo poema. Me ha encantado. Gran trabajo.
Saludos.
votos: 1    karma: 38
#2   Un placer tenerte por aquí, Horten.
votos: 0    karma: 18
#3   Tu poema es una pasada David, Fantástico, mayúsculo, esdrújulo diría yo.
votos: 1    karma: 40
#7   #3
Por si faltaba alguna esdrújula, jajaja... Un saludo, Caganios.
votos: 1    karma: 40
#4   Qué bueno David. Una buena especificación de la actualidad decadente que pisamos. Me ha gustado mucho compañero. Pura pólvora.
votos: 1    karma: 38
#5   Fantástico

Aunque no es el primero, si es quizás uno de muy pocos poemas que he visto entre las redes con el uso enfático de esdfrújulas, en forma natural y fluída.

Pero este, por mucho, es el más rico en lenguaje, vocabulario, creatividad, extensión, contenido, mensaje, coherencia, significado y demás

Aplausos enfáticos !! :-)
votos: 1    karma: 40
 *   AljndroPoetry AljndroPoetry
#10   #5
Sin palabras me dejas, Aljndro. Muchísimas gracias por tomarte unos minutos.
votos: 1    karma: 40
#6   Fantástico... espléndida crítica!
Un poema auténtico!
votos: 1    karma: 38
#9   #6
Gracias, Galilea. Un abrazo.
votos: 1    karma: 38
#8   # 4
Un placer poder contar con tu opinión, ARheinn.
votos: 0    karma: 20
comentarios cerrados